Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Mayo 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5 6 7
    8 9 10 11 12 13 14
    15 16 17 18 19 20 21
    22 23 24 25 26 27 28
    29 30 31        

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Salud ¿natural?

    El Aula Cultural de Divulgación Científica de la ULL ha vuelto a editar un manifiesto en busca de firmas para protestar, una vez más, por el hecho de que la Universidad participe y preste su nombre para cursos y congresos veraniegos sobre pseudomedicinas. Por ello, reproduzco la carta a continuación y animo a que quien esté de acuerdo la firme siguiendo las instrucciones al final de la carta.

    Hace más o menos un año, un grupo de profesores de la Universidad de La Laguna publicó una carta abierta, con motivo de la celebración del “Primer Congreso de Medicina y Salud Natural”. En estas fechas, en las que recientemente se ha celebrado la segunda edición de tal evento, el Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna toma el testigo de la iniciativa y presenta una nueva versión del manifiesto original, al entender que sus planteamientos siguen siendo tan válidos ahora como hace doce meses:

    El próximo lunes, 23 de julio de 2007, arrancará en La Laguna el Primer Congreso de Medicina y Salud Natural, organizado bajo los auspicios de diversas instituciones públicas, entre las que destacan el Cabildo Insular de Tenerife y la Universidad de La Laguna. Su objetivo, según destacan en la página oficial, no es otro que tratar sobre las principales terapias complementarias, desde terapias occidentales como la Homeopatía y la Osteopatía, a medicinas ancestrales como Ayurveda de la India, Medicina Tradicional China y Shiatsu desde Japón, con los objetivos de favorecer la adquisición de una visión general en las diferentes terapias médicas no convencionales, su evolución histórica, estado actual y perspectivas de futuro; obtener conocimientos en aspectos científicos y socioculturales relacionados con la salud y las terapias; promover un espíritu de colaboración entre profesionales e investigadores, con el objetivo de mejorar la salud de la población.

    El congreso, por lo que parece, intenta establecer nexos de unión y colaboración entre una serie de terapias alternativas, englobadas todas ellas bajo el siempre socorrido cuño del carácter “natural”. Entre el grupo de ponentes hay destacados nombres vinculados a la investigación y a la docencia en la Universidad de La Laguna, con una trayectoria intachable. Precisamente por esto, y por contar con la bendición de una de las dos instituciones académicas superiores del archipiélago, es por lo que resulta preocupante que, bajo el paraguas que dan éstas y aquéllos, se sitúen una serie de pretendidas terapias que sólo pueden ser etiquetadas como pseudomedicinas.

    El congreso pretende facilitar la obtención de conocimientos científicos vinculados a la salud, pero se da la paradoja de que ninguna de las terapias mentadas ha conseguido aportar pruebas fiables de su eficacia mediante el empleo del método científico.

    En el caso de la terapia occidental más popular, la homeopatía, en agosto de 2005, la revista médica The Lancet publicó un profundo metaestudio de numerosas pruebas clínicas a las que se han sometido las terapias homeopáticas, determinando de manera clara que la homeopatía no tiene una eficacia superior a la de cualquier placebo. Los practicantes de esta terapia no han aportado investigaciones, hallazgos, descubrimientos ni terapias originales, niegan de forma dogmática la existencia de organismos patógenos microscópicos, como serían las bacterias y virus, además de realizar afirmaciones sobre el "espíritu curativo" de ciertas sustancias que no han conseguido probar. Igualmente, niegan los conocimientos que tenemos sobre la química al enseñar que los efectos de una sustancia son mayores cuanto menor sea su cantidad, cuando es fácilmente demostrable que en el mundo real sucede exactamente lo contrario. La doctrina homeopática contradice buena parte de los conocimientos que nos han aportado disciplinas como la física, la química, la biología o la medicina (la medicina real), conocimientos que han supuesto una gran mejora de la salud y el bienestar de los ciudadanos. Lo que acontece con esta pseudoterapia puede hacerse extensivo a cualquiera de las mencionadas en el programa del congreso.

    Más allá de la tradicional (y falaz) distinción entre medicina “oficial” y medicinas “alternativas”, la filosofía del evento parece incidir en el ámbito de la complementariedad, sobre la base de que las segundas son una buena herramienta para afianzar la eficacia de la primera, idea ésta que choca con el problema ya citado: no han logrado demostrar su eficacia en condiciones objetivas. Como se preguntara Alfonso López Borgoñoz, (miembro de ARP-Sociedad para el avance del pensamiento crítico y artífice del manifiesto por una sanidad que proteja nuestra salud sólo mediante terapias de eficacia comprobada) respecto del polémico decreto catalán sobre medicinas alternativas, ¿cómo puede ser beneficioso para las instituciones sanitarias acoger bajo su manto unas prácticas ineficaces? ¿No será más bien un grave riesgo para la salud pública el proporcionar autoridad a una serie de personas poco preparadas que usan una serie de técnicas terapéuticas que jamás han demostrado que sirvan para nada?

    Lo que importa a la salud pública, en realidad, es que hay terapias que curan y terapias que no curan. No hay terapias oficiales y alternativas. Y todas las que se demuestra que curan son siempre incorporadas por la medicina que se ha dado en llamar oficial. Y sólo se sabe si unas curan de verdad o no lo hacen, exigiendo a las mismas que cumplan una serie de protocolos y comprobando su eficacia mediante una serie de ensayos clínicos controlados lo más objetivos posibles. Lo que será del mayor interés social no será tanto el defender un tipo de medicina en sí u otra, o situarlas –como se plantea en el congreso- en una armónica relación colaboradora, sino potenciar tan sólo aquellas terapias que hayan podido demostrar de forma clara que realmente proporcionan beneficios para la salud pública, más allá de la fe de los que las ejercen o de los que las reciben, o de sus comentarios particulares, sin relevancia estadística. No podemos olvidar que los recursos públicos son limitados, por lo que no entendemos lógico que se malgasten financiando terapias de eficacia no contrastada.

    No nos negamos a las novedades. La ciencia es eso, novedad continua. No nos negamos a nuevas terapias curativas, la medicina basada en la ciencia es precisamente eso. No se trata de defender privilegios ni de defender ningún tipo de medicina en concreto, sino sólo aquella cuya aplicación esté acreditado que cura, y por acreditado nos referimos a estudios realizados en las condiciones debidas y que sean contrastables por otros equipos de investigación. De hecho, como ya hemos dicho, se debe pensar que la medicina actual ‘oficial’, se basa en la búsqueda y demostración continua de mejores terapias, de fármacos con más posibilidades de actuación. No es un conocimiento estancado, fosilizado, como el de las terapias alternativas que se enumeran en el programa del congreso. Criterios como la antigüedad de una terapia o la autoridad moral de quien primero la hizo servir, han sido felizmente retirados de la praxis médica en muchos países desde hace mucho tiempo, lo cual ha significado un notable crecimiento en la mejora de la calidad de vida de miles de millones de personas de forma objetiva y demostrable, así como un incremento notable en la esperanza de vida de la población de la mayor parte de países.

    Por todo ello, manifestamos nuestra sincera preocupación por el hecho de que, bajo el paraguas institucional y junto a los representantes de la ciencia, se sitúen actividades que contradicen formalmente los principios que rigen lo primero (destacando sobremanera el interés social) y frontalmente los métodos y resultados propios de la segunda. No existen medicinas oficiales y alternativas, sólo una, la que cura. Y, como se ha dicho tantas veces, su única alternativa es una medicina mejor.

    Quienes quieran secundar esta campaña puede enviar un mensaje a la dirección acdcull@gmail.com, indicando en el objeto del mismo su apoyo a la “Carta sobre el II Congreso sobre Medicina y Salud Natural” y su nombre, número de DNI o similar y profesión.

    2008-08-05 19:25 | Categoría: Sociedad del conocimiento | 18 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/58831

    Comentarios

    1
    De: notelodigo Fecha: 2008-08-26 05:42

    Está claro que eres algo fanático del espepcticsimo:
    1º Criticas a los Hermanos Vázquez por su pseudociencia, pero al menos ellos proponen hipótesis, tú sólo niegas con datos INCOMPLETOS y te las das de sabio, pero eres un pseudosabio, hoy por hoy.
    ¿duele? esperemos que no, que sepas estar a la altura de las cicunstancias, porque leyéndote no sólo es ver que tu cultura es no sólo finolis sino decadente y retrógrada.
    Dicho ésto está claro que no se puede hablar del doctor Hammer en tu blog, tu sóla opinión mancharía a tan gran hombre con un CV que ni tú harías en 4 vidas o reencarnaciones en las cuales no crees.
    Pero qes que tu problema es que no crees en nada, y así nadas, en al sobrevaloriación de tú y tús aptitudes supuestas y en la nadería de una cultura que te llega al pirindolo.



    2
    De: notelodigo Fecha: 2008-08-26 05:55

    ¿esto lo modera eduardo o teresa? Seguiremos hablando de parafarmacias si antes no cierras el foro éste como cerraste el que trata el programa Sexta dimensión que también han eliminado como el programa que mencionabas en el año 2006-2007.
    Así que el karma existe, valga la broma, para quitar hierro a esta charla que se presenta candente, esperemos no demasiado ferruginosa o habrá que huir con rapidez para que la oxidación no sea exagerada.



    3
    De: Teresa Fecha: 2008-08-26 12:03

    1º Lo de "fanático de escepticismo" es un oxímoron.
    2º El programa de los Vázquez es infame, un bodrio. Ahora lo van a sustituir por otro similar a partir de septiembre. ¡Viva la radio pública!
    3º Mejor no hablar de Hamer, si es que se está refiriendo a él.
    4º Los únicos foros que he cerrado son los referidos a Meléndez, porque rayaban el insulto y no aportaban nada, salvo teléfonos y publicidad gratuita de los polvos.
    Un saludo cordial



    4
    De: Anónimo Fecha: 2008-08-26 16:10

    Fanática del "espepcticsimo". Estos magufos, qué analfabetos son. Y qué osados.



    5
    De: Eduardo Fecha: 2008-08-29 12:45

    Para el "espéctico" y por alusiones: No tengo el gusto de conocer a Teresa, solo a través de este blog. Tampoco soy moderador, ni productor ni realizador o ni siquiera actor de esta película. Solo soy uno que pasaba por ahí.

    Lo que si debo subrayar es que la labor que se lleva a cabo aquí para desenmascarar y hacer frente a las pseudociencias, esos shows engañabobos y a una serie de farsantes, charlatanes o curanderos, es sencillamente loable y merece una enhorabuena. Sitios como este hay pocos, sin embargo de farsantes jugando a científicos los hay por miles. Un curioso desequilibrio que todavía les sabe a poco a quienes se dedican a lucrarse (forrarse, enriquecerse...) a costa de la ignorancia y la estupidez ajenas.

    Los tiempos cambian pero los timadores siguen. El acceso al saber ha mejorado mucho desde los tiempos del vendedor de crecepelo, pero siempre habrá tontos a quien engañar y listillos que se beneficien. Nada de amor a la humanidad, solo negocio y pasta. Solo eso.

    El punto simpático de las furibundas intervenciones, es que toda esta gente emplea siempre el mismo lenguaje y las mismas tácticas. O sea las de un vendedor ambulante o las de los comerciales de teléfonos. Fascinante. También, como de costumbre esta gente, siempre necesita un gurú o sea un papi que les diga lo que tienen que hacer. Enternecedor. Del negocio montado, jamás se habla, como es lógico.

    Saludos cordiales





    6
    De: Juan Fecha: 2009-10-20 14:32

    Desde luego que quien haya escrito este artículo, o es un ignorante de la vida que se cree lo que le dicen, o es realmente alguien perteneciente al sistema que se basa en el negocio de las enfermedades. La industria farmacéutica es el negocio con mayores intereses económicos del mundo (de ello hay cantidad de artículos que lo demuestran), y no les interesan que desaparezcan las enfermedades que tanto dinero les proporcionan. Por eso, no van a permitir jamás que ningún científico por cuenta propia, les haga tener péridas con productos que pueden curar. Por eso aniquilais a todo aquel que se pueda hacer peligrar de vuestros propósitos.



    7
    De: Juan Fecha: 2009-10-20 14:46

    Para que lo sepa el resto del mundo (ustedes ya lo saben de sobra), cuando muchos investigadores han descubierto en su laboratorio privado, algo que puede curar o mejorar notablemente una enfermedad, y ha intentado convertirlo en medicamento,.. al solicitar ensayos clínicos en los hospitales (fase primordial a superar para poder ser aprobado como medicamento), no les permiten o no les dan subvenciones, con lo que les resulta imposible conseguir su aprobación como medicamento. La Industria Farmacéutica presiona a los hospitales o al Sistema Sanitario Nacional para que no se lleven a efecto estos ensayos. Así de fácil.



    8
    De: Juan Fecha: 2009-10-20 14:52

    Porque entre otras cosas, el Sistema Sanitario Nacional, es dirigido por gente que está íntimamente relacionada con la Industria Farmacéutica. No lo sabían?



    9
    De: Zavví Fecha: 2009-10-20 21:17

    Me encanta cuando al conspiranoia mezcla verdades a medias con trolas como puños.
    En plan: "ellos" no quieren que lo sepas, pero el 11-M lo maquinó... o "ellos" aplastan cualquier descubrimiento real en medicina, en lugar de forrarse con su venta.

    Estoy por ponerme a vender pócimas, polvos, amuletos magnéticos, cartas de taroth y cruces de caravaca. La ignorancia sí que es un negocio; ésa sí que tiene un amplio mercado. Pero sssht... no se lo digáis a nadie: "ellos" no quieren que lo sepas.



    10
    De: Juan Fecha: 2009-10-21 09:17

    Lo que sí está claro señor Zavví, es que estamos en un pais libre, cada cual es libre de pensar o elegir lo que desee. La información es libre y cada cual cree lo que desee. Pero yo a usted no le voy a prohibir fumarse un cigarrillo por mucho que yo sepa que es malo para la salud.
    Y si yo me tomo aminoácidos,.. como si me tomo 7 naranjas, es mi problema, porque de sobra sé que no son medicamentos, y si los consideraran como tal, pues me las comería igual. Porque de sobra sé que son naranjas, y si me las tomo o no, sea para alimentarme o como si es para el estreñimiento, es problema mío y mis razones tendré.., aunque no sea más que por hacer uso de mi libertad, y si me equivoco, usted no se preocupe, que de cancer de laringe no voy a morir porque no fumo. Y usted?



    11
    De: Juan Fecha: 2009-10-21 09:27

    Por supuesto señor Zavví que hay muchos engaños, y muchas verdades que no interesan que se sepan. O es que usted cuando vende un piso, le dice al que se lo va a vender, lo malo y lo bueno que pueda tener el piso? Seguramente que por instinto, usted se cayará muchas cositas que no le interese. Imagínese cuando los intereses a defender son enormes!
    Nadie nos libramos, o quizás usted sea un santo.



    12
    De: Juan Fecha: 2009-10-21 09:34

    También existe otra cosa que se denomina "patente", señor Zavví, que significa que se le da derecho de explotación a quien la tiene. Yo no puedo forrarme con la patente de otro, a no ser que se la compre. ok?



    13
    De: Teresa Fecha: 2009-10-21 10:59

    Juan ¿se refiere a esas patentes que el dr. Meléndez no ha logrado 'colar' en parte alguna?



    14
    De: Juan Fecha: 2009-10-21 12:17

    Teresa, se vé que no ha leido bien lo anterior. Me refiero al comentario que ha hecho el señor Zavví:
    "..."ellos" aplastan cualquier descubrimiento real en medicina, en lugar de forrarse con su venta."



    15
    De: Juan Fecha: 2009-10-21 12:19

    Por cierto Teresa, ¿me podría usted demostrar que al señor Meléndez le han rechazado alguna patente?



    16
    De: Teresa Fecha: 2009-10-23 09:02

    ¿Podría usted demostrar que se la han concedido y que la está explotando, Juan?



    17
    De: Juan Fecha: 2009-10-23 10:13

    Teresa, yo no tengo que demostrar si este señor ha presentado patentes o no, porque no lo sé y por lo tanto no entro en ello. Y es por eso que le pregunto a usted.

    Y dado que es usted quien afirma públicamente que no ha logrado "colar" las patentes en ninguna parte, supongo que será porque lo haya visto en algún lado, digo yo!. Podría decirme dónde lo ha visto, por favor?

    Y lo pregunto no por defender a este señor, sino porque estoy abierto a toda la información que usted pueda darme a favor o en contra de este señor.

    Gracias



    18
    De: Juan Fecha: 2009-10-23 13:29

    Teresa, respecto a su comentario hecho:
    "Juan ¿se refiere a esas patentes que el dr. Meléndez no ha logrado 'colar' en parte alguna?", he de decirle muy a su pesar, que he encontrado información al respecto y viene una vez más a demostrar que vuelve usted a meter la pata.

    Usted pide que se le demuestren las cosas, y se le están demostrando poco a poco, pero usted no demuestra nada de lo que dice o afirma.

    Después de tanto tiempo negando usted que este señor haya hecho patente alguna, ahora resulta que tiene más de una.

    Qué! cómo se le queda el cuerpo?

    Antes de acusar, debería informarse bien.

    http://www.metabolismo.ws/index.php?secc=curriculum#Patentes




    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.162.44.105 (b490443bf1)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia