Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Diciembre 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30 31
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • bella en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • best brain supplements en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • mrycogwls en Javier Corzo Varillas: un lustro
  • robert en Jordi Solé Tura
  • robert en Jordi Solé Tura
  • robert en Jordi Solé Tura
  • robert en Jordi Solé Tura
  • robert en Jordi Solé Tura
  • robert en Jordi Solé Tura
  • robert en Jordi Solé Tura

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Tertuliano

    No me resisto a citar, reproducir y transliterar el comienzo de la columna de hoy de Alfonso González Jerez en Diario de Avisos:



    Tertuliano fue un fanático repugnante, como todos los denominados Padres de la Iglesia, aunque no llegó a los extremos de perturbación mental de Orígenes, un individuo que se castró para que las fiebres del pecado no enturbiaran su ilimitada capacidad de segregar memeces apologéticas. Por entonces los intelectuales del naciente catolicismo no se andaban con medias tintas, y Tertuliano, en su arrogante y estúpida ignorancia, calificaba a Aristóteles de miserable y proclamaba satisfecho: "Todas las herejías, en último término, tienen su origen en la filosofía". Un piropo que, por desgracia, la filosofía no siempre ha merecido. No carece, por lo tanto, de cierta justicia poética que la turbamulta que nos aturde diariamente en radios y televisiones sean llamados tertulianos: en la mayoría de los casos se descubren como lejanos aunque ágrafos discípulos del atorrante escritor africano.

    Son una especie de todólogos, añado.

    2008-11-11 01:48 | Categoría: Sociopatologias | 1 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/60483

    Comentarios

    1
    De: Efrén Fecha: 2008-11-11 02:02

    Genial !!! 2 pájaros de un tiro, cualquier oportunidad es buena ... para sentirse orgulloso



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.163.209.109 (47c5376bc3)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia