Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Marzo 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    27 28 29 30 31    

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Decálogo para periodistas

    Recibo este DECÁLOGO PARA EL TRATAMIENTO PERIODÍSTICO DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES, elaborado por la Red PAR (Periodistas Argentinas en Red) y que me parece una guía excelente para profesionales de los medios de comunicación. Gracias por el envío, Sira :-))

    DECÁLOGO PARA EL TRATAMIENTO PERIODÍSTICO DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

    La red PAR (Periodistas de Argentina en Red- Por un periodismo no sexista) ha publicado un decálogo para el tratamiento periodístico de la violencia contra la mujer. Se trata de 10 máximas simples y fáciles de cumplir por periodistas, editoras y editores de medios.

    Este decálogo fue elaborado por las y los periodistas que integran PAR (Periodistas de Argentina en Red). Se trata de una construcción colectiva producto de debates y experiencias, que intenta ser un aporte al tratamiento no sexista de la violencia de género y el femicidio.

    1.Es correcto utilizar los siguientes términos: violencia contra las mujeres, violencia de género y violencia machista.

    2.La violencia de género es un delito -en tanto y en cuanto constituye una conducta antijurídica que debe ser prevenida y sancionada-, un problema social, un atentado contra el derecho a la vida, la dignidad, la integración física y psíquica de las mujeres y una cuestión concerniente a la defensa de los derechos humanos.

    3.Desterramos de nuestras redacciones la figura de “crimen pasional” para referirnos al asesinato de mujeres víctimas de la violencia de género. Los crímenes pasionales no existen.

    4.Lo importante es proteger la identidad de la víctima, no la del agresor. Dejar claro quién es el agresor y quién es la víctima, y señalar cuáles pueden ser las actitudes y situaciones que ponen en riesgo a la mujer en una relación violenta, para ayudarlas a tomar conciencia sobre su estado.

    5.Hay informaciones que pueden perjudicar a la víctima y a su entorno. No siempre es conveniente identificarla. Es ofensivo para la victima utilizar diminutivos, apócopes, apodos, etc. para nombrarla.

    6.Nunca buscaremos justificaciones o “motivos” (alcohol, drogas, discusiones, celos, separación de la pareja, infidelidad, etc.), que sólo distraen la atención del punto central: la violencia. La causa de la violencia de género es el control y la dominación que determinados hombres ejercen contra las mujeres.

    7.Es imprescindible contrastar las fuentes, sobre todo las oficiales.

    8.Mantener el tema en agenda, denunciando la violencia en todas sus expresiones: psicológica, económica, emocional, sin esperar la muerte de las mujeres. Abordar el relato de los hechos tomando en consideración su singularidad, pero también aquello que lo asemeja a otros casos. Eso permitirá abandonar consideraciones tales como “otro caso de”…., “un caso mas de…”, evitando el efecto narcotizante.

    9.Tener especial cuidado con las fotos e imágenes que acompañan las notas. Respetar a las víctimas y a sus familias, alejarse del sexismo, el sensacionalismo y la obscenidad. Nunca robar imágenes o audio a la víctima. Cuando se musicaliza, no usar temas que remitan al terror, ni que contengan letras que hablen de “amores enfermos” o celos.

    10.Siempre incluiremos en la noticia un teléfono gratuito de ayuda a las víctimas y cualquier otra información que les pueda ser útil.

    2008-03-28 15:25 | Categoría: Sociopatologias | 58 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/56526

    Comentarios

    1
    De: Luis Alfonso Fecha: 2008-03-28 17:10

    De acuerdo en casi todo, menos en:

    1. La 'violencia de género' no existe. Existe la violencia machista, violencia contra las mujeres e ncluso violencia familiar. Hablar de 'violencia de género' es hacer juego a lo políticamente correcto. Los seres humanos no tenemos género, tenemos sexos.

    2. El no sexismo no consiste en escribir "las y los periodistas", "las ciudadanas y los ciudadanos", y las demás expresiones que tanto gustan a nuestros políticos. Escribiendo así estamos contribuyendo en lo mismo que cuando escribimos 'violencia de género'

    Por lo demás, lo acordado es de sentido común y algo que intentamos cumplir los periodistas no sólo respecto a este asunto, sino también a otros. ¿Qué a veces metemos la pata? Por supuesto.

    Saludos,

    LAG



    2
    De: Teresa Fecha: 2008-03-28 21:26

    Género no es un término para lo políticamente correcto, Luis Alfonso, sino un concepto sociológico que alude a las diferentes formas culturales con las que se organizan las relaciones y los papeles sociales de cada uno de los sexos biológicos. Socialmente, el género es la forma en que las sociedades y las culturas experimentan el hecho de ser sexuados.
    Y respecto a lo de las y los periodistas y periodistos, completamente de acuerdo ;-)



    3
    De: JC Fecha: 2008-03-29 06:45

    No, Teresa. Como dice Luis Alfonso, en español la palabra género no tiene ninguna acepción referida al sexo biológico o a connotaciones sociológicas derivadas. Lo de los papeles sociales desempeñados por cada sexo no es más que una burda explicación ad hoc para tratar de justificar lo que no es sino una espantosa traducción del inglés, ya que la palabra 'gender' sí que se refiere al sexo biológico, además de a los géneros gramaticales. Es el típico 'false friend' de libro, vamos. Traducir 'gender' por género -en su acepción biológica- es tan incorrecto como traducir 'suburb' por suburbio o 'actual' por actual. No es de recibo esgrimir explicaciones rebuscadas para tapar lo que es simple y llanamente una mala traducción de un falso amigo -algo tristemente común en el periodismo, por cierto.



    4
    De: webensis Fecha: 2008-03-29 09:37

    "Los crímenes pasionales no existen"

    ¿Por qué?



    5
    De: Teresa Fecha: 2008-03-29 11:25

    Insisto, JC y LAG, que no se trata ni de diccionarios (inglés o español) sino de un concepto técnico de la sociología y las ciencias sociales. Coincido en que el término 'género' puede que no sea el más adecuado, pero ese es el nombre, insisto, técnico, para esos fenómenos sociales asociados a los sexos biológicos. Como sucede con la fuerza, el tiempo o la incertidumbre: si queremos usarlos de modo técnico, los diccionarios son poco útiles porque recogen otros usos de la lengua.

    Yo no sé si existen los crímenes pasionales, webensis, pero lo que viene a decir este 'mandamiento' del decálogo es que la prensa y los medios de comunicación no tapen, o justifiquen o suavicen, los asesinatos machistas bajo esas etiquetas. Todas son variantes del 'la maté porque era mía', idea que, como comprenderán, inquieta bastante a las mujeres.

    De todas formas, éste es un Decálogo para periodistas que quieran asumir sus mandamientos. Lo que me gusta, sobre todo en el contexto de América Latina, es que trata de ayudar a desterrar las justificaciones conscientes e inconscientes de los asesinatos machistas.



    6
    De: Anónimo Fecha: 2008-03-29 14:11

    Vaya, Teresa, me ha quitado usted la respuesta del teclado. Iba a poner, como ejemplos de términos que se aplican a nuevos conceptos, los de "teoría" y "energía".

    El argumento "ad dicitionarium" ;-) para negar nuevos conceptos que responden a nuevas realidades es simplemente reaccionario.



    7
    De: Anónimo Fecha: 2008-03-29 21:11

    "Nuevos conceptos que responden a nuevas realidades"

    El demagogo sacó la pistola. Tardaba el iluminado en tachar de reaccionario a alguien.



    8
    De: JC Fecha: 2008-03-29 23:55

    Los ejemplos de palabras como fuerza, trabajo o teoría son particularmente desafortuados, porque el DRAE sí que recoge las acepciones técnicas empleadas con más frecuencia en el ámbito de la física, además de las más cotidianas.

    Y no confundamos los términos, por favor. Al afirmar que género no se refiere en ningún momento a aspectos sexuales o sociales no se está negando que tales fenómenos existan. Si yo digo que 'cacahuete' no es la palabra más adecuada para designar a un perro, no estoy negando que el perro exista, sino que esa palabra no tiene esa acepción, así de sencillo.

    Existen diversas formas etimológicamente correctas de referirse al maltrato a las mujeres: violencia sexista, violencia machista o violencia doméstica, entre otras (esta última no se restringe sólo a las mujeres). Insisto: la pareja género-'gender' es un falso amigo, intercambiar una por otra alegremente es tan absurdo como decir 'violencia de coliflor'. Etimológicamente no tiene ningún sentido: que formalmente sean palabras parecidas no implica que tengan el mismo significado en distintos idiomas. No es necesario ni conveniente sobrecargar las palabras con significados que no les corresponden, y menos en casos como este, cuando ya existen expresiones perfectmente válidas.

    Cualquier idioma tiene una serie de reglas que facilitan el entendimiento entre quienes lo hablan. Nadie nos va a multar por saltarnos alguna tilde o no conjugar bien un verbo, pero alterar sin motivo el significado de las palabras sólo introduce ruido y confusión. Hablar correctamente no cuesta nada, es gratis. También es gratuita, por cierto, la acusación de reaccionario...



    9
    De: Anónimo Fecha: 2008-03-30 01:14

    Normal que el diccionario recoja los nuevos (en su momento) significados de las palabras que llevan tiempo siendo usados. Con buena cara o a regañadientes, los hablantes imponen su ley y a los académicos no les queda otra que sancionarla.

    Por lo mismo, normal que no figure (todavía) la nueva acepción de "género". Ya figurará, con la única condición de que los hablantes la adopten.

    El diccionario es hoy de uso (doy por hecho que nos estamos refiriendo al de la Academia), no normativo. Para que una nueva palabra o significado entre en él debe haber sido usada en literatura escrita durante un tiempo suficiente.

    Por esta razón el recurso al diccionario para someter a crítica una nueva acepción es reaccionario: con ese argumento se impide cualquier novedad, correcta o incorrecta.

    Y por esta razón, además, el comentarista del 7 es gilipollas.



    10
    De: Anónimo Fecha: 2008-03-30 16:36

    "Si yo digo que 'cacahuete' no es la palabra más adecuada para designar a un perro, no estoy negando que el perro exista, sino que esa palabra no tiene esa acepción, así de sencillo."

    No conozco ningún perro cacahuete, pero sí algún que otro perro salchicha. Sin negar lo correcto de su argumentación, que existe y es mucho, en ocasiones los hablantes deciden ir por otro lado y no hay quien los frene. En este caso, el nombre de un embutido sirve para referirse a un tipo de perro; por la misma podría haber existido un cacahuete referido a un perro.

    Ya por curiosidad, miré en el diccionario de la RAE si venía la acepción referida al perro en la entrada salchicha. No viene. En cambio, vienen algunas que desconocía:

    3. f. Mil. Fajina muy larga que se usa para abrazar y cruzar las demás.

    4. f. Mil. Cilindro de tela muy largo y delgado, relleno de pólvora, que se empleaba para dar fuego a las minas.

    5. f. Mil. Globo dirigible usado por el ejército francés durante la guerra de 1914 a 1918.

    ¡Quién le iba a decir a los paisanetes contemporáneos de la Gran Guerra que iban a ser acribillados desde una salchicha!

    En fin, los idiomas son mucho más vivos, variados y cambiantes que lo que a algunos les (quizá nos) gustaría. No está mal criticar los nuevos usos y las nuevas palabras cuando aparecen, sobre todo si es posible proponer alternativas más "canónicas" y más razonables. Pero una vez que se han instalado en el habla, no queda más que abrirles las puertas de la lengua.

    Por otra parte, las alternativas que usted ofrece no me parecen válidas. Por una parte, la palabra "sexo" está hoy, por las razones que sea, muy vinculada en el lenguaje a la genitalidad, al ejercicio del acto sexual. Si le digo que voy a ver una película de sexo, ¿de verdad le viene a usted a la cabeza que se trata de algo como la discriminación salarial de las mujeres? Por otra, el "gender" o "género" sociológico se refiere, como le dijo Teresa, a cosas mucho más amplias que el sexo. Éste está en la base, en la raíz de la discriminación. Pero el "género" se refiere a todo el complejo conjunto de relaciones sociales que se generan a partir de aquél. La violencia de género contiene aspectos que nada tienen que ver con el sexo salvo en su origen: jerarquía, dominación, posesión, cosificación... Es algo mucho más amplio, y emplear "sexo" las reduce y las convierte en lo que no son.

    Finalmente, aunque supongo que es usted más inteligente que el comentarista del 7, reaccionario es el argumento, el recurso a un diccionario que no puede contener novedades precisamente por su carácter de novedad. No a usted. Aunque, como le digo, doy por supuesto que eso ya lo había entendido.



    11
    De: Anónimo Fecha: 2008-03-30 17:58

    [Vaya por Shroud. La ausencia de una "/" descalabró el anterior mensaje, en el que pretendía resaltar las apariciones de "género femenino" para facilitarles la lectura. Ruego a Doña Jefa que elimine el anterior y deje éste, si sale bien. Gracias.]

    Como me picó la curiosidad, se me ocurrió verificar si es cierto que "gender" es de uso canónico en inglés para referirse al sexo. No lo es. Es uso habitual y vulgar, pero los gramáticos insisten, como aquí, en que "gender" debe aplicarse a género gramatical, y "sex" a sexo biológico. En el uso habitual son casi sinónimos, si bien el "gender" tiene el matiz de percepción que se tiene del sexo. Es una construcción realizada sobre el sexo biológico.

    Se me ocurrió también preguntarme si es cierto que "género", en castellano, siempre se refirió exclusivamente a la flexión morfológica de las palabras, y nunca a los sexos masculino y femenino. Tampoco es cierto. Veamos algún caso:

    ------------------
    "Ya sabrá V.R. como en Jaen mató un escribano á su mujer con menos causa; levantóse el género femenino de manera que para sosegarle fué menester con presteza ahorcar el malhechor, sin que le concedieran mula y luto."

    AÑO: 1634
    AUTOR: Vilches, Francisco de
    TÍTULO: Carta [Cartas de algunos padres de la Compañía de Jesús, I]
    PUBLICACIÓN: Imprenta Nacional (Madrid), 1861
    ------------------

    ------------------
    "Hase compuesto una comedia grande de San Gaetano, de todos los mejores ingenios de la corte, con grandes tramoyas y aparatos; y estando para hacerse, la recogió la Inquisición. No creo tiene cosa contra la fe, si bien lo apócrifo debe de ser mucho. La Reina se muere por verla, y las mujeres dicen locuras. Paréceme que, en viniendo al Rey, se representará, según dicen. Tanto es el afecto del pueblo y género femenino.

    AÑO: 1654 - 1658
    AUTOR: Barrionuevo, Jerónimo de
    TÍTULO: Avisos. Tomos I, II, III y IV.
    PUBLICACIÓN: Antonio Paz y Melia, Imprenta de M. Tello (Madrid), 1892 - 1893
    -----------------------

    -----------------------
    "Y por la parte afirmativa, que es, que debe ser excluído de la succesion de la esposa, se puede ponderar que las cédulas referidas repetidamente hablan de la de las mugeres, la qual palabra, aunque tomada en general, comprehende á todas las del género femenino, de cualquiera edad, estado, y condicion que sean, como lo dicen Ulpiano, Modestino, y otros Jurisconsultos, y si se toma en su propria y rigurosa significacion no se suele adaptar sino á las casadas, y que yá han conocido varon, segun se prueba por otros textos expresos, y por muchos Autores de buenas letras que para ello juntan Brisonio, y los demás que escriben de las palabras del derecho. Y sobre todos lo dixo aun con mayor expresion Tertuliano, valiéndose para esto del comun estilo, que en todas Naciones (como en la nuestra) se halla de llamar mugeres á las casadas, y yá madres de hijos, ó de familias."

    AÑO: 1648
    AUTOR: Solórzano y Pereira, Juan de
    TÍTULO: Política indiana
    PUBLICACIÓN: Atlas (Madrid), 1972
    --------------------

    --------------------
    "Si hubiera de decir todo lo que sé de mudas para la cara y las manos, blanduras y aguas, fuera no acabar en diez viajes, porque, dejado todo lo que he dicho, os diré otra cosa, que es notable para el rostro, y no es más de un poco de termentina de vete, lavada en nueve aguas, batida con un poco de aceite de huevos y solimán labrado. Ésta es blandura y sirve para después de lavada la cara, y afirman las que saben desto que, conforme tienen el rostro el día primero que se ponen este aceite de huevos, en ese estado le tienen todo el tiempo que lo usan. Y si tenéis alguna amiga que haya menester muda, decilda que tome zumo de limas y de pasas, miel virgen, huevos frescos, azúcar piedra, borrax y solimán, y esto junto lo ha de batir y poner a serenar nueve días, y le servirá de muda para todo el año, y si no decilda que se vaya con otro y servirá de mudanza para toda la vida.

    Ram.- ¿De quién aprendistes todo este lenguaje del género femenino?

    Rojas.- Una vieja que tuve por amiga, mayor hechicera y alcahueta que en su tiempo Celestina, ni que ha habido ni hay ahora en España."

    AÑO: 1603
    AUTOR: Rojas Villadrando, Agustín de
    TÍTULO: El viaje entretenido
    PUBLICACIÓN: Jacques Joset, Espasa-Calpe (Madrid), 1977
    -----------------

    -----------------
    "Allí vendíamos el saldo entero. Luego, el comerciante negociaba al por menor. Los hombres valían de mil pesetas hasta cinco mil; los niños, veinticinco duros antes de bautizar y cincuenta después; las mujeres se vendían a precios convencionales.

    Zaldumbide no regateaba fusiles ni pólvora para adquirir un buen género. A él no le daban un anciano venerable por un hombre joven, aunque estuviese teñido, ni un hombre con una hernia por un individuo bien organizado.

    Él, con el doctor Cornelius, miraba los dientes de los negros, estudiaba los músculos y las articulaciones; veía si tenían hinchado el vientre.

    -Cuando yo doy un negro, un buen negro por mil duros, es que es una cosa excelente -decía Zaldumbide, y añadía-: Ante todo la seriedad comercial.

    El género femenino de color no le gustaba al capitán, quizá por razones de moralidad.

    Zaldumbide no era partidario de maltratar ni de pegar siquiera a los negros, no por nada, sino por no estropearlos."

    AÑO: 1911
    AUTOR: Baroja, Pío
    TÍTULO: Las inquietudes de Shanti Andía
    PUBLICACIÓN: Julio Caro Baroja, Cátedra (Madrid), 1994
    --------------------

    --------------------
    "- Y el origen del incidente. A José Luis le supo a tuera que nosotros nos enteráramos de sus historias amorosas con la mondaria de su tío. Y como yo le di una broma a propósito del asunto, y él se molestó; pues, reñimos.

    - ¿A puñetazos?

    - De palabra. En esto intervino en la riña, con ánimo de apaciguarla, Rodrigo Castillejo, el piloto; y se revolvió contra él. Sonó tu nombre.

    - ¿Cómo dices? -interrumpió Angustias-. ¿Mi nombre?

    - Tu nombre, sí. La borrachera le dió por hacer gala de su fortuna con el género femenino. Entonces, Castillejo le salió al paso, y le prohibió que te nombrara, y le desmintió con coraje.

    - Pero, oye: ¿qué dijo de mí? ¿Me puso al nivel de esa golfa?

    - No fué su intención, desde luego. Unicamente, lo que dijo es que tú eras su novia; pero de un modo... que se prestaba a confusiones. Luego, lo aclaró sin distingos; ahora que, a la fuerza."

    AÑO: 1929
    AUTOR: González Anaya, Salvador
    TÍTULO: La oración de la Tarde
    PUBLICACIÓN: Biblioteca Nueva (Madrid), 1944
    -------------------

    -------------------
    "Dígame ahora el que se tuviere por más discreto y recatado qué más prevenciones para su seguridad podía haber hecho el anciano Felipo, pues aun no consintió que dentro de su casa hubiese algún animal que fuese varón. A los ratones della jamás los persiguió gato, ni en ella se oyó ladrido de perro: todos eran del género femenino. De día pensaba, de noche no dormía; él era la ronda y centinela de su casa y el Argos de lo que bien quería."

    AÑO: 1613
    AUTOR: Cervantes Saavedra, Miguel de
    TÍTULO: El celoso extremeño [Novelas ejemplares]
    PUBLICACIÓN: Florencio Sevilla Arroyo; Antonio Rey Hazas, Centro de Estudios Cervantinos (Alcalá de Henares), 1994
    --------------------

    --------------------
    "Los hombres, como son sólidos y macizos, en echando una palabra de la boca de uno a otro, se les torna a ella la injuria, que como encuentra en duro, torna de rebote; mas las mujeres diz que andamos muy barrenadas, y así, las palabras que nos decimos no han llegado de una para otra cuando colan tierra. Duelo de mujeres. Y aun dicen que, conforme al libro del duelo del género femenino, palabras de mujer a mujer no cargan. Debe de ser que pesan menos y son hechas de aire colado. Y aun dicen que dichos de mujer a hombres se desquitan con dar una carrera por su calle o darlas paz de Francia. Lo que yo sé de uso es que entre nosotras aquella queda cargada a quien le quedare o por corta o mal echada."

    AÑO: 1605
    AUTOR: López de Úbeda, Francisco
    TÍTULO: La pícara Justina
    PUBLICACIÓN: Antonio Rey Hazas, Editorial Nacional (Madrid), 1977
    ---------------

    ---------------
    "Pues ¿qué diré de su devoción y temor de Dios? La iglesia dice: "Roguemos por el devoto género femenino"; y el Espíritu Santo: "La mujer que teme a Dios Nuestro Señor, ésa será alabada; alábenla todos en sus obras"; como sea que la alabanza es el fruto que en esta vida se da por ellas; que esto es decir que le den el fruto de sus manos, que, aunque nadie las alabe, y las lenguas callen, las mismas buenas obras serán pregonaras de sus alabanzas."

    AÑO: 1602
    AUTOR: Mateo Luján de Saavedra (Juan Martí)
    TÍTULO: Segunda parte de la vida del pícaro Guzmán de Alfarache
    PUBLICACIÓN: Florencio Sevilla, Castalia (Madrid), 2001
    ----------------

    ----------------
    "Parecióle la mujer muy bien al hermano Crispín, que no despreciaba nada que tocase al género femenino, mas como su compostura y modestia habían de sustentar su introducida hipocresía, abstúvose de no decirla mil cariciosas razones y, asido a las aldabas de su mentida santidad, la dijo: "Hermana mía, no soy tan digno de los favores del cielo como me hace, mas anhelo a procurar parecer bueno sirviendo en esta soledad al Señor."

    AÑO: 1642
    AUTOR: Castillo Solórzano, Alonso de
    TÍTULO: La garduña de Sevilla
    PUBLICACIÓN: Federico Ruiz Morcuende, Espasa Calpe (Madrid), 1941
    -------------------

    -------------------
    "La fisonomía del misántropo se iluminó al oír esta peregrina receta.

    - También yo lo creo -dijo-. Vea usted; un remedio que parece tan fácil, es imposible.

    - Justo; como se ha concluido el género femenino... Tiene usted razón, ya no hay mujeres.

    - Para mí como si no las hubiera... ¿Qué le dije a usted ayer? Ya no se acuerda. Si ya se sabe: cosa que yo le diga a usted es como si la escribiera en el agua."

    AÑO: 1885 - 1887
    AUTOR: Pérez Galdós, Benito
    TÍTULO: Fortunata y Jacinta
    PUBLICACIÓN: Domingo Ynduráin, Turner (Madrid), 1993
    -----------------

    -----------------
    "Un segundo aspecto a tener presente es el de confundir el amor con los amores, la calidad con la cantidad. También aquí el esfuerzo por una sexualidad humanizante tiene mucho que ver. No es el género femenino el que hay que amar -esto supone un grado inferior de evolución-, sino a tal persona femenina. El donjuanismo es una faena hecha en. la superficie y el amor es tarea de profundidad."

    AÑO: 1968
    AUTOR: López Ibor, Juan José
    TÍTULO: El libro de la vida sexual
    PUBLICACIÓN: Danae (Barcelona), 1968
    ----------------

    ----------------
    "Es lo que yo llamaría la concepción de "la novela rosa". Abominable género literario, que yo no sé por qué razón castiga preferentemente al género femenino y particularmente en su edad moza."

    AÑO: 1947
    AUTOR: Salinas, Pedro
    TÍTULO: Lo que debemos a Don Quijote [Ensayos de literatura hispánica. Del "Cantar de Mio Cid" a García Lorc ...
    PUBLICACIÓN: Juan Marichal, Aguilar (Madrid), 1958
    --------------

    --------------
    "Ahora, amigo Ben-Beley, 18 mujeres por día en los 365 del año de estos cristianos, son 6.570 conquistas las de este Hernán Cortés del género femenino; y contando con que este héroe gaste solamente desde los 17 años de su edad hasta los 33 en semejantes hazañas, tenemos que asciende el total de sus prisioneras en los 17 años útiles de su vida a la suma y cantidad de 111.690, salvo yerro de cuenta; y echando un cálculo prudencial de las que podrá encadenar en lo restante de su vida con menos osadía que en los años de armas tomar, añadiendo las que corresponden a los días que hay de pico sobre los 365 de los, años regulares en los que ellos llaman bisiestos, puedo decir que resulta que la suma total llega al pie de 150.000, número pasmoso de que no puede jactarse ninguna serie entera de emperadores turcos o persas."

    AÑO: 1773 - 1774
    AUTOR: Cadalso, José
    TÍTULO: Cartas marruecas
    PUBLICACIÓN: Joaquín Arce, Cátedra (Madrid), 1993
    -------------------

    -------------------
    "Lola quedó viuda, y antes de perderla yo de vista tenía una casa de huéspedes.

    Yo creía entonces que este tipo de Lola era una excepción del género femenino; después creía que era una variedad; hoy creo que es casi el género entero.

    La fuerza del sexo nivela a todas las mujeres."

    AÑO: 1944 - 1949
    AUTOR: Baroja, Pío
    TÍTULO: Desde la última vuelta del camino. Memorias
    PUBLICACIÓN: Biblioteca Nueva (Madrid), 1978
    --------------


    Hay más, pero supongo que es más que suficiente para poner de manifiesto que esa restricción de "género" a la flexión gramatical está más en el cerebro de ciertos académicos que en el habla, y no ya en el habla vulgar, sino en la de grandes figuras de la literatura.

    No tengo inconveniente en creerme eso que me dicen, que "género" sólo se refiere al gramatical y no a la diferencia por sexo. No tengo inconveniente, con una condición: que me demuestren que José Cadalso, Cervantes, Pedro Salinas, Pérez Galdós o Pío Baroja no sabían escribir en castellano.

    No creo que lo tengan fácil.



    12
    De: JC Fecha: 2008-03-30 21:31

    Ojo: no confundamos el significado de género como conjunto de seres que comparten una serie de características comunes, acepción empleada en los ejemplos mencionados arriba, con el vocablo para referirse a esas cualidades comunes. La diferencia es sutil, pero está ahí. Las personas tenemos sexo, no género. Practicamos sexo, no género (menos mal...). Y cuando el capullo de Manolo o de Paco mata a su parienta, asesina a alguien cuyo sexo -y no género- es femenino.

    El DRAE es, efectivamente, un diccionario de uso y no normativo. Aconseja los usos más adecuados de las palabras, sin fijar normas inviolables, dado que en última instancia una lengua "pertenece" a sus hablantes. Las novedades que se van introduciendo con el tiempo acaban apareciendo reflejadas tarde o temprano en el diccionario -tengan en cuenta que no es tarea baladí mantener actualizado de forma rigurosa un léxico tan rico como el nuestro, compartido por millones de hispanohablantes en todo el mundo, con infinidad de variaciones y matices regionales.

    La confusión de usar género para referirse al sexo de las personas y a las relaciones sociales que de ahí se deriven ya aparece reflejada en el Diccionario Panhispánico de Dudas, y si su uso se acaba extendiendo -cosa harto probable, según parece-, la nueva acepción figurará en las próximas ediciones del diccionario. De hecho, se acepta su uso ya habitual dentro de ciertas disciplinas, aunque aún no se haya incorporado esta acepción al DRAE. Eso no quita que los académicos procuren recomendar los usos etimológicamente más apropiados. No sólo están en su dercho, sino que es su trabajo.

    Tachar de reaccionario el intentar mantener una cierta coherencia etimológica en nuestro idioma es, cuando menos, tendencioso. Incorporar palabras (o acepciones nuevas a palabras ya existentes) enriquece una lengua siempre que proporcione nuevos matices al léxico. Dado que en el caso de "violencia de género" (¿de qué género?, es que suena fatal, en serio) ya existen expresiones perfectamente válidas que expresan lo mismo, no resulta necesario añadir una nueva que, como dije antes, es fruto de haber hecho pellas en las clases de inglés.



    13
    De: Anónimo Fecha: 2008-03-30 22:16

    Vamos a ver, JC. Dijo usted: "en español la palabra género no tiene ninguna acepción referida al sexo biológico o a connotaciones sociológicas derivadas. Lo de los papeles sociales desempeñados por cada sexo no es más que una burda explicación ad hoc para tratar de justificar lo que no es sino una espantosa traducción del inglés".

    Y nos dice ahora que "Las personas tenemos sexo, no género".

    Pues no. No a todas: no a que en español la palabra género no tiene ninguna acepción referida a la diferenciación sexual, no a que emplear´"género" sea una traducción ad hoc de nada, y no a que no tengamos género además de sexo.

    Y si no está de acuerdo, no me proteste a mí. Hágalo a Cervantes, a Baroja, a Salinas, a Cadalso y a "tantos máis que son". Más arriba tiene ejemplos de cómo sí, cuando menos desde el XVI, se emplea de forma habitual "género" en referencia a la diferenciación por el sexo. Lo siento por la Academia. Por otra parte no es más que otra de sus habituales meteduras de pata, de modo que no debería ser piedra de escándalo.

    Intentar mantener una cierta coherencia etimológica no es reaccionario. Recurrir a un diccionario de uso como argumento, sí lo es. Es fácil.

    Lo que reconozco que no sabía es que Baroja y Cervantes hiciesen pellas en las clases de inglés. Si es que son como niños...



    14
    De: webensis Fecha: 2008-03-30 22:36

    Humm... Yo lo que entiendo en esos ejemplos de la literatura que pone Anónimo es que se usa la palabra "género" con el adjetivo "femenino" del mismo modo que se usa en "género humano" o "género canino".
    Es decir, se está usando en todos esos casos la primera acepción del diccionario:
    1. m. Conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes.
    O sea, me parece que no es la palabra género la que está indicando algo relacionado con el sexo, sino el adjetivo "femenino".
    Decir "violencia contra el género femenino" tendría algo más sentido.
    Opino como JC que aquí tenemos un falso amigo, una mala traducción y una expresión cutre. Coincido con Anónimo en que el diccionario no sirve para zanjar nada y que va retrasado con respecto al uso real de las palabras.



    15
    De: sirama Fecha: 2008-03-31 02:17

    1. f. Mayoría, muchedumbre o casi totalidad de los individuos u objetos que componen una clase o un todo sin determinación a persona o cosa particular. La generalidad de los hombres.

    2. f. Vaguedad o falta de precisión en lo que se dice o escribe.

    3. f. Cosa que de esa manera se dice o escribe. Contestó con una generalidad y volvió la espalda.



    16
    De: sirama Fecha: 2008-03-31 02:38

    Genero es una generalidad.
    Por ejemplo en cine hay géneros: El genero de la comedia, drama, del género psicológico o cómico...
    Creo que lo importante de este decálogo es intentar definir de la forma mas clara posible la violencia del hombre contra la mujer.
    Parece que en este debate es lo que menos importa.




    17
    De: Teresa Fecha: 2008-03-31 09:11

    Ya está borrado, Anónimo del #12.
    Respecto al uso del concepto de género, los remito a cualquier buen diccionario de Sociología. El DRAE acabará recogiéndolo porque han sido los periodistas y las feministas quienes lo han popularizado (con independencia de falsas amistades semánticas). Cosas peores se han visto, como el caso de 'chatear', verbo inventado usando el inglés to chat. Y de "salir a tomar chatos por las tascas" ha pasado a "charlar a través de internet".

    Nada de lo que diga el DRAE y los lingüistas quitará al concepto su utilidad analítica en ciencias sociales, especialmente en los campos de la familia, el trabajo o la educación.

    Y estoy de acuerdo con Sirama de Bandama: lo importante, que es la violencia machista, ha quedado en segundo plano.



    18
    De: JC Fecha: 2008-03-31 23:23

    Anónimo: "Pues no. No a todas: no a que en español la palabra género no tiene ninguna acepción referida a la diferenciación sexual, no a que emplear "género" sea una traducción ad hoc de nada, y no a que no tengamos género además de sexo."

    Pues sí. Sí a todas. Creo que esos tres puntos están suficientemente aclarados en los mensajes anteriores.

    Anónimo: "Más arriba tiene ejemplos de cómo sí, cuando menos desde el XVI, se emplea de forma habitual "género" en referencia a la diferenciación por el sexo."

    Y dale. Que no, que en esos ejemplos "género" define un conjunto de elemenos con unas características comunes, no a las características en sí. "Género" se refiere al conjunto, no a las propiedades de sus elementos. Como bien apunta webensis, en esos ejemplos es "femenino" la palabra que hace referencia a esa propiedad común, no "género".

    Teresa: "Nada de lo que diga el DRAE y los lingüistas quitará al concepto su utilidad analítica en ciencias sociales, especialmente en los campos de la familia, el trabajo o la educación."

    Por supuesto. Como ya hemos dicho antes, es misión de la RAE recoger las acepciones con que los hablantes usan las palabras, labor inevitablemente lenta si se quiere hacer bien. Los académicos no pueden prohibir usos incorrectos, ya que no son propietarios de la lengua. Pero pueden -es más, deben, es otra de sus labores- recomendar las formas correctas de expresarse. Aunque reconozco que es más fácil escudarse en la jerga profesional en vez de corregir un sencillísimo error de traducción. Lo de las pellas con el inglés, señor Anónimo, lo digo porque el par 'gender'-género es un 'false-friend' de los de libro.

    Teresa y Sirama: "lo importante, que es la violencia machista, ha quedado en segundo plano".

    No veo qué es lo que hay que debatir en ese sentido, creo que todos estamos de acuerdo en que la violencia (no sólo la machista) debe ser siempre castigada con todo el peso de la ley, máxime cuando desemboca en el vil asesinato. Este decálogo se centra en el tratamiento periodístico que debe darse a la violencia machista, refiriéndose el punto número 1 a la forma de designarlo. No creo que hayamos dejado nada de lado.



    19
    De: Anónimo Fecha: 2008-04-01 01:21

    Vamos, JC y Webensis:

    Lo que se discute, o al menos lo que suele estar en el discurso que niega el pan y la sal a la palabra "género" aplicado a lo que aquí se aplica, es precisamente esa posibilidad de aplicarlo, por supuesto con "femenino" y "masculino" a las personas y animales, además de a las palabras.

    Lo que se arguye es que las palabras tienen género, pues pueden ser divididas en femeninas, masculinas y neutras (en castellano, sólo un par de pronombres). Y se afirma que es incorrecto y fuera de lugar hablar de géneros masculino y femenino de las personas. "Las personas tienen sexo, no género" (son comillas difusas, no es momento ahora de subir a comprobar la literalidad de la frase, pero creo no mentir) dijo incluso JC.

    Pues entiendo que queda claro que "género" es tan aplicable (o al menos ilustres literatos lo han aplicado con profusión) a las personas como a las palabras. Si hay palabras de género masculino y femenino, también hay personas de género masculino y femenino. Y si del primer hecho se deduce que las palabras "tienen" género, forzoso es concluir que, de la misma forma, las personas "tienen" género además de sexo.

    Que es, por mi parte, por donde comenzó la discusión. Con la afirmación "Los seres humanos no tenemos género, tenemos sexos". Lo cual ha quedado en evidencia como incorrecto.

    Menos claro veo lo que Webensis puso de manifiesto: la corrección de esa frase que dice algo como "los crímenes pasionales no existen". Para mí tengo que sí existen, y en ambas direcciones. Porque la locura de amor es mucha locura, sin necesidad de meterle género por medio.



    20
    De: Anónimo Fecha: 2008-04-01 13:10

    Vamos a ver, las personas tenemos por una parte "sexo" que es una diferenciación puramente biológica, y tenemos género que es la atribución social de roles diferenciadores a las personas basándose en su sexo biológico. De esta manera las palabras "sexo" y "género" tienen significados distintos y por tanto, necesitamos de la palabra "género" para simbolizar esta acepción diferente, para la cual no nos sirve la palabra "sexo". Su origen incorrecto o mala traducción, no debería privarnos del beneficio lingüístico, que supone poder diferenciar estas dos dimensiones de la realidad.

    En lo que al post inicial se refiere, no he conseguido enlazarlo, pero el diario Público, poco después de salir a la calle publicó un "decálogo" similar, a la hora de tratar el tema. Creo que es importante que los medios se involucren de forma responsable debido a su papel socializador. El sensacionalismo y urgencia con la que se tratan determinados temas, provocan consecuencias indeseadas.

    PD: Si mi difusa definición de género, es incorrecta en el plano sociológico, ya Teresa me "pondrá los puntos sobre las íes" ;)



    21
    De: David M. Fecha: 2008-04-01 13:10

    Vamos a ver, las personas tenemos por una parte "sexo" que es una diferenciación puramente biológica, y tenemos género que es la atribución social de roles diferenciadores a las personas basándose en su sexo biológico. De esta manera las palabras "sexo" y "género" tienen significados distintos y por tanto, necesitamos de la palabra "género" para simbolizar esta acepción diferente, para la cual no nos sirve la palabra "sexo". Su origen incorrecto o mala traducción, no debería privarnos del beneficio lingüístico, que supone poder diferenciar estas dos dimensiones de la realidad.

    En lo que al post inicial se refiere, no he conseguido enlazarlo, pero el diario Público, poco después de salir a la calle publicó un "decálogo" similar, a la hora de tratar el tema. Creo que es importante que los medios se involucren de forma responsable debido a su papel socializador. El sensacionalismo y urgencia con la que se tratan determinados temas, provocan consecuencias indeseadas.

    PD: Si mi difusa definición de género, es incorrecta en el plano sociológico, ya Teresa me "pondrá los puntos sobre las íes" ;)



    22
    De: Demostoles Fecha: 2008-04-02 17:22

    Pues ha pasado desapercibido pero a mi el siguiente párrafo me ha puesto los pelos de punta:

    "Lo importante es proteger la identidad de la víctima, no la del agresor. Dejar claro quién es el agresor y quién es la víctima, ..."

    Cuando un periódico informa de un suceso este no suele estar juzgado y debería regir la presunción de inocencia. Por ese motivo es imprescindible proteger la identidad del PRESUNTO agresor. Si empezamos a suprimir derechos fundamentales con aquellos delitos que nos resultan especialmente ultrajantes acabaremos volviendo a la ley de linch.



    23
    De: Demostoles Fecha: 2008-04-02 17:23

    * Lynch



    24
    De: Anónimo Fecha: 2008-04-02 18:29

    Demostoles, lo que muchas veces se juzga no son los hechos, sino la dimensión moral de los mismos y las repercusiones de dicha dimensión en el plano penal. Si una señora infla a hostias a un señor, la agresión es un hecho, y es un hecho también que hay una agresora y un agredido. Otra cosa es que de esa agresión se deriven responsabilidades penales, es decir, que haya un culpable. La presunción de inocencia se refiere a esa dimensión moral-penal, no a la de los hechos en sí, que están ahí y son, en consecuencia, perfectamente narrables.



    25
    De: Anónimo Fecha: 2008-04-02 18:33

    David M., es que ni siquiera es correcto que "género" sea una mala traducción de "gender", dado que en inglés, la diferencia entre "sex" y "gender" es la misma que en castellano. "Gender", como "género", hacen referencia a algo más "genérico" -como su nombre indica ;-)- que el mero sexo biológico. Estaría más en la línea de "feminidad" y "masculinidad" que en la de tetas y huevos.



    26
    De: Teresa Fecha: 2008-04-02 22:47

    Demóstoles: no sé qué derechos fundamentales se lesionan dejando claro quién agrede y quién es agredido. Más bien, cuando la víctima se convierte (por obra y gracia de la opinión pública y publicada) en culpable de su agresión es cuando se vulneran derechos fundamentales.
    Ejemplo: las víctimas de ETA durante todos los años de la dictadura y la transición (incluso más, pero dejémoslo ahí) que eran consideradas como culpables (por ser guardias civiles, militares, etc) e incluso, según testimonios, encontraban dificultades por parte de algunas parroquias vascas para las ceremonias fúnebres. Otro ejemplo: la chica violada a cuyo violador el juez exculpó por considerar que ella lo provocó por llevar minifalda.
    Los medios de comunicación, afortunadamente, han ido siendo cada vez más conscientes del asunto. Y cada vez menos hablan de "violencia doméstica" y cada vez más de violencia machista, que es el nombre correcto a mi entender.

    David: a mí sí me funciona el enlace. Y nada tengo que objetar a tu definición de género... ;-)



    27
    De: Anónima Fecha: 2008-04-02 23:45

    Me ha gustado mucho este hilo por los argumentos que se han dado sobre el tema del "género" y el "sexo".

    Pero hay un aspecto que no se ha mencionado y que explica, creo, porque es importante hacer esa distinción para acabar con la violencia contra las mujeres.

    El origen de la violencia contra las mujeres no es su sexo. Las mujeres con burka no tienen un problema sexual: tienen un problema de género.

    El confundir ambas conceptos no es inocente: si el problema se considera ligado al sexo, entonces es algo "natural", "biológico" algo en suma inevitable y ligado a los genes. Pero eso no es cierto: la mujer con burka lo que tiene es problema social, no biológico.

    Si no gusta la palabra "género" pues que se proponga otra, pero no creeemos confusión entorno al origen de la violencia porque será más díficil erradicarla. El diferenciar entre ambos conceptos con dos palabras diferentes no es solo "un beneficio lingüistico" que lo es: tiene implicaciones prácticas. O algo así...



    28
    De: Teresa Fecha: 2008-04-03 00:05

    Anónima: gracias por tu comentario porque pone el dedo justo en la llaga.
    Para los amantes de los diccionarios, recomiendo la entrada 'Género' de María Ángeles Durán Heras, en el Diccionario de Sociología de Alianza, editado por Giner, Lamo y Torres.



    29
    De: SIRAMA Fecha: 2008-04-03 02:23

    JC,
    Mantengo mi opinión sobre este debate de “ genero “ y es que lo esencial ha quedado en segundo plano, pues no estamos sino navegando sobre un mar de dudas semánticas sin llegar a nada, y a la complacencia de cada cual en base a sus conocimientos lingüísticos. Lo esencial del decálogo es precisar más y mejor la violencia del hombre contra la mujer, en este debate no se ha aportado nada nuevo que ayude a definir claramente esta gran tragedia y ayude a que cada vez sean menos las mujeres muertas en manos de hombres.Las sugerencias vendrían muy bien, tanto en cuanto parece que hay personas con conocimientos lingüísticos.
    Sobre la presunción de inocencia,yo tambien estoy de acuerdo,pero en todos los casos,en todos, estafadores,políticos etc
    Pero una vez demostrado el delito y condenados, no deben ser invisibles, se les debe conocer, entre otras cuestiones porque suelen volver a delinquir. Cuestión de prevención.



    30
    De: David M. Fecha: 2008-04-03 03:30

    "El confundir ambas conceptos no es inocente: si el problema se considera ligado al sexo, entonces es algo "natural", "biológico" algo en suma inevitable y ligado a los genes. Pero eso no es cierto: la mujer con burka lo que tiene es problema social, no biológico."

    Completamete de acuerdo Anónima, de hecho, el hacer pasar por natural lo que son puramente constructos sociales es una de las argumentaciones preferidas de todos aquellos que pretenden perpetuar las desigualdades en todos los ámbitos. Por eso como bien dices, es tan importante desenmascarar, y diferenciar entre un término y otro, y por ende entre lo que es natural y lo que es puramente social.

    Teresa, no es que no me funcionara el enlace, sino que no era capaz de encontrar el decálogo, que había leido en su momento.

    Aquí está para el que le interese el compromiso de Público para informar sobre la violencia de género

    www.publico.es/espana/039014/publico/compromete/decalogo/ionformar/violencia/genero



    31
    De: Demostoles Fecha: 2008-04-03 09:46

    A lo que planteo una objecion no es a que se repudie el hecho de que una persona agreda a otra o se condene aun mas cuando la victima esta en una posicion de debilidad (fisica, por dependencia economica...) a lo que pongo una objecion muy grande es a que no se proteja la identidad del presunto agresor como dice el decalogo (que ni siquiera incluye la palabra presunto). Identificar al presunto agresor es crucificarlo sin pruebas y establecer un juicio paralelo en el que no hacen falta pruebas ni se establecen garantias. En Espanya hemos tenido unos cuantos de estos casos de juicio mediatico y no han sido precisamente edificantes. Incluso hubo un caso en que el veredicto de la opinion publica llego a influenciar el veredicto del jurado y el juicio ha tenido que declararse nulo.

    PS: Mi teclado no tiene acentos ni enyes :-)



    32
    De: Anónimo Fecha: 2008-04-03 10:05

    Una cosa es la presunción de inoncencia y otra cosa la protección de la identidad de una persona que ha participado en un hecho violento en público como agresor o como víctima.

    Si el hombre Fulanito Tal le da 10 puñaladas en la vía pública delante de un montón de testigos a la mujer Fulanita Cual que ha quedado malherida y está hospitalizada, eso son hecho contrastables por un periodista. Si a continuación se considera que eso es una noticia que se va a difundir, es cuando hay que ver cual es el tratamiento que se da a esa noticia. No se trata de juzgar en los medios, sino de informar sobre hechos contrastados. El concepto de presunción de inocencia no aplica siempre que la información se limite a los hechos contrastados.

    Lo que dice el decálogo es que no es buena idea dar el nombre de la mujer y si dar el nombre del hombre. Se puede estar de acuerdo o no, pero eso no tiene que ver con la presunción de inocencia.

    También dice que tiene que quedar claro que el agresor es el hombre, el que apuñaló a la mujer, y no al revés. Parece de cajón pero es que efectivamente a veces se presenta al hombre como "víctima" de la mujer presentándola a ella como la iniciadora de la agresión por una conducta que se considera justifica la reacción del hombre. Por ejemplo se dice "Fulanita se fue con otro hombre y Fulanito no lo pudo soportar y entonces..."

    Me imagino que los que escribieron ese apartado del decálogo, opinan que ese tipo de presentación de las noticias es una manera de perpetuar la violencia contra las mujeres al darle una justificación. La verdad es que estoy de acuerdo.



    33
    De: Anónima Fecha: 2008-04-03 10:06

    ...y esa era yo que de buena mañana ni el FireFox me reconoce :(



    34
    De: JC Fecha: 2008-04-03 20:48

    Anónimo: que no, leñe, que en inglés 'gender' no sólo se refiere a las relaciones socio-culturales asociadas al sexo, sino también al proxio sexo biológico. Voy a sonar repetitivo, pero míralo en un diccionario:

    http://www.merriam-webster.com/dictionary/gender

    Y asimilar cualquiera de esos dos significados (el puramente biológico y el social) a la palabra "género" simplemente porque se parecen gráficamente no es correcto, tanto con esta palabra como con muchos otros "falsos amigos". Visto lo visto habrá que normalizar su uso, y tan contentos. Aunque sigo pensado que es tan poco conveniente, por la sobrecarga semántica que ya sufre la palabra "género", como innecesario, al existir ya alternativas para "violencia de género".

    Por supuesto que la violencia machista tiene un origen que va más allá de lo puramente biológico, adentrándose en lo social. Y con mis intervenciones no he pretendido, como se afirma más arriba, introducir confusión y hacer pasar crímenes horrendos como sucesos naturales, derivados de la biología. Simplemente mantengo la máxima de que hablar bien no está reñido con nada, y dado que ya existen expresiones que reflejan el carácter socialmente machista de este tipo de violencia, no tiene sentido emplear una palabra que precisamente en español carece de ese significado.



    35
    De: Teresa Fecha: 2008-04-03 23:14

    A mí también me parece que el mejor nombre para estos casos es violencia machista. El resto son subterfugios y pacatería.



    36
    De: webensis Fecha: 2008-04-03 23:41

    Ya. El problema es que al parecer la violencia que ocurre en parejas o ex parejas de gays y lesbianas es muy similar, y llamarlo machismo resulta forzadillo... Y si el fenómeno es esencialmente el mismo en casos homo y hetero... algo falla en ese análisis.



    37
    De: Anónima Fecha: 2008-04-03 23:58

    Es que de lo que estamos hablando es de violencia ligada a la manera social de entender las relaciones de pareja. A mi no es que me entusiasme "violencia de género" pero es una buena manera de identificar el problema con una expresión.

    ¿Tu como lo llamarías, webensis?

    En cuanto al objeto de esta discusión y si es alejarse del problema real o no a mi no me parece, insisto, una mera cuestión lingüistica. El identificar un problema de una manera o de otra influye en como se intenta solucionarlo.

    Por ejemplo, si se piensa que el problema es la violencia "machista" (aún cuando se hable de violencia de género) se tenderá a penalizar legalmente las actuaciones de los "machos" olvidando que también hay mujeres que ejercen violencia de género. Se llega entonces a adoptar medidas como la discriminación positiva que se establece por penalizar el maltrato doméstico sólo cuando el agresor es un hombre y la víctima una mujer en la ley española del 2004...



    38
    De: Anónimo Fecha: 2008-04-04 01:31

    JC, dice usted: "Anónimo: que no, leñe, que en inglés 'gender' no sólo se refiere a las relaciones socio-culturales asociadas al sexo, sino también al proxio sexo biológico."

    Y yo le respondo que lo mismo que en el español. Véase:

    "-Cuando yo doy un negro, un buen negro por mil duros, es que es una cosa excelente -decía Zaldumbide, y añadía-: Ante todo la seriedad comercial.
    El género femenino de color no le gustaba al capitán, quizá por razones de moralidad."

    Me temo que con ese "género femenino de color", que rechaza "por razones de moralidad", no se está refiriendo precisamente a las relaciones sociales desarrolladas a partir del sexo. Aunque, bien mirado, la relación de dos también es social, ¿no? Y una orgía ni le cuento.

    Y me temo que las "6.570 conquistas las de este Hernán Cortés del género femenino", que dice Cadalso, se están refiriendo a algo muy concreto, aunque Cadalso, creo que con razón, ponga en duda la magnitud de ese algo.

    Para mí que esa tan radical diferencia entre el inglés y el español está bastante exagerada.

    Un comentario lingüístico, que a mí ya se me escapa en muchos matices, puede verlo en http://www.europarl.europa.eu/transl_es/plataforma/pagina/celter/art1gender.htm

    Me da la impresión de que la cosa no es tan simple como se pretendía en el primer comentario a esta entrada.



    39
    De: SIRAMA Fecha: 2008-04-04 01:52

    ¡ QUE RECREACIÓN ¡
    No hay mas sordo que el que no quiere oír.
    Hasta la próxima victima.
    Ciado



    40
    De: Anónimo Fecha: 2008-04-04 04:22

    Oiga, Sirama, qué capacidad de concisión. Se le entiende todo. O nada. O incluso aquello que no le gustaría que se entendiese.



    41
    De: JC Fecha: 2008-04-04 17:45

    Coincido con webensis y Anónima en que "violencia machista" no sería siempre aplicable. "Violencia sexista", a secas, sería un término genérico válido en todos los casos. Define bien todo lo subyacente en estos crímenes sin matizar quién agrede a quién. Sería el más conveniente a la hora de redactar leyes, por ejemplo, mientras que "violencia machista", que sería un caso particular, podría reservarse para situaciones concretas.

    Anónimo: en todos esos ejemplos literarios que incluyen la expresión "género femenino", "género" actúa en su primera acepción, la de "conjunto de elementos con unas propiedades comunes", siendo "femenino¨ el adjetivo que matiza a qué nos estamos refiriendo. De no ser por ese adjetivo, no comprenderíamos qué quieren decir esos autores, ya que la palabra "género", por sí sola, no distingue a hombres y mujeres, ni en el plano social ni en el sexual (a diferencia de su amiguete anglosajón 'gender', que sí lo hace). Creo que la parte lingüística la dejo aquí, que me parece que empiezo a sonar aburrido, je je.



    42
    De: Anónima Fecha: 2008-04-04 17:59

    JC:

    A mi no me parece aplicable tampoco la "violencia sexista" porque no es un problema sexual es un problema social. La violencia no es porque dos personas sean de diferente sexo: es porque se producen conductas _sociales_ inaceptables con la excusa del sexo _biológico_ de las personas.

    Decías por ahí arriba "Y con mis intervenciones no he pretendido, como se afirma más arriba, introducir confusión y hacer pasar crímenes horrendos como sucesos naturales, derivados de la biología. Simplemente mantengo la máxima de que hablar bien no está reñido con nada, y dado que ya existen expresiones que reflejan el carácter socialmente machista de este tipo de violencia, no tiene sentido emplear una palabra que precisamente en español carece de ese significado."

    En "violencia sexista" no veo yo que se refleje el carácter social de este tipo de violencia.



    43
    De: JC Fecha: 2008-04-04 18:50

    Es que sexista y sexual no es lo mismo, anónima. "Sexista" alude a la discriminación social que muchos practican, como bien dices, poniendo como excusa diferencias biológicas. "Violencia sexista" sí que refleja, por tanto, el carácter social de este problema, mientras que "violencia sexual" no sería apropiado en estos casos, porque no va más allá de lo meramente físico.



    44
    De: Anónima Fecha: 2008-04-04 19:44

    He andado brujuleando de sexista a discriminación por esos diccionarios de internet y creo que si, que tienes razón y violencia sexista si que tiene ese componente social que yo no le veía. (Quizá porque la terminación "ista" muchas veces es genérica como en nudista, cubista, pero en sexista no es genérica tiene ese matiz de discriminación)



    45
    De: Anónimo Fecha: 2008-04-04 21:14

    De la traducción de "gender" mediante palabras derivadas de sexo o de género trata el enlace que le puse más arriba, JC. El autor, que parece saber de qué habla, se apunta finalmente a traducirlo como "género".
    A mí me queda claro que el asunto (y me refiero a la negativa radical al uso de "género", dando como verdades establecidas afirmaciones más que dudosas) es mucho más complejo que lo que se afirma en el primer comentario.
    Esas presuntas verdades van cayendo una tras otra, y del blanco/negro cortado a machetazos se va entrando en los matices, como debe ser.

    Por cierto, esta mañana tuve ocasión de consultar el María Moliner. Contempla la acepción de "género" en el sentido en que se está hablando aquí sin ningún tipo de reticencias. Al final hace el comentario de que ALGUNOS autores están en contra, y sostienen que "género" sólo debe aplicarse a las palabras. Algunos, no todos, ni siquiera la mayoría. Lo cual viene a redundar en lo mismo: se están dando como probadas y unánimemente aceptadas afirmaciones que sólo representan una de las formas de pensar entre los expertos. O, dicho de otra forma, tan contundentes pronunciamientos están dando gato por liebre.



    46
    De: Teresa Fecha: 2008-04-04 22:44

    Sexista sí que recoge el componente social, como todos los 'ista' incluidos nudista y cubista, Anónima. De todos modos, sigo insistiendo en que el nombre que mejor recoge este fenómeno social -la violencia de los hombres contra las que consideran 'sus' mujeres- es "violencia machista".

    El machismo me parece que no es monopolio de machos o varones, ni se da en todos los varones. Hay muchas mujeres muy machistas, que enseñan y transmiten machismo y que les gustan las relaciones machistas. No sé si su número decrece, pues cuando observo algunos comportamientos adolescentes me entran serias dudas.



    47
    De: Anónima Fecha: 2008-04-04 23:23

    Bueno, no solo comportamientos adolescentes. No recuerdo que yo tuviera un mundo tan dividido en niños y niñas como mis hijas de entre 6 y 10 años. pero igual es que ya entonces era un poco rara y si que era así...

    PD: que si, que sexista si recoge la componente social ¿cómo hay que hacer para sacar la pata aquí? :-)



    48
    De: Teresa Fecha: 2008-04-04 23:51

    Bueno, Anónima, yo me quedé pensando en que lo que quería decir es que sexista es para ambos sexos, cuando se discrimina por razón de sexo sea a hombre o a mujer. Por eso me parece más certero lo de machista en estos casos de violencia.



    49
    De: JC Fecha: 2008-04-07 12:44

    No se trata de imponer verdades absolutas, Anónimo, sino de recomendar los usos más apropiados que faciliten el entendimiento entre los hablantes, que es al fin y al cabo la función de una lengua. Y como las expresiones que hemos propuesto antes cumplen perfectamente su propósito, reflejando de forma muy clara y concisa los conceptos de los que estamos hablando, usar "género" en estos casos en mi opinión no aporta nada nuevo. En todo caso añade confusión, y el mero hecho de que este tema dé tanto que hablar es prueba de ello.

    "Violencia machista" es perfecto en los casos donde está claro que es el hombre quien agrede a la mujer (al referirnos, por ejemplo, a algún caso concreto que ya haya sucedido). "Violencia sexista" sería más adecuado para tratar el tema desde un punto de vista más amplio, como al discutir los aspectos legales vinculados con estos crímenes. Incluye además los casos apuntados por webensis, donde emplear "machismo" no sería adecuado.

    Creo que la mejor forma de combatir este fenómeno, en lo que a la lingüística se refiere, implica precisamente tratar de llamar a las cosas directamente por su nombre, sin tapujos. "Género" siempre me ha parecido una palabra excesivamente aséptica y eufemística para hablar de estos temas, la verdad, en comparación con las que ya tenemos.



    50
    De: Eduardo Fecha: 2008-04-15 11:07

    Todo este debate me deja anonadado. Con tanta filología, semántica y retórica se pierde en la niebla el objetivo principal: toda violencia es condenable y es repugnante para cualquier persona civilizada. La violencia contra las mujeres es uno de los tantos apartados o variedades de esa violencia.

    Como en en este mundo hay muchas leyes y reglamentos, lo que interesa es no solo aplicarlos estrictamente, sino que el sistema judicial sirva para algo mas que de adorno. Porque es un desastre, repleto de palbras hueras y vacías. Un sistema anclado en el siglo XIX, escriturista, pesado, indigerible, de lenguaje ininteligible, alejado de la realidad, muy lento y con unas leyes repletas de agujeros por donde escapan muchos delincuentes. Es necesario un cambio profundo y urgente de toda esta estructura dinosáurica e ineficiente.

    También es necesario y urgente un cambio práctico y no ilusorio del sistema educativo. Con tanto humo psicopedagógico, tonterías sobre metas ideales europeas y cantos celestiales, se olvida la realidad: que en un lugar donde la educación es una compleja burocracia, donde los padres para entender los discursos de los educadores deben hacer cursillos y los alumnos ni te cuento, el objetivo primordial de educar ciudadanos se rebaja a una especie de "otra mili" en que los chicos pasan por las aulas contando los días que quedan para vacaciones o largarse de allí. O pasarlo pipa, sin saber de deberes y obligaciones y entreteniéndoles con juegos de ordenador y paseos turísticos. De esta cantera, educada o maleducada, surgirán los problemas. Ni cuento de quienes se marginan y van a la "universidad de la vida" tan apreciada por los politicuchos locales.

    Claro, hay mas factores en la compleja ecuación, como la sociedad consumista y egoísta en que vivimos, la adoración del dios dinero, la alienación de la cultura del éxito rápido sin dar palo al agua y el disparate de modelo de sociedad que se quiere construir a base de engaños políticos o sucedáneos pseudoculturales podridos.

    Toda violencia es repugnante, pero procede de otra gente no del espacio exterior. Se debería actuar sobre las causas originales, también contra los transgresores y además duramente y por supuesto, actuar en la prevención. Pero el conjunto debe renovarse, lo actual no sirve y hasta ya me pasma que no se haya hecho antes. Quizá a algunos interese conservar este caos en pro de sus bolsas bien repletas.

    Opino que es perder miserablemente el tiempo eso jugar a lo "políticamente correcto", a juegos de palabras y otras tonterías semejantes. En cuanto a los periodistas, perdí las esperanzas hace mucho tiempo. Para mi, hoy lo mejor informativamente hablando es internet y sus espacios personales como algunos blogs realmente brillantes. Los decálogos lucen bonito, pero al final terminan de papel higiénico o de alimento a bichitos de estanterías. Como la carta fundacional de la ONU y sus declaraciones de principios.

    Saludos cordiales



    51
    De: Anónima Fecha: 2008-04-15 12:22

    Eduardo,

    Quizá tu pierdas de vista el objetivo principal cuando lees sobre otros aspectos de un problema, pero a todo el mundo no le pasa lo mismo.

    Este post no es un post sobre las soluciones al sexismo ni sobre sus causas. Hay otros posts en este blog sobre esos temas. Este post es sobre un aspecto concreto ligado al sexismo: su tratamiento periodístico.

    Tu comentario puede que sea muy acertado en cuanto a lo que a ti te interesa pero está totalmente fuera del tema que aqui se trataba. La ineficiencia judicial, la educación, el tipo de sociedad en que vivimos...todo eso no tiene nada que ver con el decálogo para periodistas que se estaba comentando.

    El tratamiento periodístico que se da a un problema no siempre es inocente y muchas veces impide identificar bien las causas y proponer soluciones. ¿Te suena la polémica sobre "grupo terrorista" o "ejército de liberación nacional"? Pues este post iba de eso.

    Por otra parte en tu nomenclatura la violencia sexista es solo "contra las mujeres". Es una opción, pero eso limita las soluciones que se proponen. Por ejemplo, en esas recomendaciones generales a toda la clase que hacen a veces los profesores cuando ha habido un problema dicen "a las chicas no hay que pegarles". Quizá fuera mejor decir "no hay que pegar a nadie". Ni siquiera a los chicos que no juegan al fútbol y no se ajustaban al estereotipo de hombre-hombre. ¿El pegar a los "maricones" en el patio de un colegio no es sexismo porque no es violencia contra la mujer?



    52
    De: webensis Fecha: 2008-04-15 12:43

    "¿El pegar a los "maricones" en el patio de un colegio no es sexismo porque no es violencia contra la mujer?"

    Eso es homofobia, coño. Quiero decir: cojones.



    53
    De: Anónima Fecha: 2008-04-15 12:52

    ¿La homofobia no es una forma de sexismo? ¡Es que no acierto una, joder! Digo, ¡que te den! Uy tampoco. Digo ¡cáspita! :P



    54
    De: Teresa Fecha: 2008-04-15 13:51

    Para mí sí es violencia sexista, Anónima. Del tipo homofóbica además, como dice el webensis, pero sin su coletilla... ;-)



    55
    De: webensis Fecha: 2008-04-15 14:31

    El sexismo se supone que es discriminación por sexo, no por orientación sexual. Pero bueno, haced lo que queráis. ¡Mecaguendiós!



    56
    De: Teresa Fecha: 2008-04-15 16:10

    Volvamos a los fenómenos y abandonemos las palabras. ¿Cómo debería tratar la prensa a los fenómenos de novios, maridos, exnovios y exmaridos que apalizan y con frecuencia matan a las que ellos consideran 'sus' mujeres? Ese es el tema de este post. Me parece que violencia machista lo define bien.

    Por otra parte, los machistas suelen acompañarse de opiniones y conductas de desprecio y agresión hacia los homosexuales y las homosexuales. No sé si por desprecio de lo femenino, si hay una sola cosa o si cada machista es un mundo (machista). Sólo puedo decir que las conductas de violencia machista crecen y que hay que prever que los medios de comunicación no sean un estímulo para su proliferación.



    57
    De: Eduardo Fecha: 2008-04-17 00:19

    Pues evidentemente como delincuentes violentos. Delincuentes, a los que debería caer todo el peso de la ley, si la hubiera, la aplicaran y se atrevieran a hacerlo, además de rápidamente. También se les puede llamar escoria o basura social.

    Los medios... son medios de hacer dinero. Solo hay que ver la telebasura, abundante desde hace decenios. ¿Estímulos? vivimos en una sociedad cada vez mas violenta y no solo con las mujeres sino con todo desde niños a ancianos y desde el medio natural hasta la propia persona consigo misma. Para mucha prensa esto es carnaza para mejorar audiencias y sacar beneficios.

    Además en los medios escribe cualquiera, no solo profesionales de carrera. Muestras, a toneladas en cualquier periódico o televisión o radio. Háblales a esos de códigos, decálogos o éticas. Cuéntale del origen del término gender o del lenguaje PC.

    En estas condiciones, el famoso decálogo me recuerda a otro mas viejo, el de un tal Moisés, que los propios judíos y los cristianos (por supuesto) no han parado de pasárselo por allí.

    Soy pesimista en que esto vaya a cambiar y mas aún en que unos decálogos, libros de estilo o lo que sea sirvan de algo. Lo que se tiene que mejorar o cambiar no son las palabras, sino otras cosas. Por ejemplo el modelo de sociedad en que nos ha tocado vivir o tener un sistema judicial digno de ese nombre. Y unas sanciones también duras, no simbólicas o idiotas.

    Vivimos en una sociedad en que se cubren las apariencias con informes, memorias, códigos y reglamentos, para no llegar al fondo de la cuestión. Porque no se puede o porque no interesa hacerlo.

    Saludos cordiales



    58
    De: Teresa Fecha: 2008-04-17 14:14

    Eduardo, dices: "vivimos en una sociedad cada vez mas violenta y no solo con las mujeres sino con todo desde niños a ancianos y desde el medio natural hasta la propia persona consigo misma.".

    No niego que la sociedad actual sea violenta. Otra cosa es el "cada vez más". Depende respecto a qué otra sociedad o época. Los raptos de los esclavistas o las invasiones mongolas no fueron épocas pacíficas. La España de 1936 tampoco.

    Y respecto al cambio, cada vez me parece más plausible que lo que hay que cambiar es el proceso de fabricación social de los individuos.

    Saludos



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 50.16.116.99 (d93fcf4dce)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia