Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Abril 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Fin del hambre en el mundo

    Estamos de enhorabuena: ya hay solución para los problemas de hambre en el mundo. ¿Quién lo ha resuelto? ¡¿Quién va a ser?!

    El tándem Meléndez-Eligio así lo anunció en una especie de cónclave para fieles realizado ayer en el Centro de la Cultura Popular Canaria (CCPC), que parece que lo de 'popular' consiste en mostrar unas buenas dosis de credulidad. Ahí, en ese templo del saber y la razón, ya montaron en su momento el multitudinario acto de constitución de la "Asociación de amigos de Meléndez-Hevia" que lleva el Cambreleng de la TV. El acto se grabó y puede encontrarse en mp3 en Internet, por si alguien quiere palpar el ambiente que allí había y los discursos de los oradores que intervinieron y que avalaban, con su crédito social, el crédito de los polvos y el mayor negocio de la historia.

    Ayer volvieron a montar el número para dar a conocer al universo entero el fin humanitario de los polvos. Leemos en La Opinión de Tenerife: "Meléndez-Hevia explicó que ha descubierto que la ingesta de hidratos de carbono -alimentos principales en países pobres- causa muchas enfermedades como diabetes u obesidad, entre otras. Sin embargo, añadir ácido L-aspártico a esta dieta, "neutraliza el efecto negativo de los hidratos"." Genial. No sabíamos de los problemas de obesidad en los países pobres. Tampoco hemos sabido que Meléndez haya publicado en ninguna revista científica el resultado de esos "descubrimientos" que ha hecho. ¿Será que el editor de Nature no lee El Día? Informan también, para subrayar la trascendencia internacional de los "descubrimientos", que en Cuba, que en eso del hambre están bastante puestos, ya se han interesado por los polvos y por ese poder "neutralizador" sobre los efectos negativos de frijoles, arroz, yuca, gofio, etc. ¿Serán capaces de hacer negocio en Cuba o cederán solidariamente los resultados del "descubrimiento"?

    Como dice Carmen Ruano en su columna de hoy, sus acólitos ya no sólo lo propondrán para el Nobel de Medicina sino también al de la Paz. Además, se hace una pregunta que comparto y repito: "Tampoco acabo de entender el razonamiento de este hombre porque si sus productos quitan el apetito, ¿el resultado será que los muertos de hambre se morirán de hambre, pero sin pasar hambre?" Eso, que Eligio nos lo explique.

    Dice Eligio H. que el director general de Farmacia ha coaccionado a los médicos del SCS para que denunciasen los casos adversos. Curiosa versión. Los médicos comentan más bien que Eligio va amenazando con querellas a todo el que cuestione los santos aminoácidos. Menos mal que Sanidad le ha negado el nombre de los pacientes que han denunciado, porque igual se querellaba también contra ellos.

    Hay un caso parecido al de los polvos del Meléndez. El del Triptofeno. Aquí hay información interesante.

    2006-11-10 00:28 | Categoría: Melendezgate | 24 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/44463

    Comentarios

    1
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-10 11:29

    Como dije hace poco en otro lugar, este caso se está convirtiendo en un asunto de psiquiatría mas que de bioquímica. Va de mal en peor y cada vez mas se acentúan los toques cutres populacheros, como el mesianismo que se ha apoderado del gurú de la secta polvesiana.

    Sigue sin aparecer ninguna publicación científica que lo avale, sigue sin saberse nada de sus datos (si es que los tiene), sigue sin saberse de nadie con peso científico real (no auto-adjudicado) que lo avale, seguimos sin saber de ninguna institución científica de renombre que se interese por esta "revolución", se nos exige que creamos todo lo que sale del IMC sin mas pruebas científicas ni discusión (no cháchara publicitaria) y seguimos sometidos al bombardeo publicitario de los adeptos al curandero. Dije curandero, si. ¿Que es un curandero? Según el diccionario es una persona que sin ser médico ejerce prácticas curativas. Ergo, Melendez es un curandero.

    No hay nada publicado, como debe ser, de sus métodos, no hay ensayos clínicos controlados, no hay ningún control externo en absoluto. ¿Esto es Ciencia? El mundillo científico de su especialidad, parece pasar ampliamente de él y sus "paradigmas revolucionarios". Nadie le presta atención. Las perversas industrias farmacéuticas, lo ignoran olímpicamente.

    Ahora, en otro salto al vacío o huída hacia adelante, típica de gente desesperada y acorralada por su propio malhacer científico, una nueva campaña publicitaria bajo el slogan de lucha contra el hambre.

    Bochornoso, ridículo, esperpéntico.

    Como bien dice Carmen Ruano en el periódico, solo nos faltaba ir a unos asiáticos, quitarles el cuenco de arroz diario (cuando hay) y darles una bolsa de "factores" para que desaparezca su hambre y mejoren su salud. Eso es una tomadura de pelo sin paliativos. Lo que esa pobre y mísera gente quiere ES COMER y no que le quiten su escasa ración o se la sustituyan con milagros. ¿Porqué el curandero no intenta implantar su método en países repletos de gente obesa: USA y Gran Bretaña, por ejemplo? No, hay que ir a los mas desgraciados a predicar la buena nueva bioquímica. Es una burla cruel y odiosa, soltar esas tonterías cuando en el mundo hay gente que AHORA, EN ESTE MOMENTO, ESTÁ MURIENDO DE HAMBRE. Hacerse publicidad a costa de esa desgracia terrible, es una indecencia. Por favor, un respeto.

    Me parece que el proceso de auto-marginación del PhD continúa imparable. Cada vez mas alejado del mundo científico y sus procedimientos, que nos guste o no son los únicos válidos y en el que se basa el sistema sanitario moderno. Cada vez mas perdido en sus campañas publicitarias y en asuntos legales.

    Eso no tiene nada que ver con Ciencia, mas bien con el mundo cirquense y de las pseudociencias.

    Espero que en poco, aparezcan mas abajo los mensajes de los de la lista del santoral. :-)

    Saludos cordiales



    2
    De: Kriodos Fecha: 2006-11-10 13:08

    Ya se le han adelantado a Melendez unos palmeros...
    http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pIdNoticia=63596&pIdSeccion=12&pNumEjemplar=2587



    3
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-10 13:51

    Los palmeros por lo menos exportan comida. Sana, además de nutritiva. Lo curioso es que lo venden en farmacias. :-O

    De todas formas, en el antiguo Sahara español, hay un grancanario establecido que tiene un molino de gofio que vende en el territorio. Gofio de maiz (o de millo). Hace tiempo que el gofio fue incorporado a dieta de los saharauis. Allí no lo venden en farmacias.

    Como por allí no hay gente gordita, los fans polvesianos, lo tienen crudo. Vete a decirle a los marroquíes importados al territorio, que viven en la miseria y de la caridad del gobierno, que abandonen los "tóxicos y adictivos" hidratos de carbono. Que se pasen a los filetitos de ternera aliñados con factores...

    Saludos cordiales



    4
    De: Maria Fecha: 2006-11-10 14:15

    Lo más alucinante,es que el susodicho ,va a curar a los hambrientos ,de las enfermedades derivadas de la ingesta de Hidratos,diabetes y obesidad ¿obesidad? .no estará pensando que esos addomenes inflamados por la desnutrición y el hambre ,son obesidad....¿Cuantos subsaharianos ,asiáticos y suramericanos ,de países con hambre son obesos?¿cuántos padecen diabetes?
    Hay otras maneras de hacerse publicidad,y cuando el número de creyentes va cayendo ,porque ¡oh desgracia!los gorditos después de muchos polvos (de los de él,no de los buenos)vuelven a engordar en cuanto empiezan a comer medio normal ,no se puede hacer demagogia y sacar esos titulares .
    Por cierto que nunca nadie les pregunta ,ni ellos comentan, sobre las sanciones millonarias que le han caido,claro que para ellos eso es "pecata minuta"



    5
    De: Golondrino Fecha: 2006-11-10 17:51

    Ay, gentes de poca fe. ¿Pero acaso no saben que los diabéticos son legión en los campamentos de refugiados de Sudán? ¿O que en China y la India el índice de masa corporal es como el de 4 participantes en Supermodelo juntas? Si no hay más que fijarse en las lorzas que le sobresalían a Gandhi por debajo del taparrabos... ah, no, que lo que colgaba no era un michelín... uy, qué despiste más tonto llevo.



    6
    De: Teresa Fecha: 2006-11-10 22:58

    María, respecto de las sanciones que les habían impuesto creo que Perry Mason, perdón, Eligio Hdez las recurrió, así que probablemente no hayan pagado un euro.



    7
    De: Teresa Fecha: 2006-11-10 23:02

    Por cierto ¿alguien le ha comunicado a la FAO de Naciones Unidas que en nada se les va a acabar el trabajo? ¿Serán los perversos intereses de los funcionarios de la FAO los que impidan el triunfo mundial de los santos aminoácidos curalotodo y de su sabio descubridor? No sé si la intriga me dejará dormir...



    8
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-11 00:15

    Teresa, muy bueno el artículo al que pusiste el enlace mas arriba, sobre el triptófano. espero que eso no ocurra aquí, pero vaya usted a saber.

    A estas alturas, cada cosa nueva que sale del melendezgate, ya provoca mas risa que sesudos comentarios.

    Lo de la cura o solución al hambre, me parece la gota de colma el vaso de la paciencia. Es demasiado. Una tomadura de pelo.

    Una cosa es predicar dietas para obesos y otra este tipo de fuegos artificiales. Eso no se lo cree ningún científico serio, un ignorante probablemente si o quizá. ¿Que piensa hacer, alimentar a millones de personas a base de factores? Las empresas que los fabrican se forrarían, el curandero de la franquicia, también (si le pagan, eso es otro cantar). La gente se seguiría muriendo de hambre. ¿Es que este tío no se ha dado cuenta que la gente sin dinero, sin comida y viviendo en pésimas condiciones, en lo último que piensa es en bajar de peso, eliminar carbohidratos o mejorar su metabolismo? Bastante tienen con llegar vivos al día siguiente y sobrevivir para que les vengan con murgas sobre los polvos de las narices.

    Lo curioso, de nuevo y otra vez, es que la FAO, la UNICEF y todas esas ONGs que hay por ahí por esos países paupérrimos, hayan ignorado el evangelio polvesiano. Me esperaba aviones cargados d delegaciones a interesarse por los factores. Pero, nada.

    Por lo visto, ni por esas, nadie de peso en política internacional o del mundo científico les hace el mas puñetero caso. Pobrecitos.

    Me temo, que el interés por el milagro revolucionario decae a ojos vistas. Menos a los abducidos, al resto del mundo mundial le importa un pimiento.

    Lo que hay que ver.

    Saludos cordiales



    9
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-11 00:37

    Para relajar algo, una anécdota. Hace ya unos cuantos años, supe de una chica a la que le dio por mejorar su figura, cosa que no necesitaba en absoluto. Siguiendo consejos de un gurú de estos de meditaciones trascendentales o así, primero se lanzó a una dieta de hambre casi total "para purificar de toxinas" el cuerpo. Resultado: unos cuantos moretones por desmayos y pepinazos consiguientes. En la segunda etapa, ya "purificada", dieta exclusiva a base de espinacas crudas (como Popeye) y agua de manantial (eso creía) que iba a recoger personalmente en una acequia en el quinto pino. Resultado final, extrañados por una ausencia repentina del trabajo una amiga fue a su casa (tenía llave, gracias a los cielos) y se la encontró, tendida en el suelo insconciente con un pepinazo y brecha sangrante en la cabeza (cosa aparatosa pero leve). Trasladada al hospital en ambulancia, estuvo unas pocas semanas ingresada dado que tenía los valores analíticos alteradísimos y parecía sacada de algún campo de concentración. Un aspecto realmente lamentable. Una vez en circulación de nuevo, las espinacas se fueron a la basura, el gurú recibió una llamada en la que lo puso a caer de un burro y finalmente se dedicó a tomar unas comidas variadas y equilibradas. Estuvo meses para recuperarse.

    Una historia, real y verídica como la vida misma. Lo garantizo. Moraleja 1: con asuntos de salud no se juega nunca. Moraleja 2: si hay que jugar, hazlo con profesionales serios no con aficionados o ignorantes.

    En fin, cosas que ocurren. mas de lo que parece o se oye, pero ocurren.

    Saludos cordiales



    10
    De: Teresa Fecha: 2006-11-11 07:56

    Eduardo, calla, que igual cualquier día tenemos a Meléndez en Cuba llevando personalmente la dieta de Fidel Castro y la política de reparto de alimentos a la población... ;-) Muy sutil y muy humanitario: pasas hambre sin sentir hambre.

    Y lo del triptofano sí que es muy interesante. En Tenerife pueden pasar cosas parecidas.



    11
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-11 14:35

    Si, muy humanitario, no sientes hambre, sigues sin comer y te mueres de hambre. Pero sin sufrimiento. Con cara de felicidad. Incluso contento de ser voluntario en un experimento clandestino.

    Fidel es zorro viejo. No se comerá eso ni aunque se lo mande el médico chino. Tonto no es. El hombre anda ya tocado del ala y no está para ser "voluntario". El lo que necesita son médicos de verdad, no curanderos. :-)

    Lo del triptófano es una muestra excelente de lo que puede ocurrir cuando se juega con cosas que no se conocen completamente. Ha sido algo así como lo del aprendiz de brujo que no hizo caso a la regla del maestro: no evoques nunca lo que luego no puedas controlar. Por juguetear se les fue el asunto de las manos. Javier (qepd) lo dijo muy claramente hace tiempo: nuestro cuerpo fabrica de forma natural muchas sustancias químicas cuyo exceso o carencia, puede provocar graves patologías o matar. Así de sencillo. La fisiología de nuestro organismo solo se conoce parcialmente, NO totalmente. De ahí que haya que proceder con máxima cautela y precacución a la hora de experimentar con personas unas teorías que solo estan en un papel. Teorías no publicadas por otra parte, y que de lo que se conoce, NADIE del mundo científico o sanitario, nadie de prestigio internacional me refiero, se ha lanzado a aclamar.

    Pero el tiempo pasa, el show publicitario sigue y nadie les hace caso. Aunque en el mundillo judicial por lo visto si les dan bendiciones.

    Saludos cordiales



    12
    De: Némesis Fecha: 2006-11-12 03:02

    Increíble todo lo que rodea a este caso.

    He leído lo de la sentencia del TSJC desestimando el recurso de la Consejería porque "no están demostradas las supuestas reacciones adversas"

    Inaudito. Esto lo único que demuestra es la supina ignorancia de nuestras autoridades judiciales de cómo funciona el mundo científico. Es el sr Meléndez el que tiene que demostrar que su producto es efectivo e inocuo y no al revés.

    Los médicos, a los cuales Eligio intenta ahora amedrentar, lo único que hacen es notificar una sospecha de reacción adversa, que se tiene que investigar (y no precisamente por un juez). La sospecha se debe comunicar aunque no exista seguridad en la causalidad de la reacción adversa. Precisamente la aparición de varios casos de reacciones adversas similares es uno de los datos que llevan a pensar que la asociación es causal.

    Así es cómo se han descubierto multitud de efectos adversos no conocidos de diversos fármacos.

    El problema aquí es que no conocemos ni la supuesta eficacia de los polvos (con y sin dieta acompañante) ni su seguridad. Simplemente no conocemos nada.

    Y encima el Eligio se dedica a amdrentar a los médicos que han comunicado las reacciones adversas pidiendo "comparecencias" y anunciando "querellas criminales"

    Increíble.

    Lo dicho: Los conejos contra las escopetas.



    13
    De: Teresa Fecha: 2006-11-12 08:13

    En Diario de Avisos, curiosamente, porque no suele ocuparse del caso, informan hoy de un tribunal que ha sentenciado a favor del SCS en el caso de los polvos. SuperEligio ha dicho rápidamente que es un tribunal de segunda, que la sentencia será recurrida y que el IMC tiene a su favor una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que sienta jurisprudencia.

    Haciendo referncia al cónclave del otro día en el CCPC, el periódico dice:
    "En ese mismo acto afirmaba que algunas instituciones canarias deberían pedir disculpas tras esta sentencia firme y de hecho aclaró que están estudiando presentar alguna querella "porque queremos la mayor transparencia y que cada uno responda de su conducta, hemos pedido al juez que identifique a los médicos que denunciaron efectos graves así como a los pacientes que supuestamente sufrieron estos efectos a fin de que podamos interrogarlos. También a algún profesional que publicó informes en los que se hablaba de supuestos efectos tóxicos de los nutrientes"."

    Tiemblen tod@s ...



    14
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-12 12:15

    Coincido con Némesis. Esto es increíble y añado que bochornoso. Por lo que parece este santuario de la curandería pretende lograr en los tribunales lo que no consigue en el campo científico y sanitario, que es donde se deberían ventilar estas cosas.

    El resultado, de seguir en esta tónica, será de esperpento: sustancias avaladas judicialmente, pero NO científicamente. Toda una garantía para la salud de los "voluntarios". Una garantía como es obvio de ningún valor. Incluso peor, es un pésimo antecedente para que futuros curanderos y sanadores que se aventuren en este negocio, encuentren un campo abonado y rentable para sus "experimentos" y con todas las de la ley.

    Supongo que si algún año de estos, se deciden a publicar algo científico, constará en letras gordas, que aquello está avalado judicialmente y que ojito con rechazar el trabajillo pues llevarán a los de la revista a los tribunales. Con el mismo argumento: los de la revista deberán demostrar que los polvos no hacen daño. Será un show cómico, que pondrá a la ciencia española en el "candelabro".

    Lo dicho, eso es un circo. Nada que ver con Ciencia, Medicina o Sanidad.

    Saludos cordiales



    15
    De: Teresa Fecha: 2006-11-13 08:11

    ¡Cielos! Descubro esta mañana un artículo de Eligio Hernández en plan panegírico de JFL en CanariasAhora.es.

    ¿Estará en el programa electoral del PSOE -o en su agenda de gobierno- el asunto de los polvos de Meléndez? ¿Serán los polvos los artífices del inevitable pacto con ATI?

    Será cuestión de indagar qué planea hacer con las cosas de ciencia, tecnología e innovación el flamante candidato socialista. Averiguar hasta dónde llega la mano que agita los polvos...



    16
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-13 10:20

    Hay tanta confusión y mezcla en la política Canarias (por llamarla de alguna manera), que ya nada me extraña. Porque desde hace mucho tiempo los partidos principales parece que van juntitos de la mano y que en el fondo, ya han decidido entre ellos quien va a gobernar en el futuro.

    Por ejemplo, hay muchas coincidencias en este asunto polvesiano y de momento, hasta que no se demuestre lo contrario, pseudocientífico.

    Saludos cordiales



    17
    De: Golondrino Fecha: 2006-11-14 17:38

    Una apreciación sobre el asunto del triptófano (por cierto, había oído alguna referencia sobre la página de quackwatch.org, pero no la había visitado antes; muy interesante, sí señor). Si no me equivoco, el síndrome eosinofilia-mialgia que se menciona en el artículo no estuvo producido por el aminoácido en sí mismo, sino por algún contaminante del producto comercializado. Esto es particularmente interesante porque, si trasladamos el asunto a nuestro científico estrella, uno de los reprocehs que se le ha hecho es el tema de las condicioens de envasado y etiquetado, y la pureza del producto que vende. Así que, no descartemos la posibilidad de aparición de reaciones smilares, no necesariamente causadas por la glicina y el aspártico propiamente dichos.

    Otro aspecto en el que me gustaría incidir (aunque sólo sea para seguir tocando los aquéllos). El SCS se ha empeñado en enfocar este tema como una irregularidad administrativa (que lo es), y desde éste y otros foros, como un insulto a la metodología de la Ciencia (que también lo es). Sin embargo, también se deslizan las acusaciones de producto milagro, ausencia de resultados probados y temores de reacciones adversas y efectos secundarios.

    Todas estas sospechas / acusaciones tienen la misma fuerza argumental que las propias tesis de Meléndez, puesto que no se sostienen sobre PRUEBAS científicas. Nada impide a un grupo independiente de investigadores elaborar un estudio formalmente correcto, reclutar a un grupo de pacientes de Meléndez que libremente hayan decidido seguir sus tratamientos, y realizarles un seguimiento clínico y analítico exhaustivo... ¿O sí hay impedimento para hacerlo? ¿Estaría dispuesto un Comite Ético de nuestra Comunidad a aprobar un estudio semejante, o están condicionados a rechazarlo por juicios de valor preconcebidos?

    Imagínate que llegan a la conclusión de que, en el grupo seleccionado, la ingesta de aminoácidos no tiene ninguna consecuencia negativa para el organismo... ¿Y entonces, qué? ¿No estaremos ejerciendo un "presión selectiva" sobre eventuales investigaciones que pudieran arrojar un resultado contrario al que esperamos? ¿No es ésa, también, una forma de manipulación de la Ciencia?

    Saludos cordiales (e incómodos)



    18
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-14 20:50

    Golondrino, es un punto de vista interesante. Pero hay peros.

    El primero, hay que señalar que quien DEBE probar sus benéficos y presuntos resultados es Melendez, no los demás. Los ha proclamado, pero no los ha probado. No es cuestión de ponerse a trabajar gratis para el IMC.

    El segundo es que otro equipo de investigadores debería trabajar sobre la base de resultados y métodos publicados por Melendez. No la hecho, por tanto imposible, porque no hay resultados con que comparar nda excepto cosas en periódicos. Es un problema derivado de su automarginación del sistema científico que se practica en todas partes.

    El tercero, es el de siempre, los efectos adversos, deberían haber sido estudiados ya por Melendez. ¿Lo han sido?. Como no ha publicado nada, no tenemos ni idea y como es lógico no le vamos a hacer su trabajo. El es el patentista, luego el se trabaja eso. ¿Si él no es médico como demontres va a saber de patologías o como reconcerlas?

    El cuarto es que quien ha montado el caso es Melendez, no otros. Un Comité Etico suena bonito, pero ¿quien lo financia? Si va a trabajar y de eso se puede aprovechar Melendez, quien debe pagar es Melendez no los presupuestos públicos. Hacer un seguimiento de presuntos miles de pacientes cuesta un dineral y es trabajo para muchos años. Quien debe hacer ese seguimiento es obviamente Melendez, si algún "voluntario" quiere hacerlo pués eso, que se lo pague de su bolsillo, del mismo de donde ha salido para el polverío.

    El quinto, es que no creo que se condicione a nadie por lo que se dice aquí o en otra parte. Aparte de que personalmente dudo que haya gente que por las buenas, sin financiación y por amor al arte se metan en terreno ajeno. Si un caso lo lleva uno, que se meta otro está feo y debería contar con beneplácitos del IMC, ergo se estaría trabajando gratis para el IMC, lo que espantaría a mas de uno. No es cuestión de prejuicios sino de sentido común: no se ha publicado nada de esos manejos de Melendez, que se ha pasado por ahí, el método científico, el proceder normal de cualquier investigador, normas administrativas y bastantes cuestiones éticas relativas a experimentos clínicos. A ver quien es el guapo que se mete en esos jardines en que existe la posibilidad de salir pringado y por amor al arte.

    El sexto y último es relativo a los propios voluntarios. Se advierte desde siempre su voluntad de ir de incógnito. Dudo mucho que se presten a seguimientos y que se sepa quienes son. Si empiezan a aparecer problemas, irán en masa a la sanidad pública o privada, pero calladitos sin ir pregonando nada.

    Es a Melendez a quien corresponde salir del atolladero en el que el solito se ha metido. estoy de acuerdo con seguimientos, por supuesto, pero que los pague él, que para eso tiene una caja registradora y propiedades inmobiliarias. El afirma, el prueba. Lo positivo y lo negativo.

    Cosa aparte es la movida judicial. Si ese seguimiento le da la razón o así, bueno (a lo mejor), pero si sale resultado negativo aunque sea parcial, ya me veo otra lluvia de querellas, victimismo, paranoias persecutorias y demás shows habituales. E incluso, como hay patentes de por medio, quien se meta en eso a lo mejor hasta le reclaman royalties.

    En mi opinión, la mejor salida es que Melendez vuelva al redil científico, cosa que dudo y actúe como un investigador serio y de verdad, no como un curandero y en plan clandestino.

    Saludos cordiales



    19
    De: Pablo Fecha: 2006-11-18 21:49

    Otro problema con la propuesta del comité ético:
    No sería nada ético empezar a probar con humanos antes de que se hayan contrastado todos los efectos (beneficiosos y/o adversos) con animales de laboratorio.
    Es un proceso largo y costoso y, como bien comenta Eduardo, si Melendez quiere sacar tajada de él, tendrá que sufragarlo o conseguir fondos del presupuesto público de investigación. En primer lugar, estos fondos se adjudican de forma competitiva: quien tiene mejor currículo y presenta un proyecto que es considerado relevante por un comité de evaluadores de contrastado mérito, se los lleva.
    En segundo lugar, la investigación sufragada con estos fondos tiene que producir resultados (publicaciones científicas, patentes, etc).

    No creo que a Melendez le interese nada de esto.
    El problema, como Golondrino ya sabe, es que los efectos adversos no previstos pueden ser de aúpa...

    A colación de esto, ¿qué les parece la polémica con las hamburguesas XXL que ha montado la ministra de Sanidad? La multinacional en cuestión no ha negado que produzcan obesidad, simplemente han resaltado su tamaño. Debería ser igual de diligente con Melendez, ahora que se dedica a hacer publicidad él también ¿no creen?



    20
    De: Eduardo Fecha: 2006-11-19 19:04

    Tienes razón Pablo, pero este caso es de lo mas vidrioso y confuso que se ha visto.

    Supongo ue la próxima maniobra será afirmar que va a resolver la crisis energética añadiendo un dosis de polverío al combustible o polverío disuelto en cualquier cosa como sustituto. Algo así como para luchar contra el cambio climático, la contaminación atmosférica y la gordura, todo en un mismo pack. ¿Hay quien de mas?

    Cualquier cosa es posible.

    Saludos cordiales



    21
    De: Golondrino Fecha: 2006-11-20 20:28

    Eduardo: gracias por tus comentarios. Parece que, por fin, tendremos algo sobre lo que polemizar (va por ti, Tosinfoal... si hasta me están entrando ganas de escribir a doble espacio y todo...).

    Vamos a ver: no creo que yo, precisamente, sea sospechoso de hacerle el juego al IMC. Estoy de acuerdo en que debe ser Meléndez quien demuestre los efectos positivos de su "tratamiento"... PERO... seamos prácticos: eso tenía que haberlo hecho ANTES de la comercialización, y no lo ha hecho. Por tanto, tenemos en la calle un producto alegal que está siendo consumido libremente por un grupo considerable de personas, algunas de ellas con patologías serias, y otras con un simple problema de sobrepeso que quieren reducir.

    Bueno, pues el propio Javier Corzo explicó en este blog que la famosa dieta polvera, en un sujeto previamente sano, y durante un tiempo limitado, PROBABLEMENTE no le produciría efectos adversos. "Probablemente", porque, aunque la bibliografía que puede consultarse no habla para nada de megadosis de aminoácidos, no hay "elementos teóricos" que hagan sospechar esos efectos adversos...

    En este tema, la mujer del César debe parecer honrada, además de serlo. Lo que he dicho es que la acusación contra Meléndez de someter a sus clientes (me niego a llamarlos pacientes)al riesgo de efectos adversos graves es una formulación teórica, una hipótesis; tan teórica como los propios teoremas del metabolismo de Meléndez.

    ¿Qué problema hay con que el fármaco ya esté en el mercado? Los laboratorios farmacéuticos hacen estudios clínicos con fármacos comercializados todos los días; se llaman estudios post-comercialización, y sirven , entre otras cosas, para detectar reacciones adversas garves y extremadamente raras, que no se hubieran detectado en los ensayos clínicos precomercialización.

    Un suponer: un grupo de médicos de un Centro de Salud de Santa Cruz, cuyos pacientes están tomando los polvos de Meléndez por su cuenta y riesgo para bajar de peso, y que "a priori" no padecen de ninguna otra cosa, deciden hacerles un seguimiento clínico y analítico a los 3,6 y 12 meses, después de aconsejarles por escrito que abandonen dicha terapia por no estar contrastada científicamente. ¿Algo que objetar hasta aquí?. Los médicos, en nuestro bendito sistema sanitario público, disponen a su antojo de las pruebas complementarias (y de las bajas laborales, y de los medicamentos, pero eso es otro cantar...), sin que nadie los supervise; así que el gasto generado queda sepultado dntro de la enoooooorme montaña del déficit sanitario. ¿Una simple hipótesis? Pregúntale a Rafi, una habitual de este blog, a ver qué hace su médica con ella...

    Sigamos con el símil. Supongamos que este grupo de médicos, luego de un año de seguimiento, analiza estadísticamente sus datos y descubre que la famosa dieta no tiene mayor incidencia en diferentes parámetros biológicos, y que la gente, efectivamente, baja de peso (como ocurre con la dieta Atkins y similares). ¿Quién puede impedirles enviar un manuscrito a una revista para su publicación?. No hay conflicto de competencias con Meléndez, puesto que éste no ha publicado nada al respecto, y las patentes no hablan para nada de investigaciones externas sobre pacientes en curso...¿Conflicto ético? Los pacientes toman lo que les da la gana, libremente, y sus médicos sólo anotan los resultados de las observaciones. Los estudios observacionales son tan científicos como cualquier otro, mi querido amigo.

    Y, en cuanto a lo del Comité Ético, debo decirte que no hace falta crearlo: todos los hospitales públicos de la Comunidad Autónoma tienen un Comité Ético que debe aprobar cualquier ensayo clínico o estudio experimental que se realice dentro del hospital. Y es ahí donde radica mi maledicente duda: con la que está cayendo, ¿sería capaz, un comité ético hospitalario de esta Comunidad, de aprobar la realización de un estudio observacional como el que he descrito, sabiendo que los resultados pueden ser contrarios a los que se presumen? El sesgo de no publicar resultados negativos a la hipótesis a demostrar es conocido, está ahí, y no puede negarse.

    Por último, y para Pablo: lo de la hamburguesa XXL es un ejemplo más de lo que puede hacer un Estado paternalista y ñoño con unos ciudadanos infantilizados y gilipuertas. ¿Que no quieres que tus hijos se pongan como Eligio Hdez. en época pre-polvera? Pues, NO LES DEJES IR AL BURGUER KING, COÑO, que para eso eres su padre/madre... ¿o es que el Estado también tiene que educar a nuestros hijos y enseñarles a comer?

    Saludos cordiales.



    22
    De: Eduardo. Fecha: 2006-11-20 23:15

    Buen análisis Golondrino. Enhorabuena. Visto así, tienes razón.

    Lo de no publicar sus cositas, le puede jugar una mala jugada a Melendez. De hecho ya se la está jugando al colocarlo fuera del circuito científico. Porque es costumbre de cualquier investigador publicar sus resultados y cuanto antes mejor antes de que otro se adelante. tal como dices, puede ocurrir que aparezca por ahí un trabajo independiente que le pise el "descubrimiento" o se lo eche abajo.

    Mi preocupación, como he dicho muchas veces, son esos pacientes con dolencias serias que estan jugando con "factores" cuyos efectos se desconocen en sus casos particulares y que ara comenzar han sido procesados y envasados en unas condiciones de higiene no precisamente óptimas.

    Saludos cordiales



    23
    De: Rodrigo Fecha: 2007-01-24 11:09

    Teresa, puedes cerrar todos los temas que quieras. Si por mí fuera, yo también te cerraba esa lengua tan larga que tienes. Tú puedes criticar e insultar todo lo que quieras al dr. Meléndez, y los demás no pueden defenderle u rebatir tus argumentos porque te coges una rabieta de niña pequeña y cortas los temas. Perdona si te molesta, pero la época de la dictadura ya pasó. Si fueses sensata, admitirías y rebatarías con buenos argumentos todas las críticas. "Quien da, se expone a recibir".
    Ahora si quieres.. puedes cerrar este tema también. Por mí, puedes cerrar todos los temas relacionados con Meléndez. Me resulta desagradable escuchar tus insultos.



    24
    De: Teresa Fecha: 2007-01-24 11:31

    Don Rodrigo, yo no he insultado al doctor Meléndez, pero sí he criticado y critico sus procedimientos y sus prácticas, al igual que lo han hecho un grupo numeroso de científicos de la ULL. Si a usted le molesta venir por aquí, ya sabe, no venga, pero no hable de argumentos cuando no ha argumentado.

    Los argumentos están todos sobre la mesa. Aquí últimamente sólo teníamos publireportajes. Cuando haya algo nuevo, volveré a abrir el debate, dado que lo insensato es dejarse embarcar en sus cadenas de "y tú más".



    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia