Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Marzo 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    27 28 29 30 31    

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    "Bolonia"

    Me refiero, como todo el mundo, al proceso de reformas de la universidad española con la excusa de los acuerdos para el espacio europeo de educación superior (EEES), denominados de Bolonia por ser en esta ciudad donde se fundó la primera universidad de occidente. Salen todos los días noticias sobre los estudiantes de algunas universidades que protestan con cierta escenografía "sesentayochesca", al tiempo que aparecen artículos de profesores criticando diversos aspectos de la reforma y la forma (desastrosa) como se viene llevando a cabo el proceso, primero por el PP y después con el PSOE. Un cúmulo de despropósitos cuyas consecuencias vamos a estar pagando los próximos 50 años (y perdón por el futurismo, pero 50 años es el promedio en que surge una comunidad de pensamiento, una escuela intelectual).



    Aprendí mis "primeras letras" sobre Bolonia con Julio Carabaña, en su ensayo Bolonia: ¿otro espejismo europeo? que se remonta a 2006, cuando 2010 era aún un horizonte lejano. Con Carabaña pude ir más allá de la información sobre los acuerdos tomados por los Ministros de Educación de los países de la UE y atisbar algunas consecuencias de las acciones emprendidas en España al amparo de esos acuerdos. Ahora, cuando el 2009 está a la vuelta de la esquina y el 10 asoma también, algunos de los peores temores de Carabaña se han corporeizado. Estos días pasados dos filósofos, José Luis Pardo y Manuel Cruz, escriben críticamente sobre el proceso de reforma -el coste cero, la exclusión de los centros de decisión, la mercantilización, etc- y el catedrático de Ciencia Política Joan Subirats pone de manifiesto las tensiones y conflictos que se entrelazan en torno a 'Bolonia'.

    Después de 30 años en la Universidad, más sabe el diablo por viejo que por diablo. Y lo que ven mis ojos es lo mismo y más de lo mismo. Cambios de nombres que quieren dar la impresión de cambios de cosas, pero que sólo son 'flatus vocis'. Las universidades tradicionales son instituciones tremendamente conservadoras y el predominio de los lazos personales medievales las ayuda a acomodarse sin cambiar realmente.

    No sé si ésta es la mejor estrategia en estos tiempos de feroz apropiación privada del conocimiento. Porque este hecho es lo que no aparece en las argumentaciones de los críticos. La universidad no se va a privatizar. Lo que se privatiza a velocidad galopante es el conocimiento y cómo se accede a él. De eso no se habla.



    2008-12-03 00:25 | Categoría: Sociedad del conocimiento | 1 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/60870

    Comentarios

    1
    De: Zavví Fecha: 2008-12-03 08:15

    Curiosamente, residí, trabajé y estudié en Bologna del 2001 al 2004, de modo que he vivido el cambio desde el "plan antiguo" al "plan nuevo" durante esos años.
    En primer lugar, un apunte: personalmente me duele que se asocie el proceso con su primera "víctima" y oir con odio en bocas de estudiantes de acá el nombre de una ciudad que tanto ha significado para mí. Sin embargo, es comprensible e incluso económico llamarlo así que no de otra manera. Cierro paréntesis.

    Sobre la mercantilización de la Universidad, el nuevo elitismo en su acceso, la adecuación de la formación a las empresas y no al conocimiento, etc. ya se ha hablado. Yo mismo tardé lo mío en licenciarme ya desde "planes antiguos" por tener que trabajar al mismo tiempo y tenía que sobrevivir con asignaturas que lo mismo tenían una hora de mañana y otra de tarde y la tercera vaya usted a saber, impidiendo incluso el tener horarios, o bien obligándome a salir de clase a las 21 para ir a trabajar.
    Sin embargo, algo que aprecié entonces fue el cambio sustancial de nivel académico. Las exigencias para el nuevo ordenamiento eran mínimas, con niveles casi de instituto.
    Filosofía, Filología, Historia del Arte parecían talleres en los que tener entretenidas a las chicas mientras no encontraran marido y con lo justo para que mantuvieran una conversación en sociedad (sin ánimo de faltar a las compañeras de entonces ni a las actuales estudiantes: una cosa son ellas con sus méritos y otra lo que se planeara enseñarles, de modo que tantos tuvieran que aprender "a costa de" y no "gracias a").
    Se ha ido retrasando el conocimiento complejo y "para adultos": si se renunció a ello en los institutos, se está renunciando ahora en las aulas universitarias, pasando lista, mandando ejercicios para casa... como en el colegio. Y se retrasa el momento de impartir temas propios de mediados de la carrera al "máster" donde ahí sí que se aprende, convirtiendo todo lo anterior en una especie de college de pocos años con el que apenas se puede salir a la calle (caso de otros tantos compañeros de entonces)

    Otros compañeros míos de estudios que destacaban por sus aptitudes tuvieron que dejar la carrera no por desmotivación, sino por no poder afrontar el pago de las nuevas tasas.
    En fin, la Universidad necesitaría una reforma, pero que atacara la endogamia y el apalancamiento, no el acceso económico de los estudiantes ni el nivel de enseñanza.

    Disculpen la pared de palabras. Un saludo.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.204.252.37 (2ff8ab5101)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia