Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Julio 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
    31            

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Sáhara

    Cuando en 1975, en plena enfermedad del dictador y el miedo y la incertidumbre cabalgando por todo el país, se produjo la "marcha verde" que acabó echando a España del Sáhara Occidental, donde ejercía de potencia colonial (de poca potencia, por cierto). Recuerdo el impacto de esta medida en Canarias, especialmente en Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, con estrechas y muy antiguas relaciones con el Sáhara. Recuerdo también la vergüenza e indignación de los ejércitos españoles ante esa decisión, que dejó muy claro a la población española (que aún no era ciudadanía sino súbdita) cuáles eran las debilidades, prioridades y vergüenzas de la dictadura.

    Después, la guerra, los atentados y los asesinatos injustificados de pescadores canarios en unas aguas que, de golpe, dejaron de ser el banco canario-sahariano de siempre, para pasar a ser aguas marroquíes, muy conflictivas y peligrosas. Canarias, especialmente las islas orientales, fueron muy activas en la defensa de la independencia del Sáhara. Por intereses, obviamente, pero también por lazos de simpatía, familiaridad y sentido de la justicia. Los saharauis tenían derecho a su nación y su estado, lo mismo que otros países descolonizados. Surgió así la RASD, el Polisario y una amplia red de apoyos internacionales a la causa de la nación saharaui.


    Foto tomada de nosolofoto.com


    Ha llovido bastante desde entonces, digan lo que digan los datos pluviométricos. A partir de Felipe González los gobiernos españoles dejaron de apoyar a los saharauis para hacer negocios con Marruecos y evitar otros contenciosos pendientes en el continente africano, como Ceuta y Melilla. Y Canarias, que nunca ha dejado de estar en los mapas alauítas.

    La situación de los saharauis no ha hecho más que empeorar desde entonces. Han perdido apoyo y protagonismo, ayudas y esperanzas. Marruecos ofrece una tentadora autonomía que, como sucede con todas las soluciones intermedias, atrae a muchos, que lo ven como una solución transitoria de tregua y normalización, y provoca rechazos viscerales a otros por cuanto supone abandonar o retrasar la causa de la nación saharaui, de la RASD.

    Y en medio de esto, las detenciones, las torturas, la negación de derechos y la discriminación, las vejaciones. Y el abandono creciente de la población que lleva una generación sobreviviendo en campamentos con lo indispensable. Viviendo de la caridad internacional llamada solidaridad. Sin ver claro el futuro ni concebir esperanzas. Otro caso manifiesto de la inoperancia de la ONU y de la cada vez más urgente necesidad de una legalidad internacional con autoridad.

    2009-02-02 13:57 | Categoría: Sociopatologias | 9 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/61759

    Comentarios

    1
    De: Eduardo Fecha: 2009-02-05 10:21

    El conflicto del antiguo Sahara español, lo tenemos lo tenemos muy cerca desde hace mas de treinta años. Si no fuera por las asociaciones pro-saharauis, sería invisible e inaudible.

    La postura oficial española y canaria ha sido el ignorarlo o de escurrir el bulto y en el colmo de la obsequiosidad con el invasor marroquí, complacerlo siempre, tenerlo contento siempre y aprovechar para hacer negocios. La tragedia de los saharauis se oculta y lo que cuenta es el beneficio de empresarios y políticos sin escrúpulos.

    Una y otra vez, se olvidan las tropelías y crímenes de los invasores y por el contrario se les halaga oficialmente. Si en algo coinciden los grandes partidos políticos y distintos gobiernos es en eso. Con honrosas excepciones, afortunadamente. De la ONU, mejor no esperar nada, aquello es un chollo muy rentable para los de la Minurso.

    También es una constante el constante apoyo, desde la independencia de Marruecos a su régimen feudal, por USA y Francia por aquello de cuidar sus intereses económicos y estratégicos. Sin ese apoyo todo se vendría abajo dada la lamentable situación interna del reino.

    En españa el lobby pro-marroquí es poderosos e incluye desde empresarios con inversiones en ese país hasta políticos e intelectuales o artistas, que incluso se han viven temporadas allí, Felipe González sin ir mas lejos y asesoran al régimen. Incluso, el el colmo de la desfachatez, algún escritor, Gotysolo, escribe artículos sonrojantes justificando la marroquinidad del Sahara. Este mismo escritor que alza la voz cuando se comete cualquier atropello contra musulmanes en cualquier parte, los justifica, omite u olvida en Sahara. Cosas curiosas que ocurren. Les debe encantar vivir como privilegiados de lujo en lugar plagado de pobreza y miseria. negocios e intereses.

    En fin, una tragedia enorme, con refugiados viviendo en la miseria y con unos territorios ocupados en que rige la violencia contra los saharauis. Sin olvidar nunca aquellas matanzas mediante bombardeos de campamentos de refugiados por la aviación marroquí utilizando napalm y fósforo blanco. Mientras, los españoles salían a la carrera, abandonaban a los habitantes a su suerte y olvidaban sus reponsabilidades.

    Saludo cordiales



    2
    De: Rawandi Fecha: 2009-02-07 18:01

    "bombardeos de campamentos de refugiados por la aviación marroquí"

    Según el relativismo cultural, esos bombardeos no serían condenables porque forman parte de la "cultura islámica": Los musulmanes siempre han estado matándose entre sí. Es su tradición y debemos respetarla, dicen los relativistas.

    Lo que no es tradición son los bombardeos de Israel. ¿Cuándo se ha visto que los judíos osen derrotar a los mahometanos? Si Mahoma levantara la cabeza...



    3
    De: Eduardo Fecha: 2009-02-07 19:47

    Estamos hablando de Sahara Occidental, no de otra parte.

    No solamente los musulmanes han estado matándose entre ellos. Los de las demás religiones, también. Y entre los de distintas religiones, también.

    las barbaridades son siempre barbaridades, cometa quien las cometa.

    El relativismo ese del que hablas y por los ejemplos que pones, es una sandez de cuidado. En cuestión de bombardeos, los musulmanes, no tienen el record. En cambio, americanos, ingleses, franceses y alemanes si tienen larga tradición. No por ello hay que respetar esas salvajadas.

    Mezclar tradiciones culturales, religiones, políticas e ideologías, suele llevar a diarreas mentales memorables.

    Curiosamente, el régimen marroquí se llevan bien con el israelí. No se matan entre ellos. ¡Que cosa mas curiosa!

    Saludos



    4
    De: Teresa Fecha: 2009-02-08 10:29

    Rawandi: parece usted tener algo personal contra todo lo que suene a árabe, musulmán o islámico. No parece haber nadie ni nada, en esos cientos de millones de personas, que valga la pena tomar en cuenta. Eso se empieza a parecer en exceso al fanatismo, y con los fanáticos, es bien sabido, es imposible debatir, pues por principio rehusan tomar en consideración cualquier afirmación de la otra parte.



    5
    De: Eduardo Fecha: 2009-02-08 14:21

    Teresa, dejando aparte xenofobias particulares, el problema radica en mi opinión, en la poca lectura de Historia 8con mayúsculas) y dejarse llevar por estereotipos muy sobados a la par que adormilantes o narcotizantes, a elegir.

    Si uno se preocupa por informarse y hay información a espuertas, los tópicos se diluyen y desinflan. La visión de buenos y malos desaparece y el maniqueísmo típico de la manipulación social queda en evidencia.

    Me ha ocurrido unas cuantas veces al viajar a algún lugar. De creer las informaciones de prensa o las de la "masa comentadora" nunca habría ido. Lugares que eran pintados como polvorines sociales, con graves disturbios, ambiente callejero irrespirable y otras lindezas, al llegar comprobaba que eran exageraciones o simplemente falsedades. Un hecho aislado, sacado de contexto o presentado "adecuadamente" pervertía la realidad. Este que aquí escribe, ha estado en mezquitas, conversando con unos señores de largas barbas con su libro sagrado en la mano y no se lo han comido vivo. He estado en barrios "no recomendables a turistas" y comido en cafetines sin ser agredido, insultado o expulsado. Mas bien, todo lo contrario.

    Por el contrario, en países considerados "civilizados", de cultura occidental, he visto cosas nada presentables.

    En todas partes se cuecen habas. En todas ocurren cosas feas. En todas hay gente decente, independientemente de su religión, costumbres o etnia y hay gente indeseable o impresentable. En todas. Generalizar, pintar o interpretar al modo maniqueo otras culturas no lleva a ninguna parte. Si además se dibuja o interpreta el panorama desde una postura de pretendida superioridad, los resultados son grotescos y ridículos.

    En el caso que aquí nos ocupa del Sahara Occidental, en una situación deplorable y sujeto a una ocupación nada benévola, posturas tales como la de "Los musulmanes siempre han estado matándose entre sí" son sandeces inaceptables ya que incluso desde un punto de vista meramente histórico son falsas.

    No es bueno mezclar fantasías con la realidad. No es bueno tampoco encastillarse en dogmas mentales estereotipados, se acaba jugando con humo y lo peor, haciendo el tonto. El fanatismo, sea de quien sea, no sirve para nada.

    Saludos



    6
    De: Rawandi Fecha: 2009-02-08 17:30

    Teresa, me has malinterpretado. Yo simplemente estaba exponiendo las consecuencias del relativismo cultural, pero nunca he sido relativista cultural. Quizá el doble discurso del escritor Goytisolo (su omisión de los atropellos cuando son infligidos por musulmanes a otros musulmanes) que menciona Eduardo se explique por el relativismo cultural.



    7
    De: Eduardo Fecha: 2009-02-08 21:19

    Mas que relativismo, intereses creados u deberes de buen súbdito del sultán.

    Gotysolo no es congruente ni coherente con sus discursos habituales sobre atropellos a musulmanes. Tampoco lo ha sido González ni otros muchos políticos, no importa de que ideología se trate, pero es que ellos son políticos. Esa raza especial para la que no existe eso de la coherencia, ni la ética ni nada que no sean sus propios intereses o de quienes les protegen, salvo honrosas excepciones, claro.

    Resulta pasmosa la vista de águila de unos cuantos gobiernos para detectar violaciones de los derechos humanos y legalidad internacional y su milagrosa ceguera para enterarse de lo que ha pasado y sigue ocurriendo en el antiguo Sahara español. Un territorio, que nos guste o no, sigue siendo responsabilidad de España.

    Saludos



    8
    De: Teresa Fecha: 2009-02-08 23:34

    ¿Y las tradiciones europeas de entrar en crueles guerras a cada poco? Debe ser cosa de la "cultura europea", no de los intereses de las industrias de armamentos...



    9
    De: Eduardo Fecha: 2009-02-09 00:45

    Volviendo a Sahara y eso de las guerras. Resulta curioso que la famosa marcha verde fuera patrocinada por USA y Francia y que la movida fuese diseñada por un consulting londinense. Los dos primeros, junto con España (otra casualidad) principales proveedores de armas del régimen marroquí.

    También resulta curioso que en el diseño y construcción de esos muros de miles de kilómetros intervinieran los mismos de antes y según parece, la generosa colaboración de Israel, otra feliz casualidad.

    Un pais pobre de solemnidad, se gasta unas cifras astrónomicas en construir ese disparate, mantenerlo y dotarlo de armamento y personal. País pobre pero con una elite riquísima, todo hay que decirlo.

    ¿Para que esa invasión? Fosfatos y petróleo y cualquier otra cosa que pueda explotarse. Explotarse por los padrinos del régimen feudal, claro.

    ¿Y los saharauis? un estorbo, se les desaparece del mapa y ya está. Lo están haciendo desde 1975.

    Mientras, el país invasor, convirtiéndose en un polvorín social a causa de la miseria. A cuatro pasos de nuestra puerta.

    Y el gobierno español, pasando de sus responsabilidades, lamiendo reales posaderas y pasando de los saharauis. Vergonzoso y deplorable.

    Saludos



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.147.221 (76ed84d902)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia