Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Octubre 2014
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    26 27 28 29 30 31  
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • health insurance utah en CSIC en crisis
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe
  • (A.R.O.) en El espíritu del capitalismo

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    La ciencia canaria se moviliza

    Ya reseñamos en este blog, en días pasados, que estaba circulando por la comunidad científica canaria una carta a la opinión pública acerca del "caso Meléndez".

    Hoy ha salido publicada en La Opinión de Tenerife una "versión periodística" de dicha carta seguida por algo más de 50 firmas, entre las que destacan miembros importantes de la comunidad científica, especialmente de las áreas de ciencias médicas y biológicas.

    Dado el "recorte periodístico" que ha sufrido el Comunicado a la opinión pública de la comunidad científica canaria, a continuación lo reproducimos en su totalidad así como las firmas que lo respaldan. Es la primera vez que una parte tan importante de los científicos canarios se posicionan públicamente para pedir a la opinión pública y a las autoridades prudencia sobre las prácticas de Meléndez y para transmitir la preocupación por los efectos sobre la salud de sus “descubrimientos”.

    Ya no son unos pocos “ignorantes” y “envidiosos”, como tildaba Meléndez a sus críticos hace unos meses en los medios de comunicación, los que tienen serias dudas sobre las teorías y actividades de este profesor. Toca ahora a las autoridades tomar en consideración este comunicado y actuar o seguir como si nada sucediese.


    Comunicado a la opinión pública

    Los abajo firmantes, investigadores y miembros de la comunidad universitaria y científica de Canarias, deseamos manifestarnos públicamente sobre el presunto descubrimiento realizado por el Profesor Enrique Meléndez Hevia.

    La prudencia aconseja no emitir ninguna opinión hasta disponer de información suficiente para ello. Pero las continuas apariciones en los medios de comunicación del Prof. Meléndez hacen necesaria la exposición pública de nuestra postura sobre este tema.

    Hay testimonios privados de personas que afirman que tras seguir las indicaciones del Prof. Meléndez han conseguido adelgazar significativamente, y han notado mejorías, muy notables incluso, en diversos problemas de salud que padecían previamente. No dudamos de su testimonio, y les felicitamos sinceramente por su mejora.

    Pero si se trata de evaluar las posibles aportaciones científicas del Prof. Meléndez los testimonios individuales no son suficientes. Para esa valoración hacen falta datos que debe proporcionar él mismo, lo que hasta ahora no ha hecho. Parece ser que el tratamiento consiste en una dieta estricta, carente de hidratos de carbono y acompañada de unos productos secretos, los “factores” 1 y 2.

    ¿Qué se puede afirmar de este tratamiento? Desde luego, cualquier persona que siga escrupulosamente una dieta estricta, con o sin productos secretos, adelgaza. Y es bien conocido que la pérdida del exceso de peso se traduce en la mejoría de múltiples problemas de salud, incluyendo los problemas asociados a diabetes tipo II. Por consiguiente, hasta aquí no hay absolutamente nada nuevo. El problema reside en valorar si esta dieta específica, con la adición de los antedichos factores, supone una mejora significativa sobre las dietas existentes y permite la curación del amplio abanico de problemas que, según el Prof. Meléndez, soluciona.

    Para poder creer las afirmaciones del Prof. Meléndez es preciso saber la duración y características de la dieta, el número de personas tratadas para cada problema concreto, los criterios de evaluación seguidos para valorar el éxito o el fracaso del tratamiento y los controles experimentales empleados, como mínimo. Se necesitan conocer esas “matemáticas del metabolismo” descubiertas en 2001 y que, cuatro años más tarde siguen sin ser conocidas y valoradas por la comunidad científica.

    En resumen, para evaluar si nos encontramos ante un descubrimiento científico sin precedentes o ante una trivialidad peligrosa es absolutamente preciso disponer de información, que el Prof. Meléndez se niega a presentar amparándose en que está patentando su descubrimiento. Pero esa excusa no es admisible. El Prof. Meléndez debe explicar qué es lo que está tratando de patentar y tiene que demostrar que lo está haciendo. No puede patentar la base teórica de su tratamiento, no puede patentar –él mismo lo reconoce- los “productos secretos” y no tiene sentido patentar una dieta. En resumen, no puede amparase en la excusa de una patente para evitar dar información, previa al menos, que permita saber qué es lo que está haciendo, y con qué resultados, y que permita juzgar los riesgos a que está sometiendo a las personas que en él confían.

    Porque mientras sigue sin ser posible la evaluación objetiva de los beneficios y riesgos del tratamiento del Prof. Meléndez, muchas personas se han sometido, bien que voluntariamente, al mismo. La relevancia social de este asunto y las posibles complicaciones que pueden derivarse de un tratamiento ni aprobado ni controlado por autoridad sanitaria alguna, al menos que se sepa, hacen urgente que se aclare su naturaleza. No es admisible que el año 2005 existan en Canarias 7000 cobayas humanos sometidos al arbitrio descontrolado de una persona. Este no es un problema académico o científico; se trata de la salud de un colectivo importante que puede estar poniéndose en riesgo innecesario.

    Por otra parte, es necesario informar a la opinión pública que el desarrollo de un proyecto de investigación en humanos, que implique la administración de sustancias o tratamientos para una dolencia determinada, lo que se define como un "ensayo clínico", debe seguir los principios de la Declaración de Helsinki, actualizada en el año 2002. Los principios básicos de esta declaración implican la consideración, discusión y seguimiento de los proyectos por parte de un Comité independiente del investigador. En España, esta labor la realizan los Comités de Ética e Investigación Clínica, también existentes en nuestra Comunidad Autónoma, y que actúan como garantes de la buena práctica investigadora, evaluando la pertinencia del ensayo, los posibles riesgos y beneficios y controlando la adecuación de los equipos investigadores y de las instalaciones así como el reclutamiento de sujetos de experimentación. Que sepamos, la investigación que lleva a cabo el Dr. Meléndez sobre seres humanos no cumple este requisito y no ha sido sometida a evaluación alguna por parte de un Comité de estas características. Y eso, en España, es ilegal.

    Mientras tanto, solo podemos recomendar la máxima precaución a sus posibles pacientes. Recordemos que tanto el Dr. Meléndez Hevia como su hijo el Dr. Meléndez Morales son biólogos y que no están capacitados ni legalmente ni por su formación académica o profesional para realizar las actividades específicas de médicos o de farmacéuticos.

    Por ello, exhortamos al profesor Meléndez a que exponga públicamente todos sus datos ante la comunidad científica, sin parapetarse en excusas insostenibles, con la seguridad de que serán valorados con rigor y seriedad. En caso contrario, difícilmente puede el Dr. Meléndez esperar de sus colegas más que escepticismo ante sus afirmaciones y una profunda preocupación ante las consecuencias de su comportamiento.

    Lista de firmantes:

    Dr. José M. Siverio Expósito
    Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular. Facultad de Química, ULL
    Secretario del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias
    Representante en Canarias de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular

    Dr. Jesús Villar Hernández
    Director del Instituto Canario de Investigaciones Biomédicas

    Dr. Armando Torres Ramírez, Catedrático de Medicina Interna, Facultad de Medicina, ULL
    Director de la Unidad de Investigación del Hospital Universitario de Canarias

    Dr. Enrique Quintero Carrión.
    Catedrático de Medicina Interna, Facultad de Medicina, ULL.
    Jefe del Servicio de Gastroenterología. Hospital Universitario de Canarias

    Dr. Rafael Alonso Solís
    Catedrático de Fisiología, Facultad de Medicina ULL
    Presidente de la Sociedad Española de Ciencias Fisiológicas

    Dr. Víctor García Nieto
    Nefrólogo pediátrico del Hospital Nuestra señora de Candelaria
    Presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría (Santa Cruz de Tenerife)


    Dr. Pablo Martín Vasallo
    Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, Facultad de Medicina, ULL.

    Dra. Teresa González de la Fe
    Catedrática de Sociología, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, ULL
    Directora del Instituto Universitario de Ciencias Políticas y Sociales

    Dra. Pilar Badía Cubas
    Profesora Titular de Biología Animal, Facultad de Biología, ULL.
    Decana de la Facultad de Biología

    Dr. Francisco Javier Corzo Varillas
    Profesor Titular de Bioquímica y Biología Molecular
    Director del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la ULL

    Dra. Dulce Mª González Doreste
    Catedrática de Filología Francesa Departamento de Filología Francesa y Románica de la ULL

    Dr. Luis Rodríguez Domínguez

    Catedrático de Microbiología. Dpto. de Microbiología y Biología Celular. Facultad de Farmacia, ULL

    Dr. Manuel de Vega Rodríguez
    Catedrático de Psicología Básica. Facultad de Psicología, ULL

    Dr. Manuel Mas Garcia
    Catedrático de Fisiología, Facultad de Medicina, ULL

    Dr. Teodoro Roca Cortés.
    Catedrático de Astrofísica, Facultad de Física, ULL
    Investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias.

    Dr. Aldo González Brito.
    Profesor Titular de Fisiología, Facultad de Medicina, ULL

    Dra. Ana Bolaños
    Profesora Titular de Biología Animal. Facultad de Biología, ULL

    Dr. Basilio Ruiz Cobo
    Profesor Titular Departamento de Astrofísica, Facultad de Física, ULL
    Investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias

    Dr. Carlos Hernández Calzadilla
    Profesor Titular de Bioquímica y Biología Molecular. Facultad de Medicina, ULL.
    Adjunto del Laboratorio Central del Hospital Universitario de Canarias

    Dr. Carlos Santamaría
    Prof. Titular de Universidad Dpto. de Psicología Cognitiva, Social y Organizacional ULL

    Dr. Celedonio González Díaz
    Profesor Titular de Bioquímica y Biología Molecular. Facultad de Farmacia, ULL.
    Investigador del Instituto de Bioorgánica Antonio Gonzalez


    Dr. Eduardo Salido
    Profesor Titular de Anatomía Patológica. Facultad de Medicina, ULL
    Unidad de Investigación del Hospital Universitario de Canarias-ULL

    Dra. Elena Gámez Armas
    Profesora Titular de Universidad Dpto. Psicología Cognitiva, Social y Organizacional ULL


    Dr. Enrique Meseguer Felip
    Profesor Titular de Universidad Dpto. de Psicología Coginitiva, Social y Organizacional ULL

    Dr. Francisco Garzón López
    Profesor Titular de Universidad. Dpto. Astrofísica, Facultad de Física, ULL
    Investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias

    Dr. Félix Claverie-Martín,
    Jefe de Laboratorio de la Unidad de Investigación Hospital Universitario N.S. de Candelaria

    Dr. Fernando Pérez Hernández
    Profesor Titular de Universidad. Departamento de Astrofísica. Facultad de Física, ULL.
    Investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias

    Dra. Inés Rodríguez Hidalgo
    Profesora Contratada Dpto. Astrofísica, Facultad de Física, ULL.
    Investigadora - Instituto de Astrofísica de Canarias
    Directora del Museo de la Ciencia y el Cosmos

    Dr. Jesús M. Pérez Luis,
    Adjunto del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Canarias
    Docente colaborador del Departamento de Medicina Interna. Facultad de Medicina, ULL.

    Dr. José Miguel Díaz Gómez
    Profesor Titular del Departamento de Psicología Cognitiva Facultad de Psicología, ULL

    Dr. Juan Ignacio Márquez de la Rosa
    Médico especialista en Endocrinología y Nutrición. Hospital Universitario de Canarias.

    Dr. Julio T. Avila Marrero
    Profesor Titular de Bioquímica y Biología Molecular. Facultad de Farmacia, ULL.

    Dr. Luis Morcillo Herrera
    Profesor Titular de Endocrinología, Metabolismo y Nutrición. Dpto. de Medicina Interna, ULL

    Dr. Luis M. Vega Martín.
    Profesor Titular de Física Aplicada. Dpto. Física Fundamental y Experimental. Facultad de Física, ULL

    Dr. Mario Diaz Gonzalez
    Profesor Titular de Biología Animal. Facultad de Biología. ULL

    Dra. Marta Hernández García
    Médico especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Canarias

    Dr. Matías González Hernández
    Profesor Titular del Departamento de Análisis Económico Aplicado. ULPGC

    Dra. Milagros León Barrios
    Profesora Titular de Microbiología. Facultad de Biología, ULL.

    Dra. Nélida Brito Alayón
    Profesora Titular de Bioquímica y Biología Molecular. Facultad de Biología, ULL.
    Investigadora del Instituto de Bioorgánica Antonio Gonzalez

    Dr. Pedro Ramón Gutiérrez Hernández
    Prof. Titular de Cirugía. Facultad de Medicina, ULL.
    Médico Adjunto Vinculado al Servicio de Urología HUC

    Dra. Raquel Marín
    Investigadora Contratada del Dpto. de Fisiología, Facultad de Medicina, ULL

    Dr. Ricardo Pérez Galdona
    Profesor Titular de Microbiología. Facultad de Biología. ULL

    Dr. Tomás Gómez Soutullo
    Profesor Titular de Biología Animal. Facultad de Biología ULL

    Dra. Covadonga Rodríguez González
    Investigadora del Programa Ramón y Cajal. Departamento de Biología Animal. ULL.

    Dr. Ernesto Pereda
    Asociado Departamento de Físca Básica. Facultad de Física, ULL

    Ana M. González Ramos
    Ayudante Departamento de Sociología, ULL

    Arturo Borges Álamo,
    Ldo. en Medicina y Cirugía
    Doctorando en epidemiología ocupacional en la Unidad de Investigación de La Candelaria.

    Begoña Zamora Fortuna
    Departamento de Sociología, ULL

    Jesús Miguel Torres Jorge
    Ayudante del Departamento de Física Fundamental, Electrónica y Sistemas, ULL

    Mabel Urrutia Martínez
    Becaria de la Facultad de Psicología, ULL

    Madelon van Oostrom
    Becaria de investigación del Instituto Universitario de Ciencias Políticas y Sociales, ULL.

    Ricardo Campo Pérez
    Licenciado en Filosofía y doctorando del Departamento de Filosofia de la ULL.

    Sin pertenecer formalmente al sistema científico y sanitario de Canarias, pero apoyando este escrito como personas interesadas y concienciadas con su desarrollo científico y sanitario:

    Dr. Abraham Acevedo Arozena
    MRC Mammalian Genetics Unit Harwell, Oxfordshire, Reino Unido

    Javier Armentia
    Director del Planetario de Pamplona
    Director Ejecutivo de la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

    Abelardo Canalejo Quiles.
    Licenciado en Psicología por la ULL

    Juan A. Martínez de la Fe
    Jubilado, Las Palmas de Gran Canaria

    2005-11-02 13:49 | Categoría: Melendezgate | 23 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/34330

    Comentarios

    1
    De: Teresa Fecha: 2005-11-03 08:53

    Alfonso González Jérez, columnista de La Opinión de Tenerife, dedica su "Retiro lo escrito" de hoy al Melendezgate, con el título de Polvo, sudor y lágrimas. González Jerez, como suele, pone el dedo en la llaga: después de las firmas del escrito de ayer, con diversos catedráticos y profesores de Medicina y Biología pidiendo explicaciones y prudencia, a ver si Meléndez sigue acusandonos de envidiosos y de ignorantes.

    Las autoridades, académicas y políticas, siguen en postura de monos chinos: no ven, no oyen, no hablan...



    2
    De: Teresa Fecha: 2005-11-03 10:24

    Un error: el artículo de Jérez se llama "Polvos, sudor y lágrimas". Polvos, en plural, los de Meléndez... Perdón por el gazapo.



    3
    De: Rafi Fecha: 2005-11-03 13:16

    Bueno he estado unos días sin entrar y veo que han aparecido novedades, me alegro de que eto se este moviendo pues ya he dicho varias veces, que no sé si serán 7000 personas pero que ya es raro, no conocer a alguien que no sepa de gente de su familia o entorno que haya ido o piense ir, y me parece q el que todo esto se aclare es FUNDAMENTAL

    Conozco a algún medico de esa lista, como el Dr, Nieto que trata a mi hija en la Residencia y desde luego me parece una persona seria y que se caracteriza por querer investigar y ayudar a los pacientes, y a los demás no los conozco pero me imagino que si quieren aclarar todo esto es porque les importa la gente y las personas, y ahora ya no creo q las autoridades sigan cruzandose de brazos ante esto y me alegro de que haya unión para algo como la Salud

    No busco ni creo q nadie, linchar ni nada parecido a ese Señor pues ya he manifestado que yo incluso si todo eso se aclara y se demuestra que no pasa nada malo iría pero creo q no digo ya 7000 sino 1 de las personas q van a el se merecen saber y conocer lo que les pueda pasar
    Esto lo digo porq hay gente por aqui q se piensa q es como una cruzada en contra de Melendez y al menos q quede claro q en mi caso no lo es, solo queremos saber la VERDAD
    Gracias por la Información Teresa



    4
    De: Uso de la glicina Fecha: 2007-08-18 18:25

    http://www.grupoaulamedica.com/web/nutricion/pdf/012002/01.pdf



    5
    De: Eduardo Fecha: 2007-11-10 14:40

    Eso de usar el nombre de otro no es que esté feo, es inaceptable y el que lo hace a sabiendas, evidentemente es un impresentable.
    El CV, normalito. Mucho relleno para abultar. Lógico, ya que viene de la empresa polvesiana y con los correspondientes loas e inciensos variados.
    La situación sigue igual. Cortinas de humo y colar gato por liebre.
    Saludos cordiales




    6
    De: Moisés Díaz-Estébanez y Villavicencio Fecha: 2007-11-11 14:53

    "Con esos mimbres se jisieron

    esos canastos"

    (Popular canario)
    "Una tesis presentada en la Universidad de Granada respalda el uso de la glicina". "Este documento científico está dirigido por Enrique Meléndez-Hevia". Del texto informativo y ante el "alto valor científico" de la ex consejera de Sanidad y del ex director de Farmacia del Gobierno Autónomo canario se me ocurre señalar de ignorantes científicos a la Universidad de Granada y a la Dtra. Patricia de Paz Lugo. ¿Cómo es posible que tanto la Dtra. De Paz Lugo, como la Universidad de Granada en su departamento de Bioquímica y Biología Molecular, osaran tramitar una tesis doctoral titulada: "Estimulación de la síntesis de colágeno en cultivos celulares. Posible tratamiento de enfermedades degenerativas", fundamentada en la investigación del bioquímico y catedrático universitario, Dr. don Enrique Meléndez Hevia, cuando la Universidad de La Laguna, en la Facultad de Biología, paralizó un proyecto de tesis doctoral codirigido por el Dr. Meléndez Hevia al considerar que "no sigue el método científico"? En Granada, ¿sí utilizó el educado método científico? Me imagino que ahora, sus críticos y detractores, con el más atrás señalado documento científico con el aval de la Universidad de Granada, que valida y avala la investigación y descubrimiento de estos nutrientes realizados por el Dr. Meléndez Hevia, como decimos por estas tierras, "se quedan con el culo al aire", ¿rectificarán?

    Ante este éxito científico del Dr. Meléndez Hevia, esperamos que más pronto que tarde quede avalado científicamente también el otro descubrimiento sobre el Ácido L. Aspártico, que con tanto éxito y positivos resultados está actuando en todos los que lo utilizan, de manera muy especial y preferentemente en casos de diabetes, hipertensión y obesidad, conforme se viene contrastando en miles de usuarios, ¡si no me he equivocado miles de usuarios! Sin la menor duda, los descubrimientos del Dr. Meléndez Hevia, como decimos por aquí: "tendrán que venir de p'a fuera"; lo dicho: "Si la envidia fuera tiña, ¡todos tiñosos!".



    7
    De: TESIS DOCTORAL DE PAZ LUGO Fecha: 2007-11-11 15:02

    http://hera.ugr.es/tesisugr/16442349.pdf



    8
    De: Eduardo Fecha: 2007-11-11 15:02

    Debo felicitar al director y propietario de la empresa que tanto se menciona. Por los brillantes inicios de su carrera académica, recogida en otro mensaje.

    Veamos:
    - Tesis doctoral, en febrero de 1973.
    - Profesor Adjunto en 1974.
    - Profesor catedrático en 1975.
    - Primera tesis doctoral dirigida expuesta en 1976.
    - Publicaciones hasta 1975: TRES.

    Para quienes no sepan de la carrera docente universitaria en aquellos tiempos preconstitucionales (o dictatoriales, según se mire), debo decir que había profesores no numerarios y los que los eran mediante oposición nacional (en Madrid).

    Para ser profesores numerarios había que pasar por tres categorías: Adjunto, Agregado y Catedrático. Todas trás superar las correspondientes oposiciónes y con fama de muy difíciles.

    Conclusión a la vista del CV mostrado antes: Este señor pasó entre 1973 y 1975, de simple doctor (en Biología) a Catedrático. O sea que, ateniéndonos a los requisitos de la época, en ese lapso de tiempo realizó tres oposiciones con éxito. En su CV de entonces, había TRES publicaciones (una mas si se cuenta un texto de bachillerato), ninguna tesis dirigida.

    Debo confesar que me pasma esa impresionante trayectoría meteórica y ascendente y felicito de nuevo, aunque sea antiguo el asunto, al Sr. Meléndez por esta cadena de éxitos sin parangón.

    Saludos cordiales



    9
    De: Eduardo Fecha: 2007-11-12 12:28

    Se podría decir que se está recibiendo un alud de propaganda (spam) no solicitada por parte de la empresa nutricia, cuya web se aloja, cosas de la vida, nada menos que Samoa. Incluso diría que estan copiando toda la página en este blog, lo que es excesivo.

    Pero todo sigue igual. Un señor dedicado a la medicina sin ser médico.

    Saludos cordiales



    10
    De: Anónimo Fecha: 2007-11-12 15:19

    Actualmente se están registrando muchos dominios .ws utilizándolo como siglas de WebSite.
    Es una alternativa cuando los .com .net .info .es y .org ya están registrados



    11
    De: Anónimo Fecha: 2007-11-12 17:24

    ¿Este Eduardo no será el mismo que figura en la "LISTA DE FIRMANTES"...?

    ¡¡Pues también se ha lucido!!
    A ver cuando pide humildemente perdón.
    Es cómico. Ahora el problema es que su Web está registrada en Samoa.



    12
    De: Teresa Fecha: 2007-11-12 18:19

    ¡Vaya! En cuanto me despisto se llena esto de spam polvífero...
    Voy a borrar el "impresionante" C.V. de Meléndez, así como otros mensajes colgados estos días que no añaden nada. Ya he dicho miles de veces que este blog no hace publicidad.
    Respecto a la tesis de Granada, eso ni prueba ni desmiente nada. A ver cuándo don Enrique nos sorprende con un artículo en Nature, que es lo que aquí se le lleva pidiendo desde hace años: publicaciones en revistas científicas.



    13
    De: Anónimo Fecha: 2007-11-12 18:26

    ¡¡VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN!!



    14
    De: Eduardo Fecha: 2007-11-12 19:06

    Libertad de expresión, si, pero... se ha estado copiando literalmente páginas completas de otra web que exhibe bien clarito el copyright de contenidos. No es correcto volcar una página en otra sin las autorizaciones correspondientes. Peor aún si se emplea como propaganda no solicitada o sea spam, algo de lo que saben mucho en la cofradía polvesiana. Eso no es libertad de expresión, eso es plagio e incluso delito y yendo mas lejos, revela una incapacidad de escribir algo congruente y propio que espanta.

    Como esa gente solo sabe copiar y pegar, pero no leer y comprender, repito lo que he escrito la tira de veces: el día en que la comunidad científica internacional acepte esos usos curativos de los polvos y se acepten en terapias, amén de ser publicadas tales cosas en revistas de máximo nivel (Nature o Science, como dice Teresa) seré de los primeros en felicitar a Meléndez. Así de claro. Pero eso de experimentar con personas tratamientos no estudiados con los protocolos habituales y saltándose normas a granel, no me parece aceptable.

    Saludos cordiales



    15
    De: Para que Teresa lo censure. Fecha: 2007-11-13 00:01

    Para que Teresa lo censure.

    Y hablan de la censura de Franco...



    16
    De: Eduardo Fecha: 2007-11-13 00:42

    Mejor no hablemos de Franco y mucho menos de su esposa Carmen Polo. Mejor tampoco hablamos de hechos prodigiosos que ocurrían antaño. Porque acontecieron muchas maravillas poco narradas en aquella corte de los milagros y en sus aledaños.

    Teresa, también puedes borrar este mensaje un tanto críptico, no lo consideraré censura. Aunque tiene que ver con lo que estamos hablando.

    Saludos cordiales



    17
    De: Teresa Fecha: 2007-11-13 09:47

    Para llevar la contraria no voy a borrar nada, porque aunque el "amigo" del comentario 15 pone el enlace a la empresa ocultando su anonimato, al menos se contiene y no pega los contenidos de su web.

    Y para censuras, la de El Día, principal medio de publicación del eminente. No sé si don Pepito toma también los polvos y sus desbarres actuales con el cubillismo serán efectos secundarios...

    Para maravillas de la corte franquista, la del brazo de santa Teresa y el caudillo. Quizás de haber existido los polvos, aún tendríamos dictadura... ;-))



    18
    De: Anónimo Fecha: 2007-11-13 12:32

    Pues algunos hubo, pues descendencia "habere".



    19
    De: anonimo Fecha: 2007-11-14 00:31

    sesgando lo que no nos interesa, aqui la teresa. oye por que no sesgaste los articulos d la opinion, tan integros ellos



    20
    De: Eduardo Fecha: 2007-11-14 00:41

    ¿Te dan vergüenza o no te convienen?



    21
    De: Teresa Fecha: 2007-11-14 11:12

    Parece que la campaña de spam polvífero y metabólico ha afectado también a otros blogs de esta casa. Debe ser que el mayor negocio de la historia no da para publicidad...

    En fin, a ver si se calman un poco.



    22
    De: Eduardo Fecha: 2007-11-14 21:09

    Buzoneo, spam, copia-pega, direcciones camufladas con los nicks, propaganda engañosa, engaños, medias verdades o medias mentiras, mentiras patentes, disparates, falsedades, interpretaciones a su aire de cualquier cosa que se escriba, analfabetismo científico, incapacidad de diálogo, repetición obsesiva de mensajes, volcado de una web en este foro... Una lista larga pero no completa.
    Si este es el modo de comunicación u oficina de prensa con que cuenta el eminente, apaga y vámonos. Si van por libre, lo están haciendo genial para cubrirlo de ridículo y apaga y vámonos también.
    Desesperados deben andar cuando permiten estas cosas. Claro, las modas pasan, son efímeras.
    Este espectáculo se vuelve mas deplorable y penoso con el paso del tiempo.
    Saludos cordiales




    23
    De: Teresa Fecha: 2007-11-15 11:09

    Se acabó la propaganda, señores y señoras de Nutrimediterránea S.L. y/o I.M.C. S.L. A dar la lata en otro sitio. Por ejemplo, en la revista más impresentable en temas de salud, campeona de las pseudomedicinas y asesorada por el eminente.



    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia