Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Abril 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Meléndezgate: enredos jurídicos

    Meléndez, asesorado por el ex Fiscal general del Estado, Eligio Hernández, se ha puesto fuera de la ley al parecer. Se ha creado un tremendo embrollo jurídico que sirve para que Meléndez siga llevando a cabo sus curanderiles prácticas de recetar -y vender, sobre todo vender, que de eso se trata: de hacer negocio- los polvos milagrosos para todo mal imaginable: obesidad y sobrepeso, diabetes, calvicie, impotencia, artrosis y todo lo que se quiera añadir, porque hemos visto citadas también la parálisis cerebral e incluso el autismo.

    La Consejería de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento consideran que los factores 1 y 2 de Meléndez (que aquí llamamos 'polvos' porque así se les conoce popularmente y para abreviar), están funcionando como medicamentos y no disponen de autorización para ello, por lo que son ilegales. Meléndez y su abogado dicen que son 'complementos alimentarios' que no 'curan' sino 'ayudan a mejorar' y que, por tanto, no se trata de medicinas sino de alimentos y que, como tales alimentos o suplementos alimentarios, sí están reconocidos y son legales. Por ello, no aceptan la prohibición de vender los polvos y han recurrido el expediente de la Consejería de Sanidad del que informamos aquí .

    La Ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha sido tajante en considerar que hay que ctuar con rigor, como recoge un despacho de la agencia EFE que recogen distintos periódicos: "la Agencia del Medicamento y la Alimentaria deben ser "muy exigentes" porque "cuando a algo se le atribuyen propiedades medicinales se juega con las expectativas" del ciudadano. Advirtió de que sólo "es medicamento lo que califica" como tal la Agencia nacional, y los complementos nutricionales no lo son," Por ello, a instancias de la Agencia del Medicamento, la Consejería de Sanidad ha abierto un expediente informativo donde se le insta "cautelarmente" a Meléndez a que deje de vender los polvos y ha abierto un expediente sancionador que aún no se ha resuelto, es decir, que sigue abierto. Meléndez ha dicho que nones, ha recurrido y sigue actuando como si tal cosa, amparándose en que sus polvos son complementos alimenticios tal como le dice Don Eligio que diga.

    El director general de Farmacia del Servicio Canario de Salud de la Consejería de Sanidad, Alberto Talavera, ha dicho, según informa La Provincia/Diario de las Las Palmas, que "El doctor Meléndez parece que ha hecho caso omiso a esa resolución administrativa que está en su poder desde hace unos 15 días más o menos, y nosotros esperamos que la cumpla. En caso contrario, tendremos que proceder a inmovilizar el producto allí donde se encuentre. Estamos estudiando con los asesores jurídicos las acciones a emprender sobre el origen del mismo. No sabemos en qué país fabrican la materia prima, pero, en cualquier caso, sabemos qué empresa en Madrid procede a su envasado",




    Y así está el lío jurídico. Pero al fin la Consejería de Sanidad hace un llamamiento a los consumidores de los polvos de Meléndez. "El director regional de Farmacia hizo hincapié en que no es recomendable que los ciudadanos se administren este tipo de productos e instó al profesor Meléndez a que "sea civilizado y obedezca, tan sólo por un principio de precaución, a las autoridades administrativas, que tienen bien fundamentadas su decisión"."

    Respecto al recurso presentado por Meléndez de manos de Eligio Hernández, Talavera ha sido tajante: "El recurso se estudiará, pero tienen que acatar de forma inmediata la suspensión porque entendemos que dicha sustancia es un medicamento, porque todo aquello que se use en seres humanos con el fin de restaurar, corregir o modificar funciones fisiológicas, ejerciendo una acción farmacológica, inmunológica o metabólica, es un medicamento por definición, y si ese medicamento no está inscrito en el registro de medicamentos de la Agencia Española no puede tener la autorización de comercialización y, por lo tanto, es un medicamento ilegal",

    Ni siquiera puede escudarse Meléndez en sus supuestos fines de investigación, porque no olvidemos que cuando Meléndez cobra a sus pacientes/víctimas lo hace en concepto de "donación voluntaria a la investigación". Para Talavera, lo de los fines de investigación es "todavía más grave porque entendemos que se está celebrando un ensayo clínico no autorizado sobre seres humanos". Y hay sospechas de reacciones adversas a los factores 1 y 2. Y hay casos de problemas clínicos en pacientes diversos en los hospitales.

    Lo desgraciado del caso es que las esperadas acciones de la Consejería de Sanidad de Canarias han coincidido con la publicación el domingo pasado, en el suplemento Crónica de El Mundo, de un publireportaje sobre las excelencias curativas y los milagros de los polvos de Meléndez en boca de Eligio Hernández. La parcialidad del reportaje ya ha sido denunciada al director de El Mundo. Las declaraciones de Eligio Hernández son de escándalo, pues no se corta un pelo en decir que estamos en la antesala de un Premio Nobel y que Meléndez, sin saberlo, "es el continuador de la línea de investigación que Juan Negrín [presidente de la República] le encargó a Severo Ochoa»".

    Como casualmente estuvimos el sábado pasado en una exposición sobre Severo Ochoa, allí pudimos leer el acta fundacional de la Sociedad Española de Bioquímica (hoy Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular) en la que se dice: "Se entiende por bioquímico todo aquel dedicado seriamente al estudio de problemas en el campo de la Bioquímica y que está en la situación de poder proyectar su trabajo a una escala internacional". Meléndez lleva más de 6 años sin publicar nada a nivel internacional y sus descubrimientos, que para un jurista como Hernández suponen la antesala del Nobel, no se recogen en ninguna publicación científica internacional ni nacional. Peor aún: contradicen el conocimiento establecido y probado.

    Meléndez ha dejado de estar en la categoría de bioquímico según se define en la Sociedad Española de Bioquímica. Además, ha dejado definitivamente la ciencia para dedicarse al lucrativo negocio de la pseudociencia y el curanderismo. El Mundo se ha lucido, pues su frívolo publireportaje ha disparado las ganas de ser tratados por Meléndez de toda clase de creyentes y hambrientos de milagros. Tanto en este blog como en Evolucionarios se han incrementado las visitas y las peticiones de información, teléfonos y contactos con el chiringuito de Meléndez. No sé si lo que ha hecho Teresa Cruz, autora del publireportaje, es lo que ahora se llama "periodismo de investigación". Más bien podemos dejarlo en la categoría de "periodismo de instigación". Instigación a la pseudociencia y al curanderismo, instigación al consumo de productos milagro, instigación al tráfico lucrativo con la desesperación y el sufrimiento de los enfermos.

    2006-02-07 11:15 | Categoría: Melendezgate | 11 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/37232

    Comentarios

    1
    De: Teresa Fecha: 2006-02-07 13:20

    De El Día según mensaje de Luis Capote en la lista esceptican de yahoo:

    Sanidad recomienda a los "pacientes" de Meléndez que dejen su tratamiento
    El director general de Farmacia del Gobierno de Canarias, Alberto Talavera, reiteró ayer la ilegalidad de este producto y pidió a los "pacientes" de Meléndez que acudan a un médico colegiado.

    N.D., S/C de Tenerife

    La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recomendó ayer, por medio de su director general de Farmacia, Alberto Talavera, a todas las personas que están siguiendo el tratamiento prescrito por el catedrático de bioquímica Enrique Meléndez-Hevia que lo abandonen.

    Talavera insistió ayer en la ilegalidad del ensayo clínico llevado a cabo por el profesor de la Universidad de La Laguna e hizo hincapié en que todos aquellos que han modificado sus tratamientos como consecuencia de formar parte de este proyecto de investigación consulten a un médico colegiado y utilicen para sus dolencias remedios conocidos y autorizados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

    Asimismo, el responsable de la Red de Farmacovigilancia de Canaria advirtió a todos aquellos que haya pensado hacer acopio de este producto "que reflexionen" si les interesa consumir estos productos sin conocer sus efectos sobre la salud a medio y largo plazo.

    En cuanto a los médicos colegiados que puedan estar recetando estos productos a sus pacientes, Talavera dejó claro que la Dirección General de Farmacia se dirigirá al Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife comunicándoles la prohibición de dispensar los factores 1 y 2. "Que sepan que los médicos no pueden prescribir productos no autorizados", subrayó Talavera. Algo en lo que coincidió el presidente del Colegio de Médicos, Rodrigo Martín, quien recordó que hace unos dos años este organismo denunció la actividad desarrollada por Meléndez ante las autoridades sanitarias de la Comunidad autónoma. Martín dijo que, en cuanto les llegue la comunicación de la Red de Farmacovigilancia, la trasmitirá a todos sus colegiados y, desde este momento, éstos no podrán utilizar los productos del catedrático de Bioquímica. "El médico tendrá la obligación de cumplir esta determinación", sentenció Martín, quien además aseguró que, de lo contrario, el Colegio deberá ir en contra de ellos.

    Alberto Talavera aseguró también que la Consejería de Sanidad está en disposición legal para solicitar las asistencias que sean necesarias para la ejecución forzosa de la resolución de la Dirección General de Salud Pública que ordenó el cese cautelar de la actividad del bioquímico Enrique Meléndez-Hevia, resolución que fue notificada el pasado 19 de enero.

    El director general de Farmacia y responsable de la Red de Farmacovigilancia en las Islas aseguró que, "por un principio de precaución", se deben cumplir estas resoluciones y que después ya hay tiempo para presentar las alegaciones que consideren oportunas los afectados.

    "Estamos muy seguros de la decisión adoptada", apuntó Talavera, quien consideró "incomprensible" que la orden no se haya ejecutado de forma voluntaria.

    No obstante, el abogado del bioquímico, el ex fiscal general del Estado Eligio Hernández, ya ha manifestado que las alegaciones presentadas ante Sanidad le permiten continuar con la actividad hasta que no haya resolución en firme.

    Por ello, y ante la negativa de Meléndez de cesar su actividad, Talavera anunció que la ejecución forzosa se realizará "en los plazos más breves posibles" y que sólo están a la espera de tener las autorizaciones judiciales para ello.

    "Hay cuestiones de tipo administrativo que estamos afinando, no nos vamos a precipitar", aseveró Talavera, al tiempo que adelantó que a lo largo de esta semana, "en quince días como mucho", podrán tener las asistencias necesarias para la ejecución forzosa.

    Asimismo, Hernández argumenta que los factores que receta Meléndez no son medicamentos, como argumenta Sanidad, sino suplementos nutricionales.

    Alberto Talavera indicó que esta duda que plantean Meléndez y Hernández no es tal, pues tanto la normativa europea como la española determinan que cualquier producto que se utilice con fines medicinales es considerado medicamento. Por ello, Talavera insistió en la ilegalidad de este producto, que -agrega- no está registrado en la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

    El director general de Farmacia apuntó, además, que si no se tiene conocimientos y garantías de su eficacia y seguridad, el uso de estos productos deben circunscribirse a la investigación y, agregó, toda investigación con fármacos debe ser previamente autorizada.

    Algo en lo que coincidió Rodrigo Martín, quien, además de criticar el procedimiento utilizado por Meléndez, hizo hincapié en que toda sustancia utilizada para tratar enfermedades es un medicamento. "Aunque se trate de un producto alimenticio", apostilló Rodrigo Martín.



    2
    De: Teresa Fecha: 2006-02-07 13:38

    Se me olvidó la URL:

    http://83.175.206.50/2006-02-07/vivir/vivir4.htm



    3
    De: Juan Martinez Fecha: 2006-02-07 14:29

    Hola otra vez,

    Acabo de leerme "el articulo" en el suplemento Crónica del periódico El Mundo. A mi me da la impresión que bajo el pretendido disfraz de superficial crónica dominical se esconde una carga de profundidad dirigida contra Eligio Hernández. Ya desde el titulo se advierte una cierta coña, levísima pero inconfundible, en la manera en la que se trata la información. No quisiera dudar de las intenciones del periodista, pero observo curioso que no son ya los “polvitos” del profesor loco sino que son los “polvitos” del… “ex fiscal general del Estado que ocupa las horas de su excedencia como juez (le quedan tres años y medio) en intentar llevar a este controvertido catedrático a las puertas del Premio Nobel”. O sea, que los dos “polvitos y ex fiscal” van desde ahora juntos en bendito matrimonio. Obsérvese que a Eligio lo mencionan un total de 8 veces (Eligio + Pollo de la Frontera), casi tanto como al Nobel que recibe 9 menciones aunque su nombre se cae tanto del titular como del pie de figura.
    Al margen de lo que yo piense de la pureza de intención de este periódico, pionero en tratar la información como editoriales y los editoriales como panfletos incendiarios, la cosa no deja de tener su aquel. Y es que cuanto mas lo pienso, mas me parece que lo de Eligio tiene de largo muchísimo mas delito que lo del Nobel. Y es que el primero es una figura publica del poder judicial, y en consecuencia tiene responsabilidades civiles añadidas. Solo me queda esperar impaciente a las consecuencias que la publicación de este articulo tenga sobre la reputación, de por si no muy saneada, de nuestro prócer patrio. No quisiera ponerme otra vez pesimista, pero lo de la política de las islas… en fin, que no sale ni con lejía caliente.




    4
    De: Demóstoles Fecha: 2006-02-07 14:36

    @ Juan Martinez

    No lo veo nada claro. El "médico prudente" que pone el producto por las nubes, el valiente testimonio de una madre agradecida. Más bien parece que Meléndez ha convencido a la periodista y la ha convertido a la verdadera fe de la bioquímica-ficción. De todos modos, si fuera como dices, "El Mundo" sacará pronto otro reportaje, mencionando todo lo que se calló anteriormente: Respuesta de la comunidad científica, denuncias, actuación de sanidad... Mucho me temo que no, que esto es volver a la casilla uno a nivel nacional.



    5
    De: Abelardo Canalejo Fecha: 2006-02-07 14:39


    Parece que hay un atisbo de lucidez en todo esto. Algún día Canarias dejará de ser tercermundista. Espero llegar a verlo. De ilusiones se vive, ¿no?

    Saludos.



    6
    De: Abraham Fecha: 2006-02-07 15:43

    Pues para variar estoy de acuerdo con Juan Ramon (y buenas por cierto, a ver si te mando un mail un dia de estos), me parece que la tal Teresa Cruz nada entre dos aguas: entre meterle el dedo en el ojo a Eligio, recordemoslo, fiscal general sociata durante el periodo de los GAL, es decir, una de las bestias negras del El Mundo. Y por otro lado echarle flores a Melendez, con la madre agradecida y demas. El hecho es que la tal Teresa Cruz esta muy buen conectada en el PP canario, es la mujer de uno de los mandamases (y todo esto lo se desde Inglaterra!), asi que esto me huele a que tambien gente importante del PP (canario) debe estar tambien con los polvos.
    Total, que tal como yo lo veo, o meten cagna desde Madrid (de hecho, me da la impresion que todo se ha acelerado debido a la agencia nacional del medicamento) o todo se acabara diluyendo en el inoperante dia a dia de la politica canaria: a ver que gobierno tiene la fortaleza de poner fuera de la ley algo que consume la mitad de los consejeros (y oposicion). Ojala me equivoque, pero me parece que si se va contra alguien sera contra los medicos que han prescrito los polvos, pobres.
    PS: Perdon por la falta de egnes y tildes



    7
    De: Juan Martinez Fecha: 2006-02-07 17:53


    Abraham aporta diligentemente el dato que me faltaba, bravo!
    Vaya, en este blog parece que se juntan varias generaciones de lo mejor de cada casa (y bastantes exilados, por cierto). Si, la versión de Abraham encaja mejor y va también en la línea que apuntaba Demostoles.

    Para Abraham: Si, te escribo a tu correo del MRC.



    8
    De: Teresa Fecha: 2006-02-07 21:46

    Una coña graciosa de Pérez LLombet pidiendo una comisión de investigación parlamentaria sobre los polvos...

    http://www.diariodeavisos.com/diariodeavisos/content/68290/



    9
    De: Patricia Fecha: 2006-02-08 21:57

    "El recurso se estudiará, pero tienen que acatar de forma inmediata la suspensión porque entendemos que dicha sustancia es un medicamento, porque todo aquello que se use en seres humanos con el fin de restaurar, corregir o modificar funciones fisiológicas, ejerciendo una acción farmacológica, inmunológica o metabólica, es un medicamento por definición, y si ese medicamento no está inscrito en el registro de medicamentos de la Agencia Española no puede tener la autorización de comercialización y, por lo tanto, es un medicamento ilegal"

    Pues que vayan a todos los dietistas y herbolarios y parafarmacias a cerrarles los chiringuitos, porque yo lo veo más que parecido...

    Si tengo cefalea y me paso por un herbolario, me darán unos comprimidos o unas hierbitas muy estupendas que me quitarán los dolores... Y esto ¿qué? ¿No es igual de perseguible? ¿No atenta contra la salud pública?



    10
    De: Teresa Fecha: 2006-02-08 22:09

    Patricia: han habido más casos de 'productos milagro curalotodo' que también han sido retirados y prohibidos. No he visto ninguna yerba o comprimido que se diga que lo cura todo, que es lo que afirma Meléndez de su dieta y sus polvos. ¡Hasta el cáncer! Ahora, asesorado por el ex fiscal, no dice que cura sino que 'ayuda a mejorar'. Me parece mucho más peligroso lo de Meléndez que una herboristería, sinceramente.



    11
    De: Patricia Fecha: 2006-02-08 22:32

    Bueno, está claro lo que tú dices de los productos milagro, pero no estoy tan segura de que este sea el caso pese a quien pese... No me refiero a lo de curalotodo, sino a que se utilizan como medicamentos y no se han retirado por ser ilegal que los dispense alguien que no sea médico en un lugar que no es una farmacia.

    También me alucina que se diga en todas partes "dejar de comer adelgaza". Pues por mi propia vivencia, dejar de comer NO SIEMPRE adelgaza. Yo no bajaba ni un gramo. Y ahora tengo que aclarar que NO SOY cliente/paciente o como lo queráis llamar de Melendez, aunque conozco de primera mano muchos casos.

    En cuanto a otras cosas que también se dicen, como que es una dieta "carente de hidratos de carbono" "totalmente exenta de hidratos" y demás expresiones similares, tengo que discrepar enormemente. Sinceramente, no sé qué dieta habrán mirado, pero la suya no. Las indicaciones dietéticas que él da son las de una dieta restrictiva en hidratos de carbono y no exenta. No elimina para nada los vegetales, las hortalizas, la fruta y los lácteos por ejemplo y en todo esto hay cantidad más que suficiente de hidratos.

    Hace un par de décadas, el doctor Atkins era un loco megalómano que robaba a sus pacientes engañándolos con una dieta milagro. Hoy se están haciendo nuevos estudios más que serios sobre este tema con marcado éxito que le dan la razón y su dieta la siguen millones de personas en el mundo sin problema alguno. Os pongo una información más abajo.

    (http://www.med-estetica.com/Sector/Gabinete_Prensa/Paginas/2006/enero/carbohidratos.html)

    [Perdonad pero no sé cómo linkar desde aquí...]



    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia