Ethica more cybernetica

Ética al modo cibernético
ethicamorecibernetica-arroba-gmail-punto-com

Categorías:

  • Melendezgate
  • Residuos
  • Sociedad del conocimiento
  • Sociopatologias
  • Archivos:

    <Abril 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
                 

    Documentos:

  • cosas importantes

  • Campaña:




    Últimos comentarios

  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • Leon Morales en Momia guanche feliz (2ª parte)
  • david en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Jorge en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • Verionq en Un año más sin Javier Corzo Varillas
  • health card en CSIC en crisis
  • titanium rings en CSIC en crisis
  • Man And Van Wimbledon en CSIC en crisis
  • iphone apps en CSIC en crisis
  • (A.R.O.) en Astrónomo jefe

  • Bitácoras amigas:

    Atlantes.org
    Barraquito.net
    Becuadro
    BitacorARP
    {Borondonia}
    {Cuaderno de Bitácora}
    De mi cosecha
    {El Muro de Plank}
    El Paleofreak
    Escalones
    Evolucionarios
    Gofiosfera
    mihteriohdelasiensia
    Mi vida como un osito de peluche
    Planeta Canarias
    Por la boca muere el pez
    ¡Que inventen ellos!
    Scripturae publicae
    Sildavia



    Blogalia

    Vindicación de la sociología

    Artículo de mi maestro, Salvador Giner, con ese mismo título, que aparecerá un día de estos en El Periódico de Catalunya. Como mucha gente no sabe para qué sirve la sociología y si es necesaria, aquí se da una explicación convincente.



    VINDICACION DE LA SOCIOLOGÍA


    Salvador Giner


    Hace un par de semanas se hacía eco en la prensa un articulista de lo que decían algunos periódicos sobre un supuesto estudio sociológico en torno al estado de ánimo de los catalanes. No sólo no había leído el publicista el estudio al que se refería la prensa sino que éste, ay, no existía. (Véase mi propio artículo en EL PERIÓDICO, 9-IX-2008). No seré yo quien me querelle con él por estas minucias.

    Sí, en cambio me inspira a pergeñar estos renglones su peregrina conclusión en la que nos regala con la afirmación de que en ese presunto estudio pasa ‘lo que sucede con los estudios de sociología: el punto final se limita a ratificar el punto de partida’. Eso pasa, ay, en muchos estudios: en economía, metafísica, química orgánica, geofísica e incluso en derecho constitucional. Pero naturalmente, en los mejores de entre ellos, y significativamente, en muchos de los sociológicos, no sólo no se da el caso, sino que lo que los dignifica es precisamente no decir lo obvio, sino lo que no lo es. Y lo que es incómodo. Una especialidad de la incómoda sociología.

    Estamos en tiempos de crisis –económica, ciertamente, entre otras cosas- y no está el horno para bollos, y menos para decir simplezas sobre disciplinas tan imprescindibles como lo es la sociología. Si alguna cosa puso de relieve el importante Foro Mundial de Sociología que se celebró en Barcelona a principios del pasado setiembre, justo antes de que los gobiernos comenzaran a aceptar y reconocer la crisis que no sólo algunos pocos economistas, sino también abundantes sociólogos, habían estado anunciando muy en serio desde hacía tiempo, fue la relevancia de esta disciplina que no se dedica precisamente a señalar lo obvio.

    Esta disciplina incómoda –que compite con la profesión periodística en encontrar víctimas de los regímenes más abominables- se ha pronunciado una y otra vez sobre la delincuencia internacional, los efectos perversos de la inmigración ilegal, los también perversos de un modo de producción industrial inhumano, los excesos del nacionalismo fanático- y otros muchos temas de igual relevancia. En esos estudios y dictámenes los sociólogos han establecido relaciones de causa a efecto y conclusiones que distan mucho de lo obvio y de constatar al final lo que una intuición inexperta podría haber afirmado sin más.

    La sociología no es un lujo. Es una necesidad. Dejando de lado su capacidad insustituible de interpretar desde una perspectiva secular, racional y humanista un mundo tan complejo y difícil como el nuestro –lo que ya de por sí la justificaría plenamente- es también necesaria para que además de entenderlo, podamos modificarlo sin violencia para bien y para enfrentarnos con menos riesgos a lo que está acaeciendo, crisis económica incluida.

    La sociología no produce recetas simples que solucionen los problemas con que nos enfrentamos, pero sí genera muy a menudo líneas de actuación efectivas, de probado rendimiento y éxito. El hecho, por ejemplo, de que gracias a la sociología de la educación sepamos hoy mucho más que ayer sobre cuáles son los métodos pedagógicos y escolares más efectivos, para aumentar el capital humano de un país o que la sociología de las relaciones interraciales haya mostrado la senda civilizada de la integración étnica, no significa, desgraciadamente, que las autoridades o instituciones responsables, le hagan siempre el caso que merece. En el combate incesante entre los intereses creados y las recomendaciones sociológicas no siempre salen éstas ganando. Las razones para ello son penosamente obvias. Pero no son suficientes para que los profesionales de esta noble disciplina la abandonen.

    El margen de error de la sociología no es superior al de la economía política (vean ustedes la que está cayendo, por favor), ni de la antropología, ni de la demografía, mientras que algunos de sus muchos aciertos no pueden ignorarse. Del aumento de la criminalidad que se avecina y de los ritmos y correlaciones que ésta va a poseer con el mercado de trabajo y sus fluctuaciones, llevan muchos años prediciendo los sociólogos algunas cosas que serán ignoradas por quienes no deberían. Es fácil hacerse con estudios de sociología criminal que ni indican lo obvio ni se prestan a comentarios livianos de ningún género. En especial de quienes fueron ayer marxistas leninistas y hoy jacobinos de conservador talante y nacionalistas hostiles a los nacionalismos menos protegidos y agresivos.

    La sociología, hoy más que nunca, debe ser tomada en serio. Naturalmente, la razón suprema se debe a la dignidad intelectual que posee y su capacidad inigualada para la compresión del mundo y de la condición humana en nuestro tiempo. Pero a un nivel más cotidiano, y ciertamente, de plena justificación moral práctica, la inteligencia sociológica del mundo humano es necesaria, llana y sencillamente, a causa de la naturaleza misma de ese mundo, que exige modos civilizados, democráticos y sociológicamente informados, de lo que hay que hacer.

    2008-10-16 15:55 | Categoría: Sociedad del conocimiento | 17 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://cibern-ethica.blogalia.com//trackbacks/60028

    Comentarios

    1
    De: Pedro J. Fecha: 2008-10-16 19:07

    'lo que sucede con los estudios de sociología: el punto final se limita a ratificar el punto de partida’.

    Yo llamo a ese prejuicio "¿para eso no hace falta uno estudio?. Mi abuela te lo podría haber dicho gratis".

    En una entrada de mi blog ponía el ejemplo del estudio sobre la tasa de divorcios depués del diagnóstico de un cáncer a un miembro de la pareja. ¿Es mayor, menor o igual que para las parejas sin cáncer?.
    http://ecos.blogalia.com/historias/51607

    Cualquiera de las respuestas invita a sacar a la abuela. Pero el asunto es que la abuela tiene que escribir la respuesta y las razones antes de contarle el resultado.



    2
    De: Teresa Fecha: 2008-10-17 18:33

    Pero siempre es más fácil desacreditar que elaborar, criticar que proponer, insultar que aportar, Pedro J. Escribir y argumentar es trabajoso, mientras que largar y descalificar casi como que sale solo ¿no crees? Las abuelas no están por el kurro, que ya están muy mayores... ;-)



    3
    De: Hayek Fecha: 2008-10-17 20:28

    y es que no tienen perdón de dios; nos enseñan a hacer un par de integrales y nos creemos en posesión de la sabiduria absoluta ¡ Qué sería de nosotros sin las ciencias "puras" ! Así pasa lo que pasa, que luego viene papa feyerabend, o el abuelo popper y nos llevamos un berrinche del copón cuando nos demuestran que la realidad, incluida la natural, tambien es... un constructo social.

    oh, qué terrible desilusión. Si es que no ganamos para sustos.



    4
    De: Teresa Fecha: 2008-10-18 01:50

    Hayek: tendrás que repasar tus apuntes de filosofía de la ciencia porque ni Feyerabend ni Popper han dicho nada de eso. El construccionismo vino después.



    5
    De: Hayek Fecha: 2008-10-18 11:44

    Esa manía que tienen de clasificarlo todo, de ponerlo todo en su casillita correspondiente, de atribuir cada sistema a un autor específico, de ver quién dijo exactamente qué…

    Ay, si supiera Vd. la pereza que me da ponerme a revisar apuntes…

    Si no fue popper el que dijo literalmente eso, sí que fue uno de los responsables de ese positivismo tan saludable que quiso librar a la ciencia de toda excrecencia metafísica; saludable por la consecuencia de poner en cuestión la pretensión de alcanzar un conocimiento objetivo (absoluto) de la realidad; algo que, ya comprendo, le resulta muy caro a las ciencias… “blandas”. Por eso hay que revestirlas las más de las veces con ese atuendo humanista y bien intencionado (como el que hace gala su querido profe) para justificar su utilidad, justificando de paso la parcelita de poder social que corresponde a los mandarines que viven de ella.

    Seguro que no me equivoco mucho si intuyo que parte de la crítica que le hacía butanito iba por ahí…

    En cualquier caso, acuérdese de lo que sí dijo Popper, que Platón era el primer dictador de la historia; imagine Vd. el anacronismo: querer trasladar al siglo IV las categorías del liberalismo, y nadie se lo echa en cara, y menos ahora que tan de moda está esa falacia de la libertad. Las ideas, acierten o se equivoquen, rebasan con mucho las biografias personales de sus presuntos “autores”, aunque ya comprendo que el vicio de la clasificación es pura deformación profesional.



    6
    De: Teresa Fecha: 2008-10-18 23:06

    Realmente no e si el alegato anterior es una defensa del pensamiento empanádico propio del posmodernismo metafísico o una muestra de la pereza mental a la que alude. Lo más interesante de la ciencia, natural y social, es saber lo que desconoce y no sólo lo que conoce.
    Y el 'mundo 2' popperiano es un calco del mundo de las ideas de Platón. Y llamar 'falacia' a la libertad es un abuso lingüístico y una muestra palpable de no saber qué significa vivir sin libertad. Debe ser que en la dictadura de Franco no se daba esa falacia, ya se encargaba la BPS de evitarla... En fin, hay gente para todo.




    7
    De: Hayek Fecha: 2008-10-20 13:56

    Simpático lo del 'pensamiento empanádico'. Ningún incoveniente en seguir reivindicándolo haciendo de escaparate de diversos paradigmas de pereza mental. Déjeme pues mostrarle un par o tres más de esas graciosas empanadas:

    Una: No es el 'mundo 2' de popper (el del “yo” y sus procesos subjetivos), sino el '3' (el de los inteligibles, las ideas en sentido objetivo, el pensamiento que está en todos y cada uno de los individuos y que sin embargo los trasciende a todos) el que podría asimilarse al mundo platónico, de no ser porque platón era esencialista y popper es un radical antiesencialista. Asimilar la 'metafísica' de platón con el realismo declarado de popper sería no entender ni a uno ni a otro.

    El objetivo de la ciencia es la búsqueda de la verdad (entendida como adecuación del enunciado a la cosa), el problema es que como no hay criterio de verdad, el científico nunca puede tener la certeza de haber dado con ella, y eso, desde los tiempos de mari empanadilla, perdón: de mari castaña se llama escepticismo, que es lo que vincula a popper con la postmodernidad.

    Dos: 'postmodernismo metafísico'. Todo lo contrario: si hay algo que define inequívocamente a la postmodernidad es precisamente declararse escéptica, contradogmática y sobre todo antimetafísica.

    Tres: La 'libertad' es una falacia cuando, como hace Vd, se toma el término en sentido dogmático, es decir: unívoco, de tal manera que cualquier interpretación no sujeta a 'derecho' es calificada inmediatamente de 'uso abusivo'. Se impone con carácter de urgencia la institución de una BPL (brigada político lingüística) que vigile, custodie y regule la correción ideológica del lenguaje ¿no le apetecería a Vd. promoverse como reguladora ahora que a todo el mundo parece haberle entrado la fiebre por el control y la regulación?

    La libertad-de, es decir, la libertad en sentido negativo a la que Vd. alude presenta una paradoja muy curiosa que suele pasarse por alto. A saber: la libertad como la capacidad de resistir al poder, a todo poder, a cualquier tipo de poder es contradictoria en sí misma porque un intento tal está ya contando y asumiendo otro tipo de poder: el poder de resistencia.

    Ya, perdóneme la pequeña trampa que le he tendido, ya sabemos que Vd. no reniega de todo poder, sino sólo de aquél formalmente abominable, y del que no lo es, reniega, sí, pero poquito y con muchos matices; más que nada, cuando se cae un avión, o a los curas se les enfuerecen las neuronas, y cosas así: renegar de las partes más retardatarias para salvar el todo que hace posible la crítica… y poco más. Esta pseudo democracia liberal es lo que tiene, pero dentro se está muy calentito; fuera hace un frío del carajo, incluso en los climas tropicales, y si no, que se lo digan a los pobres venezolanos (esto al margen).

    Y es que con la palabra 'libertad' pasa lo mismo que con la palabra 'fascismo', así, por ponerle un ejemplo a bote pronto. Por mucho que fastidie, de los terminos éticos o políticos cabe con más razón aun decir lo mismo que se dice de los científicos: las definiciones siempre son nominales, es decir: convencionales, fruto de la negociación, para más señas.

    Le pondré un ejemplo gráfico que se va a entender bien. En lo que Vd. respecta, a juzgar por lo que dijo muchos meses atrás, bastantes panfletos más arriba de éste, el señor aznar es formalmente un demócrata, y el título de fascista irredento sólo cabe aplicársele a un personaje tan detestable como chávez.

    Imagine que ahora me da a mí por decir que hace Vd. un 'uso abusivo' del término 'democracia' calificando de demócrata a aznar por el hecho de que así lo dictaminaron las urnas.

    Puestos a imaginar, imagine Vd. que este tal aznar es un epígono pasado por la escuela de chicago de los que entonces controlaban la BPS y ahora dirigen la FAES. Y si le apetece abundar más en la 'iconoclastia' imaginativa, imagine Vd. que hay gran cantidad de población en ese continente maltratado que está convencida de que no hay más fascismo que el del mercado…

    Pues eso, lo dicho: que todo es relativo.



    8
    De: Teresa Fecha: 2008-10-21 13:16

    Ha abandonado usted la pereza, Hayek, aunque supongo que relativamente.
    Primero lo más fácil. Efectivamente me refería al mundo 3 no al 2. De hecho, sólo me percaté de mi errata cuando leí lo suyo. Y puede que tenga razón y que no entienda ni a Popper ni a Platón, pero yo humildemente veo poca diferencia entre un realismo de los universales y un esencialismo. Pero bueno, de abundar en esos detalles viven ciertos filósofos y no es cuestión de dejarlos sin trabajo.
    Respecto a la metafísica postmoderna. Yo califico como metafísicas a afirmaciones de este tipo: "El capitalismo ilimitado devora el tiempo, convirtiéndolo todo en tiempo de trabajo, y el espacio, haciendo que haya el "no where", el no lugar, la indiferenciación del lugar. Es, en efecto, el Uno-Todo del capitalismo , el idéntico a sí mismo con olvido del olvido, arrasando todos los límites desde un punto de vista ontológico. De eso hay que salvar a lo sagrado. Y luego está lo divino, lo divino de las comunidades animadas de la Tierra, incluso las animales, y todas las culturas". ¿Que resulta que son escépticas o que no son posmodernas? Pues igual sí. Yo, afortunadamente, no me gano la vida como filósofa.
    Más bien me parece que todo discurso, incluidos los de las ciencias, tienen una metafísica detrás. La diferencia está, entonces, en preferir una metafísica a otra según criterios. ¿Qué otros prefieren otras? Perfecto. Más en estos tiempos del 'todo vale', todo vale porque nada sirve.
    Desde un punto de vista materialista, la libertad no existe, todo es determinación. Pero yo mer refería a las libertades civiles y políticas. Por supuesto que las prefiero a otros sistemas que funcionan sin ellas. Y enlazado con esto, creo no haber dicho que Chávez es fascista, sólo que apunta maneras de un autoritarismo totalitario que espanta. Y cuando llamó fascista a Aznar, erraba, por más derechoso que sea Aznar. No me gustan los totalitarismos ni de izquierdas ni de derechas, que en esos temas ambos extremos son muy parecidos y sus seguidores se comportan igual aunque digan cosas diferentes.
    Le agradezco el ofrecimiento del cargo, pero no estoy por la labor. Este es mi blog y digo lo que me parece cuando tengo tiempo de hacerlo. Algunas personas lo aprecian justamente por eso, otras lo desprecian por lo mismo. No se puede agradar a todo el mundo.
    Y respecto a lo del poder, disculpe, pero me pierdo un poco con los franceses y ando escasa de tiempo para profundizar en ello.
    Por último, y no menos importante: lo del pensamiento empanádico no es mío, aunque lo haya adoptado como una excelente metáfora de los males de las izquierdas contemporáneas.
    Estoy feliz con sus comentarios y con su detalle iconoclasta por más que no se haya molestado en ir a pintar las paredes. Siga visitandome, por favor, aunque sólo sea para llevarme la contraria. Precisamente en el contraste se afila el propio pensamiento.
    Y eso de que todo es relativo, es también relativo ¿no cree?
    Un saludo y no pierda las mañas



    9
    De: Hayek Fecha: 2008-10-24 01:46

    [ …veo poca diferencia entre un realismo de los universales y un esencialismo. Pero bueno, de abundar en esos detalles viven ciertos filósofos y no es cuestión de dejarlos sin trabajo. ]

    En efecto: son pocos, mal avenidos, y a duras penas se ganan la vida; sólo faltaba que vinieran los del negociado de enfrente a quitarles el cuscurro ocupándose de semejantes gilipolleces.

    Pero el que avisa no es traidor, y para que nadie se llamara a engaño, ya se preocupó aristóteles de declarar que la filosofía sólo tiene en sí misma su propio objeto, que no sirve a ningún propósito utilitario o espurio ajeno a sí misma, y que por tanto no tiene más pretensión que la del puro saber por el saber. En román paladino: es perfectamente inútil… ¡ qué le vamos a hacer !

    Nada que ver con la eminentísima función pública, la relevancia y la consideración social de la que goza un buen sociólogo; que se lo digan a un Arriola, a un Amando de Miguel, o a éste que anda vendiendo, perdón: vindicando su saber en tanto que: 'capacidad inigualada para la compresión del mundo'. ¿…?

    Y es que la vindicación de este 'idiotes' (el que se ocupa [o debería ocuparse] sólo en lo suyo) más bien parece una encíclica promulgada por el mismísimo señor Comte a favor de la sociología como ciencia hegemónica y redentora: y ahora que el pensamiento crítico (la filosofía) hace decádas… qué digo décadas, siglos que no levanta cabeza, y aprovechando que ya se hicieron las exequias fúnebres de la última ideología considerada como tal, venimos nosotros, los últimos de filipinas, destapando el tarro de las esencias para salvar al mundo. De hecho, el último parrafo de la esa vindicación no sólo coincide 'providencialmente' con la foto de Rouco Varela sin desentonar en absoluto, sino que forman una composición de lo más sugerente (esto al margen).

    No sé hasta qué punto puede ser peligroso que un 'idiotes' pretenda elevar sus usos, preferencias y saber particular a la categoría de universal (lo que directamente le convertiría en 'idiota'), o lo que es lo mismo, hasta qué punto no peca de totalitaria una ciencia positiva (que en teoría debería abarcar una sola y restringida parcela de la realidad) cuando pretende arrogarse en exclusiva, y sin que le corresponda, la comprensión de la totalidad del mundo. Alguien debería decirle que está sacando los pies del tiesto colonizando un territorio que no le pertenece, por mucho que el solar esté aparentemente subarrendado desde hace tiempo.

    La índole, en el sentido de parecido o modelo, arrogante no es ajena a Don Salvador; por tanto, se diría que la arrogancia es propia de Don Salvador; entonces: Don Salvador es propiamente un arrogante.

    En cualquier caso, no hay que negarle a la sociología su condición de ciencia todoterreno: lo mismo se ocupa de ver qué va a votar el personal como de saber qué detergente debe preferir; una perfecta criada para todo: lo mismo analiza las relaciones de poder que se acuesta con él para ver qué pinta tiene cuando se levanta por la mañana.

    Efectivamente, la filosofia es mucho más humilde que todo eso; no pretende alcanzar éxitos tan sonados ni semejantes índices de certidumbre, pero en su descargo hay que decir que no es tan casquivana; siendo así que no le va en ello el rédito de lo contante y de lo sonante, no por ello deja de afirmar con menos vehemencia su vocación de servicio público.

    Hasta tal punto esto es así, que la autora de ese texto que cita más arriba, justo hace unos meses dio un seminario sobre la cosa en ese barroco marco incomparable situado precisamente a pocos metros de su propia casa; sí, sí, como lo oye: servicio a domicilio, como el butano.

    Si hubiera tenido la suerte (o la desgracia, según se mire) de poder asistir a ese seminario con toda seguridad le habrían adoctrinado sobre ese energúmeno superlativo que es Nietzsche, y hablar de él supone necesariamente acabar hablando de los presocráticos, y para estos lo eterno, lo que no se genera ni se corrompe y que es ley y fundamento de toda ley humana no es otra cosa que el lenguaje; el único lugar donde se da toda realidad posible (Heráclito).

    Ese es el telón de fondo en el que hay que entender la 'divinidad' a la que se alude en el texto. Dicho sea, mal y pronto, para que no salten las alarmas cada vez que vea escrita la dichosa palabrita; aunque se podría estar de acuerdo en que según qué cosas deberían ser como las aspirinas y venir con su correspondiente prospecto de uso y contraindicaciones.

    Y es que hay cosas que queriendo decir una cosa, parece que dicen otra; y sin embargo hay otras que pareciendo decir lo que efectivamente dicen, da la impresión como si se escondieran por algún motivo inconfesable en una sintaxis deliberadamente… ¿ farrogosa ?, por si algún día tocara revisarlas, supongo:

    [ Por supuesto que las prefiero a otros sistemas que funcionan sin ellas. Y enlazado con esto, creo no haber dicho que Chávez es fascista. ]

    [ La "calaña", en el sentido de parecido o modelo, fascista no es ajena a Don Hugo ]

    De igual manera: la "calaña", en el sentido de parecido o modelo, fascista no era ajena a Don Benito Mussolini. Y siendo ambas afirmaciones ciertas, a partir de ellas no consigo ver la diferencia entre los dos personajes.

    [ Pero si el término 'fascismo' significa algo más, algo como, por ejemplo, lo que se señala en la Wikipedia […] ya no sabemos bien si Aznar se puede llamar 'fascista' ]

    Sarkozy, con esos delirios de grandeza tan de presidente francés, acaba de proclamar la muerte de la dictadura del mercado. Alguien debería prevenir a este hombre que midiera un poco más sus palabras y consultara el significado de 'dictadura' en la wiki antes de cometer semajantes abusos lingüísticos.

    Por otro lado, que se sepa, el mercado no se pone una camisa parda ni tiene un Auschwitz, o un Gulag a sus espaldas. Y lo de Aznar con Irak resulta trivial desde el momento que aun nadie le ha sentado en el tribunal de la Haya por crímenes de guerra, y no hay previsión de que le vayan a sentar en el futuro.

    Pero bueno, de impugnar esos detalles triviales viven los sociólogos políticos y no es cuestión de dejarlos sin trabajo.

    [ Y eso de que todo es relativo, es también relativo ¿no cree? ]

    Pues no sabría qué decirle; a estas alturas ni creo ni dejo de creer… sospecho que más pronto que tarde me veré obligado a entrar en la wikipedia para confirmar o desmentir mi sistema de referencias personales.



    10
    De: Teresa Fecha: 2008-10-24 11:33

    Parece que se ha enfadado usted conmigo y la ha tomado injustamente con Giner, del que se podrán decir muchas cosas pero no que es un idiotes, porque jamás lo ha sido. A menos que quiera calumniar, por aquello de 'calumnia, que algo queda'. De esas cosas son muy duchos ciertos profesores de filosofía de cierta facultad no muy lejana.
    Me resulta curioso ese volver y revolver sobre sí misma de la filosofía: "ya lo dijo Aristóteles", y punto en boca, habría que añadir, al igual que hacían los escolásticos. En fin, textos sagrados que hay que repetir aunque el mundo y las sociedades hayan cambiado completamente.
    Parece haber cierto aire de guerra gremial en su escrito. No comparto esa guerra ni estoy en ella. Aunque me defiendo de los ataques de filósofos/as cuando los hay, que los suele haber. Pero tampoco es cosa de darles publicidad. Hay filosofías muy necesarias y otras completamente inútiles, en mi humilde opinión. Que en La Laguna se practique más éste último género es también mi opinión. Pero me pregunto, al leer su cita aristotélica acerca de que la filosofía no ha de servir para nada más que para ella misma, si es necesario invertir dinero público en ella. Si ni siquiera sirve para que sus licenciados aprueben las oposiciones a profesores de instituto ¿a qué gastar de nuestros impuestos en este adorno?
    En fin, sea usted feliz con su ombligo. Volveré a leerme su post con más calma durante el fin de semana a ver si una segunda lectura me produce mejor entendimiento. Pero le ruego que corrija lo del idiotes por falso y por injusto.



    11
    De: Hayek Fecha: 2008-10-24 12:30

    Ningún problema.

    Que quede por no hecha la atribución de 'idiotes' a Don Salvador, en el bien entendido de que los griegos tenían por tal al que se ocupaba de lo suyo y no se metía en política.

    Esto es como lo de las armas de destrucción masiva: por mucho que busco la 'calumnia' no la encuentro por ningún lado. Quede constancia también de ello (mi servicio de inteligencia debe ser tan nefasto como el del no-fascista Aznar). Como quiera que sea: pido humilde y públicamente disculpas por semejante abuso lingüístico.





    12
    De: Teresa Fecha: 2008-10-24 12:59

    Es que D. Salvador siempre se ha metido en política, desde la época de Ruedo Ibérico en París e incluso antes. Por eso jamás ha sido idiotés.

    Hubo calumnia en el sentido del diccionario: "Acusación falsa, hecha maliciosamente para causar daño."
    En las armas de destrucción masiva también hubo calumnia y el daño está a la vista, desgraciadamente.



    13
    De: Hayek Fecha: 2008-11-01 08:04


    “Reconocer esto, claro está, no significa, claro está, que me sume a la abundante grey de quienes hoy niegan las conquistas del liberalismo constitucional y tratan el principio de igualdad ante la ley y el de los derechos cívicos como si de meras libertades formales se tratara.”


    “En efecto, se adivina en ella [Hannah Arendt], una vena aristocratizante, por otro lado nada ajena a la tradición republicana y revolucionaria. […] Robespierre invocaba constantemente, como gran principio revolucionario la virtud ciudadana, tal como hacemos los republicanos de hoy que invocamos constantemente la virtud cívica y, por tanto, la necesidad de educar a la ciudadanía.”


    “«Ensayos civiles» se abre con unas reflexiones sobre lo que yo llamé «El rapto de la moral» en las que a partir de unas constataciones en torno a la zozobra aparente de las virtudes teologales en nuestro mundo y su sustitución por una moral socializada y pragmática elaboro algunas hipótesis sobre la naturaleza de la moral contemporánea.”


    “Demasiado ambigua [Hannah Arendt], yo diría oscura, algo que le viene de su lectura de San Agustín, sobre quien escribió su tesis doctoral. Yo me siento muy atraido por el pensamiento de San Agustín, es una cosa maravillosa las Confesiones de éste.”


    “Todos sabemos que a los sociólogos nos fascina la religión”


    “No siempre nos es dable ejercer nuestros poderes racionales ejercer nuestros poderes racionales y analíticos, mientras que es ya más factible que un número considerable de personas se someta a cierto orden racional a través de sus devociones y lealtades.”


    ¡ Feliz Halloween !




    14
    De: Hayek Fecha: 2008-11-01 08:06

    http://s426.photobucket.com/albums/pp341/lupitaTYPE/?action=view¤t=halloween.jpg



    15
    De: burrido Fecha: 2008-11-26 10:27

    Me aburro con el troll...



    16
    De: Teresa Fecha: 2008-11-26 10:34

    Parece que él también se ha "burrido" y borrado ;-))



    17
    De: Hayek Fecha: 2008-11-26 11:37

    "Parece que él también se ha "burrido" y borrado ;-))"

    ¿ Debemos entender que está Vd. llamando "troll" a Hayek ?





    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.54.2 (8b4bf2221d)
    Comentario

    © 2002 - 2003 chanita
    Powered by Blogalia