Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Abril 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Crackpitalismo

    ¡Se hunde la bolsa! ¡Pánico bursátil! ¡Crack del 29! ¡Terremoto financiero!

    Llevamos unos días, pero especialmente ayer 29 de septiembre, oyendo hablar de un improbable fin del capitalismo y la necesidad de que el dinero público vaya al rescate de los beneficios privados. Nos dicen que caen los dogmas del capitalismo, dado que se pide a gritos, en la economía más fuerte del planeta, la intervención estatal, que viene a ser algo así como si el Papa de Roma le pide al demonio que intervenga en las cuestiones de moral de la entrepierna.




    Dudo de que los Estados Unidos sean la principal economía del mundo, estando China tan boyante y teniendo unos ritmos de crecimiento tan altos. Lo que sí creo es que los EE.UU. llevan ya bastantes años jugando a lo que Stiglitz llamó capitalismo de amiguetes, esa melé de negocios, política y corrupción que caracteriza el funcionamientos de los gobiernos de todo el mundo desde, como mínimo, la última década.

    Los todólogos mediáticos nos recuerdan la Gran Depresión. Lo más preocupante de estas semblanzas es que la Gran Depresión se "arregló" con la Segunda Guerra Mundial y sus millones de muertos. Los economistas, cual arúspices, buscan leer el futuro en las entrañas del monstruo del paro y la pobreza que todos vemos que se avecinan sobre los débiles.

    Nadie pedirá responsabilidades a los gobiernos corruptos y a sus amigos capitalistas. Ni a los banqueros irresponsables. Ni a los especuladores de las bolsas. Las crisis (mecanismos internos de ajustes del capitalismo según ciertas doctrinas) se teorizan por periodistas y catedráticos como si se trataran de cataclismos de la naturaleza: suceden, no tienen responsables y los desprotegidos pagan el pato. Pero no son fenómenos naturales. No son volcanes ni maremotos. Son resultados del funcionamiento de una organización desigual de la producción y la distribución, de la codicia institucionalizada y del robo legalmente sancionado e ideológicamente santificado.

    2008-09-30 09:38 | Categoría: Sociopatologias | 23 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/59740

    Comentarios

    1
    De: Pedro J. Fecha: 2008-09-30 20:55

    Sí, pero... No se apunta todo el mundo. Es decir, el sistema financiero es tremendamente complejo. Pero ha habido una demanda de productos --sobre todo casas-- por encima de las posibilidades reales de la economía de los compradores --sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor--. Y han surgido como las setas entidades financieras crediticias para responder a esa demanda --todo el mundo quiere hacerse rico, pero eso incluye a todo el mundo, incluyendo al pobre desgraciado mil eurista que tiene una pareja mileurista y que deciden comprarse una casa de 200,000 euros--

    Culpables somos todos. Si el banco te dice que sólo debes hacerte una hipoteca que signifique menos del 30% de tu sueldo, y llega una entidad financiera y te permite hipotecarte al 60% de tu sueldo, ambas partes negocian sabiendo una que está tomando un alto riesgo y el otro que está viviendo por encima de sus posiblidades.



    2
    De: Godo Jediondo Fecha: 2008-09-30 21:37

    "Culpables somos todos". Claro, claro. ¡ Faltaría más ! De ahí surge la justificación para aquello tan viejo de socializar las pérdidas. Aunque aquí el estado no tenga que rescatar a ningún banco (por ahora), lo vamos a notar de igual manera por la reducción de las partidas que NO se van a dedicar a gasto social.
    El truco está en que los "inocentes" están esperando a que escampe para volver a privatizar los beneficios. El sistema está mejor pensado de lo que parece.




    3
    De: Pedro J. Fecha: 2008-09-30 22:33

    El calificativo de inocentes lo pones tú. Todo el mundo trata de sacar el máximo provecho, y tú Godo Jediondo también. La gente de la calle también pretende que cuando le entra mucho dinero pagar los menos impuestos posibles y cuando se quedan en paro que el estado le aporte el mayor subsidio posible.

    A quién tenemos que mirar no es la los que están haciendo dinero que no deberían hacer, sino a los políticos que no toman las medidas para que eso no suceda. Me resulta curioso últimamente que se siga ignorando el modelo escandinavo, países con uno de las mayores grados de libre mercado --como gustaría a los liberales-- pero con una gestión política que evita que los más desfavorecidos puedan sufrir los estragos de la mano invisible.



    4
    De: Anónimo Fecha: 2008-09-30 23:27

    Una pregunta inocente; eso de que yo saco provecho... ¿ de dónde te lo sacas ? No sé, a lo mejor nos conocemos de algo y ahora no caigo. Sácame de dudas antes de que termine la noche... ¿ tú, no te apellidas "Ramirez"... verdad que no, joyita ?



    5
    De: Pedro J. Fecha: 2008-09-30 23:53

    Precisamente porque no te conozco te estoy modelando: homo economicus



    6
    De: Hayek Fecha: 2008-10-01 01:06

    "Homo economicus ?" Dejame que adivine... es lo que le decía tu madre al butanero cuando le rebajaba el precio de la bombona por hacerle un trabajito extra en casa.

    Ay, que listo le salio el niño.



    7
    De: Teresa Fecha: 2008-10-01 09:13

    Cuidado con los insultos! Madres, padres y demás familia deben quedar fuera. Aquí buscamos argumentos y razones.

    Respecto a lo que se discute, no creo que sea cosa de si la culpa llega a todos o sólo a algunos, pues es cierto que cada uno en cada situación trataremos de conseguir más por menos. Yo señalo al tándem política-negocios, que es el núcleo de las políticas neocon de los últimos años, el capitalismo de amiguetes que denunció el premio Nobel.



    8
    De: Teresa Fecha: 2008-10-01 13:04

    De Stiglitz hoy en El País

    "Al final, existen grandes probabilidades de que, si se acaba por aprobar un plan así, los contribuyentes estadounidenses se queden atrapados. En la economía del medio ambiente hay un principio básico que es "el que contamina, paga". Es una cuestión de justicia y de eficacia. Wall Street ha contaminado la economía con hipotecas tóxicas. Debería pagar la limpieza."

    El artículo, en mi opinión, no tiene desperdicio.



    9
    De: Andrej Fecha: 2008-10-01 14:44

    Llevo mucho tiempo diciendo que en una situación extrema para el capitalismo, siempre le queda la vía más rápida, la guerra, porque generalmente, después de las guerras llegan los tiempos de mayor crecimiento económico. Es lógico, si todo está destruido sólo puede mejorar, y si hay que reconstruirlo todo pues lógicamente se va a generar un buen flujo de dinero, ¿pero es deseable esta vía sólo para mantener vivo un sistema económico? Se que la respuesta de muchos será que si, pero yo discrepo.

    De todas formas, de momento no creo que estemos en un punto tan extremo, afortunadamente.



    10
    De: Pedro J. Fecha: 2008-10-01 16:47

    Jor!, creer que llamarle a uno homo economicus es un insulto es como creer que llamarle homo sapiens es un piropo a su intelecto.

    Pero bueno, a lo que vamos. Creo que Stiglitz sería un mal político. Que hallas cometido un error de control de los préstamos basura y de los trapicheos de las financieras, no significa que tengas que abandonar el sistema financiero a su suerte. Porque el problema es que terminarás con largas colas en el paro. Hace unos meses los economistas en EEUU creían que llegar a tasas de paro de dos dígitos era extremadamente improbable. Ahora no muchos se jugarían el cuello de que eso no suceda. Lo que está claro es que los que se han enriquecido con todo esto no van a devolver el dinero, como los que se compraron un para de bueno pisos baratos y los vendieron caros no piensan que han hecho nada malo. Yo creo que no deberíamos confundirnos con la ética. En cuestiones de dinero, la ética no existe. Existen los buenos gobiernos y las leyes para evitar llegar a estas situaciones.



    11
    De: Hayek Fecha: 2008-10-01 18:05

    Si la ética resulta un estorbo para lo ecónomico, y siendo así que la Prostitución es una de las activididades mercantiles más antiguas desde que el mundo es mundo… hasta el punto de no faltó en su día quien afirmara que las mujeres son la primera forma de dinero, cualquier cuestión relativa a ese noble oficio debería ser tratada con el rigor científico y el mismo desapasionamiento subjetivo con el que se trata, pongamos por caso, el déficit de la balanza de pagos.



    En definitiva, nadie debiera sentirse ofendido, sino todo lo contrario, cuando le llaman Hijo de Puta… ¿ verdad que no, Butanito ?



    12
    De: Teresa Fecha: 2008-10-03 18:45

    De la entrevista a Santiago Niño en La Vanguardia:

    -¿Por qué es una crisis sistémica?
    -Porque la manera como está funcionando el sistema se tiene que cambiar. En 1993 hubo un problema, se inyectó dinero en forma de crédito y se acabó. En 2000, lo mismo. Ahora no. Aplicamos un manual viejo que ya no funciona. Se han agotado las herramientas que se pusieron en marcha como el hiperconsumismo, el hipercrédito o la hiperdeuda y pasamos a otra película…
    .....
    -¿Es una buena decisión que los Gobiernos usen dinero público para salvar a las empresas?
    -No servirá de nada. Se tiene que hacer porque el modelo dice que es lo que debe hacerse. Esto sirve para tapar un agujero, pero se abrirá otro. Estamos hablando de cifras tan brutales que es imposible tener dinero suficiente para tapar todos los agujeros.

    Yo siempre he creído que la ciencia económica es muy buena prediciendo el pasado, pero al menos este señor se moja y predice el futuro. Un futuro horrible, por cierto



    13
    De: Anónimo Fecha: 2008-10-06 12:45

    "el humor hay que tomarselo muy en serio", en escolar.net ,encontre este video de 2 comicos britanicos que explica muy bien las causas de la crisis:
    http://www.dailymotion.com/video/k3DyyfrUx15zPyHSpY

    Lo que no entiendo es que cada vez las crisis financieras son más estupidas y más influyentes en la economia real



    14
    De: Teresa Fecha: 2008-10-06 17:35

    Otro vídeo muy bueno y didáctico lo tiene PedroJ en su blog:
    http://www.youtube.com/v/h4Ns4ltUvfw&hl=es&fs=1



    15
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-09 11:06

    Mercadona y SAT: ¿Quiénes son los ladrones?

    "Sacar de un supermercado nueve carros de la compra con productos alimentarios de primera necesidad sin pasar por caja para dárselo a quienes más lo necesitan parece ser constitutivo de delito; vulnerar derechos laborales, pagar un precio de miseria a los productores agrícolas y acabar con el campesinado local… queda impune ante la Ley."

    http://blogs.publico.es/otrasmiradas/316/mercadona-y-sat-quienes-son-los-ladrones/



    16
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-09 11:09

    Mercadona instiga la detención de los 'expropiadores' de hipermercados

    http://www.publico.es/440750/mercadona-instiga-la-detencion-de-los-expropiadores-de-hipermercados



    17
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-09 11:12

    Terror en el supermercado

    "Con una acción de propaganda contundente aunque bastante zafia, Sánchez Gordillo ha logrado atraer la atención de los medios en mitad de la modorra veraniega, lo que no deja de tener mérito. Sin embargo, también ha cometido un montón de errores garrafales, empezando por la gañanada de no pasar por caja. Después, para rematar la faena, Gordillo equiparó su hurto, pequeño y doméstico, con el atraco millonario de Bankia, el mismo razonamiento de guardería que emplearon Roca, Julián Muñoz y otros ilustres chorizos cuando declararon ante el juez que en la prisión se habían codeado con unos cuantos asesinos de ley y que ellos, en realidad, no habían hecho daño a nadie. Qué va, ellos sólo habían robado un poquito.

    Gordillo dice que saquear un Mercadona en nombre de los desposeídos no es nada al lado de lo de Bankia, que robar comida para los pobres no es lo mismo que desmantelar un banco, de acuerdo, pero jurídica y técnicamente resulta que sí, que son lo mismo. Un robo es un delito, lo pintes como lo pintes, y para llamar la atención sobre la desesperación de miles y miles de familias andaluzas no hacía falta asaltar un supermercado con una banda de jornaleros metidos a matones y, de paso, hacer que llore una cajera. La cual, como quien no quiere la cosa, y sólo por estar ahí estorbando, se llevó un empujón y una colleja. Da la casualidad de que esa inoportuna cajera también es clase trabajadora, pura y dura, mucho más que el grupo salvaje de Gordillo, cuyos detractores se han apresurado a señalar que él mucha hambre no pasa. Ni por el cargo ni por las pintas. Sobre todo por las pintas.

    Fue Pasolini quien advirtió que, en los disturbios de Turín entre estudiantes y policías, la lucha de clases perdió de golpe la perspectiva, porque los estudiantes eran más bien niños de papá y los policías, jóvenes sin estudios, gente pobre del pueblo. Es lo malo de erigirse en conciencia de clase cuando uno no acaba de saber cuál es la suya: si diputado a sueldo o ladrón samaritano, si justiciero de alpargata o estrella televisiva. Gordillo no da el tipo de Robin Hood, ni siquiera de Little John, a pesar de la barba y el megáfono. El hombre buscaba publicidad para los hambrientos y tiró por la calle de en medio, sin caer en la cuenta de que en medio de la calle no había banqueros ni políticos sino la clase trabajadora llorando a moco tendido, y que esas lágrimas, proletarias y calientes, va a emplearlas el enemigo como balas de nueve milímetros. Cuando precisamente lo último que hay que darle al enemigo son argumentos."

    http://blogs.publico.es/davidtorres/2012/08/09/terror-en-el-supermercado/



    18
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-10 17:45

    La inmunidad bancaria, la ley y los hurtos en un supermercado andaluz

    "Se me dirá, con razón, que la ley, en general y en cualquier país favorece la reproducción del orden imperante, que beneficia a unos a costa de otros. Pero, aceptando esta observación, el hecho es que este sesgo es incluso más sesgado en España, resultado del enorme poder que las fuerzas conservadoras han tenido y continúan teniendo sobre el aparato del Estado, como queda reflejado en el gran conservadurismo del sistema judicial. La ley es, en España, la defensora del orden (que sostiene un enorme desorden, como queda claro en la situación actual). La ley no es igual para todos y lo que ha ocurrido con la banca y sus comportamientos es un caso claro y convincente de ello. Esta identificación de ley con orden alcanza mayor relevancia en momentos actuales donde el ataque frontal a los derechos sociales y laborales que aparece en las políticas públicas que se están imponiendo a las clases populares, sin que exista ningún mandato popular para ello, está llevando a una situación explosiva. De ahí la respuesta masiva del establishment del país a un hurto de no más de 400 euros en un supermercado andaluz."

    http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2012/08/10/la-inmunidad-bancaria-la-ley-y-los-hurtos-en-un-supermercado-andaluz/



    19
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-10 17:47

    "La inseguridad del establishment español y su respuesta al hurto en un supermercado andaluz

    El hecho de que tal hurto se hiciera por unos sindicalistas a fin de poder alimentar a unas familias en pobreza, sin recursos, alarmó enormemente al establishment español por su peligro de contagio, de manera que tanto el Fiscal del Estado como el Ministro del Interior intervinieron inmediatamente para penalizar a tales sindicalistas. Ello es una predecible respuesta que confirma el gran temor y justificada inseguridad que tiene la estructura de poder basada en unas enormes desigualdades, de las más elevadas existentes hoy entre los países de mayor desarrollo económico de la OCDE, siendo un país en el que coinciden las mayores fortunas del mundo (sí, del mundo) con sectores populares que viven en los mayores niveles de pobreza existentes en tal comunidad de países, de la OCDE. No es, pues, de extrañar, que España, como ocurre también en países con grandes desigualdades, tenga, junto a un Estado con escasa sensibilidad social, un Estado con gran desarrollo de sus aparatos represivos. Como he documentado en mi libro El Subdesarrollo social de España. Causas y consecuencias, España es el país de la UE-15 que tiene mayores desigualdades sociales y más policías por 10.000 habitantes y, a la vez, menos adultos trabajando en sanidad, educación, y servicios sociales.

    El establishment español es consciente del nivel tan desigual de ingresos y rentas en España, donde tales recursos están altamente concentrados en sectores poblacionales muy minoritarios (dentro de los cuales hay los sectores financieros). De ahí su preocupación de que cualquier acto de agitación social en protesta a tales desigualdades pueda expandirse, despertando gran simpatía, cuando no apoyo popular. En un periodo en que tales desigualdades se están acentuando todavía más, tal preocupación se está convirtiendo en auténtico temor. Es en este contexto que se entiende la respuesta claramente desorbitada frente a un hurto de 400 euros en un supermercado andaluz. Como indicó en un gran titular, el diario conservador La Vanguardia, “el gobierno frenará de raíz cualquier conato de estallido social” (09.08.12).

    Y el máximo argumento de tal denuncia era que el hurto era ilegal, exigiendo el cumplimiento de la ley. Aunque, repito, fuera previsible que las fuerzas conservadoras respondieran de esta manera, es sorprendente y rechazable la condena que tal acto tuvo por sectores de las izquierdas gobernantes. Tales voces olvidan que los mayores cambios ocurridos en nuestro y en otros países han sido resultado de agitación y desobediencia civil. El identificar ley con moralidad y/o con rectitud democrática es ignorar o desconocer el papel de la ley en reproducir un sistema injusto y escasamente democrático, como es el español. Lo que han hecho aquellos sindicalistas es, en un acto de desobediencia civil, mostrar la situación dramática en la que se encuentran más de un millón de familias españolas que viven en situaciones miserables (que creíamos habían ya desaparecido en España), resultado de unas políticas públicas frente a las cuales la única actitud de decencia democrática es la de rebelarse frente ellas. Hay que agradecer a tales sindicalistas que, con tal acto, la sociedad española se concienciara del impacto que tales políticas están teniendo en nuestro país."



    20
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-15 13:58

    La obscenidad y el símbolo: sobre la acción política del SAT

    "Basta con ver el nerviosismo y la ira que expresan las reacciones “oficiales” para comprobar que el Sindicato Andaluz de Trabajadores hizo algo más que entrar en dos supermercados para llevarse sin pagar un puñado de alimentos de primera necesidad. En realidad lo explicaron ellos mismos, pues al afirmar el carácter simbólico de su acción, no estaban intentando restarle importancia o valor, ni mucho menos encontrar una coartada legal ante la previsible represión desmedida del Estado. De hecho, estaban haciendo precisamente lo contrario: reforzar su incontestable carácter político. A diferencia de un simple robo, por ejemplo, una intervención política no agota su sentido en la inmediatez de la acción, en el aquí y el ahora de lo que se dice y lo que se hace. Una intervención política hace siempre algo más: anuda una cosa y la otra de modo tal que la realidad aparece bajo una óptica diferente, descubriendo hechos y abriendo posibilidades que eran invisibles apenas un segundo antes, y que ahora quedan expuestos a la vista de todos.

    ¿Qué le da entonces su carácter político a la acción del SAT, y cuál es la realidad que su intervención ha permitido ver y plantear de manera diferente? No creo que la cosa consista simplemente, como ha explicado algún dirigente de la izquierda, en facilitar una “conversación” sobre la desigualdad y la pobreza en el marco de la situación de excepción económica que estamos viviendo. Conversar está bien, pero para ello hay que estar seguro de que uno habla el mismo idioma que aquel a quien quiere escuchar, y cada vez parece más claro que en la Europa de 2012, las palabras ya no significan lo mismo para todo el mundo. No se trata simplemente de reiterar todas las mentiras del gobierno y la oposición, los eufemismos insultantes con que llenan cada día el discurso público, ese ejercicio complejo que consiste en hacer como si la gente fuera idiota para lograr que, a base de subjetivarlos como seres pasivos, incapaces y desinteresados, los ciudadanos acaben actuando y respondiendo como tales. Se trata de subrayar algo más profundo, y es que la situación política ha entrado en una fase de obscenidad en la que ya nadie se cree del todo las palabras que oye pronunciar, y de hecho no se sabe bien si los valores que se invoca por doquier (democracia, Europa, legalidad, justicia) corresponden en última instancia a algo más que una serie de palabras huecas, a un montón de ficciones que se han quedado vacías, que ya no significan nada...."



    21
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-15 13:58

    "Barthes decía que lo obsceno produce “imágenes sin mirada”, y de hecho ob-sceno significa, literalmente, lo que está fuera de escena, lo que carece de un marco, de una justificación, de su inscripción en un relato o un contexto. En la nueva era bismarckiana del gobierno de la deuda, las escenas ficcionales de la democracia liberal, de la construcción europea o de la cultura de la transición han saltado por los aires, y las profundas heridas sociales que disimulaban han quedado expuestas a la vista de todos. El régimen sigue actuando en el convencimiento de que la ausencia de alternativas políticas reales hace imposible cualquier mirada sobre ellas, de la misma manera que uno no “ve” a un vagabundo que pide en el metro: uno siente su presencia, sabe que está ahí, pero opta por lo más fácil, por renunciar al deber de nombrarlo, como si así la cosa sin nombre fuera a desaparecer. De manera parecida, la troika y el gobierno cuentan con la ira o la rabia popular ante la agudización del sufrimiento, pero esperan reducirlas al escenario más fácil de manejar políticamente: el pogrom, la violencia sin palabra, la xenofobia ciega y sus amaneceres dorados. Cuentan con que esa rabia no sea capaz de darse una gramática, una efectividad y una subjetividad política propias. Por eso la acción del SAT les ha resultado tan inaceptable.

    La expropiación de comida del SAT simboliza y le da una palabra política precisamente a aquello que se pretende silenciar: no solo una realidad subyacente (la pobreza, la desigualdad, el paro y el sufrimiento ciudadano) de la que hay que empezar a hablar de otra manera, sino la distancia creciente que separa al poder político de su objeto mismo, de una realidad política y social que ya no puede contener, ordenar y controlar con tanta facilidad. Esa distancia amenaza con romper la ficción básica del consentimiento, de la legitimidad del poder y de sus leyes, por la que el pueblo “autoriza” a quienes lo representan y ejercen autoridad sobre él. La efectividad del régimen jurídico-político de la propiedad, con todas sus raíces y ramificaciones económicas, productivas, legales e institucionales, se apoya en última instancia sobre ese círculo ficcional que dibuja la libertad de un pueblo durante un instante para a continuación justificar su sometimiento. Cuando el círculo se interrumpe y esa ficción se resquebraja, todo gobierno se queda desnudo y pasa a volverse inaceptable...."



    22
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-15 13:58

    "La acción política del SAT, y en eso consiste precisamente su grandeza, ha servido para afirmar que hay ficciones que ya no rigen, que hay frases que hoy en día se han vuelto obscenas (“la ley es igual para todos”, “la justicia y la legalidad coinciden”, “la propiedad es sagrada”, “pagar lo que se debe es una obligación moral”). En su lugar, ha planteado políticamente una serie de preguntas sencillas: ¿quién le debe a quién? ¿Y qué pasa si no pagamos? ¿De qué lado está el Estado, y qué intereses defiende en última instancia? ¿Qué sucede si somos nosotros quienes, precisamente en nombre de la justicia, decidimos no obedecer las leyes? ¿Qué pasaría si opusiéramos una ley propia, un principio de autonomía democrática, a un gobierno que se ha vuelto despótico y hostil y que, como se anunciaba en Sol, es incapaz de cimentar nuestra propia sumisión, pues ya no puede representarnos? Por eso la clase política al unísono vuelve a atizar el miedo, ese último recurso policial, entonando aquello del “o nosotros o el caos”. Lo que no dicen es que, como en el chiste, el caos también son ellos: es su mismo poder obsceno, desprovisto del manto simbólico de la ficción, cada vez más desnudo y vulnerable ante la insumisión democrática que acabará por dejarle sin nombre."

    Pablo Bustinduy
    Filósofo

    http://blogs.publico.es/dominiopublico/5665/la-obscenidad-y-el-simbolo-sobre-la-accion-politica-del-sat/



    23
    De: (A.R.O.) Fecha: 2012-08-19 15:45


    Tengo que buscar en la basura para llegar a fin de mes













    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 23.20.64.96 (0b80b141c4)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia