Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Junio 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2 3 4
    5 6 7 8 9 10 11
    12 13 14 15 16 17 18
    19 20 21 22 23 24 25
    26 27 28 29 30    
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Se vende metabolismo

    El metabolismo, es sabido, son las reacciones químicas de las células de los organismos vivos para sintetizar sustancias complejas a partir de otras simples o para degradar las complejas y obtener las simples. Hasta aquí lo que nos dice el Diccionario y lo que aprendimos en el Instituto. El estudio de los numerosos procesos metabólicos de los distintos organismos es un campo de estudio e investigación de los bioquímicos y en él se insertaba la labor del profesor Meléndez hasta que, según él, lápiz en mano "descubrió" las "matemáticas del metabolismo".

    Pero, según leemos hoy en La Opinión de Tenerife, estas matemáticas son sólo la aritmética y la estadística que acompaña a todo estudio de mercado de cualquier empresa. El metabolismo es un nuevo nicho de mercado y Meléndez ha creado la empresa Nutrición y Metabolismo S.L. para explotarlo adecuadamente. Ha logrado mediante prácticas altamente irregulares, tanto desde el punto de vista ético como del científico, dentro y fuera de la Universidad de La Laguna, un mercado de -según él- 8 mil clientes a base de pasar consulta médica sin ser médico (subsanando esto después con "médicos pantalla"). Ha capitalizado adecuadamente a su empresa a base de vender sus polvos a precios sin competencia y a base de no pagar impuestos de ningún tipo. Por ello, teniendo ya un capital suficiente y teniendo ya un mercado cautivo de pacientes que puede seguir creciendo tanto como el hambre de milagros, la desesperación de los enfermos y la credulidad e ignorancia de las gentes lo permitan, Meléndez puede pasar a una segunda fase de consolidación de su proyecto empresarial.

    Así, Meléndez anuncia nuevos productos que sumar a los polvos de los factores: una loción capilar, cremas de belleza, cremas para la piel, pasta dentrífica, una bebida energética, etc. Y nuevas presentaciones para los polvos -en botes, en sobres- y nuevos envases. Y nuevos tipos de enfermos: los que padecen enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple. Lo que deja el asunto completamente claro, según podemos leer en El Día, es que Meléndez se ha lanzado al mundo empresarial como si fuera Avon o cualquier otra empresa de este tipo. Pero lo ha hecho, al igual que los yogures y otros productos "bio", disfrazando sus productos de ciencia y avalándolos con su condición de catedrático.

    Meléndez dejará la faceta asistencial, abrirá "consultorios nutricionales" y cobrará las consultas, además de los polvos y los otros productos de su fábrica. Sigue diciendo que los beneficios se destinarán a la formación y la investigación, pero esto no deja de ser parte del marketing que lo ha llevado al éxito, dado que su mercado inicial y la base de su negocio ha sido precisamente el cobrar a sus pacientes por hacer experimentos con ellos. De tal modo que los que pagan 50 euros por cada bote de polvos están convencidos de que ayudan a la ciencia y al progreso de la investigación científica, en vez de contribuir al crecimiento espectacular de un negocio tan viejo como el mundo: el de los milagros. El bálsamo de Fierabrás, los crecepelo, las pócimas mágicas y los múltiples remedios curalotodo son los antecedentes clásicos de los productos del Instituto del Metabolismo Celular que ahora se comercializarán a través de Nutrición y Metabolismo, S.L.

    Hace algún tiempo dimos por finalizado el "Melendezgate" al considerar que el científico se había convertido en curandero y que ya no cabía duda acerca de la naturaleza de su actividad. Hoy vemos cómo el curandero, bien asesorado legalmente por Eligio Hernández, ha dejado su consultorio medio clandestino y se ha lanzado de lleno al mundo empresarial vendiendo humo disfrazado de ciencia, como nos venden los yogures con bífidus o como nos venden cualquier otro tipo de productos "avalados por investigaciones rigurosas". Ha ahorrado mucho dinero en campañas promocionales y publicitarias, pues los diarios, emisoras de radio y cadenas de televisión de Tenerife se las han hecho grátis.

    Señoras y señores, damas y caballeros, compren metabolismo, el auténtico metabolismo científicamente probado. Sanarán de todos sus males y serán felices para siempre. Y no olviden pasar por caja, que la investigación auténtica no es apoyada por los gobiernos, pues la envidia y los intereses comerciales siempre persiguen al genio.

    Por nuestra parte, sólo nos cabe seguir esperando la actuación de la justicia y el fin del embrollo jurídico. Hasta que eso suceda, prometemos solemnemente guardar silencio respecto al Melendezgate, a menos que algo importante que nos obligue a hablar de nuevo.

    2006-02-26 12:19 | Categoría: Melendezgate | 82 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/37774

    Comentarios

    1
    De: Algernon Fecha: 2006-02-26 12:23

    ¿Una empresa?

    Menudo benefactor :-)



    2
    De: Manolo Fecha: 2006-02-26 13:30

    Yo aconsejaría a Melendez y su benefactor abogado (hay que ver Eligio, lo que hacen y dicen algunos para poder comer todos los días), que en vez de pensar en una empresa, piensen mejor en una religión o en una secta. Por no aludir al cristianismo y sus sectas (Opus Dei mediante), para no herir suspicacias entre los cristianos, que aún son mayoría por estos lares (pese al empeño de la Iglesia por hacerles cambiar de idea), estoy pensando en las religiones de nuevo cuño como la Cienciología. Claro está que en el caso de Melendez lo de Cienciología no se podría utilizar (primero porque la marca ya tiene propietario y, segundo, porque lo de ciencia le viene muy ancho). ¿Quizá Polvología? ¿O la secta de los polvos? Claro está que habría que explicar bien el nombre, sobre todo fuera de nuestras islas, no fuera a ser que algun/a despistado/a se fuera a apuntar en esto de la "secta de los polvos", creyendo que éstos sean otros.



    3
    De: Aldo Fecha: 2006-02-26 13:32

    Acudan al Día de hoy domingo 26 (sección Vivir)y podrán leer: nuevos productos del doctor Meléndez: pasta de dientes, crema de belleza regeneradora......me permito sugerirle algo para la calvicie y la impotencia, que con esto seguro que se dispara el número de clientes. Por cierto, ya no se habla de investigación. Ni se hizo nunca, ni se está haciendo ni se va a hacer investigación alguna; este es un burdo negocio montado para captar clientes con pocas luces....que los hay de todas las clases sociales y -sorprendentemente- niveles académicos.
    Recuerden hace días en prensa el apoyo "científico" de un médico cirujano plástico (ahora sale la crema de belleza) y un dentista (ahora aparece la pasta de dientes); cada apoyo recibe su correspondiente gratificación en este proyecto empresarial en gestación.
    Es penoso que esto esté ocurriendo en Canarias y que los protagonistas sean un catedrático de Universidad y un ex-fiscal general del Estado.
    ¿Necesita la Universidad de La Laguna a un catedrático que está inmerso de lleno en el mundo de la empresa (y en la marginalidad de la ley). Mi opinión es que no. Y creo que ya se está tardando en abrirle un expediente, toda vez que además de incurrir en flagrante incompatibilidad con su dedicación en exclusiva, se encuentra al margen de la ley y de la ciencia.
    Saludos



    4
    De: Heimy Fecha: 2006-02-26 14:46

    Aldo: Expediente? Vete a saber... A lo mejor tambien tiene medio rectorado entre su clientela.



    5
    De: Iván Fecha: 2006-02-26 19:15

    Cierro



    6
    De: Golondrino Fecha: 2006-02-26 20:31

    Aldo:
    Olvídate del expediente de la ULL. Esa Universidad a la que tú perteneces (y a la que a mí cada vez me dan menos ganas de pertenecer) ya declaró esta semana que no ve indicios de falta leve o grave en el comportamiento de Meléndez.
    Así que, ya sabes: la Universidad de La Laguna te faculta para montar un puesto de papas fritas en tu laboratorio, sin sanción posible(ay, no, papas fritas no, que son hidratos de carbono malos-malííísimos). Míralo por el lado positivo: en las mismas dependencias de la Universidad, puedes igualmente echarle polvos a 8.000 personas sin que tu conducta sea reprobable...



    7
    De: Golondrino Fecha: 2006-02-26 20:54

    Me están entrando las dudas sobre mi postura acerca de Meléndez. ¿Tendrán razón los corifeos mediáticos de los que se ha rodeado? ¿Estaré formando parte de una campaña de acoso y derribo del futuro premio Nobel? Estos churros grasientos que me zampo de amanecida después de una noche de Carnaval, ¿serán tan perjudiciales para mi salud como dicen?.
    No quiero dejar pasar por alto los comentarios que se han hecho acerca de las compaías farmacéuticas en las secciones anteriores. Es completamente cierto que vivimos una "farmacologización" de la vida: tomamos pastillas para dormir, para despertarnos, para estar felices,para querer y que nos quieran más... Y en esta carrera, los laboratorios farmacéuticos, como empresas comerciales multinacionales que son, detectan las "necesidades" de la población (o las crean, sin más), y desarrollan los productos que satisfagan esa demanda del mercado. ¿Son necesarios los fármacos para tratar la alopecia, por poner un ejemplo? Sin embargo, cualquier laboratorio sabe que quien descubra la milagrosa molécula crecepelo ganará billones (con "b" de barbaridad); muchísimos más que los que ganaría con una molécula maravillosa que facilitara el tratamiento de la malaria, por decir una enfermedad.
    En esta descerebrada carrera por el éxito comercial, algunos laboratorios - no precisamente pequeños - han pasado por alto, de manera consciente o inadvertida, datos que, de conocerse, hubieran retrasado o incluso impedido la comercialización de sus productos. Ejemplos no faltan en estas décadas.
    ¿Descalifican estos hechos al conjunto de la medicina alopática, basada en el método científico, y el trabajo de los laboratorios farmacéuticos?. Y por otro lado, ¿podemos considerar estos "hechos colaterales" (de extrema gravedad, desde luego), como argumento en favor de las terapias "tradicionales", no alopáticas o alternativas? Estoy convencido de que ni una cosa ni la otra. Lo único que ponen estos hechos en evidencia es: (1) la enorme credulidad del ser humano, siempre a la espera del remedio sobrenatural que, sin esfuerzo por su parte, mejore su calidad de vida; (2) la gran cantidad de personas que pasan por la Universidad sin que la Universidad pase por ellas.
    Esto último es así, desgraciadamente, nos guste o no. En la era de la saturación de información, el espíritu crítico muere ahogado. Muchos profesionales de las ciencias de la salud actualizan sus conocimientos exclusivamente a través de las monografías proporcionadas por (¿adivinan?) los laboratorios farmacéuticos, o bien imitan directamente las actuaciones de colegas a quienes suponen con mayor conocimiento o preparación. Hipócrates estaría muy orgulloso de ver que su método de enseñanza perdura después de 3.000 años... La gran mayoría de profesionales de la salud son incapaces de hacer una lectura crítica de un artículo científico; muchos desconocen en qué consiste la medicina basada en la evidencia; y puedo asegurar que el 90% de los clínicos es incapaz de entender completamente uno solo de los artículos publicados por el Dr. Meléndez-Hevia hasta 1.999.
    Así que, tristemente, los testimonios de médicos que apoyan las teorías de Meléndez me merecen la misma credibilidad que los de un abogado, un constructor o un capitán de la Marina Mercante. Con esto no estoy dicieno que yo sea mejor que cualquiera de ellos. Al contrario: yo tampoco entiendo los artículos de Meléndez. Y, como tampoco entiendo la base científica sobre la que sustenta su actuación, pues no me la creo. Es una simple cuestión de desconfianza. Deben ser los genes del mago que tanto le gusta a D. Andrés Chaves...



    8
    De: Golondrino Fecha: 2006-02-26 20:58

    Perdón por la parrafada anterior. No lo volveré a hacer



    9
    De: Teresa Fecha: 2006-02-26 21:54

    Golondrino: y a mi que me ha gustado esa parrafada... :-)



    10
    De: Teresa Fecha: 2006-02-26 22:16

    En [{CanariasAhora.comhttp://www.canariasahora.com/portada/editar_noticia.asp?idnoticia=74977&idtemageneral=9}]

    Cuarto caso de reacciones adversas por consumir los 'polvos' de Meléndez

    La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias anunció este domingo que ha confirmado un cuarto caso de sospecha de reacciones adversas por consumo de los productos que dispensa el bioquímico Enrique Meléndez-Hevia, y que se trata de un paciente con deterioro grave de su función renal.
    EFE. Santa Cruz de Tenerife

    Según un comunicado del citado departamento del Ejecutivo regional, este deterioro grave de la función renal está vinculado a la ingesta de los productos denominados factor 1 y factor 2, popularmente conocido como los polvos de Meléndez.

    Este caso ha sido comunicado hace 24 horas y consiste en una insuficiencia renal en una persona diabética relacionada con la administración de los factores citados, según confirman los facultativos que han atendido al paciente.

    Anteriormente se localizó un primer caso de elevación de uremia, un segundo caso de deterioro de la función renal y un tercero de prurito generalizado, todas ellos en pacientes diabéticos que habían consumido los productos factor 1 y factor 2.

    Ante esta situación, la Consejería de Sanidad insiste en que las personas que consumen estos productos se abstengan de ello, ya que no reúnen las garantías de seguridad establecidos y pueden ser muy peligrosos para su salud.



    11
    De: Némesis Fecha: 2006-02-27 00:36

    Seguirán apereciendo más casos de reacciones adversas. Esto es solo la punta del iceberg, pues, de forma general, se estima que solo se notifican un 10% de las reacciones adversas.

    El problema es que el deterioro de la función renal no produce síntomas (al menos en un principio), por lo que hay que hacer un análisis para detectarlo, que en muchas ocasiones es poco sensible para este problema, pues la creatinina y/o la urea en sangre solo se eleva cuando la función renal ya está bastante deteriorada.



    12
    De: Pepe el polvazo Fecha: 2006-02-27 09:58

    Güau, Doña Teresa, usted no descansa ni en domingo¡, vaya por Dios, todo el santo día pendiente del blog, de contestar aplaudiendo a quién le adula y borrando lo que no le interesa que quede en la página...¡menuda vida lleva!
    El caso Melendez le da motivos para levantarse cada dia ¿a qué sí?.
    Pronto tendrá uan crema



    13
    De: Otra vez Pepe Fecha: 2006-02-27 10:35

    Pues eso, que no tiene vida propia, sino que por el contrario vive la de Melendez.
    Digo que se alegrará de lo de la crema nutritiva...a sus años la comprará por cajas.



    14
    De: Némesis Fecha: 2006-02-27 12:43

    Ya estaba tardando "El Día" en echarle la culpa de la "persecución" a Meléndez a la pérfida Gran Canaria (gcanaria en su terminología) en la ediciçon de hoy sueltan esta perla:

    "...da la impresión de que hay cierto acoso contra un representante de la Universidad de La Laguna, detrás del cual adivinamos la larga mano de Las Palmas, siempre interesada en que sólo destaque lo suyo y en minimizar los logros ajenos"



    15
    De: Juan Martinez Fecha: 2006-02-27 13:37

    @ Golondrino:

    Sobre el relativismo moral del que hablas:

    Estoy completamente de acuerdo con tu frase “En la era de la saturación de información, el espíritu crítico muere ahogado”. Y yo añadiría que en esta era de la economía de la atención nada es mas difícil que mantenerse informado. La multiplicación de la fuentes de información lejos de resolver el problema lo ha agravado. Ya no hay tiempo para pensar independientemente, solo hay tiempo para pensamientos recalentados de segunda mano, el equivalente intelectual de los McDonald. Es la era de la comida sin esfuerzo, de las ideas sin esfuerzo, de la salud sin esfuerzo y las dietas milagrosas que adelgazan sin renunciar al la hamburguesa y el televisor de cada día.
    Si es cierto que nada esta por encima de la condición humana, como algunos dicen, entonces no hay ninguna idea o empresa humana que no se contamine para bien o para mal de este relativismo. Así el método científico nunca podrá sustraerse de ser el producto de seres humanos y por tanto intoxicarse de sus correspondientes deseos, expectativas y perfidias. De la misma manera, la empresa Meléndezina, tan innoble como pueda parecer, podría sin embargo servir para lo bueno. Entre otras cosas, ha servido para crear algunos puestos de trabajo, sacudir a la sociedad, separar el grano intelectual de la paja, o llamar la atención sobre lo paupérrimo de la ciencia canaria. Podría citar mas ejemplos, pero esta vez dejo el ejercicio de imaginación abierto al despertar del sentido crítico del posible lector.
    Tratando de evitar la tentación de ponerle a Meléndez cuernos y rabo, si me parece sin embargo que al experimentar con seres humanos con afán de lucro Meléndez ha cruzado una invisible línea ética. Y es que aun desde mi relativismo ético no puedo dejar de admirar la idea contenida en el primer párrafo de la constitución alemana: “La dignidad del hombre es intocable. Respetarla y protegerla es obligación de todo poder público”



    16
    De: Anónimo Fecha: 2006-02-27 15:10

    Puestos a crear puestos de trabajo, dejemos a los traficantes de drogas campar a sus anchas, al fin y al cabo están creando puestos de trabajo.

    Y ya puestos, ¿aceptamos chorizo o estafador como puesto de trabajo?



    17
    De: Sara N'tonton Fecha: 2006-02-28 07:37

    Meléndez se resiste a la autoridad!

    En Canarias-Ahora.com
    http://www.canariasahora.com/

    El IMC, que dirige Meléndez, impide la entrada a inspectores sanitarios y policías

    La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias aseguró este lunes que se ha impedido la entrada al Instituto del Metabolismo Celular, que dirige el bioquímico Enrique Meléndez-Hevia, a los inspectores sanitarios y policías que pretendían incautar los productos conocidos como factor 1 y 2.
    EFE. Santa Cruz de Tenerife

    Según informa el citado departamento del Ejecutivo canario en un comunicado, los inspectores de Sanidad que, junto con miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, acudieron este lunes a la sede del Instituto del Metabolismo Celular (IMC) tuvieron impedimentos para poder acceder al centro.

    Los inspectores y los policías habían acudido para hacer cumplir la orden judicial que permite la incautación de los envases de los productos factor 1 y factor 2, llamados popularmente los polvos de Meléndez.

    La orden judicial posee una vigencia de 30 días, por lo que Sanidad aplicó de nuevo la orden que permite a los inspectores sanitarios incautar e inmovilizar los productos que se encuentren en las sedes del IMC.

    -----------------------
    Y yo me pregunto ¿uno puede resistirse a la policía impunemente?



    18
    De: Teresa Fecha: 2006-02-28 08:02

    Pasen y lean los proyectos empresariales de Meléndez que aparecen hoy en El Día, pues no tienen desperdicio. Para los aficcionados al fútbol, será sin duda de mucho interés....

    Espejismos de un bioquímico
    Además de la creación de una red de consultorios, Enrique Meléndez-Hevia prevé la puesta en marcha de centros de optimización del rendimiento deportivo, de un gran centro de investigación y de una universidad donde se enseñe su forma de entender la medicina.

    NURIA DÍAZ, S/C de Tenerife

    Cuando hace ya casi dos años, el catedrático de Bioquímica de la Universidad de La Laguna Enrique Meléndez-Hevia fue consciente del "gran potencial económico" que tenía su "descubrimiento", éste elaboró un ambicioso proyecto de empresa.

    Este documento incluía, además de la creación de una red de consultorios diseminados por todo el mundo, la puesta en marcha de centros de optimización deportiva, de un gran centro de investigación y de una universidad, para transmitir su nueva forma de entender la medicina.

    El profesor Meléndez-Hevia fijaba un plazo de cinco años para lograr un volumen de negocio multimillonario, aunque reconocía que éste podría lograrse "incluso desde el primer año" de funcionamiento de esta empresa, que combinaría la investigación con la explotación económica de su hallazgo (a través de la asistencia a personas con problemas de artrosis, osteoporosis, hernias discales, diabetes, obesidad, colesterol, anemias, hipertensión, asma, adicción al tabaco o lesiones deportivas).

    Dos años después de que redactara este proyecto, sólo ha logrado la colaboración de un grupo de médicos que prescriben sus productos (factores 1 y 2), que asegura va a comercializar a pesar de que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias los haya prohibido por suponer "un riesgo grave" para la salud, la Agencia Española de Medicamentos haya lanzado la alerta contra ellos por fármaco ilegal y la Red de Farmacovigilancia del Archipiélago haya registrado cuatro posibles casos de reacción adversa a estas sustancias.

    Meléndez-Hevia afirma que sólo detendrá su actividad cuando se lo ordene una sentencia judicial en firme, ya que considera que las prohibiciones administrativas no tienen fundamento al basarse en la afirmación de que sus famosos polvos son medicamentos, cuando él defiende que son complementos nutricionales.

    Ahora, el tiempo o la orden de un juez serán los que definan si el gran proyecto empresarial del bioquímico se queda definitivamente en el papel mojado de un espejismo o si llega a ser una boyante y muy lucrativa realidad.

    Red de centros de atención. Este proyecto, fechado en agosto de 2004, establecía la creación de una red de centros de salud integral bajo el sistema de franquicia, que incluye la puesta en funcionamiento de al menos un establecimiento en cada provincia española, uno o varios por cada país europeo, y de uno en cada una de las ciudades más importantes de Estados Unidos y Canadá. Asimismo, establece la necesidad de plantearse la expansión hacia el resto de América y hacia otros continentes. "Es inútil empezar con un mercado reducido para ver cómo funciona, pues eso sólo serviría para darles ventajas a nuestros competidores", se indica en el proyecto, en el que, además, se opina que esta forma de expansión es "muy barata". Concreta que, a partir del mobiliario y del coste del local, el equipamiento costaría menos de 5.000 euros y detalla que para empezar sólo haría falta contratar a cuatro personas: un bioquímico, un médico, una enfermera y un auxiliar.

    Centro de optimización deportiva. Meléndez-Hevia aclara que ésta es una de las líneas de investigación que más ha desarrollado. Asegura que un deportista puede conseguir un rendimiento mucho mayor si se planifica bien su actividad, su entrenamiento y su preparación física de acuerdo con las posibilidades específicas de su metabolismo. Pone en el fútbol su punto de mira, "debido a que en un equipo de once jugadores, las distintas demarcaciones cubren prácticamente toda la gama de posibilidades metabólicas".

    El bioquímico dice haber descubierto las razones metabólicas del deterioro que sufren los delanteros a una edad temprana y asevera que es reversible. Indica que a cada jugador hay que hacerle una serie de pruebas para determinar cuál es su demarcación idónea y dónde puede conseguir el máximo rendimiento, para luego someterle a una tabla específica de preparación física. Asimismo, señala que el papel que se le asigne en el campo a cada jugador debe estar en concordancia con todo esto para asegurarle una vida deportiva muy larga y un rendimiento muy alto en el campo. "La función de estos centros de optimización del rendimiento deportivo será cubrir toda esta gama de actuaciones, incluyendo la recuperación de deportistas deteriorados en su rendimiento físico", subraya.

    Centro de investigación. El proyecto de empresa reconoce que este centro de investigación del Instituto del Metabolismo Celular (IMC) será su departamento de I+D y lo considera "absolutamente imprescindible" para llevar a cabo la actividad de la empresa, ya que es "la forma de asegurar su ventaja competitiva". "Mantener el liderazgo científico es lo que garantizará a la empresa ser líder del sector", añade. "El IMC debe siempre reivindicar su imagen de centro de investigación biomédica responsable y autor de lo productos que comercializa, líder mundial del tratamiento de enfermedades degenerativas, y descubridor y fundador de esta nueva forma de medicina." Detalla que el coste total de este centro de investigación puede estimarse entre los cinco millones de euros de inversión inicial y los 1,2 millones de euros de gasto anual, en los que incluye el gasto de personal. No obstante, apunta, que es fundamental garantizar la continuidad de la actividad investigadora y, por lo tanto, el funcionamiento de este laboratorio mientras se organiza la puesta en marcha de la empresa.

    Universidad. No tan importante como el centro de investigación, aunque sí necesaria, es para Meléndez-Hevia la creación de una universidad en la que se imparta su nueva forma de entender la medicina. "Su creación es una actividad lógica y previsible dentro del ámbito de actuación del IMC", subraya. En este apartado insiste en "la revolución" que suponen para la ciencia los resultados que ha obtenido "al haber descubierto la causa y el procedimiento de curación de las enfermedades degenerativas". "La idea básica de nuestra actuación es la aplicación de la bioquímica a la medicina. Aunque sea difícil de creer esta aplicación es hoy día muy pobre, por no decir casi inexistente en la práctica médica". Opina que el problema de esto empieza en la enseñanza y en el "ínfimo" nivel de la bioquímica que se estudia en las facultades de Medicina.

    "La medicina de la última mitad del siglo XX debería haber sido la medicina de la bioquímica y, en lugar de eso, ha sido la de la cirugía y la de la tecnología de los diagnósticos", se puntualiza en el citado proyecto de empresa. "Ha sido una medicina -continúa- más preocupada por aplicar y desarrollar unas técnicas de reparación mecánica del cuerpo y una tecnología muy compleja para explorarlo, que por profundizar en el conocimiento de las enfermedades, sus problemas, sus causas y las vías para curarlas". Para Meléndez-Hevia, el objetivo de esta universidad será impartir una nueva carrera de Medicina basada en una ingeniería bioquímica, donde se expondrán las aplicaciones de sus conocimientos y descubrimientos sobre el metabolismo celular y, en concreto, a la curación de las enfermedades degenerativas.

    Por ello, incluye la puesta en marcha de dos titulaciones: Bioquímica médica y Bioquímica deportiva.



    19
    De: Aldo Fecha: 2006-02-28 09:17

    Esto último ya entra de de lleno en el delirio megalomaníaco. No tiene un sólo dato científico, no ha publicado nada y va a revolucioonar la historia de la medicina...y lo más grave, no tienen ni idea de lo que habla. A partir de hoy mismo, considero que ha empezado la cuenta atrás de este asunto, si la Universidad y la Consejería de Sanidad no toman medidas urgentes, comenzaré a creer que en estas islas la locura y la ignorancia están institucionalizadas.



    20
    De: Teresa Fecha: 2006-02-28 11:08

    A mí hace tiempo que Meléndez me parece un caso de psiquiatra y de deseos de fama saltándose los procedimientos. Como científico no ha logrado reconocimiento nacional e internacional, pero con sus procedimientos curanderiles lo cierto es que ya ha saltado a la fama nacional.
    Sus planes empresariales son un documento de marketing destinado a conseguir inversores. De ahí que magnifique ganancias y proyectos. Es una especie de cuento de la lechera. Claro que los inversores canarios no confían en nada que no sea el cemento y ahí se ha quedado el cuento de la lechera. Tampoco consiguió mucho dinero del Gobierno de Canarias, pues Ruano, cuando fue consejero de educación, se negó a financiarlo con los dineros de I+D y Adán sólo le pudo conseguir fondos de Agricultura, por aquello de la alimentación.
    Dudo mucho que la Universidad de La Laguna le abra expediente alguno. Ya el Rector, que se declara públicamente su amigo, lo ha dicho. Y Sanidad no parece poder imponerse y encontrar jueces que asuman este asunto. Y como todos los partidos políticos tienen dirigentes entre la clientela, callan como muertos ante el asunto. Particularmente vergonzosa es la posición del PSOE, que después de tener a Eligio desafiando a la autoridad judicial se atreve a decir, como hizo el otro día un representante, que lo de Meléndez es una cortina de humo para ocultar las deficiencias de la sanidad canaria.
    Lo que está institucionalizada en Canarias es la impunidad, me parece. Y el imbecilismo galopante.



    21
    De: Hastalo S. Juevos Fecha: 2006-02-28 11:27

    Meléndez no consiguió inversores, ni canarios ni catalanes o vascos (que lo intentó) simplemente porque los inversores le pidieron lo que se le lleva pidiendo desde hace años: datos y fotos. Es decir, las patentes, la información comprobable y los datos de sus curaciones. Ni hace un año tenía nada de eso, ni ahora lo tiene. Pero en lugar de rectificar, se lanzó hacia adelante para tratar de montar el kiosko sin financiación externa, a base de las plusvalías de los polvos.
    Lo que si está claro es que estamos ante una persona que ha perdido completamente el sentido de la realidad y enrocada en sus fantasías personales.
    En cuanto al Rector y a la ULL, su comportamiento es patético. Es una vergüenza, que demuestra la ínfima calidad personal y profesional de unas autoridades académicas agobiadas entre amistades personales, presiones del gobierno y su incapacidad propia.



    22
    De: Javier Corzo Fecha: 2006-02-28 11:35

    Totalmente de acuerdo en lo de las autoridades académicas. El Magnífico amigo del Dr. Meléndez podía haber tenido, al menos, la vergüenza torera de defender a la Universidad que dirige y a los profesores que hemos tratado de cumplir las normas de la Universidad cuando Meléndez y sus corifeos nos han insultado impunemente.
    Ya podría haberse preocupado menos de asegurar que Meléndez es amigo suyo, y más de la dignidad de una institución de la que él debería ser el primer interesado en defender.
    Y la ULL debería haber creado lo mismo que la Universidad de Seul cuando se empezó a cuestionar al Dr. Hwang: una comisión de investigación que, al menos, informase a la sociedad de la validez o no de las teorías de Meléndez.
    En fin, lamentable de todo punto.



    23
    De: Anónimo Fecha: 2006-02-28 12:40

    Sres. entren y lean la entrevista al Dios Meléndez y sus divinos polvos. Más de lo mismo. Los científicos somos unos peleles y la Administración y gobernantes, unos payasos. No comment!
    http://www.canariasdigital.org/



    24
    De: lola Fecha: 2006-02-28 13:34

    no entiendo como pasan estas cosas hoy en dia como las autoridades no pueden atajar de raiz un problema como esate.No sera ke no interesa en realidad este producto a las grandes comerciales? por ke no demuestran ke en realidad este producto no es fiable eske no pueden?KE DEMUESTREN KE NO VALE Y SANTAS PASCUAS ke lo impide?no LO ENTIENDO..........



    25
    De: Alpispa Fecha: 2006-02-28 14:13

    Después de leer las declaraciones de Meléndez en Canarias Digital dos ideas se me vienen a al cabeza:

    1. Canarias Digital se une a la plétora de medios de comunicación que simpatizan con el individuo en cuestión. La entrevista es complaciente con su postura. El periodista, que por otra parte muestra está bien informado, elude sin embargo el fondo de las críticas que se le han hecho y a las que sigue sin contestar.

    2. Paranoia megalomaniaca: este es el síndrome que tiene nuestro curandero ilustrado.

    Llama payasos a los responsables gubernamentales que se le oponen; peleles a los que discuten sus ideas; dice demostrar muchas cosas pero reconoce que no ha publicado nada; y afirma que los gobiernos no creen en la investigación…


    Revela además poseer concepciones profundamente a-democráticas al deslegitimar a los gobiernos (el de aquí y los de cualquier parte) porque decidan en que se deben invertir los fondos públicos que se dedican a la investigación y al propugnar otro sistema, el de los gremios, en el que el de los científicos sería una suerte de poder independiente que debería disponer libremente del dinero de todos para que estos hicieran los que mejor consideraran… Lo dicho, Paranoia megalomaniaca.



    26
    De: Pedro Fecha: 2006-02-28 14:22

    "La gente que dice eso no son gente que estén buscando la verdad, son gente que están buscando la manera de atacarnos."

    Me encanta esta frase, es perfecta.



    27
    De: Abraham Fecha: 2006-02-28 15:34

    Acabo de leer la entrevista en Canarias digital, impresionante. Entre otras perlas dice que: " El cerebro cuando sufre es siempre por falta de aminoácido, nunca por exceso... El problema que siempre tiene el cerebro con los aminoácidos es su escasez".
    Simplemente una barbaridad, otra. El glutamato, un aminoácido recordemos,pero tambien un neurotransmisor, causa excitoxicidad, que la podríamos definir como (wikipedia dixit): Proceso patológico por el cual la sobre- activación de receptores de neurotransmisores de tipo excitatorio (como el glutamato) causa daño en neuronas. Es decir, altas dosis de glutamato, un aminoácido, producen daño neuronal. Esto no es algo que digan unos cuantos, hay miles de artículos y libros al respecto. Saquen sus propias conclusiones.



    28
    De: Teresa Fecha: 2006-02-28 16:54

    A mi lo que más me ha llamado la atención es lo mal escrito que está la entrevista, plagada de faltas de concordancia y malos usos de las palabras. Ignoro si el JM Castellano que la firma es periodista, pero debería tomar un cursillo acelerado de gramática española antes de seguir publicando en ese periódico que se proclama alternativo e independiente.
    Respecto a Meléndez, sigue en su misma línea de todos están equivocados. Ahora, cuando Sanidad y el Ministerio, han prohibido sin éxito alguno que venda sus polvos, se ha hecho antisistema. Ataca a las industrias farmacéuticas, pero él mismo propone negocios de fábula. Ataca al sistema de financiación de la ciencia, pero no se somete a las reglas de la ciencia. La única "buena" ciencia es la que él hace.
    Y lo que dice de las publicaciones, las patentes y los ensayos con humanos es realmente demencial. Ha prometido publicar en breve: veremos si es cierto y dónde lo publica, porque si el sistema científico está tan lleno de cenutrios y marionetas como él dice, a ver quién se lo va a publicar. Dice que ya tiene las patentes. Lo raro es que no figuren en ningún registro y que él evite cuidadosamente decir dónde ha patentado y, claro, el amable entrevistador no se lo pregunta. Y de ética ni una palabra. Está claro que es un publireportaje más, del estilo de las tertulias de canal 7.



    29
    De: david Fecha: 2006-02-28 17:36

    me gustaria darle al gobierno en la cabeza
    me podeis facilitar la direccion o algo donde pueda comprar los polvos magicos
    mi correro newideabanus@holmail.com



    30
    De: Teresa Fecha: 2006-02-28 18:02

    Una cosa se me olvidó comentar antes sobre la entrevista a Meléndez. Dice Meléndez: "No ha habido un solo descubrimiento científico que no haya provocado la ira, la envidia, la burla de todos los colegas..." Pues no y Darwin es un ejemplo: tuvo a Huxley a su favor desde el principio y después a Lyell. Quienes se enfurecieron con Darwin fueron las iglesias. A Meléndez lo salva la ignorancia de sus entrevistadores...



    31
    De: Pedro Fecha: 2006-02-28 21:48

    Estas equivocada Teresa. Darwin fue criticado y ridiculizado por biologos, filosofos, ingenieros, fisicos, abogados, teologos por supuesto...
    Para que veas que la envidia entre colegas no es algo de nuestra era, te comentare que Galileo, al igual que Copernico, fue duramente criticado y envidiado, no por la iglesia! sino por sus colegas y por cientificos que tenian miedo de perder su posicion e influencia. Hasta penso en avandonar sus teorias por miedo a sus colegas inmediatos, y no a la iglesia.



    32
    De: Teresa Fecha: 2006-02-28 22:37

    Pedro: Meléndez dice "todos los colegas". Yo dije que Darwin tuvo a Huxley desde el principio a su favor. Así que de equivocada, nada. Lo de la envidia me da mucha risa. A ver cuando Meléndez se decide a publicar y dónde lo hace. Igual crea una editorial con todo el dinero que ha ganado para publicarse sus cosas. Será la editorial de esa universidad que va a fundar...



    33
    De: Catalytica Fecha: 2006-03-01 00:32

    Totalmente de acuerdo con Aldo, Golondrino, Corzo, teresa...
    Especialmente interesante la aportación de Manolo al hablar de SECTARISMO. Trabajo en una farmacia y entre mis clientes hay unos cuantos que siguen el tratamiento del Dr. Meléndez. Cualquier intento de razonar con ellos choca contra un blindaje radical e intolerante de corte integrista, que recuerda totalmente al comportamiento de los miembros de las sectas más peligrosas.
    Personalmente conozco al menos cuatro casos de efectos secundarios a nivel renal y hepático, todos ellos en pacientes que acudieron con analíticas normales para reducción de peso.
    Lo más grave es que ahora buscan una solución a estos problemas que no les obligue a dejar los polvos, pues no quieren renunciar a la pérdida de peso que supone la dieta hiperprotéica del doctor MENGELENDEZ.
    ¿Para cuándo las rejas para este delincuente?



    34
    De: Teresa Fecha: 2006-03-01 09:34

    Catalytica:
    Yo también creo que hay un componente religioso, se cree en Meléndez, en que es un genio científico que ha descubierto algo nuevo y revolucionario; y se cree que como ese descubrimiento atenta contra los intereses de médicos y farmacéuticos, pues van a ir contra él como le pasó a Galileo. De este modo, se refuerza tanto la creencia en que los polvos lo curan todo (que es la base del negocio) como se inmuniza a los clientes contra las críticas. Y si se lo dice una farmacéutica, no te cuento... ¡les confirma el asunto! Así que tienes la batalla de lo más perdida...

    Dos buenos ejemplos los tenemos en la prensa de hoy. En La Opinión de Tenerife un tal Pedro Marrero Sicilia escribe un artículo de opinión dando por sentado que hay un "descubrimiento" sobre enfermedades para las que la ciencia no tenía remedio y esgrime la tesis de los intereses de las farmacias, que son las que presionan al gobierno.
    Y en El Día un ex-jugador de fútbol, el Patanga, cuenta lo maravillosamente que le ha ido y dice "si me muero, me moriré con los polvos".
    Entramos en el terreno de la libertad religiosa y la libertad personal: que consuman los polvos (otros consumen otras drogas) y crean lo que les parezca (otros creen en Alá o en el Espíritu Santo o en el Juicio Final). Con la fe no se puede razonar pues es por definición impermeable a los razonamientos. Sólo una crisis de fe, algo que los desengañe, puede sacarlos de sus confortables creencias.



    35
    De: Ramon Fecha: 2006-03-01 13:42

    ¿habeis pensado en quemarlo en la hoguera? ¿o quizá un juicio rápido inquisitorial sin defensa ni juez? ¿sois magistrados? ¿perteneceis a la secta "matémoslo antes de que demuestre algo? Creo que dado que sois tantos los detractores e insultadores oficiales del doctor Meléndez deberíais organizaros con capucha y palos y diréctamente lincharlo.

    He asistido como mero espectador a este debate y sigo sospechando que le pide a este buen hombre algo que ninguno haceis, dar pruebas. Dejar de salvar el mundo condenando algo que sólo por su apariencia puede ser un fraude, aplicaros a la tarea de desarticular todos los fraudes (cientos de miles) que aparecen cada día en televisión y en publicidades varias. No veo una sola prueba de efectos secundarios y si una gran inquietud por evitar que este hombre se haga rico. Le llamais megalómano, gurú, sectario etc, y lo mismo a sus pacientes/clientes. Os creeis en posesión de la verdad y dais miedo. Sí miedo por lo totalitario de vuestras declaraciones en las que os veo regocijaros porque sois muchos y bien avenidos. En fin que triunfe la verdad aunque sólo sea por una vez.



    36
    De: Demostoles Fecha: 2006-03-01 14:30

    Ya he dicho esto mil veces y mil veces no ha servido de nada.
    Es Melendez quien tiene que demostrar que el producto cura y que no es tóxico ¿por qué? Te lo explico con un ejemplo:
    ¿Por qué la administración demuestra que el agua de cucarachas no cura el pulmón? Los médicos no toman el tema en serio y no la recomiendan pero, ¿y si cura y estamos desperdiciando un medicamento valioso? No es porque el agua de cucarachas sea un remedio tradicional canario. Ni porque las multinacionales teman el poder curativo del agua de cucarachas. Es porque hay muchas cosas que curan y AUN MAS que no curan. No se puede gastar el dineral que cuesta un ensayo clínico probando cada chaladura que nos quieran vender. La solución es sencilla. Si quieres vender la cura del cáncer, demuestra que la tienes. No cuentes que eres doctor ni que te persigue el coco. Haz los experimentos, aporta pruebas... Punto



    37
    De: Demostoles Fecha: 2006-03-01 14:31

    En el post anterioe debería poner
    ¿Por que la administración NO demuestra?



    38
    De: Golondrino Fecha: 2006-03-01 15:44

    El fiscal: "Presentaremos cincuenta testigos que vieron al acusado en la escena del crimen, empuñando el arma y atacando a la víctima".

    Responde el abogado defensor: "Señores del jurado: nosotros presentaremos a 5000 personas que no lo vieron".

    Querido Ramón: la "carga de la prueba" está en el lado del Sr. Meléndez, no del resto del mundo. Este planteamiento es recurrente y de gran rédito político ("demuestre Ud. que no está negociando con ETA"; "demuestre Ud. que no ha recibido comisiones", etc, etc); pero, en ciencia, no sirve para nada.

    Adjunto además una nota de prensa llegada a mi correo desde el futuro (hay que ver lo que llega a hacer Internet hoy en día, ¿eh?):
    "14 de abril de 2015. Los laboratorios Euromed anuncian el lanzamiento mundial de su nuevo fármaco Homeostar, un medicamento basado en la combinación de varios aminoácidos, entre los que se encuentran derivados del ácido aspártico y la glicina. Varios años de experimentación en modelos animales, y 5 años de ensayos clínicos realizados a más de 10.000 voluntarios de una decena de países, han dado como resultado este medicamento de espectaculares efectos sobre el metabolismo de las grasas. El portavoz de Euromed declaró, en la multitudinaria rueda de prensa, que con Homeostar llegaba 'el principio del fin de las enfermedades del mundo desarrollado'. Por otra parte, el mismo portavoz declinó hacer comentarios sobre la demanda por apropiación indebida que un desconocido bioquímico había presentado en un juzgado de las islas Fidji, reclamando para sí la propiedad intelectual del descubrimiento. El citado bioquímico reside desde hace cinco años en dicho archipiélago del Pacífico, huyendo de una orden internacional de procesamiento de la Justicia de los EE.UU., donde habría sido denunciado a través de la FDA por practicar la medicina sin licencia y por la comercialización de productos con efecto farmacéutico sin la preceptiva autorización de la citada Agencia estatal."



    39
    De: Ainara Fecha: 2006-03-01 16:05

    ¿Es éste un blog libre?¿Se puede opinar libremente, o hay que sesgar la información para que no haya más voces disonantes de las que debiera?



    40
    De: Golondrino Fecha: 2006-03-01 16:25

    Y ahora, yo, después de todo lo dicho y escrito, declaro: gracias, Sr. Meléndez.

    Sus actuaciones han servido para poner al descubierto algunas de las muchas miserias que permanecen tapadas en nuestra sociedad. Su loable intento de hacerse rico rápidamente demostrando su teoría por la vía del “sentido común” (ya saben, lo de las moscas y las cacas…), nos ha dejado a muchos con las vergüenzas al aire.

    Es cierto: en las facultades de Medicina se enseña la Bioquímica tradicional, la de toda la vida, la que se cree que explica los procesos biológicos. Pero no se enseña Filosofía, ni Teoría de la Ciencia. No se le explica al estudiante que la ciencia contemporánea es un edificio que se monta sobre unos cimientos endebles, sujetos a continua crítica. Que el corpus de conocimiento científico parte de una serie de axiomas, verdades generales asumidas como ciertas e indemostrables por definición, sobre los cuales se construyen teoremas (teorías demostrables con los axiomas establecidos). Cuando los hechos observados contradicen lo predicho por los axiomas, se construyen teorías ad hoc, excepciones a la regla que explican la disidencia observada, y que funcionan como el parche en una rueda pinchada.


    Pero las ruedas soportan un número limitado de parches. Cuando las excepciones se convierten en norma, el edificio axiomático se derrumba, y hay que construir un nuevo sistema de referencia. Así ocurrió con Aristóteles y Copérnico, así con la física de Rutherford y los que le siguieron. Así ocurre continuamente con la Fisiología y la Medicina. Ayer denostábamos las grasas; hoy bendecimos el cerdo ibérico y el aceite de oliva. Defendemos el pescado azul con el mismo ahínco con que antes lo condenábamos al ostracismo. Y todo esto ocurre porque la Fisiología, la Física, La Química y Bioquímica, las Matemáticas… son ciencias, no religiones.


    La Ciencia (así, con la mayúsculas) no admite fe. Yo no “creo” en el átomo, ni “creo” que un tratamiento sea más efectivo que otro. Existen herramientas que demuestran, de forma directa o indirecta, que el átomo existe o que el tratamiento A es más eficaz que el B. Pero, no olvidemos el inicio: esas herramientas se han construido sobre la base de una teoría del conocimiento concreta, la de la cultura occidental, el racionalismo y el empirismo, que no es ni la única existente, ni la única verdadera. Por eso tenemos tantos problemas para “creernos” la eficacia de la medicina tradicional china o la homeopatía, por poner algunos ejemplos. Ahora bien: si queremos jugar a científicos, hagámoslo todos en el mismo terreno de juego y con las mismas reglas. Si no, no juego.



    41
    De: Golondrino Fecha: 2006-03-01 16:25

    Y ahora, yo, después de todo lo dicho y escrito, declaro: gracias, Sr. Meléndez.

    Sus actuaciones han servido para poner al descubierto algunas de las muchas miserias que permanecen tapadas en nuestra sociedad. Su loable intento de hacerse rico rápidamente demostrando su teoría por la vía del “sentido común” (ya saben, lo de las moscas y las cacas…), nos ha dejado a muchos con las vergüenzas al aire.

    Es cierto: en las facultades de Medicina se enseña la Bioquímica tradicional, la de toda la vida, la que se cree que explica los procesos biológicos. Pero no se enseña Filosofía, ni Teoría de la Ciencia. No se le explica al estudiante que la ciencia contemporánea es un edificio que se monta sobre unos cimientos endebles, sujetos a continua crítica. Que el corpus de conocimiento científico parte de una serie de axiomas, verdades generales asumidas como ciertas e indemostrables por definición, sobre los cuales se construyen teoremas (teorías demostrables con los axiomas establecidos). Cuando los hechos observados contradicen lo predicho por los axiomas, se construyen teorías ad hoc, excepciones a la regla que explican la disidencia observada, y que funcionan como el parche en una rueda pinchada.


    Pero las ruedas soportan un número limitado de parches. Cuando las excepciones se convierten en norma, el edificio axiomático se derrumba, y hay que construir un nuevo sistema de referencia. Así ocurrió con Aristóteles y Copérnico, así con la física de Rutherford y los que le siguieron. Así ocurre continuamente con la Fisiología y la Medicina. Ayer denostábamos las grasas; hoy bendecimos el cerdo ibérico y el aceite de oliva. Defendemos el pescado azul con el mismo ahínco con que antes lo condenábamos al ostracismo. Y todo esto ocurre porque la Fisiología, la Física, La Química y Bioquímica, las Matemáticas… son ciencias, no religiones.


    La Ciencia (así, con la mayúsculas) no admite fe. Yo no “creo” en el átomo, ni “creo” que un tratamiento sea más efectivo que otro. Existen herramientas que demuestran, de forma directa o indirecta, que el átomo existe o que el tratamiento A es más eficaz que el B. Pero, no olvidemos el inicio: esas herramientas se han construido sobre la base de una teoría del conocimiento concreta, la de la cultura occidental, el racionalismo y el empirismo, que no es ni la única existente, ni la única verdadera. Por eso tenemos tantos problemas para “creernos” la eficacia de la medicina tradicional china o la homeopatía, por poner algunos ejemplos. Ahora bien: si queremos jugar a científicos, hagámoslo todos en el mismo terreno de juego y con las mismas reglas. Si no, no juego.



    42
    De: Evolutionibus Fecha: 2006-03-01 20:58

    Sólo con leer la frase del entrevistador "Sus colegas recurren también a argumentos extra-científico para desprestigiarle, es decir, señalan que su actividad investigadora tiene un fin meramente empresarial y mercantil" ya me hago una idea de la hagiografía que se pretende.
    Por lo que leo aquí, y en los enlaces que he pinchado (hasta ahora he pasado un poco de este asunto) estamos ante un caso más de los tipo "homeopatía": remedios anti-todo para crédulos y desesperados.
    Lo que me preocupa, sinceramente, es que, ante todo este aluvión de (no)pruebas, irregularidades, delirios conspiratorios y falta severa de sentido común, las administraciones públicas (incluidas las de la ull) no tomen cartas en el asunto.
    A mi me queda claro que este individuo sabe perfectamente lo que hace su polvo: absolutamente nada, ni bueno ni malo, pero que, maquiavélicamente, ha decidido jugar con las penas ajenas para enriquecerse.
    Y sí es cierto que cada uno es libre de tomar lo que quiera, pero ¿por qué este argumento no se esgrime con las drogas legales? ¿no existen autoridades sanitarias que nos protegen de los que intentan envenenarnos o tomarnos el pelo?
    Veo el futuro: los polvillos vendiéndose en farmacias, que esa es otra que no se denuncia nunca: ¿por qué se venden en ellas productos que nunca han demostrado su efectividad?



    43
    De: Evolutionibus Fecha: 2006-03-01 21:00

    Sólo con leer la frase del entrevistador "Sus colegas recurren también a argumentos extra-científico para desprestigiarle, es decir, señalan que su actividad investigadora tiene un fin meramente empresarial y mercantil" ya me hago una idea de la hagiografía que se pretende.
    Por lo que leo aquí, y en los enlaces que he pinchado (hasta ahora he pasado un poco de este asunto) estamos ante un caso más de los tipo "homeopatía": remedios anti-todo para crédulos y desesperados.
    Lo que me preocupa, sinceramente, es que, ante todo este aluvión de (no)pruebas, irregularidades, delirios conspiratorios y falta severa de sentido común, las administraciones públicas (incluidas las de la ull) no tomen cartas en el asunto.
    A mi me queda claro que este individuo sabe perfectamente lo que hace su polvo: absolutamente nada, ni bueno ni malo, pero que, maquiavélicamente, ha decidido jugar con las penas ajenas para enriquecerse.
    Y sí es cierto que cada uno es libre de tomar lo que quiera, pero ¿por qué este argumento no se esgrime con las drogas legales? ¿no existen autoridades sanitarias que nos protegen de los que intentan envenenarnos o tomarnos el pelo?
    Veo el futuro: los polvillos vendiéndose en farmacias, que esa es otra que no se denuncia nunca: ¿por qué se venden en ellas productos que nunca han demostrado su efectividad?



    44
    De: Teresa Fecha: 2006-03-01 21:07

    Evolutionibus: sí parecen estar teniendo efectos adversos, sobre todo problemas renales. De hecho, en esos efectos adversos de los aminoácidos tomados a dosis tan grandes, se basa las prohibiciones de la Consejería de Sanidad y de la Agencia Española de Medicamentos.



    45
    De: Evolutionibus Fecha: 2006-03-01 22:51

    Me refiero, Teresa, a que esos efectos están sólo basados en datos circunstanciales y no a un estudio serio, que es de lo que se vale, por el momento, Meléndez.



    46
    De: Javier Corzo Fecha: 2006-03-02 00:00

    Evolutionibus, estás equivocado, creo, en un punto. Enrique Meléndez está absolutamente convencido de lo que dice. El no engaña sobre sus polvos (en el sentido de decir lo contrario de lo que piensa). Y de ahí su enorme capacidad de convicción: está totalmente seguro de sus afirmaciones. Desde que su tratamiento es la revolución más grande de la medicina de los últimos 70 años hasta que los demás bioquimicos del mundo estamos ciegos (además de ser envidiosos y mediocres). En ese sentido es personalmente honesto, pero por eso es mucho más peligroso, porque ha perdido el contacto con la realidad y ya no es capaz de distinguir lo que es cierto de lo que son sus sueños.
    Otra cosa es que en el tema de las patentes, en el de los pacientes tratados, en el de los inversores, en si sus productos son medicamentos o nutrientes, en el número de médicos que le apoya, en que no sepa de efectos secundarios, en todas esas cosas mienta sin rebozo. Pero para él eso son mentiras instrumentales, necesarias para que al final acabe triunfando Su Verdad, en la que cree firmemente.
    De la misma manera, estoy totalmente seguro de que él no se está enriqueciendo personalmente con el dinero que está ganando; ni se comprará un coche nuevo, ni se largará en un viaje de lujo ni comprará cincuenta apartamentos para especular con ellos. Sus deseos son otros: conceder proyectos de investigación y becas,tener su propio instituto de investigación en el que es señor y amo reverenciado, no tener que rendir cuentas a ninguna administración pública. Es decir, quiere ser una mezcla de Fleming, Antonio González y Bill Gates.
    Un estafador busca lucrarse con el dinero ajeno; Enrique Meléndez quiere pasar a la Historia como el mayor bioquímico de los siglos XX-XXI y como el fundador de la megaempresa que ha sanado a la humanidad doliente. Nada más.



    47
    De: Evolutionibus Fecha: 2006-03-02 00:24

    Javier, es posible lo que dices, pues te veo más al tanto de la cuestión, ya que, como apunté más arriba, no le he prestado demasiada atención hasta ahora. Sin embargo, me cuesta creer que un Sr. Bioquímico se crea, realmente, que con dos aminoácidos que pueden encontrarse en cualquier alimento (podrían mirarse unas tablas) se puedan arreglar todos los males. Salvo que, como apuntas tú, haya perdido todo contacto con la realidad, cosa que dudo bastante, pues sus fines son bastante definidos según tú, y de capricho de enajenado no tienen nada.



    48
    De: genio Fecha: 2006-03-02 01:44

    Después de leeros estoy dudando de si la mejoría que he experimentado desde que tomo los factores se debe a un efecto placebo o a la directa influencia de éstos sobre mi organismo, ya desde la cuna severamente alterado en casi todos sus sistemas, principalmente el endocrino y el neurológico. Pero mi verdad, hasta que el paso del tiempo no me demuestre lo opuesto, Dios no lo permita, es que le tengo tanta fe al doctor Melendez, como a Éste mismo, o sea: a Dios.



    49
    De: Javier Corzo Fecha: 2006-03-02 01:59

    Parece raro, pero estoy seguro de que Meléndez cree en que ha descubierto que el aspártico y la glicina (junto con su dieta) son la base de la curación de todos los males del mundo moderno. A partir de ahí empieza a írsele la pinza, y crea una infraestructura enloquecida que se sostiene sobre la venta de los polvos. Es en este campo donde se pone a enredar y a liar las cosas, para garantizarse los ingresos que necesita para mantener su tingladillo.
    A Meléndez hay que conocerlo, y su capacidad para enamorarse perdidamente de sus ideas es extraordinaria. Como lo es su autoestima, que, lamentablemente, se ha visto terriblemente incrementada en los últimos años. Supongo que los elogios y ditirambos que le dedican sus fans se le han subido a la cabeza, y le han hecho perder la noción de la realidad completamente.
    Otra cosa es que en su ¿locura? tenga la suficiente astucia o habilidad o inteligencia para gestionar el tinglado como lo está haciendo, pero eso es frecuente en personas con una personalidad como la suya. Ejemplos históricos hay en el siglo pasado, que son bien conocidos.
    Una idea básica equivocada pero aparentemente pausible si no conoces bien el tema, una personalidad obsesiva, una gran capacidad de convicción y el convencimiento absoluto de que estas destinado a un gran fin -por el bien de la humanidad, de tu nación o de tu clase social, según sea- te pueden llevar a cualquier parte.



    50
    De: Hastalo S. Juevos Fecha: 2006-03-02 02:06

    Ya ves, Evolutionibus: a Meléndez se le tiene tanta fe como a Dios.
    Dentro de poco no le harán falta sus factores: pasará directamente a la imposición de manos, que eso sí que no se lo puede prohibir la Consejería. Al fin y al cabo, si la imposición de manos de los reyes francos curaba la escrófula, ¿porqué la de Meléndez no va a curar la diabetes tipo II, sobre todo si va acompañada de su dieta?.



    51
    De: Pedro Fecha: 2006-03-02 02:53

    Javier, parece mentira lo que has escrito. Verdadramente vergonzoso...
    "conceder proyectos de investigación y becas,tener su propio instituto de investigación en el que es señor y amo reverenciado"

    Primero, reverenciado es lo que TU querrias para ti, que te hagan reverencias. Y no lo tendrás por vago.

    "su capacidad para enamorarse perdidamente de sus ideas es extraordinaria."
    COMO BUEN CIENTIFICO QUE ES. UN CIENTIFICO HA DE ESTAR ENAMORADO DE SU INVESTIGACION, IDEAS... A USTED SOLO LE INTERESA DINERO Y FAMA, NO LA CIENCIA. Y ENCIMA VE QUE OTRO SE LO LLEVA TODO... LE DUELE, EHH?

    "Como lo es su autoestima, que, lamentablemente, se ha visto terriblemente incrementada en los últimos años"

    O sea que para usted no hay que tener autoestima. Hay que ser un cientifico bobo, que agache la cabeza cuando tu pases, que se deja pisotear,etc. Quererse a uno mismo es un defecto para ti? Tu tienes un gran complejo de inferioridad, verdad? Y ahora, al ver que un "colega" tiene exito, usted se siente peor. Se le ha incrementado el complejo..



    52
    De: Juan Martinez Fecha: 2006-03-02 08:24


    Vaya madrugada mas lucida. Casi es una pena que se hayan ido a dormir! Si, yo tambien pienso que una de las claves del Melendezgate es que la Fe de Melendez, por demencial que pueda parecer, es genuina. No se puede decir lo mismo de algunos en su entorno, a los que se les adivina escasa fe y catadura moral mucho mas baja.



    53
    De: Aldo Fecha: 2006-03-02 11:32

    De la fe a la estupidez sólo hay un paso: firmo un consentimiento informado para que al que me receta unos polvos no pueda reclamarle legalmente nada si me pasa algo; le pago dinero, y además pongo en juego mi salud. Señores adoradores de Meléndez, si tienen alguna complicación, ¿a que médico suelen acudir?. A los que están en nómina del Instituto de Metabolismo o al sistema ortodoxo de la medicina (Servicios de Urgencias en Centros de Salud y Hospitales). Mis colegas de profesión me comentan que acuden a hospitales y centros de salud, y que les cuesta comentar al médico de turno que están tomando los polvos. Cuando esto pasa, ¿se lo comunican al Dr. Meléndez y les consta que el los somete a una sofisticada batería de pruebas clínicas para descartar la causa de la complicación?.El sistema de salud público quizás les agradecería que en caso de complicación de su enfermedad (¿los polvos las curan casi todas, no?) acudan al Instituo del Dr. Meléndez y le exijan la curación a EL. No se puede adorar a Dios y comer en casa del diablo....opino. Quizás así consigan entender porqué las autoridades sanitarias toman cartas en el asunto.



    54
    De: Demóstoles Fecha: 2006-03-02 14:09

    Sobre la capacidad de Meléndez de enamorarse de sus ideas, supongo que Javier se refería a sus hipótesis. Un científico debe estar preparado, como dijo Carlos Gancedo en una charla que dió hace unos años en La Laguna, a sacrificar sus hipótesis cuando no coinciden con los experimentos, por mucho que las quiera.

    Hace mucho que el profesor Meléndez se enamora de sus hipótesis hasta un punto en que se vuelven impermeables a la realidad y, por tanto, acientíficas. Recuerdo una conferencia de una colaboradora suya en la que el grupo del profesor Meléndez estudiaba una enzima que degradaba el glucógeno. La enzima no degradaba completamente cada "rama" del mismo, dejaba tres azúcares sin degradar. Proponían el profesor Meléndez y colaboradores toda una serie de hipótesis para explicar que la selección natural decidiera desperdiciar esos tres azúcares por rama. Las explicaciones eran todas bastante endebles, pero en ningún momento se plantearon una posibilidad fundamental que tendrían que haber descartado ANTES de empezar su investigación. ¿Puede la enzima elegir? ¿Cabe la posibilidad de que sea químicamente imposible degradar esos residuos por razones de espacio? La distancia entre el exterior de la proteína y su centro activo ¿No será equivalente a tres residuos de azúcar?

    El profesor Meléndez no solo tiene una capacidad inmensa para enamorarse de sus hipótesis, su entusiasmo resulta contagioso y ese rasgo, que es bueno en un profesor pues consigue motivar a sus alumnos, es peligroso cuando se da en exceso porque lo convierte en el líder de una secta. En la dosis está el veneno.

    Cuando un loco está solo, necesita ayuda.
    Cuando un loco tiene seguidores, los que van a necesitar ayuda son los demás.



    55
    De: Pepe el polvazo Fecha: 2006-03-02 18:28

    Me permito incorporar este clarificador texto de Alfonso Aguiló, titulado "El problema de ser tonto". Creo que retrata a la perfección a los promotores de ésta página, y quizá a más de uno que habitualmente deja sus sabios comentarios. ¡A disfrutarlo Doña Teresa!



    «Nos encontramos, pues, con la misma diferencia que eternamente existe entre el tonto y el perspicaz. El perspicaz se sorprende a sí mismo siempre a dos dedos de ser tonto; por ello hace un esfuerzo para escapar a la inminente tontería, y en ese esfuerzo consiste la inteligencia.

    »El tonto, en cambio, no se sospecha a sí mismo: se parece sensatísimo, y de ahí la envidiable tranquilidad con que el necio se instala en su propia torpeza. Como esos insectos que no hay manera de extraer fuera del orificio en que habitan, no hay modo de desalojar al tonto de su tontería, llevarle de paseo un rato más allá de su ceguera y obligarle a que contraste su torpe visión habitual con otros modos de ver más sutiles.

    »El tonto es vitalicio y sin poros. Por eso decía Anatole France que un necio es mucho más funesto que un malvado. Porque el malvado descansa algunas veces; el necio jamás.»

    Estas reflexiones de Ortega y Gasset resultan muy interesantes para todos, porque todos tenemos algo de necedad, y sobre todo porque sólo demostramos ser inteligentes cuando sabemos advertirla y escapar de ella con normalidad. Nos manifestamos inteligentes precisamente cuando advertimos que con nuestras intuiciones totalmente previsibles, con nuestra aburrida reiteración de prejuicios y estereotipos, con nuestra incapacidad para cambiar de punto de vista sobre las personas o los asuntos, o con nuestro ridículo empeño en aparecer como personas más documentadas e inteligentes de lo que somos, lo que demostramos en realidad con todo eso es que no hemos advertido que estábamos a dos dedos de ser tontos, o que lo hemos advertido pero no hemos sabido parar a tiempo.

    Todos incubamos necedad, y quizá debemos seguir el consejo de Ortega y atrevernos a dar un paseo más allá de nuestras seguridades, esforzarnos por contrastar nuestra visión de las cosas con las de otras personas, a las que quizá hasta ahora hemos menospreciado sin molestarnos mucho en entenderlas.

    Ser tonto no es tener mayor o menor coeficiente intelectual. Todos conocemos personas con un CI modesto pero con una enorme sensatez. Y personas supuestamente muy inteligentes pero tan engreídas que son verdaderamente tontas. Los tontos han llegado a serlo a base de repetir actuaciones en las que les ciega una vanidad tonta, una susceptibilidad necia, una suficiencia estúpida o una envidia torpe.

    Todos tenemos limitaciones, y demostramos inteligencia al advertirlas y procurar aceptarlas y superarlas poco a poco. El tonto, en cambio, no las advierte, y si las advierte, intenta disimularlas a todo trance, y eso nunca sale bien.

    Para no hacer el tonto, lo primero es estar dispuestos a reconocer la verdad de las cosas. "No conozco otro modo de extirpar un defecto o un vicio personal que declararlo y ponerlo sobre la mesa de la sinceridad", escribió Gregorio Marañón. Si somos sinceros advertiremos que con demasiada frecuencia nos empeñamos en mantener nuestra opinión aunque sea manifiestamente mejorable, o queremos aparentar una seguridad que no tenemos y hacemos entonces el ridículo más espantoso, o estamos demasiado pendientes de nuestro rango y resultamos patéticos.

    Ser tonto tiene mucho que ver con el prejuicio y el estereotipo, pues ambos son jubilaciones del esfuerzo por pensar. Enjuiciamos todo con arreglo a lo que nos cae bien, a nuestra intuición quizá un poco apolillada por manías y obstinaciones. Nos dejamos llevar por antojos intelectuales que conducen a la ofuscación y a la terquedad. Permitimos que las ideas fijas sustituyan al pensamiento abierto y libre. Perdemos así la lozanía mental y nos aproximamos paso a paso al problema de ser tonto.



    56
    De: manolo el del polvo Fecha: 2006-03-02 19:02

    Pepeeeeee...que Doña Teresa no existeeeee...que se llama Victor y no es tonto, que les da lo mismo lo que diga Genio o lo que diga cualquiera que haya o esté tomando los polvos, siles van bien puessss sera sugestioonnnnn...pobre crédulo que tomas los polvossss...pobre hombreee adorador de pseudo cientificos curanderos, pobre desgraciado que no está en sus cabales porque toma polvos de melendez. No te das cuenta hombre que este blog es un montaje??? Mira los nicks...Némesis (Venganza) sugestivo no? Javier Corzo... con un pseudo talante de buen conversador, se ve a la legua que es alguien que conoce a Melendez y le odia por algun motivo laboral. Teresa....teresitaaaa...quien demonios es Teresa???? se podría llamar Manola o Pepita...o Doña Cucufata... no es más que un vehiculo para sacar aquí toda la obsesión con Melendez que tiene la persona que está detrás de ese nick. Y así bla,bla,bla....hasta el infinito. Te felicito Pepe por tus post muy equilibrados tio, salud y al polvo.



    57
    De: Juan Martinez Fecha: 2006-03-02 19:02

    Bravo, Pepe el Polvazo!

    Le felicito! Con estas maneras, da gusto ser insultado. Espero que la cosa no decaiga y consiga mantener el tono. Ahora solo nos queda cambiarnos el "nick" y entrar de lleno en el debate serio.



    58
    De: Sara N'tonton Fecha: 2006-03-02 21:32

    De La Provincia/Diario de Las Palmas
    http://www.editorialprensacanaria.es/

    Sanidad espera una orden judicial para cerrar el centro de Meléndez-Hevia

    Verónica Martín

    SANTA CRUZ DE TENERIFE

    La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha vuelto a pedir amparo judicial en contra del bioquímico Enrique Meléndez- Hevia. En esta ocasión es para hacer efectiva la orden firmada el pasado lunes de cierre de establecimiento e incautación de los medios del Instituto del Metabolismo Celular (IMC).

    La Administración espera hacer efectiva esta orden una vez que haya recibido el auxilio judicial que ha demandado, pues el catedrático se ha negado a aceptar este cierre al considerarlo arbitrario y no ajustado a la legalidad.

    Ante todo esto, el abogado de Enrique Meléndez-Hevia, el ex fiscal general del Estado Eligio Hernández, ha presentado un recurso en el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo contra el procedimiento sancionador que Sanidad abrió al bioquímico. Según el abogado, el hecho de que este proceso esté en marcha invalida el resto de las acciones que la Administración quiera realizar al respecto, incluida la inmovilización y el cierre del establecimiento.



    59
    De: Golondrino Fecha: 2006-03-03 00:20

    Esta historia ya me aburre. Volveré por aquí dentro de un par de meses, a ver si queda alguien.
    Saludos, y que el ánimo no decaiga



    60
    De: Javier Corzo Fecha: 2006-03-03 00:53

    Volverán los oscuros golondrinos...
    (lo siento, no he podido evitarlo)



    61
    De: Teresa Fecha: 2006-03-03 07:46

    De La Opinión de Tenerife

    Javier Corzo cree que el Factor 1 puede ser peligroso al ser un neurotransmisor

    Meléndez-Hevia asegura que no existen efectos adversos en sus usuarios

    VERÓNICA MARTÍN / SANTA CRUZ DE TENERIFE

    El director del Departamento de Bioquímica de la Universidad de La Laguna (ULL), Javier Corzo, asegura que la glicina (que es el componente del Factor 1 que dispensa el catedrático Enrique Meléndez-Hevia) es un neurotransmisor que puede tener consecuencias peligrosas para el organismo. Mientras, el bioquímico insiste en que sus productos no generan efectos adversos.

    El bioquímico Javier Corzo asegura que en la literatura científica hay "cientos" de referencias al uso y a la acción del aminoácido glicina, que es el componente de uno de los productos que promociona el catedrático de bioquímica Enrique Meléndez-Hevia en su Instituto del Metabolismo Celular (IMC). Corzo asegura que "la glicina es un nutriente, pero también es una molécula que actúa como un fármaco típico al unirse a las proteínas". Recuerda que está descrita su acción "antiinflamatoria" y también "antitumoral, pero sólo en ratones de laboratorio y de forma experimental".
    Una de las acciones de la glicina es la de neurotransmisor y actúa en el cerebro y "esto podría explicar la sensación de bienestar que manifiestan muchos de los pacientes de Meléndez-Hevia", afirmó Corzo quien matizó que "un exceso de glicina podría generar ciertos problemas" ante lo que pide "prudencia". Corzo sospecha, también, que si el cuerpo se acostumbra a niveles altos de glicina [Meléndez recomienda unos 15 gramos diarios] "luego, puede generar cierta dependencia".
    Por su parte, Enrique Meléndez-Hevia ha insistido que no tiene constancia de que sus productos generen efectos secundarios. También recordó que el otro factor (el ácido L-aspártico) se usa en fármacos contra la insuficiencia renal y, por tanto, rechazó que la relación de éstos y las complicaciones renales descritas por Sanidad en tres pacientes.

    Sanidad denuncia que les impidieran entrar

    La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias volvió a personarse ayer en los tribunales para pedir auxilio judicial en sus acciones en contra de la actividad del catedrático de bioquímica Enrique Meléndez-Hevia y su Instituto del Metabolismo Celular (IMC). En la mañana de ayer, acudieron al juzgado de lo Contencioso-Administrativo para denunciar que el pasado lunes Meléndez impidiera tanto a los representantes de Sanidad como a la Policía Nacional la entrada al IMC para proceder a la incautación de sus factores 1 y 2 prohibidos por la Administración sanitaria. El abogado de Meléndez, Eligio Hernández, asegura que se les impidió la entrada porque no iba acompañada de una orden judicial válida, algo de lo que discrepa Sanidad que recibió hace una semana el auxilio judicial para proceder a la incautación de los productos. Además, ayer pidieron a los tribunales auxilio para hacer efectiva otra orden firmada el pasado lunes decretando el cierre del IMC y la inmovilización de todo el material que se encuentre en este centro. Hernández cree que estas acciones no son legales pues hay un recurso suyo que las invalida.

    -------------------------------------
    Javier: ¿qué tipo de problemas? Sería bueno indicarlos. Por otro lado, lo de la dependencia era esperable porque si no no se explica el nerviosismo ante la prohibición ni el acopio masivo de factores que han realizado los clientes de Meléndez.



    62
    De: Teresa Fecha: 2006-03-03 08:18

    La de cal:
    De El Día
    GLICINA
    Un estudio de la Universidad de León subraya sus ventajas

    N.D., S/C de Tenerife

    Una investigación de profesores del departamento de Fisiología de la Universidad de León y médicos del Hospital de esta provincia concluye que la glicina (el aminoácido del que está compuesto el factor 1 del profesor Meléndez-Hevia) es un nutriente antioxidante que funciona como protector celular. Este estudio, publicado en la revista "Nutrición hospitalaria" y que cuenta con cerca de noventa referencias bibliográficas, indica que "para muchos investigadores es difícil aceptar que se puedan obtener efectos beneficiosos en varios estados patológicos con el aminóacido más simple, la glicina". Sin embargo, recuerdan que la glicina de la dieta "protege al organismo frente a shocks tanto por pérdida sanguínea como por endotoxinas, reduce la concentración de alcohol en el estómago y aumenta la recuperación de la hepatitis producida por alcohol, disminuye el daño hepático inducido por fármacos y bloquea la apoptosis (o muerte programada de las células) y en el riñón disminuye la nefrotoxicidad originada por algunos fármacos inmunodepresores". En este estudio, realizado en ratas de laboratorio, se afirma también que con una simple administración en la dieta, "este aminoácido no esencial ha demostrado mejorar la situación de daño hepático por alcoholismo y algunas formas de cáncer". Por ello, consideran que se podría proponer su inclusión en la terapéutica de algunas enfermedades.

    --------------------------
    También recoge El Día el testimonio de una enferma de cáncer que ha mejorado. Pueden leerlo aquí:
    http://83.175.206.50/2006-03-03/vivir/vivir0.htm





    63
    De: Javier Corzo Fecha: 2006-03-03 12:34

    Yo ya conocía el trabajo (que es una revisión) de la universidad de León. No es el único ni mucho menos que trata de diversos efectos de la glicina.
    Muy probablemente la glicina es un aminoácido con una actividad farmacológica significativa. Pero eso es lo preocupante de este asunto. En esta historia hay dos opciones respecto la glicina (y Meléndez tendría que haber empezado por tratar de comprobar experimentalmente cual de ellas es la cierta):
    1) O la glicina no sirve para nada, en cuyo caso toda la historia es una bobada, o
    2) Tiene algún efecto beneficioso, debido a su capacidad de actuar como fármaco, en cuyo caso Meléndez tiene un problema bien gordo.
    Problema en el que se ha metido él solo por empeñarse en hacer las cosas a su manera y no como es debido.
    Lo que es muy improbable es que el/los hipotéticos (por el momento) efectos beneficiosos de la glicina se deban a que incremente la síntesis de colágeno, como dice Meléndez. Para empezar, eso difícilmente justificaría la desaparición casi inmediata de dolores, como señala la paciente de cáncer tratada en Barcelona.
    Lo preocupante es que cualquier cosa que actúa como fármaco muy probablemente tenga efectos secundarios, que es lo que hay que conocer y evaluar antes de recetarlo al buen tuntún.



    64
    De: mary Fecha: 2006-03-04 01:30

    oye, javier, por cierto, tanto que hablas de la investigación de melendez, que investigación estás haciendo?



    65
    De: Pedro Fecha: 2006-03-04 01:35

    Creo que ninguna mary. Ahora esta tan emperrado en escachar a Melendez que ha estudiado (y mas que nunca) en los experimentos de otro, no los suyos...



    66
    De: mary Fecha: 2006-03-04 01:38

    al menos estudia, el pobre! fijate hoy hay carnaval y está estudiando de lo que puede aprender en el foro de lo que dicen los demás y sacar sus conclusiones, al igual que teresa, pues con la ayuda de un vecino mi padre mató un cochino



    67
    De: Pedro Fecha: 2006-03-04 01:40

    jajajajaja... no... teresa no saca conclusiones de los que escriben... ella es psicologa.



    68
    De: Teresa Fecha: 2006-03-05 11:10

    De nuevo. Don Enrique se escuda y se esconde detrás de la economía y las patentes para esconder la falta de resultado científico.

    En El Día:

    POLÉMICA
    Una guerra económica

    Para Enrique Meléndez-Hevia las actuaciones que ha llevado a cabo la Consejería de Sanidad para paralizar la distribución de sus productos y cerrar el IMC responden a motivos económicos, más que sanitarios. Dijo que después de haber sobrevivido a esta guerra económica, los beneficios que obtiene el IMC se dedican a la ciencia. De hecho, puntualizó, la institución que preside ha financiado doce proyectos de investigación ajenos a ella. Insistió en que, ante el "evidente interés económico" que tiene su proyecto, no lo publicará hasta que no tenga la patente de uso de los factores 1 y 2 que ha solicitado en Estados Unidos, algo que consideró inminente. "Los científicos regalamos lo que hacemos y luego nos embargan el laboratorio y a la calle", justificó el bioquímico de la Universidad de La Laguna.Sin embargo, Emilio Sanz dudó que de estas intenciones y denunció que Hacienda no tome medidas contra un organismo, como el IMC, que gana entre 5 y 10 millones de eruos al año de manera "opaca y sin pagar impuestos".



    69
    De: Javier Corzo Fecha: 2006-03-05 12:02

    Hay algo que sigo sin entender, y es la obcecación de Meléndez con la historia de sus patentes. No tiene absolutamente nada que patentar, y a pesar de eso sigue y sigue insistiendo. Simpre está a punto de patentar. Siempre está a punto de publicar. Siempre hay un empresario que está a punto de invertir, siempre a punto, pero luego no hay nada de nada. Y así un mes tras otro y un año tras otro ¿es una huída hacia adelante? ¿es un mantra para que no se mosqueen los fieles? ¿se lo cree él?



    70
    De: Aldo Fecha: 2006-03-05 12:32

    Javier, mientras tanto gana millones, que no se gasta en investigación y que son opacos a hacienda. Cada mes que pasa de mientras tanto, gana lo que no ha ganado en años de profesor de Universidad. Además está blindando a su hijo, del que no me han comentado que tenga un trabajo estable. En fin, dinero y solo dinero, el resto es una sarta de mentiras encadenadas. En USA no sólo no patentarán sus productos; de estar actuando allí Meléndez ya estaría en la carcel con múltiples acusaciones. Aquí somos más tibios con estos temas.



    71
    De: Teresa Fecha: 2006-03-08 07:44

    En Diario de Avisos hoy:

    Sanidad está a la espera de la resolución judicial para cerrar el Instituto de Meléndez

    La consejera autonómica de Sanidad, María del Mar Julios. / Sergio Méndez

    EFE - Diario de Avisos
    Santa Cruz


    La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, María del Mar Julios, indicó ayer que su departamento está a la espera de la resolución judicial que ampare la orden del Servicio Canario de la Salud sobre el cierre del Instituto de Metabolismo Celular.

    Julios indicó que debido a que la resolución del Servicio Canario de la Salud no ha sido acatada por el Instituto de Metabolismo Celular, que permanece abierto y mantiene su actividad, su departamento ha pedido el amparo judicial para el cumplimiento de esta resolución.

    La consejera señaló que se está a la espera de que la administración judicial indique las diligencias oportunas para el cumplimiento de la resolución y confió en que en breve se conozca la decisión judicial.

    El Instituto del Metabolismo Celular está presidido por el bioquímico Enrique Meléndez Hevia y en él se distribuyen los factores 1 y 2, compuestos de glicina y ácido L-aspártico, que han sido prohibidos por la administración sanitaria y por la Agencia Española del Medicamento.

    Desde el año 2001 el profesor Meléndez Hevia ha atendido a más de 8.000 pacientes, con, entre otras patologías, exceso de peso, artritis o diabetes.

    El Gobierno de Canarias ordenó el cierre de este instituto y el 27 de febrero, la Agencia Española de Medicamentos, dependiente del Ministerio de Sanidad ordenaba la retirada de los factores 1 y 2 porque, según se argumentó desde esta institución se dispensan como medicamentos sin estar registrados como tales.



    72
    De: Sara N'tonton Fecha: 2006-03-08 08:47

    En El Día vienen a decir lo mismo: http://83.175.206.50/2006-03-08/vivir/vivir3.htm

    El tema es que no se sabe lo que tardará la justicia en actuar. Julios espera que sea "en breve", pero eso es lo que ella supone. Lo que piensa el juez al respecto es una incógnita.



    73
    De: Nocivo Fecha: 2006-03-09 01:30

    Desde luego lo hay que no para... menudo curro se dan. Se ve que no tienen grandes cosa que hacer, solo ver la paja en el jo ajeno... Parece como si la clase médica fuera el maximo en cuanto a actitud etica y bondad hacia los sufridos pacientes... menudos sinverguenza estan hecho todo...no hay sino que ponerse enfermo para ver en mano de quien estamos...
    leyendo los posts no deja uno de asobrarse: uno que es medico habla de UN SOBRINO que ha sufrido en sus propias carne la actuacion de Melende. !vaya hermano que tiene el medico!!que acude a la consulta de Melende! La teresa que no para... chic@ es que no para!y la de la farmacia... todos los clientes que tienen son de Melendez...!no hace falta que de mas explicaciones... se le ve el plumero...soy los mismo...
    Si realmente lo que quieren es ayudar a todos los "paciente" de Melendez lo que tienen que hacer es dar la cara: Con nombre y direcciones de correo publicas y no con "motes" para despitar. Explicarme porque los polvos son tan malo. No me digan que si me todo 1Kg de aspirina (esa medicina tan legal!!!)me dará acidez eso lo se yo!!! O si me tomo un litro de leche me tendre que ir a urgencia. Pue claro que todo lo que se toma en exceso es dañino para la salud. Yo lo que quiero es que me den razones de por qué son malos. Si el Melendez tiene 8000 Paciente y las complicaciones son tan mala ya habria de heber habido algun muerto no?. Pues tengo entendido que lleva años recetando los Polvos. ¿por que la autoridades no hacen que los ingresado en los hospitales por consumir los polvos se manifienten publicamente, con mucha difución mediatica (eje. TV), y así disuaden del consumo de los polvo?



    74
    De: Anónimo Fecha: 2006-03-10 12:34

    Joder, seguro que el nocivo este es de los que cuando algún medicamento causa alguna desgracia pide que los controles sean más estrictos llamando criminales al administración. Pero cuando alguien pide, antes de que ocurra nada, que esos controles se apliquen a todo, estos protestan igual de escandalizados.

    No extraña, si dice que los demás pierden el tiempo miestras el se larga un mensaje de la ostia.



    75
    De: Nocivo Fecha: 2006-03-10 22:58

    Anonimo... que me cuentas hombres?, Fijate en estos nombres: Sara Norto, Golondrino, Teresa, Aldo, Javier Corzo... Tu. Deben tener un gabinete de presa... reproducen articulos... ven todas las televiones... en fin es imposible acaparar tanta informacion a no ser que seas "funcionario docente", es decir que trabajan en lo que no deben y sus alumno? que se busque la vida...
    Yo no soy tan reaccionario como tu "anonimo" ya se te ve el "plumero"...Yo antes de tomar algo me informo... y si puedo evitar la toma no lo tomo pero si no tengo más remedio pues lo tengo que tomar... y me jodo.
    Si hay personas que son felices y se sienten bien tomando los polvos porque se empeñan en demonizar a Menenden?



    76
    De: olga Fecha: 2006-04-25 17:12

    ¿Por qué fastidia tanto que alguien se "haga de oro" vendiendo salud...? hay grandes marcas que ganan mucho dinero vendiéndonos cosas inútiles y a nadie le ha preocupado nunca cuanto se embolsan por ello, ¿cuanto dinero perdería sanidad si el factor fuese legal...? Hay preguntas mas interesantes que la de pensar cuánto está ganando Melendez ayudando a tanta gente, como por ejemplo ¿a cuantos ha ayudado?



    77
    De: Anónimo Fecha: 2006-04-27 10:44

    Eso digo yo, Olga. ¿A quién le importa que las compañías farmacéuticas se forren ayudando a la gente?



    78
    De: jdm Fecha: 2006-05-02 12:21

    ami me da = mientras me ayuden...



    79
    De: Nocivos Fecha: 2006-05-03 11:49

    No he leído nada de los detractores de Meléndez en el que explique por que es tan dañino el tratamiento. Solo se basan en que la investigación en humano debe hacerse "según los métodos establecido". Luego solo se les puede decir que lo que hay en España (perdón, "el conjunto de nacionalidades")es envidia a quien triunfa o gana dinero...
    Quiero que me digan porqué seria malo para mi salud el hacer el tratamiento de Meléndez. O que diferencia hay entre los métodos que utiliza el Meléndez y los consejo que me da una "dietista" que hizo un curso de verano y se ha montado un chirringuito en el que vende producto "naturales" que se fabrican el empresas farmacológica.



    80
    De: Golondrino Fecha: 2006-05-04 10:26

    Nocivos (¿o Nocivo?). Vamos a hacer suposiciones: supongamos que Meléndez tiene razón, sus "teoremas del metabolismo" son correctos (sobre el papel, formalmente lo son), y estamos ante el mayor descubrimiento de la reciente Historia de la Medicina. Si ese decubrimiento no se demuestra mediante un procedimiento riguroso, y se publica en el foro adecuado, simplemente no existe.

    ¿Te gusta la serie de TV "House"? El protagonista sigue con frecuencia un método muy peculiar: "tratemos al paciente bajo esta sospecha diagnóstica no confirmada; si acertamos, lo curamos. Si se muere, es que era otra cosa" (por cierto, alguna vez habrá que analizar por qué echamos pestes de los médicos del Seguro y luego nos enganchamos a un personaje como Gregory House). Algo así - salvando las distancias - es lo que ha ocurrido con las terapias de Meléndez.

    Todos, repito, todos los descubrimientos y teorías científicas son inexistentes hasta que se demuestran siguiendo el método científico aceptado internacionalmente y se someten al juicio de iguales mediante la publicación en publicaciones científicas que enjuician críticamente el método empleado en la investigación, el análisis estadístico de sus resultados y la verosimilitud de las conclusiones alcanzadas, además de otros requisitos previos.

    Nocivo: yo no envidio a quien triunfa o gana dinero; si fuera así, malgastaría más tiempo envidiando a Nuria Bermúdez o David Beckham que a Santiago Grisolía, Valentín Fuster o el Dr. Chiscano. Y no, tampoco me merecen ninguna credibilidad los consejos de una dietista de fin de semana o un homeópata de curso por correo; yo soy así de descreído, ya ves...



    81
    De: Nocivos Fecha: 2006-05-04 12:49

    Para Golondrino: Inicialmente era nocivo, pero como lo entendía como primera persona del singular lo cambie a nocivos, tercera personal del plural... sin que me refiera a nadie... pero tampoco me lo atribuyo, naturalmente, faltaría más, si bien los hay retorcidos que quieren buscar donde no hay nada... solo un seudónimo.
    Tu dices literalmente que los “teoremas del metabolismo”, del Meléndez “sobre el papel son correcto”. Esto me llama la atención poderosamente pues nunca lo había leído en unos de sus detractores. Esto supone un salto cuantitativo.
    De la serie “House” te puedo decir que yo no estoy enganchado, solo he visto un capitulo (no es por nada, si pudiera ver más lo habría visto, faltaría más) pero me parece un personaje muy, pero muy, esteriotipado, al máximo, difícil de comparar con un medico cualquiera de cualquier hospital de U.S. (con los españoles ni te cuento). Y no es por nada si en la realidad fueran así ya no seria empleado de ningún hospital, sería precisamente otro Meléndez, pues no me vengas decir que sus métodos se ajustan a lo que llaman “métodos establecido” “basado en procedimiento riguroso”. Es decir en un Meléndez y precisamente a ti te parece fantástico... no lo entiendo...(ya se que ahora me explicarás que no quisiste decir eso... pero es lo que has dicho)

    Respecto a lo que dices de que “todos los descubrimientos y teoría científica son inexistente hasta que se demuestren siguiendo el método científico aceptado internacionalmente...” querrás decir que existe pero que no tienen validez hasta que la “ciencia establecida” lo reconozca... es decir que si van en contra de principios establecidos...van de cráneo... ¿a que médico de los años cincuenta se le ocurría decir que el aceite de bacalao podría tener unas consecuencia, a la larga, catastrófica para lo niños que lo tomaban en aquella época para disminuir la carecían nutricionales? ¿a que medico de esa época se le ocurría decir que la alimentación de los Españoles, en esa época, era buenísima pues estaba basada en la dieta mediterránea... mucha legumbres, verduras, hidratos de carbono y proteínas de mucha calidad? Pues no lo decía ninguno, aunque lo supiera, porque era “contra sistema”. ¿o no?. Si alguno lo hubiera puesto en practica (que había médicos de la época que lo sabían) Pues serian otros Meléndez. ¿Tenía que de mostrar con “estudios riguroso” que la mitad o más de la enfermedades de aquella época se curaban con una pieza de fruta?.

    Respectos a esos personaje “tan importante”que nombras ( algunos he leído), te puedo decir que algunos de ellos me parecen peores que Meléndez...(solo por una razón cuantitativa; a Meléndez no le he leído nada. Algunos de ellos si que los he leído y tengo razones para pensarlo) pero seria muy largo... y el personal se puede aburrir, pero si quiere lo hablamos...

    Saludos a todo.



    82
    De: Golondrino Fecha: 2006-05-05 11:21

    Nocivos: sí, me gusta la serie "House"; no, no me gusta House. En ningún punto del post he dicho que me pareciera "fantástico". No he defendido sus métodos en ningún párrafo, ni explícita ni implícitamente. Que quede claro. Es más: su actuación - estrictamente médica - es lo más alejado que te puedas imaginar a un planteamiento médico científico correcto, lógico y razonable. ¿Por qué? Pues, entre otras cosas, porque somete a sus pacientes a los riesgos de un tratamiento cuya indicación no está establecida y sin el consentimiento del paciente, que articipa, sin saberlo, en un "ensayo clínico unipersonal". ¿esa foma de actuar te parece bien?¿Te suena de alguien que pudiera estar haciendo eso mismo aquí cerca, con unos cuantos miles de personas...?

    Lo que he podido leer sobre los "teoremas del metabolismo" lo he hecho del (larguííííísimo) texto de solicitud de patente para las nuevas aplicaciones de la glicina, que NO es un texto científico. Por eso he dicho que, al menos en la forma, la idea de partida, me parece a primera vista correcta. Quede claro nuevamente que no soy un experto en la materia, y por tanto, mi opinión sobre Bioquímica NO es una OPINIÓN AUTORIZADA.

    Tercero: por favor, no mezcles churras con merinas. Seguir el método científico no es estar a favor del sistema; ni la falta de conocimiento implica ir contra el sistema. Fue el propio Meléndez quien afirmó, en la presentación de la asociacion de apoyo que se ha creado, que "la Ciencia no existe si no se publica". Y quién soy yo para contradecir a tal eminencia...



    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia