Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Abril 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    La fe y la ley

    ¡Bonita la ha armado Ruíz Gallardón oficiando una boda entre homosexuales de su partido! La jerarquía de la Iglesia Católica española se ha enfadado y le ha venido a recordar que los políticos católicos no pueden hacer estas cosas aunque la ley lo permita. En el conflicto entre los deberes del cargo público -cumplir y hacer cumplir las leyes- y las creencias religiosas, debe primar, a jucio de los obispos católicos (y me atrevería a decir que de cualquier otra autoridad de cualquier otra religión), la obediencia a los mandatos de la doctrina religiosa.

    Aceptando que los y las homosexuales tienen derecho a acostarse y casarse con quien les plazca y se los permita, lo que este caso pone de manifiesto es nuestra indefensión frente a las creencias religiosas de nuestros gobernantes. Si por encima de la autoridad de las leyes están sus creencias religiosas, a partir de ahora habrá que exigirles a todos los candidatos y candidatas de todos los partidos que se presenten a cualquier cargo público, una declaración pública acerca de sus creencias sobre lo sagrado, porque los programas políticos con los que se presentan -para no cumplirlos mayormente, dicho sea de paso- parece que no bastan.

    Estando el Partido Popular tan poblado, según dicen, de miembros de sectas integristas católicas como los legionarios de Cristo, los kikos o el opus dei, no es de extrañar que sucedan estas cosas. Para los integristas de cualquier religión, y los hay en todas las religiones, la verdad única y suprema es la interpretación que ellos hacen de sus credos, interpretación que justifica, además, todas sus acciones por monstruosas que éstas sean (como la guerra santa o la destrucción del 'infiel'). Nos da la impresión de que, para ellos, la política y el ejercicio de los cargos públicos son sólo medios para la imposición de sus creencias y el avance de sus causas religiosas.

    Contrariamente a lo que nos habían anunciado los teóricos de las sociedades modernas, el mundo es cada vez menos laico y la religión no pertenece a la esfera de la vida privada. Por el contrario, cada vez más irrumpe con fuerza en la vida pública. Y ya que lo hace, que lo haga de forma expresa para que la ciudadanía sepa a qué atenerse. Los dirigentes máximos del Partido Popular parecen querer convertirse en la versión hispana del partido de dios. Cierto que hay militantes y votantes conservadores ajenos a estas posiciones, pero parece que están en minoría en su partido.

    Como si no fuera suficiente el hecho de que paguemos con nuestros impuestos a una religión concreta, la católica, el mantenimiento de sus estructuras y de sus profesionales, como si de empleados del Estado se trataran, además tenemos que aguantar que la cúpula de esta iglesia vaya contra las leyes aprobadas en el Parlamento, y contra la misma Constitución de 1978, y trate de someter a los cargos públicos del Partido Popular a su autoridad, como si ésta estuviera por encima de su juramento político al aceptar el cargo público. ¿No se llama a esto teocracia?

    En las elecciones que se avecinan, pediré una declaración de fe antes de dar mi voto a nadie. Por si acaso resulta que son más fieles a una cúpula religiosa que a su programa político.

    2006-07-30 11:34 | Categoría: Sociopatologias | 13 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/41899

    Comentarios

    1
    De: Jose Fecha: 2006-07-30 16:23

    Teresa,

    Respecto a que "el mundo es cada vez menos laico y la religión... irrumpe con fuerza en la vida pública" yo creo que es un estadio pasajero. Creo que estamos siendo testigos de los últimos estertores de las religiones "pesadas" que dejarán paso a una religiosidad "light".

    Los creencias se hacen más beligerantes y radicales en los momentos en los que su integridad se ve más amenazada, que es justo lo que está pasando hoy en día.

    Hay toda una generación de niños de postguerra que han visto cambiar el mundo más rápido de lo que ellos podían digerirlo. El aferrarse a las antiguas creencias en momentos de desorientación es una reacción lógica.


    Jose



    2
    De: Teresa Fecha: 2006-07-30 18:24

    José: ganas me dan de decirte que "dios te oiga"... ;-)
    No veo yo a los jóvenes islamistas o ultraortodoxos como niños de postguerra ni yendo a una religiosidad light. No veo a integristas cristianos como Bush y su gobierno desorientados.
    Las parroquias católicas españolas puede que estén bastante vacías, pero crecen toda clase de ideas y sectas religiosas. Me gustaría pensar que son los "últimos estertores", pero más bien creo que comenzamos una nueva época de autos de fe y de matanzas en el nombre de dios.



    3
    De: Cuervo Ingenuo Fecha: 2006-07-30 22:06

    Yo recomiendo "La revancha de Dios" del inefable Giles Kepel. Por una vez se sale un poco de su campo -el fenómeno islamista- y analila la licha contra el laicismo en las tres grandes religiones, o sea el islam, el judaísmo y el cristianismo. Analiza los movimientos de rejudaización, recristianización y reislamización "desde arriba", o sea desde las cúpulas eclesiásticas, y "desde abajo", o sea movimientos como los carismáticos y demás. Dos estrategias paralelas para intentar llevarnos al redil.



    4
    De: Teresa Fecha: 2006-07-30 23:23

    ¡Gracias, Cuervo! El otro día leí esto en el blog de Zifra:

    Letalmente peligrosa: la religión revelada

    Muchos de nosotros veíamos a la religión como una tontería inofensiva. Puede que las creencias carezcan de toda evidencia pero, pensábamos, si la gente necesitaba un consuelo en el que apoyarse, ¿dónde está el daño? El 11 de septiembre lo cambió todo. La fe revelada no es una tontería inofensiva, puede ser una tontería letalmente peligrosa. Peligrosa porque le da a la gente una confianza firme en su propia rectitud. Peligrosa porque les da el falso coraje de matarse a sí mismos, lo que automáticamente elimina las barreras normales para matar a otros. Peligrosa porque les inculca enemistad a otras personas etiquetadas únicamente por una diferencia en tradiciones heredadas. Y peligrosa porque todos hemos adquirido un extraño respeto que protege con exclusividad a la religión de la crítica normal. ¡Dejemos ya de ser tan condenadamente respetuosos!

    Richard Dawkins, citado en Wikipedia, vía El blues de lo que pasa en mi escalera



    5
    De: rvr Fecha: 2006-07-31 02:10

    Pues fíjate Teresa que para mi lo más grave de una religión es que recubre de bonitas palabras intenciones "perversas". Porque cuando uno habla de la Iglesia Católica, tiene que meter en el mismo saco a los obispos, sus locutores y a las monjas que cuidan ancianos y a los que van a África a ayudar a quienes menos tienen. De por medio ocurre la evangelización, y así se perpetúan.

    Por lo demás, tampoco creo que la religión esté de vuelta. No tiene más que hacer un test de catolicidad entre tus conocidos y comparar la situación a hace 25 y 50 años. Eso sí, todavía nos queda mucho camino por recorrer hasta alcanzar a Francia.



    6
    De: Teresa Fecha: 2006-07-31 09:38

    Bueno, rvr, yo me refería al mundo en general, no a España en particular, con lo de la intensificación de las religiones (no sólo la católica o las cristianas). En España, es obvio, sí ha habido un proceso de secularización a partir de la transición, sobre todo porque ya no era políticamente obligatorio ir a misa.



    7
    De: José Fecha: 2006-07-31 17:09

    Teresa,

    Si miramos al mundo en general, es verdad que, al menos en lo que se refiere al islamismo y al judaísmo, los sentimientos religiosos se han radicalizado. Yo me refería al mundo occidental.

    Por otra parte,fíjate que en todos los casos se ha producido una radicalización no necesariamente una expansión y que ha sido una respuesta desesperada a un mundo cambiante, donde las tradiciones desaparecen rápido y las certezas mueren veloces.



    8
    De: Teresa Fecha: 2006-07-31 21:31

    José: yo creo que las religiones cristianas también se han radicalizado. Quizás lo percibamos menos porque como vemos un mosaico plural de credos cristianos en Europa, y tendemos a ver a España como una burbuja de catolicismo en ella, mientras que a las otras religiones las percibamos más monolíticas, cuando tampoco lo son. Sobre todo el Islam, mucho más mayoritario en cuanto a fieles que el judaísmo y con bastante pluralidad interna y enfrentada entre ellos, como sucede con chiíes y sumníes. El judaísmo, como tiene que ver con un "pueblo elegido" es por definición más minoritaria pero no por ello menos influeyente.

    Lo que me parece muy interesante es eso de que ante un mundo tan cambiante, y con pocas certezas, las religiones son precisamente una fuente de certeza, especialmente moral.



    9
    De: Uno Fecha: 2006-08-01 14:22

    Ciñéndonos a la religión católica por ser la mayoritaria en España, cuando un cura que se encuentra en África, Ásia o cualquier otro sitio, viviendo a diario con el hambre, la enfermedad, la violencia, la droga, intentando llevar un mínimo de ayuda, aunque sólo sea compañía a toda esa gente, lee lo que sus compañeros de profesión y fe, que viven en cómodos pisos de ciudades del primer mundo con sus necesidades básicas más que cubiertas, tienen como única preocupación el matrimonio homosexual y el uso del condón, ¿que piensa?



    10
    De: Teresa Fecha: 2006-08-02 08:34

    Como no soy cura, Uno, no puedo saberlo. Pero te olvidas de la unidad de España, que también les preocupa mucho... ;-)



    11
    De: Alfonso Díaz Martín Fecha: 2007-07-25 00:19

    Zapatero tiene el prejuicio de que ser religioso, sobre todo católico es una “patología” y que lo normal es ser laicista de laicismo. Olvida que socialmente la religión es un hecho social y personalmente muy influyente (o lo teme demasiado) . Se cree el iluminado de la democracia y del futuro y que su ética materialista y atea es la única racional. Es un neurótico y pueril y montaraz misionero del laicismo.
    Si tanto ama la Ciudadanía que le dé lo que la ciudadanía pide, una asignatura con dos opciones a la carta:
    LAICIDAD (O LAICISMO) y CIUDADANÍA
    0
    RELIGIÓN Y CIUDADANÍA.
    Que padres y alumnos elijan una de las dos y las dos en serio: en profesores, programas, horarios, valor de nota.
    La rebelión viene de los contenidos con que nos quiere violar a todos y de que sea impuesta a todos.
    Respete Usted la Constitución (10, 16 27 entero) y no sea un tahúr de ella. Su credo laicista se lo mete usted donde le quepa y deje que sus ciudadanos elijan. En Europa la Ed. de La Ciudadanía es otra cosa. Mire la alemana.
    ¡Qué puerilidad y qué cerrazón, y qué retraso y qué sectarismo! No tiene usted la exclusiva en el pensamiento, los católicos también pensamos y más críticamente y libremente y universalmente que usted. Alfonso



    12
    De: Teresa Fecha: 2007-07-25 10:05

    No sé si ese 'usted' que usted pone, Alfonso, se refiere a Zapatero o a mí. Yo personalmente no acabo de ver cómo un Estado que en la Constitución dice que es aconfesional tiene que mantener a los profesionales de una religión y enseñar doctrinas religiosas en la educación pública. Que las confesiones religiosas se mantengan con las aportaciones de sus creyentes y fieles, pues la Constitución también dice que nadie podrá ser discriminado por sus creencias religiosas y en España, todos los que no sean católicos están siendo discriminados. Entonces a lo mejor podemos hablar de Estado laico. Mientras, lo que tenemos es un abuso por parte de la jerarquía católica que últimamente está demasiado metida en política y con un tufo a nacional-catolicismo que asusta. Personalmente estoy muy disgustada porque mis impuestos sirvan para que la COPE sobeviva y siga envenenando España. Que trabajen los obispos, como todo el mundo, o que sus fieles los mantengan. Lo mismo para otros profesionales de otras religiones: lamas, imames, pastores y demás.



    13
    De: Teresa Fecha: 2007-07-25 10:15

    Muestra de la "tolerancia" católica:
    Canarias 7:
    "El Tribunal Superior ha condenado al Obispado a indemnizar con 16.395 euros a la profesora de religión María del Carmen Galayo, cesada por «vivir en pecado» con un hombre distinto a su marido. La Sala aprecia vulneración del derecho fundamental a la intimidad."



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.54.2 (8b4bf2221d)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia