Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Julio 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
    31            

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Lo vital

    De El País


    Alucinante, pero cierto. Afortunadamente, U2 ha tocado en Barcelona. Y algunos afortunados conocidos han estado allí, en "persona personalmente" que dice Cataré, el guardia siciliano de Camilleri.

    No puedo dejar de referirme, aunque sea de pasada, al golpe de estado en Honduras. Ayer lo retrataba muy bien Joaquín Villalobos, ex guerrillero metido a asesor, en El País, hablando de repúblicas bananeras, pero también dando pistas sobre las causas de los cesarismos centroamericanos. La novedad es que los EE.UU. no parecen haber intervenido en la operación. Digo no parecen, porque aún no me acabo de creer que sea del todo cierto. Y Chávez detrás del telón, moviendo guiñoles en pro del populismo autoritario que representa su bolivarianismo.

    2009-07-01 10:53 | Categoría: Sociopatologias | 34 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/63649

    Comentarios

    1
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-04 08:26

    Perdón por el despiste, pero de lo que leo, al final ya no tengo claro si el que ha dado el golpe de mano en Honduras ha sido Chávez y su eje del mal bananero.

    ¿Hemos descartado toda otra posibilidad? ¿No habrá sido algún friki de la OEA que va por libre y se ha pasado al enemigo? Un colega tiene un tio-abuelo que se fue a Venezuela a hacer las américas; también tiene tendencias subversivas y lo único que le salva es que, como su tía, también va endomingado por la vida y pasa bastante desapercibido ¿no habrá sido él?

    Así se explica; ni una sola palabrita de condena para esa burguesía hondureña reaccionaria presuntamente responsable del golpe de estado.

    Cómo echábamos de menos estas crónicas murcianas. Ay, ay, ay, a ver si aquí va a pasar como en bolonia, que algo huele a podrido ¿no se habrá traído Vd. una mortadela rancia, verdad que no? uy no, perdón, que era dinamarca.

    Lo de U2 no me sorprende mucho, aunque yo le hacía más a Vd. de los Village People.

    Ya digo; despiste integral el mío.



    2
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-06 17:14


    A esto, a esto es a lo que nos conduce el eje del mal bolivariano-bananero.



    Ay, Chávez, Chávez, te vamos a mandar derechito al Tártaro, por malo.









    3
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-06 17:52

    Ah, y a la próxima intententona del Zelaya, le tumbamos el avión con un Tomahawk.



    A ese también al Tártaro, por hereje.







    4
    De: Teresa Fecha: 2009-07-14 22:46

    Enriquín: el verano es buena época para los despistados, así que aproveche, hombre, y no pierda las mañas.



    5
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-15 08:36

    Pues habrá de perdonarme una vez más, pero no hay una época más favorable que otra para para echarse unas risas a costa del primer capullo (o de la primera capulla) que utiliza un tabloide como excusa para comerse los mocos; no hay primavera-verano, ni otoño-invierno, ni temporada de entretiempo que valga; esto es como las rebajas en época de crisis: todo el año resulta propicio.

    A Vd. le puede resultar gracioso, pero a mí nones. Insisto. De lo que leo aquí sigo sin conocer al verdadero responsable del golpe de timón en Honduras. ¿Y sabe lo más trágico? Creo que me iré a la playita sin saberlo.



    6
    De: Teresa Fecha: 2009-07-15 13:03

    No sé si este blog es un tabloide y yo soy esa capulla/o que se come los mocos, porque con los despistados pret-a-porter de entretiempo pasa eso, que nunca se sabe y todo es posible.

    Respecto al golpe de estado de Honduras es muy fácil saber quién lo dio: lea las hemerotecas de esos días, antes o después de la playa. No hay dudas al respecto.



    7
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-15 18:28

    No sabemos quién ha largado de aquella manera al presidente legítimo de Honduras. Insisto, no lo sabemos. De la sola lectura de este artículo de… ¿opinión? no se desprende sino que hay por ahí un arrepentido que dice no se qué y no sé cuántos… que los yanquis se lavan las manos en el asunto, y tal y tal…

    De igual manera, no sabemos si esto es o no un tabloide. Si Vd. es una capulla que se come los mocos lo ignoramos, aunque nos tememos lo peor. Tampoco se nos alcanza si yo soy soy un despistado pret-a-porter o si me visto en Zara. Lo que sí le digo es soy capaz de presentar todas las facturas que se me pidan.

    En otro orden de cosas; no sabemos si las brigadas paramilitares aledañas al poder de Berlusconi encargadas de ir limpiando las calles de inmigrantes rumanos son financiadas por el mismo procedimiento que sus velinas, es decir: con cargo al erario púbico.

    Por no saber, no sabemos tampoco si a la ciudadanía europea le dio un golpe de calor prematuro votando masivamente en las elecciones europeas a favor de aquellos que han propiciado el desastre global, y en contra precisamente de aquellos otros que son los llamados a rescatarla del caos. ¡ Oh, las virtudes/servidumbres de la democracia y sus irresolubles aporías !

    Etc, etc, etc... no sabemos nada de nada. ¿Por qué se piensa Vd. que entramos a este blog sino para alcanzar la luz del conocimiento verdadero que nos ilumine sobre asuntos tan tremebundos? ¿Para qué recurrir a la hemeroteca o a cualesquiera fuentes externas de indagación cuando uno puede satisfacer cumplidamente aquí mismo sus anhelos de información plural y objetiva?

    Todo eso, le digo, no lo sabemos; lo que sí sabemos, también insisto en ello, es quién está detrás de todo moviendo los hilos del eje del mal. Que tiene Vd. una especie de fijación inconsciente con las así llamadas repúblicas bananeras, también nos consta; y sabiendo esto, no deja por ello mismo de extrañarnos que se vea obligada a cruzar el charco con tanta asiduidad cuando tan a la mano tiene el bendito y nunca bien ponderado producto nacional. Aquí la quiero yo ver, al pie del cañon, el día que a algún lumbreras le dé por instituir una nueva categoría política: la de las monarquías plataneras.

    Con seguridad, no somos pocos los que esperábamos su reentré con inconfesable expectación. ¿Qué mejor manera que haber iniciado sus cursos de verano virtuales dilucidando con la erudición que le caracteriza alguno de esos temas de candente actualidad que le he planteado; entre otros muchos que están permanentemente en el candelero. ¡ Pues no ! Resulta que el asunto principal es el tarado de turno convertido en ¿mito? del que se valen los medios para mitigar la sequía informativa estival.

    ¿No había otro asunto más “protestable” que ése, ni otro procedimiento más apropiado que hacerse eco del mismo argumento que utilizan esos medios para que la audiencia no se duerma en verano? Si me pregunta lo que pienso, le diré que a mí la vida y milagros de esa máquína de hacer dólares que renegaba del mundo por exceso de melanina en la piel como que por uno me entra y por el otro me sale. ¿No tenía Vd. otro medio de ponerse en evidencia que caer en lo mismo que denuncia?

    Del mito al logos, y de los mass media a la pedagogía de blog más chévere de todo el orbe.

    Si esos temas le resultaban demasiado áridos, bien podría Vd. haberse ocupado de algún asunto local, que, por aquello de la cercanía, siempre resulta más fresquito y ligero de abordar en esta época. ¿Qué me dice de ese defensor del pueblo canario que, cuando no mete el dedo en los ojos de los inmigrantes, va por el mundo haciendo apología del franquismo? ¿No le resulta este ruina lo suficientemente interesante como para ocuparse un ratito de él haciendo la correspondiente reseña? ¿De quién defiende éste al pueblo canario, de sí mismo? ¿Tiene algún tipo de prebenda que le haga inmune a una crítica tan “feroz” como la que aquí se gasta con otros personajes foráneos? ¿Acaso esta nulidad ha aprovechado la coyuntura de la crisis para tramitar un expediente de regulación de empleo y ha mandado al paro a las pocas neuronas que aún le quedaban en activo y esto constituye algún tipo de eximente por incapacidad sobrevenida? ¿Se trata del clima, tal vez? ¡Joder con Montesquieu! Pues nada, tengan cuidado con el delegado del gobierno no sea que se les acabe apuntando al MPAIAC.

    Y erre que erre; a insistir una vez más con la misma canción del verano de todos los años… del verano, del otoño, del invierno y de la semana blanca del Corte Inglés: ¡ Que viene el lobo, que viene el lobo autoritario a desbaratar en toda sudamerica el orden que tan paciente y trabajosamente han instituido durante más de medio siglo las sucesivamente benefactoras, vigorosas y vigilantes administraciones norteamericanas.

    ¿sabe otra cosa? A mí me provoca más hilaridad los “informativos” de este pithecanthropus cabezón y bigotudo que dejaría a la altura del betún a un Demóstenes o a un Isócrates que el “yo presidente”. Lleva años ganándose una consejería; qué digo una consejería, yo le metía directamente a la portavocía del gobierno del chicharro. ¿Cuántos hay dentro que tienen menos méritos que éste? ¿Qué? ¿Cómo? ¿Tantos? ¡Así que son legión! Me lo imaginaba.

    Entretanto, seguiremos atentos a la pantalla. La hermana del negrito está a punto de hacer unas declaraciones explosivas: en realidad fue asesinado. Cuando se destape todo el tinglado y se sepa el nombre del mercenario que han pagado los servicios secretos del venezolano seguro que lo tenemos aquí reflejado antes de 24 horas.

    Titular seguro: "Chávez hace la competencia a Bin Laden".

    Y si no, al tiempo.



    8
    De: Anónimo Fecha: 2009-07-16 01:04

    Traducción: como yo soy fan de Chávez me meto un rollaco en plan "los tuyos son peores", porque en el país de los cojos el manco manda. Total, no sé porqué don Hugo se queja tanto de lo de Honduras. Sus compañeros milicos de allí siguen su sabio ejemplo.



    9
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-17 07:57

    ¿Fan de Chávez? ¿Quién? ¿Yo? Uy, no, ni hablar del peluquín; yo todo discurso que dure más de hora y tres cuartos me entra una cosa... un sopor, un caérseme los párpados que no es normal.

    Le contaré: un día entré en unos de esos happenings culturales que organiza el BBVA; ya sabe, alguien habla de la primera gilipollez que se le ocurre y luego reparten canapés de salmón y pinchos de tortilla. Ingenuo de mí, no sabía dónde me metía. El caso es que el pibe terminó la charleta a los 25 minutos con un: “Y con esto quedan resumidos los 14 discursos de la metafísica de Artistóteles”. La gente en vez de aplaudir empezó a descojonarse de risa. Aún me pregunto el porqué. Hombre, digo yo que ni tanto ni tan calvo.

    Así que yo, sinceramente, fan, fan, fan, lo que se dice fan... sólo me considero fan de Manolo Escobar. Eso sí que es arte y tronío nacional, y no lo de esos modorros patizambos sin sangre en las venas de los Udos esos, o como se diga.

    Por cierto, vaya capacidad de síntesis la suya. Para que luego digan que el comentario de texto es la asignatura pendiente de la juventud española. El día que su capacidad da análisis supere la de una coliflor tendremos otro “cerebraco”... otro Amando de Miguel en ciernes. :-D

    Pero vamos al tomate.

    Hombre, mire Vd. reconocerá que lo que se nos presenta aquí es bastante impresentable.

    Es como si mandan a una periodista a cubrir un terremoto en chile, y a los cinco segundos de iniciar la crónica empieza a meterse con la politica medioambiental de los cubanos.

    “[…] y Fidel esto y Fidel lo otro y Fidel lo de más allá. Maldito Fidel. Al carajo con él y su régimen de mierda. Y si quieren tener más en detalles del epicentro y el número de muertos vayan a la CNN.”

    Pues vaya; más valdría que hubieran mandado a otra que fuera más profesional y que no mira para otro lado a la hora de dar la noticia.

    “[…] Así ha sido y así se lo hemos contado. Carla Johanna Mildred Elisabeth Robles para Radio libertad Miami.”

    Lo que ocurre es que a la reportera más dicharachera de barrio sésamo le traiciona el subsconciente porque en realidad la noticia que a ella le gustaría dar es la del terremoto en cuba… que parece igual, pero no es lo mismo.



    10
    De: Teresa Fecha: 2009-07-17 08:36

    ¡Vaya perreta ha cogido este señor para que escriba sobre lo que él quiere y diga lo que él piensa! Y si no, anatema al canto y viva la progresía.



    11
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-17 08:45

    perdón, a mí no me traiciona el "subconsciente" pero sí las teclas



    12
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-17 13:07

    ¡Anda, pero si no había visto yo ese comentario! el de la… “¿perra?”

    No sé muy bien lo qué significa eso de “perreta”, así que lo interpreto a mi libre albedrío, sin ánimo, claro está, de que suene peyorativo, ni nada. Por lo tanto añado: y además de las teclas, me traciona también la caché de mi navegador. Y si también me equivoco con la “perra” volveré a rectificar sin ningún problema :-D

    Aunque sigo pensando que una vez más se pone en evidencia: que cae en lo mismo que denuncia

    A ver si ahora no se van a poder cuestionar ni sus sermones ni lo que en ellos se expresa, ya sea por activa o por pasiva, sin que eche Vd. mano a las primeras de cambio de un recurso tan zafio como ese victimismo falaz y ramplón al que ya nos tiene acostumbrados cuando no tiene por dónde salir. ¿No basta con Chávez y su eje del mal que hay que poner a la abuela a parir autoritarios excomulgadores a tutiplen?

    No deja de resultar curioso que quien va por el mundo repartiendo acreditaciones de mal demócrata o de buen fascista, o se sube al púlpito para confirmar la intransigencia de mengano o la tolerancia de mengano, o que cuando le vienen mal dadas porque algún "indeseable" la planta en el tabloide argumentos políticamente incorrectos y acaba por ello mismo convertido en persona non grata… en "troll", no deja de resultar curioso, digo, que quien se dedica a todo eso con empeño y aplicación ahora pretenda ahora sustraerse a las críticas de los demás.

    Ni los sofistas fueron capaces de inventar una erística tan… “rentable”.



    13
    De: Teresa Fecha: 2009-07-18 15:17

    "Perreta" viene a ser equivalente a "pataleta", Enriquín. De resto, aún no he visto argumento alguno en sus mensajes y, además, creo que sobrevalora este blog que tan poco le gusta.



    14
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-18 18:54

    ¿Yo? ¿Que dé argumentos yo de por qué habla Vd tan alegremente de fascismos, autoritarismos bolivarianos, o de las así llamadas “repúblicas bananeras”? ¿Está en su cabales, o es otro golpe de calor como el de las europeas? Pero bueno, vamos a ver… ¿No decían que habían bajado las temperaturas?

    Argumente y justifique Vd. sus propios excesos verbales, que ya es mayorcita; y dé cuenta razonada de ellos sin “externalizar” las fuentes de “argumentación”. Ah, y no se olvide tampoco de hacernos las pertinentes crónicas de sociedad.

    Ya bastante tengo yo con prestarles el mínimo de atención necesaria que me permita luego reirme un rato largo de ellas como para ponerme a “explicar” las salidas de tono de los demás... :-D



    15
    De: Chicho Fecha: 2009-07-26 20:08

    Es curioso que tanto bocazas que no tiene nada que decir acabe recalando en blogs tan dignos como este para lanzar su mala baba a los demás. Pues sí, Enrique, o como te llames. La falta de argumentos te delata, por mucho que pretendas otra cosa.



    16
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-28 22:16

    Qué lástima que la legión extranjera esté tan de capa caída y ya no concite la adhesión de tanto salvapatrias que no sabe qué hacer con su tiempo y se dedica a buscar dragones para poder enfundarse el traje de San Jorge.

    ¡ Vaya con la “perreta” de los argumentos ! A ver cuándo nos enteramos de que la carga de la prueba corresponde aportarla al acusador; no a la defensa, ni al jurado popular, ni eventualmente al que, como yo, está acreditado para tomar un par de instantáneas y escribir alguna reseña a pie de página. A ver si encima de abonar la entrada también me va a tocar poner a mí los canapés de salmón y los pinchos de tortilla. ¡No te jode!

    Esta buena Señora en realidad no pide argumento alguno; lo que solicita es que le aclaren sus propias contradicciones internas, y eso, como los pecadillos de juventud, sólo se cura en la intimidad del recogimiento espiritual, con penicilina, y haciendo mucha, mucha penitencia. A ver si va a tener razón el otro capullo y, una vez agotado el culebrón de los polvos del Meléndez, lo que está pidiendo a gritos es un poco de esa maravillosa religión civil de la que disfrutan los yanquis para dar contenido al blog, y tal vez, para rellenar otros espacios vitales. ¿Habrá pensado en hacerse nacionalista? ¿Tendrá ya pinchada en la mesa la banderita con las 3 barras y las 7 estrellas?

    Pero no cabe perder el tiempo ni hacérselo perder a los demás intentando refutar una falacia; sólo hay que tener la paciencia necesaria y darle un poco de carrete para dejar que se hunda por sí sola. El mejor “argumento” contra una falacia es sentarse a esperar comiendo palomitas delante de la pantalla, y llegado el caso, si y solo si no hay otra cosa mejor que hacer, reducirla al absurdo.

    Y me temo que del principio de no contradicción, por ser primero, no hay argumento ni demostración posible; lo que sí se puede es mostrar las consecuencias que se derivan de su infracción, y de paso, si es posible, como ya se viene diciendo, echarse unas risas a costa del cap… perdón, quiero decir, del infractor/a de turno :-D

    Nada que objetar al hecho de que esta Señora y otros liberales, ecológicos o macrobióticos (de esos que solucionan el mundo los domingos por la tarde en los bajos del Mencey tomando té con pastitas de brotes de alfalfa y luego se van a las Teres para echarse un canuto porque en la Ramblas queda cutre) lancen sus diatribas en contra de don Hugo, o en contra de don Perico de los Palotes si les place; faltaría menos.

    Pero para que expresiones como ésas a las que parece estar suscrita por contrato resulten aceptables deberían ser formuladas (y es ahí donde tendría que ser un poquito más aseada) poniendo por delante su contingencia, su relatividad. Si realmente pretenden ser tenidas en cuenta deberían limitarse a sugerir algo como: “Parece, es posible, es probable, es verosímil que Chávez sea un autoritario”.

    Y del mismo modo deberían ser lanzadas las invectivas que vienen del otro lado del atlántico, pues nos consta que hay una mayoría de venezolanos que está igualmente convencida de que, después de Castelar, el mejor orador que ha dado el parlamentarismo español es don Paulino Rivero.

    De hecho, la contingencia, la relatividad, el carácter no absoluto de estos enunciados: 1) Chávez es fascista, y 2) Paulino es brillante, se pone de manifiesto cuando ambos son refutados por la realidad empírica. En el primer caso, por obtener don Hugo el respaldo mayoritario de los votantes:

    Negar legitimidad a este sistema democrático, por muchas singularidades que presente (o se le quieran presentar de forma espuria), sería negar legitimidad a la “esencia” misma y la pluralidad de la Democracia: el tan cacareado “kratos” del “demos”. Y a la inversa, afirmar que sólo hay un “kratos”, que sólo hay un modelo de Democracia, el europeo, que, por ser el único legítimo, debe regir necesariamente en todo el orbe en virtud de la superioridad de sus valores morales, políticos y sobre todo económicos supondría volver a incurrir en ese colonialismo tan nefasto del que ya se supone nos deberíamos haber curado.

    Y en el segundo caso, por obtener igualmente don Paulino el respaldo mayoritario de los votantes:

    Siendo así que el pueblo español en general y el canario en particular tiene el prestigio de esa extensa y secular tradición democrática que le avala, de sobra sabe tanto éste como aquél que el político más “aprovechable” no es el político más brillante, sino el más manejable, el más majadero y el más mendaz. Precisamente por eso van y plantan a don Papanatas de presidente del gobierno. ¡ También los designios de la democracia son inescrutables !

    Que Chávez sea autoritario o que Paulino sea competente son dos enunciados que resultan ser válidos si y sólo si admiten ser contingentes.

    Como se ve, nadie puede negar, en efecto, que la “esencia” de la democracia sea como poco incierta, accidental, cuando no directamente contradictoria: el “demos” solo alcanza el “kratos” cuando aquél deja de ser lo que es y se convierte en éste, que es precisamente su contrario: el “kratos”. En realidad, de una forma o de otra, todo hijo de vecino sabe o intuye que la democracia no tiene “esencia” ni fundamento objetivo alguno: no hay una realidad “en-sí” de la democracia, pues ésta no tiene otra “substancia” que la meramente retórica, como muy bien sabían aquellos que la promovieron hace veintitantos siglos; no otros que esos picapleitos charlatanes y embaucadores que todo el mundo conoce como sofistas.

    “La democracia de la laringe”. A este respecto las diferencias entre don Hugo y don Paulino resultan triviales, puesto tanto uno como otro conocen de sobra las reglas del juego: la política exige a quien se aventura en ella la adulación del auditorio y el acomodo del discurso a su “pathos”, así como la renuncia a los valores morales y éticos en la medida que supongan una traba para conseguir sus intereses particulares (Maquiavelo); intereses, que, claro está, siempre van envueltos en el papel celofán del interés general.

    Que don Hugo sea un poco asilvestrado y don Paulino más “delicadito” es irrelevante. Como técnica que es se puede haber depurado desde los tiempos de Pericles, pero el fundamento de la retórica sigue siendo el mismo que llega hasta Obama: se justifica a sí misma por su eficacia y por su utilidad, no por su verdad.

    Y sabido y requetesabido esto hay quien a estas alturas de la película se sigue rasgando las vestiduras, y hasta se escandaliza de las constantes invocaciones a la divinidad que don Hugo hace en su así llamada “retórica del socialismo del siglo XXI ”. Pero ¿No es esa retórica análoga a la que apela la derecha liberal cuando se refiere un día sí y otro también a la mano invisible del mercado como único orden (natural) capaz de asignar eficientemente recursos al sistema?, ¿Acaso no es esa mano otra cosa que la secularización de la divina providencia teológica que supervisa y garantiza el destino de la humanidad hacia su culminación más plena? Y no menos oscura y metafísica es la retórica de la igualdad que invoca la izquierda liberal como seña de identidad. ¿En qué consiste esa igualdad? En no otra cosa que en sostener que ese mito puede desenmascararse, racionalizarse y hasta planificarse… en hacer que, no sólo la mano sino el brazo, el codo, la clavícula y el resto de las partes participen igualmente en el funcionamiento orgánico del todo social.



    17
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-28 22:17

    Pero tanto ésta como aquélla coinciden en una premisa fundamental: que la mano (el capital) no puede dejar de moverse, pues, si por una fatalidad (curioso el sistema donde el latrocinio es legal y cuando se roba más de lo debido y el sistema se desestabiliza, se culpa al vigilante de la playa por haber permitido que se robe más de lo necesario), si por una fatalidad, digo, esa mano se viera una día aquejada de artritis crónica se truncaría el objetivo final que ambas comparten: el cumplimiento del destino feliz que la historia tiene reservada para el género humano al final de los tiempos: el paraíso del bienestar irrestricto en la tierra. La luz cegadora del dios se hace por fin visible, y el cielo platónico, que hasta entonces había permanecido inaccesible, se muestra ahora al alcance de la mano, sea ésta visible o no. Después de haber rebasado todas las fronteras sin haber respetado ninguna desaparece el único obstáculo que aún quedaba en pie: la capa de ozono.

    Y tan equívoca es esta falacia y tan retórica y puramente formal es esto que venimos en denominar “democracia”, que por definición el mal sólo puede estar ubicado extramuros de ella. Tan falaz parece ser la falacia que todo el que se resguarde bajo su paraguas protector está a salvo llegando incluso a tener patente de corso, o casi.Y hasta tal punto esto es así que podemos llegar a encontramos con situaciones tan sorprendentes como la de Aznar ; la de un sujeto que puede ser al mismo tiempo fascista en el exterior (Irak) y (aunque de derechas, muy de derechas) demócrata en el interior (España). Otra de las grandes revelaciones de este blog: el misterio de la Santísima Dualidad…. Dos personas distintas en un solo Dios; dos personas que en realidad son distintas entre sí, no por su naturaleza, sino por su obrar en la historia de la salvación.

    Como ya sucedíó en el caso de Tocqueville (ese pájaro que reconocía la función social de la religión y que a pesar de ello, o precisamente por ello se convirtió en el Pope de la libertad y de la democracia) es de suponer que quien ahora se haga cargo y denuncie los “logros” del bigotín sea igualmente condenado al Tártaro de la lógica truncada por incurrir (presuntamente) en la falacia que confunde la parte con el todo.

    Menuda bicoca; ya quisiera Chávez gozar de las prerrogativas y las indulgencias que esta Señora concede a su compatriota. Cabe por ello sospechar que ésta presente una severa osteoporosis ideológica que debería someter con carácter de urgencia al escrutinio infalible de una resonancia magnética.

    Achaques aparte, resulta indudable que parece estar en posesión de algún oscuro y profundo conocimiento metafísico del que no participarían los dirigentes de esas repúblicas. ¿Es acaso ese conocimiento el que le autoriza a pensar que las normas sociales, o la moralidad política de la comunidad en la que ella habita es efectivamente la correcta? Si los límites de la razón práctica terminan en la comunidad a la que se pertenece… ¿Por qué colonizar ayer segundos, terceros y cuartos mundos exportando el sistema por la fuerza, o por qué denostar hoy de forma tan grosera y tan despectiva la heterodoxia “bananera”? ¡Tanto renegar de los godos invasores y ahora resulta que nos da por denigrar a estos neoindígenas primitivos y retardatarios que se resisten a ser liberados de su servil condición, que no se dejan seducir por las luces de neón, y que se niegan de hecho a ser subsumidos por las ventajas del new deal global!

    Si le resulta tan cosméticamente impresentable un capitalismo de estado más o menos maquillado como el venezolano, en coherencia con sus propios planteamientos debería enfocar sus diatribas hacia un capitalismo de estado sin ningún tipo de lifting facial como el chino. ¿Acaso esa crítica tan insistente viene condicionada únicamente por lazos de fratria… por afinidad lingüística? Si ese fuera el caso… tal vez le sedujera la idea de ponerse a aprender mandarín para enseñar las virtudes de Tocqueville a los chinorris de la ventita de la esquina..

    Tenga o no a su disposición ese conocimiento superior, actúa como si de hecho lo tuviera, y es ahí donde podemos y de hecho nos reímos un rato largo de tanta petulancia y de tanta falacia.

    Porque el juicio que predica el autoritarismo de Chávez, por cuanto apela y se hace desde la presunta posesión de una verdad objetiva (universal y necesaria) no puede por menos que ser dogmático. Si se admite que todas las culturas políticas son igualmente válidas, pues ninguna de ellas resulta ser más legítima que otra, entonces ni se las coloniza, ni se las condena al Tártaro cuando no responden a los cánones del sistema hegemónico, ni se habla despectivamente de ellas ni de los ciudadanos que las conforman. Pero como ése no es el caso, como lo que se pretende es señalar justamente la superioridad de una con respecto a las otras, entonces no hay más remedio que dar el paso al límite metafísico y recurrir al consabido y trasnochado a priori de tufo kantiano según el cual hay, en algún sitio (no se sabe muy quién las ha puesto ahí) verdades, ideales regulativos, ya sea de índole moral o política, que tienen la prodigiosa particularidad de ser incondicionados, de poseer certeza universal válida para todo tiempo y lugar al margen de cualesquiera circunstancias históricas.

    Y ese presunto conocimiento especial y superior que ella creería haber alcanzado del sistema verdadero (o del menos falso en el que se inscribe su bendita democracia liberal) se le presenta como una especie de revelación providencial, como la única praxis auténticamente vinculante a nivel interplanetario (y más allá); como la única interpretación plausible que se ve impelida a predicar con insistencia misionera a todo el orbe, pues resulta ser la más ideal, la más perfecta de todas; de cuyo paradigma las otras interpretaciones no resultan ser sino copias, realizaciones imperfectas.

    El problema está en que el modelo fue diseñado justamente para eso, para que nunca llegué a cumplirse del todo en este mundo, sino en el otro. Por eso, Platón, a pesar de no ser un indocumentado, cuando le ponían en un apuro las aporías de su propio sistema y le pedían “argumentos” que las solventara, salía por peteneras y acababa recurriendo inexorablemente al mito. Otra salida no tenía. Y como al final la cosa le quedó un poco desmanganillada tuvo que venir San Agustín en su auxilio. ¿Y qué mito es ése? Pues no otro que éste en el que ella y todos los demás habitan a perpetuidad: el mito del Progreso. En eso consiste la cruzada, y por esos los cruzados por la Libertad como ella se pueden permitir la arrogancia de subir a la atalaya del Progreso para desde allí enseñar urbanidad y buenas costumbres a los que se resisten a ser… “progresados”.



    18
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-28 22:19

    Bien, pero ¿De qué Libertad nos habla esta Señora? La respuesta es inquietante por lo que tiene de confusionaria. Sin embargo, merece la pena pararse un minuto (o dos) en esta perla con aromas Hamletianos y dejarse cegar por el fulgor rutilante que desprende: “la libertad es o no es ”.

    Sí, pero insisto: ¿De qué Libertad se habla? ¿De la de los estoicos? (La libertad es la conciencia de la necesidad) ¿De la de Justiniano? (La facultad natural de hacer lo que cada uno quiera salvo que se lo impida la fuerza o el derecho) ¿De la del código penal? (La Libertad provisional) ¿De la libertad de Mercado? (La libertad de vender o comprar bienes y servicios en condiciones de “igualdad” con otros competidores?) ¿De la Libertad de la física mecánica? (La caída libre de los cuerpos) ¿De la libertad con la que gira la rueda que mueve el ratón, a la que por cierto se llama… “loca”?

    ¡De ninguna! El bodrio que se nos propone es el de una libertad que resulta ser una realidad en sí, un hecho objetivo, al margen de sus especificaciones subjetivas, intersubjetivas, jurídicas, corporativas, gremiales, sindicales o medio pensionistas: “Y no me vengan con el cuento de la libertad burguesa ”. (Vaya empute se cogió la buena señora… ¿Acaso se dio por aludida? Pues nada, le aplicamos aquello de excusatio non petita, accusatio manifiesta). Es decir: no es la libertad la que se predica del sujeto, sino que es éste el que se dice de aquélla.

    No dice: “Fulanito es libre, (o no-libre)”, sino: “La libertad es (en sí), y por ello no se predica propiamente ni de la clase A, ni de la B, ni de la C, &c.” es decir: “La libertad es; (impropiamente la del burgués)”, lo mismo que podría haber dicho: “La libertad es; (aún más impropiamente la del proletario)” o bien: “La libertad es; (en el grado más impropio la del recluso sometido a pena de prisión)”. En eso consiste la falacia: en confundir el consecuente con el antecedente, (el efecto con la causa), y por tanto el accidente (la libertad) con la substancia (el sujeto).

    Y si, como parece, la libertad “no admite apellidos ”, se sigue que tampoco tiene linaje, es decir, como no ha sido causada sólo cabe que sea causa sui. No ha tenido principio ni tendrá final, sencillamente es eterna, y en ese sentido resulta tan legítimo hablar de la libertad de los dinosaurios como de la libertad de las bacterias, que serán los únicos accidentes de atribución que queden cuando el hombre haya cumplido su labor cinegética sobre este planeta y él mismo haya desaparecido. En realidad, sólo Dios sería estrictamente libre, pues Él es el único que no está sujeto a determinaciones temporales ni causales.

    Y si la libertad es incondicionada tampoco está sometida a diferencias de grado. Liberada la libertad de cualquier excrecencia fenoménica, abstraída de ella toda referencia axiológica (todo deber ser) la libertad ya no puede ser ni buena ni mala, así que tanto la voluntad del que se somete al tirano por aquello del miedo a la libertad y el deseo de un orden rígido y autoritario ( E. Fromm), como la libertad del tirano (en tanto que libertad de negar la libertad del otro) se yuxtaponen en el mismo nivel y quedan coordinadas e identificadas por el solo hecho de que ambas “son”.

    En efecto; esa libertad abstracta considerada como un en-sí, en tanto que es conceptual no cabe que no sea. De igual manera que no cabe que no sea la Idea del Bien, o la de la Justicia, o la de la Belleza, &c, lo mismo cabe decir de la Idea de la Libertad. Lo que en realidad expresa ese sofisma ocultándolo es: “La libertad es y la no-libertad no es”. El problema surge cuando bajamos del cielo a la tierra, es decir, cuando abandonamos los conceptos y atendemos a los fenómenos nos encontramos con el prodigio de que la esclavitud (la “no-libertad”), en tanto que fenómeno (el más funesto de todos), queda erradicada sin más de los libros de historia. ¿No es maravilloso?

    No tiene apellidos, no tiene diferencias de grado, y por ello mismo la distinción clásica entre libertad negativa (de indiferencia) y libertad positiva (de potencia) queda también aniquilada de un plumazo. La libertad (de potencia) que tiene el pájaro de volar libremente queda negada al ser enjaulado, y la libertad (de indiferencia) del pájaro pasa también por negar la negación (la alienación impuesta). Entonces, la posibilidad de que haya libertad de vuelo pasa por que haya jaula.

    Ya lo decía Cicerón: “El quiera ser libre debe convertirse en esclavo de las leyes”. Bien, pero ¿De qué leyes? No puede tratarse de las naturales por el determinismo que implican, así que debe tratarse de las positivas. Y, o bien se trata del modelo de estado civil autoritario como condición real de la libertad efectiva (Hobbes), o bien se trata del modelo liberal del estado como instrumento que garantiza seguridad a la libertad del individuo (Locke). Bien; pues ni lo uno ni lo otro, porque la propia distinción dialéctica entre autoritario / liberal es errónea, pues la libertad, al ser un absoluto no se acomoda bien al corsé de los conceptos correlativos.

    De hecho, “esa” libertad abstracta se objetiva cancelando toda posible contradicción y verifica ese ideal absoluto en una “unidad” superior no hegeliana, sino sobrenatural, mística y esotérica que es justamente la que representa el portentoso fenómeno de Aznar. A saber, el de un político que en virtud del libérrimo arbitrio de la Libertad puede manifestarse indistinta y simultáneamente como un accidente fascista o como uno demócrata. Pero decir ¡Aznar fascista demócrata! es tanto como decir “círculo cuadrado”; es decir una imbecilidad: es no decir nada. Por tanto, si bien esto resulta inviable desde un punto de vista lógico, habrá que suponer que la metamorfosis de Aznar se debe a un fenómeno paranormal ante el cual la ciencia no puede sino permanecer sorda y muda; un prodigio que quedaría pendiente de explicación, y que supondría en todo caso tener que ser contemplado desde un orden de “racionalidad” diferente, desde una racionalidad “alternativa”.



    19
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-28 22:25

    Ahora bien, ¿No cabría pensar que las apariencias también engañan respecto de Chávez? ¿No será este republicano agropecuario otra maravilla irreductible a la lógica? De igual manera que hay tíos que se visten de señora cuando nadie les ve… ¿Tan extraño sería pensar que este bananero, en vez de recurrir a un sujetador con relleno wonderbra, se dedica a especular por las noches en la bolsa de wall street desde el PC de la casa del Pueblo? ¿No será este Chávez en el fondo un capitalista que aún no ha salido del armario? ¿No será Chávez, en definitiva, otro epifenómeno del libérrimo arbitrio de la Libertad? ¡Chávez “autoritario liberal”! Otro portento inexplicable que bastaría para salvarle de ser condenado al Tártaro desde las así llamadas “Democracias seculares”.

    En definitiva, ¿No debería gozar también éste del beneficio de la duda? y visto lo visto, con respecto a él ¿No cabría igualmente sino suspender el juicio como hacían los escépticos? Bien, al parecer no. En virtud de otro de esos ejercicios de contorsionismo “argumental” al que ya nos tiene acostumbrados el pensamiento Teresa (¿otra secuela de aquel maravilloso pensamiento Alicia ?) cuando se trata de Chávez no hay más remedio que volver al formato tradicional, al de toda la vida, al juicio pata negra.

    Aquí, por tanto, no cabe especular, ni poner nada entre paréntesis, sólo cabe hacer juicios en sentido estricto. Sucede que ese juicio, en tanto que se sustrae y no toma en consideración todas las prevenciones y cautelas hasta aquí señaladas, y, por el contrario, tiene la vana pretensión ser apodíctico, no puede por menos que formularse desde el dogmatismo. Entonces, el juicio que predica el autoritarismo de Chávez no puede por menos que convertirse a su vez en un juicio autoritario, que por tanto se refuta a sí mismo por autocontradictorio y deja al aire las vergüenzas de quien lo postula.

    ¡Ah, vaya… con que esas tenemos! Ahora resulta que la Señora Magistrada participa del mismo delito que imputa al procesado; pues nada: o los dos absueltos o los dos condenados; eso en el mejor de los casos. Y en el peor juicio nulo: el imputado a la calle sin fianza y sin cargos, y la magistrada expulsada de la carrera judicial por incompetente y prevaricadora.

    Tales son las consecuencias a las que se ven abocados quienes han tenido sus primeras experiencias “vitales” cohabitando en semejante burdel de conceptos y revolcándose en ese menú de abstracciones a la carta de las que se nutren tanto la sociología como las otras “ciencias” positivas del espíritu. Tal es la ruina a la que abocan prácticas tan perniciosas o más que un gonococo; prácticas de las que, al parecer, leído lo leído, nunca llega uno a reponerse del todo, pues acaba infectando a quien pone el dedo en la llaga acusándole de aquello que precisamente caracteriza al enfermo: el dogmatismo.

    No interesan interpretaciones alternativas, y menos aun aquéllas que sugieren al intérprete que ponga en cuestión sus propias pretensiones de verdad. Y no interesa, entre otras razones porque la bazofia liberal y demagógica que se sirve en la barra Libre de estos tabloides debe ser como los potitos bledine: cuanto más trituradita más fácil de digerir para el niño y la niña.

    Queda pues en entredicho, por frívola, la pretensión que la ciencia tiene de dar cuenta de realidades supranaturales que escapan y rebasan ampliamente su jurisdicción. Y tampoco sería plausible recurrir ahora a una interpretación de las interpretaciones tan caduca y trasnochada como la que ofrece el psicoanálisis; aunque tampoco supone un dislate pensar que haya habido quien ha buscado precisamente ahí alguna explicación a tanto despropósito.

    Así, bien pudiera ser que esa obcecación incontinente respondiera a no otra cosa que a un último intento (¿fallido?) de remover definitivamente un complejo de Electra no sublimado; dándole en la mochita al cutre bananero con la insistencia y el fervor con el que se reza una jaculatoria, estaría refutando por persona interpuesta y de forma simbólica a quien se ha prodigado con tanto sermón en el desierto… o en las cañadas; estaría purificándose de tanto desencuentro (¿ideológico?) respecto de quien, con brazo enhiesto, ayer dirigía la palma de la mano al astro rey y señalaba con igual vehemencia el camino recto hacia unas verdades tan inapelables como las que aquí se nos presentan hoy; verdades que no por casualidad también se hallan ubicadas en el topos hiper ouranos. Y eso no resultaría plausible, entre otras muchas razones, porque supondría poner en el mismo nivel al rural y superficial agropecuario y a quien con todo merecimiento ha sido protagonista en empresas de los más altos vuelos.

    En definitiva, creo que la sola posibilidad de que estuviéramos asistiendo al guiñol de un banal “ajuste de cuentas” con la herencia genética supondría estar haciendo una mala interpretación, cuando no directamente literatura, quiero decir: mala literatura. Sin embargo, como este capítulo, el de la literatura barata también pudiera tener alguna resonancia hereditaria, puede que al final no fuera un dislate considerar que hay alguna traza de verosimilitud en todo lo sugerido.

    Al final va a resultar que don Fulanito, don Menganito y doña Perenganita ni son ni dejan de ser lo que son más que en sentido figurado, y que la presunta Libertad que ampara a unos y a otros no merece otro título que ése: el de ser un mojón conceptual, una mera figura retórica con pretensiones de verdad.

    Y con todo ello espero dar por cumplida y satisfecha esa demanda, al parecer popular, de un argumentario asequible, aunque no acabo de entender muy bien por qué se me demanda precisamente a mí, la verdad sea dicha. Deseo, en cualquier caso, que esa demanda cumplida haya resultado fácil de masticar y de digerir, a pesar de ser consciente como soy de que su destino será el mismo que las mayorías prodigan a todo cuanto se les ofrece: ser regurgitado o ser evacuado, ya sea en forma de disenso ya en forma de consenso.

    Visto lo visto y reído lo reído, tanta petición de argumentos dirigida a la persona equivocada me resulta tan consecuente como la que exige a la seguridad social que se haga cargo de los gastos en las operaciones de cambio de sexo.

    En conclusión, y para facilitarle aún más el trabajo a esos “cerebracos” que, pese a tener copypasteado el cromosoma 21 y leer más de 22 líneas les supone un esfuerzo indecente, resultan ser magníficos sintetizadores de lo que dicen los demás. He aquí pues finalmente los 4 argumentos que podrían derivarse de todo lo dicho:

    1.) No hay más verdad que la convención de la retórica: no hay una verdad, hay una muchedumbre de verdades. 2.) La democracia, como sostenía Aristóteles, es una perversión útil; una contradicción en sus propios términos. 3.) La realidad, como decía Nietzsche, es metafórica. 4.) La política como afirma el agnóstico político mas clarividente que conozco (el vendedor de cupones de la ONCE de mi barrio) es un misterio; un misterio tan insondable como el de la Santísima Trinidad, o el de la Inmaculada Concepción de Cristo que vino al mundo para padecer por el hombre y morir por él, o ese misterio que ayer mismo celebrábamos y que nos hacía participar de la oportunidad única de vivir, cara a cara, con lo imposible: la licuefacción de la sangre de San Pantaleón.

    Pues bien, he aquí la piedra de toque que explica y arroja la luz definitiva que andábamos buscando y que nos traía de cabeza. Es finalmente esa transformación, esa conversión inexplicable de la sangre del Santo cada 27 de Julio el orden de “racionalidad” buscado, el paradigma de actuación sobrenatural que nos ilumina como si de un tercer ojo se tratara sobre esas otras metamorfosis insólitas de las que aquí hemos sido testigos.

    Aún resuenan en nuestros oídos los cánticos de las voces blancas y puras de las hermanas agustinas recoletas; esas que hace tan sólo unas pocas horas imploraban al unísono por la paz y el orden en el mundo: "Recemos una oración por la muerte violenta de la libertad en Venezuela ".

    Que pierdan todo cuidado esas pías y devotas monjitas. Cuando como en Honduras los tanques de los tenderos salen a la calle, la Libertad acaba resucitando al tercer día.

    ¡¡¡ Aaaaaaaaaaaaaamén !!!



    20
    De: Eduardo Fecha: 2009-07-29 14:40

    Que coñazo. Incontinencia mental, tal vez. Diarrea mental, seguro.

    Saludos



    21
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-29 21:44

    ¡ Qué, Pancartero ! ¿ tampoco tú has sido capaz de pasar de la línea 21 ? Eso que te ahorras...

    Si te hubieras aventurado más allá seguramente te habría acabado "jodiendo la paciencia"...

    :-DDDDDDDDDDD



    22
    De: Eduardo Fecha: 2009-07-29 23:56

    Te recomiendo la atenta lectura de esta obra:

    http://www.eroj.org/biblio/stalin/linguist/index.htm

    Te vendrá como anillo/al dedo. Espero que te aventures mas allá de la página 21.

    Saludos cordiales y no te calientes la cabeza por un subnormal con pretensiones caudillistas.



    23
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-30 06:07

    Ya lo decía Aristóteles: el hombre es un zoon politi`clon´ :-D

    Vds. los dogmáticos parecen todos iguales: les falta sentido del humor; es como si hubieran sido troquelados, biselados y ensamblados con el mismo patrón. Da igual que sean creyentes de izquierdas que de derechas; replican uno por uno los mismos patrones de conducta cuando les tiran los palos del sombrajo: cuando les arruinan sus creencias o ven peligrar sus más firmes convicciones internas se pillan un rebote de tres pares de cojones.

    Vd. concretamente me recuerda mucho a un par de mormones que pasaron un día por casa. Como no tenía mejor cosa que hacer les deje pasar y hasta les invité a café. Poco a poco, tacita a tacita les fui desmontando uno por uno los argumentos que pretendían venderme… buf… casi me pegan :-DDD

    Al final, como parecían haberse quedado sin munición me dejaron apuntado un versículo de la biblia; es de suponer que pretendían que leyera semejante pastiche.

    Ezequiel 25:17

    :-DDDDDDDDDDD



    24
    De: Eduardo Fecha: 2009-07-30 13:35

    Para mi desolación, veo que ni has pasado de la página doce. Deplorable. Eres un perezoso. Una obra imprescindible del padrecito Stalin, un benefactor de la Humanidad del que se han contado muchas calumnias y falsedades. Comprendo que lo deseable hubiera sido leer la versión original, en ruso, con la que se pueden captar esos matices que toda traducción ahoga. Pero bueno, así es la vida.

    Como lector incombustible de todo lo que se me ponga a mano, ahora te recomiendo algo mas cercano a tus obsesiones. Nada menos que los inmortales, pedagógicos y sumamente amenos discursos políticos de ese gran líder, paladín de la democracia y de la libertad que es Fidel Castro. De nuevo el inconveniente de no poderlos disfrutar y paladear en directo, pero menos dá una piedra. A lo mejor los encuentras por ahí en DVD.

    Aquí los tienes:
    http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/

    Advierte que el enlace es cubano, no sea que vayas a pensar que te ofrezco material saboteado o manipulado perversamente por los capitalistas de Miami.

    Para que luego me salgas con rollos de mormones. Paso de mormones e incluso si me apuras de baptistas y episcopalistas. Y de los del vudú también.

    Saludos cordiales



    25
    De: Enriquín Fecha: 2009-07-30 14:30

    ¡Joder! ¿Más lecturas? :-D

    Pero vamos a ver, hombre de dios... ¿qué te hace pensar que yo podría tener algún interés en leer nada que tú me propongas? :-DD

    ¡Qué petulante ha resultado el pancartero este... ! :-D

    Para ser un "coñazo" el solomillo que te zampaste entero y verdadero el otro día, yo diría que te ha dado que pensar, y lo que es aún peor, que no has acabado de digerirlo del todo... que tienes algún concepto mal predigerido...

    Algo, algo tienes ahí que te sigue dando vueltas y te impide deponer como Dios manda...

    Venga, buen hombre, tómate un laxante y ya verás cómo pones una sonrisa de oreja a oreja...

    :-DDDDDDDDDDD



    26
    De: Eduardo Fecha: 2009-07-30 15:18

    Que carrerón de transgresor, provocador y revolucionario de urinario público.

    Sigue, sigue. Puedes acabar de ministro o de subsecretario. De Venezuela, por supuesto.



    Saludos cordiales



    27
    De: Zavví. Fecha: 2009-08-01 00:53

    Qué pereza, con tanta cita fuera de contexto y tanto texto que no sabe a nada. Y lo peor de todo es que antes, en algún momento antes de pasarse a soltar discursos, este payasete era hasta entretenido...
    En fin, imagino que es el tiempo libre de los rodríguez.

    Ya nos vemos en septiembre.



    28
    De: Eduardo Fecha: 2009-08-01 11:37

    Efectivamente Zavví, aciertas. El querido camarada comisario chavista se ha hecho la minga un lío. Como es habitual.

    Deben ser las altas temperaturas que afectan demasiado a su neurona.

    Saludos cordiales y hasta septiembre.



    29
    De: Chicho Fecha: 2009-08-01 14:47

    Claro, pero el problema sigue siendo el de siempre, que a estos pollabobas que van de transgresores no se les puede cortar las alas en un sitio de libre acceso como este en el que no se pide registro. Porque, no cabe duda que a este troll, y digo bien troll, lo que le vendria bien es ser adecuadamente baneado. Y si no está de rodríguez es seguramente porque también le han echado de su casa.

    Buenas vacaciones para todos.



    30
    De: Enriquín Fecha: 2009-08-02 07:54

    ¡ Anda qué guay del Paraguay: 1 voto a favor, 1 en contra !

    El uno: el del “down” total que me declara “transgresor” ¿Será que no le causa pudor confesarse pobre víctima transgredida y violentada? Así debe ser cuando no se le ocurre mejor cosa para refutar a su oponente que echar mano del libro rojo del zumbao: “urinarios” y “mingas”; yo diría que lee bailando al ritmo de bakalao :-DDD

    Y el del otro, el falete, que ahora resulta que me la tenía jurada desde que le enseñé en qué consistía la falacia de lo políticamente correcto. ¡ Qué desilusión ! :-D Aunque también me confesó que se descojonaba con mis chascarrillos, me habría callado de saber que levantaría tantas ampollas. Debe ser de tal calibre las que se come, y no me refiero a las ampollas, que el pobre dice tener erosionadas las gustativas; me refiero a las papilas. :-DDD

    Y al otro le conocerán en su casa a la hora de comer. Nada: voto nulo por no estar empadronado en este municipio :-D

    Un vómito frente a una deposición: empate técnico

    Necesitamos el voto de calidad de la Señora Presidenta del Tribunal para que desempate la potación. ¿En qué piadosas y reverentes labores andará ocupada ahora? ¿Habrá encontrado ya a dios, es decir, a la Libertad entre los fogones? ¿Habrá concluido ya sus rezos y sus plegarias?

    Esperemos que se reincopore sin tardanza a sus labores. La buena marcha de la res pública así lo demanda

    :-DDDDDDDDDDDD



    31
    De: Rigoberta Fumanchú Fecha: 2009-08-07 20:11

    La causa principal del golpe, sin embargo, no fue impedir que Zelaya se perpetuara en el poder. [...] Lo que motivó el golpe fue el deseo de la oligarquía hondureña de mantener intacta la Constitución instaurada por la última dictadura militar. Tal Constitución otorga gran número de privilegios a la oligarquía del país, incluyendo a las fuerzas armadas y a sus aliados en EE.UU. [...] Las fuerzas progresistas hondureñas querían, también, el enjuiciamiento de los militares que aterrorizaron a la población durante la horrible dictadura que se estableció con el apoyo del Gobierno Federal de EE.UU.

    http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=36777





    32
    De: Enriquín Fecha: 2009-08-07 22:29

    [...]



    33
    De: Enriquín Fecha: 2009-08-14 09:47

    Y don Paulino detrás del bastidor, moviendo los hilos en pro del populismo estatutario y encubriendo su presunto nepotismo. El maravilloso hombre orquesta: manejable, majadero, mendaz y encima titiritero.



    Quién nos lo iba a decir a nosotros... que hasta hace dos días criábamos cabritas entre la lava aún candente y, tras un fulgurante proceso de inmersión en las virtudes de la Ilustración, hoy ya somos capaces de pregonar a los cuatro puntos cardinales el mayor logro del Iluminismo: ¡ Atrévete a enchufar !




    34
    De: Enriquín Fecha: 2009-08-15 06:13

    Bien. Aquí otra petarda del imperativo sincategoremático: la Democracia es o no es.



    ¿Ve Vd. lo que le digo? ¿Qué necesidad hay de cruzar el charco para encontrar sátrapas de baratillo cuando aquí, en esta Monarquía Platanera, tenemos al más tremebundo de todos?



    Creo que acabaré montando un chiringuito como éste para sacar a la palestra los semantemas de la "Retórica del Papanatismo del siglo XXI": Ética More Gastronómico; como Juan Palomo: yo me lo extraigo yo me lo como.



    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia