Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Abril 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Phoenix canariensis

    Hay un bicho, llamado ´picudo rojo´, que ataca a la palmera canaria y que no tiene remedio conocido. Hace tiempo que se detectó su presencia en las islas, procedente de la importación de palmeras ya afectadas por él. Se dió la voz de alarma, se hicieron estudios, pero no pasó nada. Hoy, cuando la cosa es mucho más grave, ha salido un decreto por el cual se prohíbe en Canarias la importación de palmeras foráneas. Parece que es tarde ya para esas medidas que tenían que haberse tomado mucho antes.




    Angel Tristán Pimienta, dedica hoy su editorial Ya se había advertido al asunto. Dice Tristán:

    Ahora la Consejería de Agricultura ha decidido prohibir las podas.... Miren por donde, uno de los consejos que desde el principio han dado los jardineros y los especialistas. La moda de la poda modelo gallo kíkere es fatal, entre otras razones porque el instrumento utilizado, el hacha o la sierra, o la hoz, lo que sea, puede servir de vehículo propagador de la infección. Los viejos lo han aconsejado desde antiguo: "sólo hay que retirar la palma seca, la amarilla". Las otras deben formar copa.

    Pues no se ha hecho. Como tampoco se ha presionado a Madrid para que prohíba determinadas importaciones, tanto de plantas y árboles como de animales. Precisamente por la singularidad del Archipiélago. Y no será por falta de advertencias: ¿cuánto hace que se está diciendo que hay que parar las adquisiciones indiscriminadas de palmeras en el exterior?, ¿cuánto hace que se ha dicho que es precisa una mayor vigilancia fitosanitaria en los muelles y aeropuertos?

    La culpa, me atrevo a predecirlo, será de los botánicos por detectar esas horribles enfermedades que destruyen nuestra cálida naturaleza y será de los biólogos por no saber qué hacer con ese demonio de “picudo rojo”. En otro sitios, como Valencia y Andalucía, hay ya cuadrillas enteras de unas cien de personas luchando contra este nefasto bicho. En Canarias, si hacemos caso a la denuncia de Ben Magec que recoge hoy Canarias 7 sólo hay 5 personas para luchar contra todas las plagas.

    Contra la plaga que suponen nuestras incompetentes autoridades ¿hay alguien luchando? ¿Hay “sinvergüencidas” disponibles?

    2006-01-04 15:19 | Categoría: Sociopatologias | 7 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/36255

    Comentarios

    1
    De: S.K.Rabajo Fecha: 2006-01-04 22:58

    Este S.K.Rabajo, que no se alimenta de palmeras sino básicamente de las aceitunas que acompañan a las birras, quiere señalar que esta es como mínimo la tercera plaga de importancia cuya presencia en Canarias se debe a la estupidez de muchas personas. Las otras son el picudo de la platanera y la polilla de la papa. En estos tres casos habría sido muy sencillo evitar la entrada del bicho; de haber entrado, si no hubiese sido por el peculiar comportamiento del indígena se habría podido controlar con facilidad. Pero cuando se mueven plantas infectadas con absoluta impunidad del norte al sur de la isla, o se importan clandestinamente papas y nadie lo controla, o cuando se escaquean plantas infectadas para evitar su destrucción pasa lo que pasa. El bicho se aclimata, y a partir de ahí es muy difícil erradicarlo.
    Una cosa que resulta increíble es la entrada del picudo de la platanera: ¿de dónde, como y porqué se importaron plátanos a Canarias, plátanos que estaban infectados por el jodío escarabajillo?.



    2
    De: Sara N'tonton Fecha: 2006-01-05 00:52

    Yo sólo me alimento de los dátiles de las palmeras, pero no tengo pico rojo, sólo es rojo mi bonito caparazón con sus lunares.
    Lo que me preocupa es que si el bicho está aclimatado y no se sabe cómo eliminarlo -al parecer sólo matando a la palmera y enterrando sus restos a mucha profundidad-, eso significa que las preciosas palmeras canarias están condenadas a muerte.
    Un pariente indeseable este picudo rojo. Pero más indeseables son las autoridades diversas que los han dejado entrar y quedarse a vivir comiéndose las palmeras. Ganas me dan de ponerme a hacer un panegírico de la identidad canaria con base en la palmera, la támbara, la miel negra, el guarapo... ¡y el palmero que sube a la palma y le dice a la palmerita asómate a la ventana para ver tu cara bonita!



    3
    De: Darwiniana Fecha: 2006-01-23 16:35

    La culpa es y será siempre de los biólogos: ¿Cómo es que no saben eliminar un minúsculo bichito?
    Tanto estudio para nada, sólo se preocupan de cosas que no se pueden aplicar a la vida real.
    La culpa no es NUNCA de los dirigentes.(http://www.ecologistasenaccion.org/article.php3?id_article=3723)
    Por desgracia nuestra querida palmera se desvanecerá aún más en el horizonte de lo que queda del bosque termófilo que alguna vez existió, y acompañará al resto de especies sustituidas por la nueva plantación autóctona: Adosadus edificus subespecie canariensis.
    P.D.:¡BIÓLOGOS AL PODER! :p



    4
    De: Cuca Rachas Fecha: 2006-01-23 22:26

    Darwiniana:

    Visto lo que quieren hacer los informáticos japoneses con mi especie, ¿quizás si mandasen los biólogos nos iría mejor? Mejor a las cucarachas, claro.
    ¿Qué harían los biólogos en el poder? ¿Mandarnos tomar los polvos del tal meléndez?

    http://www.elmundo.es/navegante/2006/01/20/esociedad/1137756398.html



    5
    De: Darwiniana Fecha: 2006-01-24 23:42

    Hombre hombre cucarachita, por lo menos un biólogo sería uno de los pocos Homo sapiens que se lo pensaría dos veces antes de ponerte la patita encima.
    Meléndez reparte los polvos como curandero que es y no como biólogo,(aunque como biólogo no tiene más conocimiento sobre medicina que el que tienes tú, mi querido artrópodo ;D).
    Los biólogos pueden alcanzar el poder y no corromperse, porque están acostumbrados al paro y la mala vida y no son codiciosos, o sino no hubieran estudiado esa carrera; por consiguiente: ¡¡BIÓLOGOS AL PODER!!



    6
    De: Cuca Rachas Fecha: 2006-01-25 00:24

    Darwiniana: si no me ponen la patita encima, no ayudan a los informáticos japoneses a ponerme el chip y no me mandan los polvos del meléndez, puede que no esté mal ese poder de los biólogos...
    Aunque, claro, si se dedican a la política ¿quién estudia los bichos? ¿quién ayuda a eliminar a los malvados picudos?



    7
    De: Darwiniana Fecha: 2006-01-25 20:07

    ¡Ahí le has dado artropodín!Tiene usted razón: cada sabio con su tema. Los biólogos a los bichos y los políticos a mentir compulsivamente ;)



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.54.2 (8b4bf2221d)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia