Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Agosto 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4 5 6
    7 8 9 10 11 12 13
    14 15 16 17 18 19 20
    21 22 23 24 25 26 27
    28 29 30 31      

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Ritos laicos

    Hace algo más de un año asistí al funeral de un compañero prematuramente fallecido a causa de una enfermedad. La asistencia fue masiva y había gente de todas las edades. El difunto no era creyente aunque ignoro si era ateo o agnóstico. Su madre y sus tías sí eran creyentes y le organizaron un funeral católico en la capilla del tanatorio, que estaba repleta de gente, tantos que no cabian en los bancos y mucha gente quedó de pie. Cuando el cura comenzó la misa, feliz al ver cuánta gente se había reunido a despedir al difunto, se encontró con que sólo la primera fila, que era la ocupada por los familiares, respondía a los diálogos de la misa. El cura se molestó, paró la misa y amonestó a los asistentes con muy malas palabras, por estar presentes en un rito católico sin compartir esas creencias. Hubo mucho malestar. Algunos abandonaron la capilla, pero la mayoría se quedó allí, más que nada en señal de protesta por los malos modales del cura y porque querían acompañar al muerto. De este modo, la misa transcurrió en un ambiente de tensión, agudizada cuando, poco antes del final, la compañera del difunto leyó unos poemas y unos textos de despedida pese a que el cura se opuso y exigió fiscalizar previamente su contenido, quizás por miedo a alguna irreverencia o simplemente porque consideraba que los allí reunidos eramos un "hatajo de ateos", pues ese fue uno de los muchos calificativos con los que obsequió a los asistentes. A la salida, mientras esperábamos la incineración, se comentó mucho el incidente, con la natural indignación, pero salió un tema que, desde entonces, es recurrente en este tipo de eventos: la ausencia de ritos funerarios laicos y el monopolio de facto de la Iglesia Católica en la despedida de los muertos.

    Del mismo modo que no hay equivalentes laicos o civiles de los funerales, tampoco los hay de los bautizos, que son ritos sociales para presentar a la comunidad a un nuevo miembro. Sí que los hay en el caso del matrimonio, especialmente porque el divorcio y las segundas o terceras nupcias impiden una ceremonia religiosa que no es admitida por la Iglesia Católica, que sigue considerando indisoluble el matrimonio a menos que se paguen las exorbitantes cuotas del Tribunal de la Rota, que entonces no hay problema alguno para disolver lo indisoluble.


    dsc00728


    Viene todo esto a cuento porque leo hoy en El País (aprovechemos que aún se pueden citar los contenidos de la prensa sin que ello sea ilegal, cosa que parece que está a punto de suceder) que "Los obispos presentan un nuevo plan para "evangelizar" España", que consiste en aprovechar al máximo la asistencia a los ritos de bodas, bautizos y funerales, que parecen ser las únicas ocasiones en las que muchos españoles acuden a las iglesias. Los obispos, entre otras cosas, achacan a la creciente secularización de la sociedad la falta de "clientela" que padecen. Yo discrepo con este diagnóstico, en tanto que me parece que más que secularización (con la consiguiente 'desmagificación' del mundo) lo que estamos viviendo es una transformación de lo sagrado. Hay una 'descristianización' o 'descatoliquización' (perdón por el palabro) porque lo sagrado se traslada a otros ámbitos antes profanos, como la naturaleza. Las creencias y actitudes religiosas se dirigen a otros aspectos de la sociedad y el cosmos, diferentes a los tradicionales de la religión católica.

    Lo importante es la necesidad de que aparezcan alternativas civiles a los importantes ritos sociales del nacimiento y la muerte. Hace algún tiempo se armó un buen revuelo porque en Cataluña unos padres organizaron un "bautismo" civil para presentar a sus amigos y conocidos a su nuevo hijo. El problema, una vez más, fue el uso de la palabra 'bautismo', que designa un rito religioso específico. No lo llamemos bautismo. No se me ocurre una buena palabra, pero sí veo claramente la necesidad de buscar un equivalente laico para aquellos que no comparten las creencias católicas (ni de otras religiones, que también disponen de una ceremonia religiosa del bautismo) y quieren compartir socialmente la alegría de la llegada de un nuevo miembro a la comunidad. Lo mismo sucede con la despedida de los seres queridos.

    En fin, que se necesita que haya algún emprendedor que monte una empresa de ritos funerarios civiles que nos permitan despedir a los no creyentes. Y necesitamos establecer ritos civiles que nos permitan agasajar a los nuevos miembros de la sociedad. Cuando existan y estén implantadas estas ceremonias en nuestra sociedad, quizás me empiece a creer la tan cacareada tesis de la secularización de la modernidad, aunque más bien pienso que tanto la muerte como el nacimiento seguirán siendo objetos sagrados (en el sentido durkheimiano del término) en todas las sociedades humanas. Pero que no sean objeto de monopolio exclusivo de una confesión religiosa y que ésta no se aproveche de su privilegio de mercado para hacer una campaña de propaganda.

    2006-04-29 14:50 | Categoría: Sociopatologias | 24 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/39523

    Comentarios

    1
    De: Miguel Fecha: 2006-04-29 19:36

    Me encanta que hayas tocado este tema, porque es una de mis pequeñas obsesiones. Yo no soy católico. Ni siquiera estoy bautizado. Cuando lo comento, hay mucha gente que me mira como si fuera un bicho raro. Pero mira, yo agradezco a mis padres dejarme elegir a que religión quería pertenecer (si es que quería). De la religión católica, me quedo con la parte que predica la bondad, la caridad, y, en general, ser buena persona con el prójimo.

    Pero lo siento, no trago a los curas. No me refiero al cura de barrio "buena gente" que no tiene culpa. Me refiero a toda la parafernalia montada entorno a la religión católica. A mi SI que me escandaliza que la conferencia episcopal se dedique a dar su opinión sobre todo lo que se le apetezca, y además se le dé cabida en informativos nacionales y prensa. Qué pasa ¿es que aquí hay que ser católico-ápostólico-y-romano por narices? ¿Qué es el rito del bautizo hoy día? Simplemente una fiesta de sociedad. Poca gente se acuerda para qué sirve. Y francamente, a mi modo de ver, no sirve para nada. Imponer la religión a una criatura que no tiene todavia poder de decisión me parece incomprensible. ¡Puñetas! ¿no dicen que Cristo de bautizó pasados los treinta años? ¡Pues para qué bautizar un niño que no sabe lo que le están haciendo! ¿Y si quiere ser Judío el día de mañana? ¿O budista? ¡O satánico, quien sabe!.

    Tres cuartos de lo mismo con los entierros. Seguimos viviendo en un país en el que todo el mundo da por hecho el monopolio de la iglesia católica. Claro... si es que el estado sigue patrocinandolos. Yo tengo claro, y estoy seguro que mi familia así lo haría, que el día que me muera me incineran y nada de funerales religiosos ni nada. Que monten una fiesta en celebración a la vida que disfruté. Mas o menos como hacen los americanos. Que lean un discurso... lo que quieran.

    A mi me sucede eso que cuentas en el funeral, y, si no fuera por respeto a la parte de la familia creyente que ahí había, le pego un zarandeo al cura que se va a acordar toda su vida. ¿Hatajo de ateos? ¡A mucha honra!



    2
    De: blog.Evolutionibus.info Fecha: 2006-04-30 02:06

    Pues sí, todo cierto, pero discrepo en que sea necesaria una "ceremonia de presentación en sociedad" del que acaba de nacer ... podría ser pero convendrás conmigo en que sería cambiar el hambre por las ganas de comer. Ni te cuento la de gente que me afirma no ser católica ni creyente en general que se casa católicamente, bautiza a sus hijos y les mete la primera comunión "para que el otro cónyuge o padres o suegros se queden contentos".
    Muy bueno el artículo. Nos queda mucho para ser una sociedad laica y aconfesional de verdad, entre otras cosas porque la iglesia mayoritaria dice que eso es demoníaco.
    Saludos.



    3
    De: Teresa Fecha: 2006-04-30 07:47

    Miguel, hola :)
    Una de las sectas protestantes más reprimidas por los católicos en los tiempos de la reforma protestante y las guerras que la siguieron, fue la de los anabaptistas, que se negaban a dar el bautizo a los recién nacidos. Eso era considerado peligrosisimo.

    Evolutionibus: no veo por qué sería cambiar el hambre por las ganas de comer el hecho de hacer una ceremonia civil de presentación social de los recién nacidos: es una manera de introducir en la comunidad a un nuevo miembro y es un rito muy antiguo y presente en todas las culturas humanas. Lo que sucede es que cuando los padres no son creyentes no tienen una forma socialmente establecida de hacerlo, pues todas están cargadas de significado religioso.



    4
    De: Netito Fecha: 2006-04-30 12:52

    Que curioso, al ver que su modelo de mercado está desapareciendo, la Iglesia reacciona igual que la SGAE: insultando a sus "clientes".



    5
    De: blog.Evolutionibus.info Fecha: 2006-04-30 21:36

    Teresa, pero, al final, todas las presentaciones en sociedad acabarán por tener algo místico-religioso, salvo que se invente alguna nueva, que lo que tú dices ... pero que yo veo más que improbable.
    Saludos



    6
    De: Teresa Fecha: 2006-05-01 10:07

    Evolutionibus: yo tampoco lo veo muy probable por más necesario que sea. De todos modos, como aquí nos van llegando las costumbres americanas y allí sí existe, a lo mejor en algunos años la tenemos aquí también, a medida que la gente vaya siendo más coherente con sus ideas.



    7
    De: Teresa Fecha: 2006-05-01 10:16

    netito: la experiencia que cuento creo que es más bien la excepción que la regla. En lo que sí se va a parecer a la SGAE es en el mantenimiento a ultranza del monopolio de la intermediación con los neonatos y los muertos. Quien quiera despedir a sus muertos o recibir a sus nacidos, tendrá que "pasar por caja"...



    8
    De: Hally Fecha: 2006-05-01 18:36

    Me asusto ante el poco respeto que tiene la iglesia ante su propias creencias. En mi época mis amigas me comentaban:"No yo no me quiero casar por la iglesia, lo hago por mis padres...", estaban preparadas para vivir en pareja, pero no para hacer valer su opinión de como empezar a hacerlo, basta decir que era más divertido comentar el traje que el cursillo prematrimonial obligatorio y que según ellos chorradas de curas. Para la iglesia lo importante es que se casen, aunque luego se divorcien a los 6 meses, ellos no lo van a ver; que se bauticen y que hagan la primera comunion, aunque luego no vayan a misa etc. La iglesia española ha convertido un uso social todos sus sacramentos pero no ha conseguido fieles. Cuando estoy en el extranjero me llama la atención como existen fieles en el buen sentido, van a misa, actuan en la parroquia de la zona y para ellos es una declaración de principios su fé. En Irlanda más que una declaración de principios es una cuestión politica. Hace años que para mí se ha convertido en una cuestión cultural el "rito" católico, asisto a sus ritos por respeto pero ante la sorpresa que los que actuamos así tenemos más respeto ante sus creencias que los propios católicos confesos.



    9
    De: Golondrino Fecha: 2006-05-07 12:19

    Teresa, me pica la curiosidad. Prueba a sustituir "rito católico" en tu relato por "rito judío" o "rito..." el que sea. ¿Hubiera ido tanta gente no creyente a la celebración? ¿Se les hubiera permitido asistir a tal celebración sin participar en ella?. Un conocido mío asistió en una ocasión a una boda entre dos miembros de la comunidad hindú. No lo hizo por afecto hacia los contrayentes, ni por ser él mismo seguidor de tales creencias; lo hizo como un antropólogo participa en los rituales de cualquier cultura prehistórica, con la curiosidad del científico que investiga el apareamiento de dos moscas del vinagre. En aquel momento, y aún hoy, me sigue pareciendo una actitud reprobable.

    En todas las sociedades existen ceremonias de presentación de sus nuevos miembros a la comunidad, tanto en el momento de su nacimiento como en el de la pubertad. La sociedad occidental, de origen netamente judeocristiano, asimiló históricamente estos ritos a la tradición religiosa, pero no tiene por qué ser así; en eso estoy plenamente de acuerdo. Por tanto, por favor, que cada cual presente a sus hij@s a la comunidad como mejor le plazca, y déjennos a los católicos presentarlos a nuestra manera, entre nuestra gente. No creo que haya ningún mal en eso, ¿no?.

    Con respecto a que los actos religiosos se han convertidfo en acontecimientos sociales o culturales, es indudable que lo son, para los no creyentes, y que son ellos precisamente los que han desvirtuado en cierto modo el contenido de las celebraciones. No hace mucho, un párroco intentó organizar las primeras comuniones de su grupo de catéquesis de la parroquia en el mes de noviembre. ¡Los padres casi se lo comen! Porque...¿dónde iban a encontrar un traje mono-monííísimo para sus niñas a finales de otoño?.

    Tengo la impresión de que la imbricación político-católica que ha existido en España los últimos 500 años ha llevado a una "sobredimensión" de la Iglesia Católica. Se ha confundido - en mi modesta opinión - cantidad con calidad; quizás porque una masa de fieles justifica una mayor presencia política. Tal vez, la Iglesia deba "redimensionar" su organigrama. Creo que es preferible tener seis parroquias repletas de fieles convencidos, que sesenta a medio llenar con curiosos que pasaban por allí a ver el "hecho cultural".



    10
    De: Teresa Fecha: 2006-05-07 20:39

    Golondrino: eso es justo lo que yo decía, que no existen equivalentes laicos de esas ceremonias para los no creyentes, con lo cual se tergiversasn las ceremonias católicas, que son las más frecuentes en España.
    Y tan cierto que se han convertido en actos sociales. Como que ya se las conoce como BBC (bautizos, bodas y comuniones).



    11
    De: Nia Fecha: 2006-05-07 23:03

    Me alegro de haber descubierto tu blog, parece muy interesante, y este post desde luego lo es. Sobre el tema de ritos de muerte, te recomiendo la fantástica novela de Alan Spence "Way to Go", si puedes leer en inglés.



    12
    De: Hally Fecha: 2006-05-09 19:36

    Siento que me haya expresado mal, participo con respeto y con alegria cuando me invitan a una celebración católica, ortodoxa o hindú que lo han hecho, no participo en ella activamente, ni se me ocurriria comulgar o rezar, pero si los que me invitan quieren que participes en su alegria o mostrar respeto por su dolor, ¿importa tanto qué creas o no? o a ¿ qué tribú pertenezcas?



    13
    De: JoseAngel Fecha: 2006-05-17 20:19

    Con lo bien que viene un cura para sacar las castañas del fuego al personal, que no sabe muy bien qué hacer ni dónde meterse si se le pide que pronuncie unas palabritas en un banquete... Los americanos pillan estas cosas con más inocencia y más savoir-faire a la vez. Aquí nadie quiere tener que decir unas tiernas palabras sobre una recién nacida en público, y menos hacerle una loa a un difunto. Que oficie un técnico, y con palabras esperables y vacías de sentido, para que la procesión de cada cual vaya por dentro. Y por otra parte, así queda evitado el riesgo mayor: que el ateo laico que pronuncia el ritual fúnebre quede, ipso facto, curificado, y adquiera un aura sacerdotal... vade retro!



    14
    De: Teresa Fecha: 2006-05-17 21:28

    La verdad, Jose Angel, es que ese último argumento tuyo de que el laico quede ipso facto curificado y adquiera aura sacerdotal me ha dejado tambaleando en mis creencias y reivindicaciones. ¡Cachis en la mar! Va a ser peor el remedio que la enfermedad. A menos que salgan técnicos laicos que pefeccionen el arte de los rituales...



    15
    De: Toño Fecha: 2006-05-22 23:15

    Coincido contigo en la necesidad de tener preparados ritos de paso no católicos. Cuando falleció mi abuelo (veterano socialista) se hizo una pequeña ceremonia no religiosa, y un compañero de partido hizo un breve discurso. Creo que quedó muy bien, y se respetaron sus creencias, ya que no había sido así en el caso de su boda (tuvieron que casarse por segunda vez tras la guerra). Desde luego, habría sido muy triste un entierro a toda prisa, sin ningún tipo de ceremonia; estas cosas son necesarias para todo el mundo.

    Lo que también vi es que es necesaria una institucionalización o una preparación previa o externa, ya que en casos como estos la familia no está para organizar nada. En este caso, afortunadamente, sus compañeros nos solucionaron el asunto, pero para la mayoría de las personas no será posible esta solución. Quizás los ayuntamientos sean las instancias apropiadas donde pueden organizarse los ritos laicos, y no sólo las bodas.

    En definitiva, que sí, que tenemos que organizar este tipo de ceremonias. Dignas y sin complejos.



    16
    De: IMP Fecha: 2006-05-26 09:41

    Teresa, te lo ruego, borra los mensajes de este Anónimo energúmeno. La libertad de expresión no puede servir para amparar semejante comportamiento abusivo. Esta es TU casa, y anónimo ha sobrepasado todos los límites.



    17
    De: Anónima Fecha: 2006-05-26 10:40

    Hola Teresa:

    Estoy de acuerdo en la necesidad de ceremonias laicas para estar juntos en los momentos importantes de la vida. Pero esas ceremonias, aunque no sean generalizadas, existen. He asistido ya a tres "funerales" laicos: un escritor, una poeta y un médico. Fueron homenajes organizados por la familia y por sus colegas en los que los que les conocieron hablaron de su vida y se leyeron textos escritos por o sobre ellos. No veo motivo por el cual no se pueda hacer lo mismo para cualquiera, salvo quizá la dificultad de conseguir un local adecuado. Me temo que se siguen celebrando los funerales religiosos por lo que tu comentas de que una parte de la familia, católica, presiona para que se haga así aunque la persona muerta no fuera religiosa.

    ¡saludos anónimos!



    18
    De: Anónimo Fecha: 2006-05-26 15:22

    Para Anónimo(de otro anónimo, no confundir, que uno todavía tiene algo de clase).
    Tí@, tú sí que estás grillado



    19
    De: Teresa Fecha: 2006-05-27 17:15

    Para IMP: ya están borrados. Ese anónimo energúmeno viene de vez en cuando a emponzoñar este blog y a insultar, pues no soporta que se critique a Meléndez.

    Para Anónima y Toño: sí hay ceremonias laicas aisladas, pero no son frecuentes y no es fácil hacerlas. No hay una oferta en el mercado.



    20
    De: Bere Fecha: 2006-06-27 22:05

    Hola!
    Encontré este blog precisamente porque ando buscando información sobre "ritos de nacimiento".
    Tengo un hijo al que quiero hacerle una ceremonia de bienvenida a este mundo (meniego a llamarla bautizo) y estoy en búsqueda de un nombre a este rito.
    Ojalá puedan ayudarme...
    Y... estoy de axuerdo con la monopolización de la iglesia...pero creo que nos toca a las nuevas generaciones comenzar a proponer, experimentar, nuevas formas de rituales que nos hagan sentido.



    21
    De: Anónimo Fecha: 2007-05-11 18:35

    necesito es que son los ritos finales



    22
    De: Humor Fecha: 2008-05-27 00:29

    Pués creo que a la sociedad aún le queda mucho camino por recorrer para el tema de los entierros. Casi nunca he asistido a un entierro sin misa. La gente mayor se lanzaría en contra de la familia, estaría durante años y años avergonzándolos y humillándolos por no hacerlo.



    23
    De: yomisma Fecha: 2008-05-28 15:40

    Debo ser de un sitio muy raro, porque yo sí he asistido a ceremonias laicas de despedida de un ser querido en tanatorios.
    Lo del bautizo es otra cosa porque es un rito catolico (un sacramento) así que no le veo sentido hacerlo y ponerle otro nombre, otra cosa es una fiesta de presentación o bienvenida al nuevo retoño, porqué hay que ponerle nombre? Cada cual celebre sus alegrías como quiera



    24
    De: Josune Fecha: 2009-05-02 05:05

    Hola, estoy de acuerdo que hace falta ritos laicos o de nueva espiritualidad. Porque efectivamente todos tenemos la necesidad de darle cierta trascendencia a momentos importantes como el nacimiento, la muerte y el matrimonio. Hace poco asistí al funeral de la hermana de mi novio, y el cura era más viejo que los cerros, y se la pasaba repitiendo las mismas frases rupestres de culpabilidad de la Iglesia Católica de siempre. Nada motivador y nada significativo para los presentes.
    Pero la verdad el motivo de mi participación es preguntarte sobre ritos alternativos para el matrimonio. Saludos, Josune



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.81.71.31 (61d30dd0eb)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia